Perro Lobo Checoslovaco: Así es la raza del protagonista de Alpha

Entre 1955 y 1965 las autoridades de la antigua Checoslovaquia llevaron a cabo el cruce de pastores alemanes con lobos de los Cárpatos. El resultado fue el Perro Lobo Checoslovaco, la raza de perros más próxima a los lobos y que ahora es mundialmente conocida por protagonizar el filme Alpha.

Perro lobo checoslovaco.

La pasada semana se estrenó en los cines españoles Alpha, un filme ambientado en la Edad del Hielo y en el que se narra cómo se forjó hace miles de años la relación de dependencia, simbiosis y amistad entre perros y hombres.

El protagonista de la película es un Perro Lobo Checoslovaco, una de las razas caninas con un parentesco de ADN más próximo a los lobos y que en nuestro país es prácticamente desconocida, aunque el riesgo es que ahora se disparen las peticiones de cachorros como ya hemos conocido en otros casos similares.

Como sucedió, por ejemplo, con los llamados popularmente como “perros de Stalin”, el Perro Lobo Checoslovaco es producto de uno de los muchos experimentos que la URSS y sus países satélites llevaron a cabo con animales. Entre 1955 y 1965 las autoridades de la antigua Checoslovaquia, un territorio hoy ocupado por la República Checa y Eslovaquia, decidieron cruzar pastores alemanes y lobos de los Cárpatos con el objetivo de conseguir ejemplares híbridos que irían destinados a protección y custodia, creando con ello una nueva raza que en 1982 recibió el título de “perro nacional” y que en 1999 fue reconocida oficialmente por la FCI.

De formato mediano-grande el Perro Lobo Checoslovaco presenta una altura entre 60 y 70 centímetros, con un cuerpo muy cuadrado, robusto y una cabeza trapezoidal heredada de su sangre lobera, patas delanteras ligeras y extremidades traseras con una gran potencia, un carácter valiente, activo, leal y con un peso que puede oscilar entre los 20 y 25 kg.

Para compartir vivienda en altura esta raza no es muy aconsejable cuando se trata de una primera mascota. Además de por su tamaño y por la necesidad de realizar abundante ejercicio físico de forma diaria, estos perros presentan el problema de su abundante pelaje gris, propio de los lobos, y en algunos casos su socialización puede entrañar muchos problemas para propietarios poco experimentados.

En los cambios de estación del invierno al verano el Perro Lobo Checoslovaco pierde mucha cantidad de pelo y eso puede llegar a convertirse en un incordio, además de no ser un animal adecuado para climas con altas temperaturas, mientras que en las estaciones más frías su pelaje exige al menos dos cepillados diarios para mantenerlo en plenitud de prestaciones.

En chalés o viviendas unifamiliares el problema de estos animales es el “escapismo”, así que las vallas tendrán que ser lo suficientemente altas como para evitar que puedan saltarlas, junto al hecho de que por regla general no son perros muy tolerantes con otros perros y menos cuando unos y otros son ejemplares dominantes.

A nivel de salud el Perro Lobo Checoslovaco no presenta grandes problemas más allá de las habituales vacunaciones, salvo la displasia de cadera heredada de los pastores alemanes de los que desciende.

Para recordar otros perros de películas, te animamos a que consultes nuestro artículo con los canes secundarios más famosos del cine, además de las cintas con mascotas que si eres amante del séptimo arte debes ver.

seguro para perro


Un comentario

  1. Me encantan los huskies y desconocía esta raza. Se me asemejan mucho y la verdad es que son preciosos. Muchas gracias por todos los datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *