Póliza del Seguro: ¿Qué es y en qué se diferencia del certificado?

Los seguros son fundamentales en nuestra vida: nos brindan apoyo, seguridad y eficiencia. Todos los conocemos y hacemos uso de los mismos, ya sea para proteger nuestro patrimonio, nuestra salud o el futuro que nos espera.

Ejemplo de póliza de seguro

Pese a su reconocimiento y empleo en la sociedad, no muchos conocen los documentos básicos que acreditan y especifican, qué condiciones incluyen sus seguros o pólizas contratadas.

Es por ello, que queremos proporcionarte una sencilla explicación de cuáles son los dos documentos más importantes del seguro que debes considerar,  cuando contratas o eres usuario de un determinado tipo de seguro.

Así que, a continuación, te explicamos en qué consisten la póliza y el certificado de seguro, y sus diferencias.

 

PÓLIZA DE SEGURO ¿Qué es?

La póliza de seguro es el documento en el que se especifican las bases del contrato del seguro. De esta manera, se hacen constar las normas que lo conforman de forma general, particular o especial. Con su emisión se estable la relación formal entre el asegurador y el asegurado, estableciendo sus derechos y obligaciones.

Mediante la misma, el contratante tiene la obligación de pagar una prima, y el asegurador debe reparar los daños o pagar las cantidades establecidas, en caso de que ocurra algo de lo establecida en la misma.

La póliza posee diversos tipos de cláusulas, que regulan diferentes aspectos de la relación establecida entre asegurador y asegurado.  A continuación, os las explicamos:

 

->Condiciones generales del seguro:

Son los aspectos básicos establecidos por el asegurador dentro de la modalidad del seguro contratado; lo que implica que estas condiciones serán las mismas para el producto contratado, independientemente del cliente.

El asegurador tiene la obligación de incluirlas y redactarlas de la forma más clara posible, y en ningún caso, pueden ser de carácter lesivo para los contratantes.

En las mismas se incluyen:

  • Los términos empleados en la póliza.

 

  • Naturaleza del riesgo cubierto y designación de los objetos asegurados y de su situación.

 

  • Las situaciones no cubiertas por la póliza.

 

  • Los límites o valores máximos cubiertos por la compañía; es decir, el máximo importe total que será pagado por la compañía de seguros (en caso de que ocurra algún daño que afecte a lo protegido por el contrato)

 

  • Las responsabilidades de ambas partes.

 

  • En relación a las obligaciones de la compañía aseguradora, la principal es pagar la prima del seguro según las condiciones pactadas.

 

  • Arbitraje, que es una cláusula de la póliza en la que se establece como solventar las posibles diferencias entre el asegurador y el asegurado, en la interpretación de los términos incluidos en la póliza.

->Condiciones particulares del seguro

Se incluyen en las mismas lo relacionado con las condiciones específicas de riesgo para la persona o bien asegurado, lo que supone la singularización de una póliza determinada. De esta forma, amplían lo establecido en el apartado anterior.

Algunos de los datos aquí recogidos son:

  • Nombre y dirección de las partes contratantes
  • Modalidad de seguro
  • Naturaleza del bien asegurado o persona a asegurar
  • Beneficiarios, es decir, quienes reciben la indeminacion en los casos establecidos en la póliza.
  • Coberturas contratadas.
  • Exclusiones o situaciones no cubiertas por la póliza.
  • Importe de la prima, indicando al periocidad y forma de pago de la misma
  • Duración del seguro, determinando el período de validez del mismo.

->Condiciones especiales del seguro

Por último, en la póliza se incluyen las condiciones especiales. En este caso, se detallarán aquí las normas recogidas en las condiciones particulares y generales, matizando lo dispuesto en las mismas.

Ejemplo de condiciones especiales pueden ser: la supresión de algunas exclusiones o la introducción de otras diferentes.

 

CERTIFICADO DE SEGURO

Por otra parte, el certificado de seguro es el documento que se emplea a modo de resguardo y que acredita la suscripción de un seguro; así como, que se ha preparado una póliza.

En este sentido, confirma que la persona posee un seguro, y normalmente, solo incluye algunas de las condiciones particulares del contrato (la condiciones particulares y coberturas específicas aparecen detalladas en el condicionado particular de la póliza).

Seguros Terranea

Jorge Monroy Criado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *