Queso: Un alimento saludable que debes tomar con moderación

Últimamente se ha estado hablando sobre las ventajas o inconvenientes que aporta el queso en una dieta equilibrada. Muchos son los amantes de este alimento y muchos sus detractores, pero una cosa está clara y es que el queso lleva acompañando al ser humano desde la antigüedad y formando parte de la gastronomía tradicional de multitud de lugares.

variedades de queso

Cuentan que el queso apareció por primera vez fruto de un incidente fortuito. Un mercader árabe llevaba leche a través del desierto en el interior de un estómago de cordero y debido a las altas temperaturas y a la acción del cuajo la leche fermentó dando lugar al primer queso de la historia.

El queso es uno de los principales alimentos y su consumo medio en España ronda los 8 kg por persona al año. El origen, más allá de historias, nace para conservar el excedente de leche que se producía, siendo un alimento altamente energético, con magníficas cualidades nutricionales y fácil de transportar y conservar.

Ventajas del queso en nuestra dieta

El queso en función de su maduración contiene distintas cantidades de los nutrientes de la leche que lo hacen un alimento muy interesante desde el punto de vista nutricional: proteínas, grasas, minerales y sustancias liposolubles. El queso también presenta una buena cantidad de vitamina B12, que favorece el funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Este alimento se desvela como una fuente estupenda de calcio y vitamina D, lo que le hace un gran aliado a la hora de combatir la osteoporosis, aunque no terminan ahí sus bondades, porque parecer el calcio y el fósforo (que también están presente en buena cantidad) ayudan a combatir el ácido creado después de una comida,  por lo que se convierte en un aliado natural contra la caries.

queso curado

Según la variedad de queso que tomemos encontraremos unos altos contenidos de potasio y magnesio, siendo estos minerales vitales para un buen mantenimiento de la presión arterial y para la disminución del cansancio y la fatiga, respectivamente. Además los contenidos en zinc del queso nos ayudarán al metabolismo normal de los hidratos de carbono.

Un gran alimento y un gran negocio 

Unas 465.000 toneladas de queso llevan anualmente la firma de nuestro país por todo el mundo, un negocio que alcanza los 2.700 millones de euros y que supone aproximadamente un 4% de la producción europea de este alimento de origen lácteo.  

Este porcentaje llama la atención por ser demasiado bajo a nivel global y eso se debe a que otros países nos superan por su gran producción de quesos de vaca. Pero si analizamos los datos desde el punto de vista de los quesos de oveja y de cabra, comprobaremos que en dichos casos ocupamos puestos muy altos en el ránking con el 35% y 25%, respectivamente, de la producción de la UE. 

Curiosamente, los informes recogen que el mayor consumo “per capita” de queso se produce en nuestro país en las islas Canarias (11,16 kg/año), mientras que Castilla-La Mancha, cuna del queso  

manchego, es la Comunidad Autónoma que presenta un menor consumo (5,83 kg/año). Por otra parte en Madrid el consumo es de 7,10 kg/año y en Cataluña de 8,52 kg/año

Desde un punto de vista nutricional el queso nos aporta muchos tipos de vitaminas, además de proteínas y minerales como calcio o zinc, junto a bacterias y levaduras cuya presencia resulta beneficiosa en nuestro microbioma.

Beneficios cardiovasculares de los quesos

Al parecer la ingesta de queso en cantidades limitadas ayuda a nuestro organismo a defenderse de las enfermedades del corazón y a reducir el riesgo de infarto.

Según un estudio sobre 200.000 personas publicado por el European Journal of Nutrition, las personas que ingieren queso habitualmente tienen un 14% menos de probabilidades de sufrir una enfermedad coronaria y un 10% menos de verse afectados por un infarto, eso sí en pequeñas cantidades. Dicho estudio concluyó que la ingesta abusiva de queso anula totalmente estos beneficios cardiovasculares.

¿Existe un vínculo entre el queso y el aumento del colesterol?

Hay una evidencia científica que afirma que la ingesta de grasas saturadas procedentes de alimentos de origen animal, como es el queso, y otros alimentos procesados (patatas fritas, pasteles o galletas) aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular debido a su influencia en el incremento de los niveles de colesterol.

Dependiendo del tipo de leche empleada en su elaboración y de la duración del proceso de curación, encontramos en los quesos distintas concentraciones de colesterol. En este sentido hay que apuntar que los quesos elaborados con leche de cabra u oveja presentan los niveles más bajos de colesterol.

 De esta forma ingerido con moderación, 30-40 gramos al día, el queso no tiene porque ser un alimento perjudicial para la salud del corazón.

queso rallado

Inconvenientes del queso

El principal inconveniente del queso es su alto contenido en sodio, que lo hace desacaonsejable para las personas con hipertensión arterial o para aquellas que deban seguir una dieta baja en sodio. También es desaconsejable en aquellas personas con insuficiencia renal aguda.

Por qué se debe consumir el queso con precaución:

  • Los quesos frescos tienen a provocar estreñimiento.
  • Los quesos duros o fermentados son más perjudiciales para las personas que padecen problemas reumáticos.
  • Hay que procurar que los quesos que se usan para rallar no sean muy concentrados en proteína pues afectan el tránsito intestinal.
  • Dado que aportan un alto porcentaje de grasas saturadas conviene evitarlos en caso de enfermedad cardiovascular.
  • Un consumo excesivo contribuye a grandes cantidades de grasas y colesterol, incluso favorece el aumento de peso.

¿Fresco, semicurado o curado? 

Ya hemos comentado que los quesos frescos son los más aconsejables, sobre todo cuando son bajos en sal y elaborados con leche desnatada, dado que no tienen periodo de curación y por lo  

tanto sus niveles de calorías son inferiores, lo que no significa que no puedan contener también altos niveles de grasas. 

En los siguientes escalones estarían los quesos semicurados, que son aquellos que han sido sometidos a un periodo de curación entre dos y tres meses y, finalmente, los quesos curados donde dicho periodo alcanza un mínimo de seis meses.  

Básicamente, los nutrientes en vitaminas y minerales son muy similares, dependiendo del tipo de leche con la que hayan sido elaborados, y lo que cambia son los niveles de grasas y de calorías, lo que nos lleva a aconsejar un consumo de queso razonable.

Queso de cabra para enfermedades cardiacas

Un reciente estudio ha revelado los beneficios de incluir queso de cabra en la dieta de las personas que sufren un problema cardíaco.

La combinación de este queso con ejercicio y unos hábitos de vida saludables disminuye de manera importante el riesgo de sufrir infartos cardíacos y cerebrales. Además, como efecto positivo añadido, los sujetos del estudio redujeron su peso y disminuyeron su grasa y perímetro abdominal.

queso de cabra

El consumo de queso en España es sin duda una parte importante en la alimentación. Prácticamente se podría decir que cada pueblo tiene su variedad de queso propia, aunque si nos ceñimos a los datos agroalimentarios estaríamos hablando de algo más de 150 variedades en todo el país. Tanta variedad responde al gusto que tenemos los españoles por el queso y es que cada ciudadano llega a consumir 7,94 kg por persona y año. Esta cifra aumenta hasta los 9,48 kg por persona y año si añadimos los datos de hostelería, según recoge el MAPA (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación).

En las recomendaciones de médicos y nutricionistas este alimento está siempre prohibido cuando las personas sufrimos de algún tipo de problema médico como colesterol, hipertensión, sobrepeso o problemas cardiovasculares. Sin embargo, existen ciertos estudios que ponen en valor las propiedades de los productos lácteos de cara a la salud y la prevención de enfermedades crónicas, siempre y cuando sean consumidos con cierta moderación.

La doctora Cristina Santurino, del Grupo de Investigación en Nutrición y Alimentos Funcionales del Instituto de Investigación Sanitaria Idipaz (Hospital Universitario La Paz), ha llevado a cabo estudios que defienden que los lácteos, concretamente el queso de cabra, son totalmente recomendables para las personas sin ningún tipo de patología previa.

El estudio en si trata de “mejorar la composición de las grasas de la leche para incrementar sus propiedades nutricionales sin alterar sus cualidades sensoriales” dice Santurino. Este estudio trata sobre los parámetros cardiovasculares y su relación con el consumo de queso de cabra rico en ácidos grasos omega 3 y linoleico conjugado (CLA) y ha sido publicado en la revista “Nutrients”. Sus conclusiones suponen una alegría para los amantes del queso.

Para elaborar este ensayo clínico se ha realizado un experimento en el que han participado 68 adultos con sobrepeso u obesidad. Todos ellos tenían, además de exceso de peso, una serie de problemas cardiovasculares como hipertensión, hipercolesterolemia o nivel alto de lípidos en la sangre.

elaborando queso de cabra

Una vez seleccionados los pacientes se les ha sometido a una prueba consistente en seguir una dieta hipocalórica de 12 semanas junto con un programa de actividad física asociado. A todos los sujetos se les incluye en su dieta diaria una porción de 60 gramos de queso de cabra, siendo unos de cabras normales y otros de queso de cabra Lodyn, marca que añade a sus cabras un suplemento alimenticio que proporciona a la leche altos contenidos de ácidos grasos omega 3 y CLA .

Resultados sorprendentes

Tras las 12 semanas los investigadores recabaron los siguientes datos. “Todos los participantes bajaron de peso, se les redujo la masa grasa y la circunferencia de cintura en ambos grupos y también los marcadores de riesgo cardiovascular y metabólico” comenta la doctora Santurino.

Otro dato relevante es que los voluntarios que consumieron queso Lodyn redujeron de manera significativa el riesgo aterogenético (responsable de infartos cardíacos y cerebrales) debido al incremento del colesterol HDL (bueno) y a un descenso de la proteína C reactiva, marcador de inflamación en personas con obesidad.

Alimentos funcionales

Este estudio sirve, por tanto, para probar los beneficios que el queso de cabra, especialmente el  Lodyn, tiene para la salud de las personas. Además, muestra el resultado de una serie de esfuerzos de la industria láctea para mejorar sus productos e incluirlo en el grupo de alimentos funcionales, es decir, alimentos que aportan beneficios concretos para los consumidores.

Esta serie de alimentos saludables son muy interesantes para reducir riesgos de enfermedad cardiovascular, pero en ningún caso la ingesta de una ración diaria de queso puede sustituir toda una serie de buenos hábitos. Los consumidores deben tener claro que son la combinación de buenas prácticas de salud (ejercicio, descanso, vida tranquila) con unos buenos hábitos de hidratación y alimentación (alimentos frescos, de temporada y reducir al mínimo los ultraprocesados) los que provocan una disminución del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, dotándonos de una mejor calidad de vida.

Aunque las cantidades de ácidos grasos Omega 3 podría ser aportada por otros alimentos como por ejemplo, los pescados azules (salmón, caballa, atún), es el extra de ácido linoleico y alfa-linolénico el que provoca la disminución del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Al parecer la combinación de estos ácidos grasos facilita la síntesis de otros ácidos grasos poliinsaturados, ofreciendo unos beneficios claros por incorporar este producto a la dieta junto con buenos hábitos de vida.

seguro médico
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Un comentario

  1. Me encanta el queso, pero como cualquier otro ingrediente hay que saber comerlo en su justa medida para mantener una dieta saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.