Perros de pelo largo: Consejos para su cuidado

¿Hay algo que podamos hacer para mantener un manto en buenas condiciones? ¿Puedo cuidar desde casa el pelo de mi perro? Son preguntas que nos hacemos cada día los duelos de los perros de pelo largo. En ocasiones, la falta de tiempo no nos permite llevarlos a la peluquería las veces que necesitan y tenemos que cuidar su pelaje lo máximo posible hasta que llegue el momento de acudir al profesional.

perros de pelo largo

Cuando se comienza a convivir con un perro es importante tener en cuenta el tipo de pelo que tiene y los cuidados que éste requiere, ya que su mantenimiento nos va a ocupar un tiempo durante muchos años. Aspectos como poder bañarlo y secarlo en casa o la cantidad de tiempo que podemos dedicar a su cepillado van a influir enormemente en el cuidado del pelaje de nuestra mascota.

La dinámica natural de muchos propietarios es llevar a su perro al peluquero de forma periódica para eliminar nudos y recortar el pelo. Con la cuarentena, los establecimientos dedicados a la higiene canina han tenido que cerrar sus puertas, obligando a muchos propietarios a llevar a cabo ellos mismos esta tarea.

De forma general, el pelo de los perros de pelo corto es más sencillo de mantener en buen estado. En primavera todos los animales realizan la muda del pelaje de invierno al de verano, por lo que con un cepillado diario sería suficiente para reducir la cantidad de pelo en casa. Para ello existen productos como manoplas de silicona o cepillos específicos para pelo corto con los que deslanar y retirar el pelo muerto.

Sin embargo, en los perros de pelo largo la tarea se complica. Para empezar, debemos tener en cuenta que para su cuidado necesitamos tres elementos fundamentales: un quitanudos, un cepillo de carda y un peine.

cortar el pelo a un perro

El primero nos servirá para eliminar los nudos y las zonas de pelo compacto. Si se utiliza a diario no debería formarse ningún nudo en el pelaje del animal. Con la carda retiramos el pelo muerto y lo dejaremos suelto y ventilado. Por último, el peine permite acceder a las zonas más delicadas como las axilas, las ingles y el hocico. Además, debes tener en cuenta que para algunas razas de pelo rizado puede ser necesario utilizar sólo peines de púa ancha para desenredar sin eliminar el rizo.

Por otro lado, aunque a todos ellos se les puede bañar de forma mensual no es estrictamente necesario. Los cepillados frecuentes suelen reducir al mínimo la suciedad y el olor y podemos eliminarla por completo con toallitas húmedas.

En caso de que el animal se ha manchado podemos bañarlo con agua tibia y un champú neutro específico para perros. Es muy importante seguir unos pasos para lograr un acabado casi profesional: desenredar y deslanar, bañar, enjuagar bien, secar por completo y cepillar de nuevo para soltar el pelo.

Si nos encontramos con nudos que no pueden eliminarse con cepillado o zonas de pelo demasiado largo que causan molestias (por ejemplo en el hocico, las cejas o la zona genital) se puede recortar con una tijera con cuidado de no dañar la piel. Por supuesto el resultado no va a ser el mismo que tras una sesión de peluquería pero el objetivo es mantener un buen estado del manto para evitar problemas cutáneos como dermatitis por acumulación de pelo y humedad.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *