El olfato, el sentido con el que los perros detectan la epilepsia

Las capacidades olfativas de los perros les otorgan la posibilidad de detectar muestras de humanos que han padecido ataques epilépticos.

Perro huele muestras de sudor en la prueba

A esa conclusión llega la investigación realizada por científicos franceses de la Universidad de Rennes mediante pruebas realizadas con mascotas caninas.

La epilepsia es en la actualidad una enfermedad que puede presentarse mediante un amplio abanico de síntomas. Para conseguir detectarla con anterioridad, los científicos estudian la posibilidad de conseguirlo a través de diferentes pruebas e investigaciones. Y en varias de las que se han llevado a cabo el perro ha sido el principal agente del que se ha precisado su ayuda para avanzar en dichos proyectos.

El estudio más reciente que ha implicado a perros para conseguir detectar ataques epilépticos en las personas ha sido el que ha llevado a cabo la Universidad de Rennes y que ha sido publicado en la revista Scientific Reports. La investigación ha concluido que las capacidades olfativas de los canes les permiten captar el olor específico que desprende una persona que ha sufrido un ataque epiléptico.

Para llegar a esa teoría, los científicos implicados en el estudio han realizado pruebas con perros entrenados con el objetivo de probar si con su olfato, estos animales podían captar el olor de una persona que sufre epilepsia.

Dado sus habilidades a la hora de detectar enfermedades como el Parkinson, el cáncer o la diabetes, los expertos optaron por emplear a cinco perros (tres hembras y dos machos de razas mezcladas) entrenados por el centro de entrenamiento canino Medical Mutts y adoptados en refugios. Estos canes fueron expuestos a una prueba específica para comprobar su capacidad para reconocer el olor de una persona que sufre convulsiones epilépticas.

Dicha prueba consistió en mostrar a los perros siete muestras de sudor humano en recipientes de metal tomadas de pacientes con diferentes grados de epilepsia. Tras olfatear e identificar cada una de las muestras, dos de los canes hallaron aquellas que indicaban signos de ataque o convulsiones en un 66% y los otros tres perros en el 100%, siendo por tanto un resultado de coincidencia perfecta. Una precisión que ha impresionado a los expertos y que es superior a la probabilidad aleatoria en aquellos ejemplares que han cosechado menor rendimiento a la hora de realizar el ejercicio.

Perro detecta el olor

El informe especifica por tanto que los resultados han sido «extremadamente claros», y que se pueden considerar como «el primer paso» para conseguir identificar el olor característico que desprenden los enfermos que han padecido ataques epilépticos. De hecho, estaríamos ante el primer experimento que confirma el cambio en el olor que desprende el organismo humano cuando comienza a sufrir convulsiones.

La principal autora de la investigación, Amélie Catala, ha mostrado su satisfacción ante el éxito del estudio y ha añadido que el alto porcentaje de éxito de los perros a la hora de determinar cuáles eran las muestras correctas está «muy por encima del alzar». Aunque ha reconocido que estos resultados no prueba que estos animales vayan a percibir un ataque epiléptico cuando esté a punto de producirse. Para llegar a esa conclusión, Catala ha indicado que se necesitaría un mayor estudio de los compuestos químicos de este olor para valorar la posibilidad de poder detectar la epilepsia a tiempo.

Un proyecto similar es el que está llevando la Universidad de Alicante que tiene como objetivo identificar la molécula que estos animales pueden detectar pero con el tiempo de antelación necesario para saber que se va a producir el ataque.

Aún así, Amélie Catala se muestra confiada en que sea un paso más en el avance para lograr detectar a tiempo episodios de convulsión, para lo que parece que la ayuda del olfato de los perros será determinante.

seguro para perro
El olfato, el sentido con el que los perros detectan la epilepsia
5 (100%) 4 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *