Cómo quitar el olor a perro en casa: Trucos y remedios caseros infalibles

Una vez que nos hemos lanzado a la aventura de tener perro, a la hora de mantener una convivencia adecuada con la mascota debemos seguir una serie de pautas necesarias en el orden y la limpieza.

Perro en una casa desordenada.

Tener perro es una de las grandes decisiones que tomamos en la vida. Las condiciones que podamos ofrecer al animal y las circunstancias que nos rodeen en nuestra vida personal serán elementos fundamentales a la hora de tomar la decisión.

Somos conscientes de que su llegada a nuestro hogar nos va a suponer multitud de ventajas y beneficios, pero no podemos dejar de reconocer que ésta supone un mayor control de la higiene.

Por ello, no está de más que tengamos a mano una serie de consejos que te resuelvan cuestiones relacionadas con cómo mantener la casa limpia o cómo quitar el olor a perro de nuestro piso. Remedios caseros que nos resuelvan lo que para muchos es un misterio, pero que con el debido mantenimiento y la regularidad necesaria podrás conseguir sin quebraderos de cabeza.

Del mismo modo que ya quisimos mostrarte con el artículo de los perros ideales para convivir en un piso, ni por asomo queremos quitarte la ilusión de tener un perro, todo lo contrario. Aquí podrás contar con algunos consejos para que las condiciones higiénicas no sean ningún problema para ti a la hora de decidirte a acoger a tu próximo mejor amigo peludo. Y de paso, terminamos con la teoría que suele predominar de que tener perro significa que tu casa estará más sucia y desordenada. Sigue leyendo y verás que no. Eso sí, te adelantamos que depende de ti.

Cómo educar a mi perro para mantener la casa limpia

Y cuando decimos que está en tu mano, nos referimos a que es el dueño o propietario del animal el que debe hacerse cargo en primer lugar de educar a la mascota, para así poder mantener la higiene que deseamos y que debemos conservar en nuestro hogar.

De cómo enseñemos y acostumbremos a nuestro perro dependerá su comportamiento cuando éste pase de ser un cachorro a un adulto. Indicarle con frecuencia que no se suba a las sillas, mesas o camas es una regla clara y sencilla. Debemos captar su atención y no dejar que adquieran ciertas costumbres. Por ejemplo, no ofrecerle comida de nuestro plato si no queremos que coman en nuestra mesa, o permitirle que realice sus necesidades en las zonas comunes, cuando el lugar más indicado para ello es la calle.

Perro encima de una mesa.

Con un entrenamiento adecuado, el can asimilará unas normas básicas y necesarias de convivencia con las que respetará nuestro hogar y no sólo nos aseguraremos de que nuestro piso no se ensucie demasiado, sino también lograremos que el animal no se acostumbre a unos hábitos que puedan afectar a su salud.

Y todo ello, como sucede en el caso de los animales caninos, se llevará a cabo mediante recompensas, juegos o premios, al igual que reprimendas a través de un tono más severo si no actúan como es debido. Te dejamos un artículo en el que podrás encontrar los trucos más infalibles para educar a tu perro de forma rápida y sencilla.

Limpiar una casa con perro: Orden y regularidad

Si ya de por sí es conveniente que mantengamos una regularidad diaria en la limpieza de nuestro hogar, si convivimos con un perro lo aconsejable se convierte prácticamente en una obligación. Dejarlo “para luego” o “para mañana” sólo servirá para que la suciedad y el desorden continúen acumulándose.

De hecho, este hábito nos permitirá realizar una limpieza más a fondo cada cierto tiempo y en su debido momento, sin necesidad de limpiar en profundidad cada día al mantener un cierto orden, sobre todo de sus objetos. La única manera de que el polvo no se convierta en nuestro primer enemigo infranqueable es la de barrer el suelo y sacudir las alfombras y las mantas de forma regular. Sucede lo mismo con la cama, lugar de descanso y reposo de nuestra mascota, y la zona de la casa donde pasa más tiempo.

Además del polvo, nuestra casa será invadida por multitud de pelos que nuestro perro soltará sin pretenderlo. Es probable que no nos baste con barrer para tener el suelo de la casa en perfecto estado, por lo que tendremos que tirar del aspirador, también para el sofá y las alfombras (a ser posible de bambú), además del parquet.

Perro en su cama

También puedes recurrir a la mopa para atrapar todos los pelos con ayuda de algún producto especial. En el caso del sofá, lo más aconsejable es cubrirlo con mantas que puedan lavarse y salvarnos la vida en el caso de que se produzca una mancha inesperada.

Respecto a los muebles, la abundancia de polvo y pelos es similar que en el suelo. Un trapo húmedo (nunca seco, porque se dispersarán) será tu fiel aliado para atraparlos con firmeza.

Todo ello servirá de poco si no mantenemos un orden en la casa. Cada pertenencia de nuestro amigo peludo debe tener su lugar asignado y debe ser limpiada con frecuencia. El orden nos facilitará la limpieza y nos permitirá reducir el nivel tanto de estrés como de suciedad, que será mucho mayor si el desorden se impone en nuestro piso. Sucede igual con su cama, que debe sacudirse y lavarse al menos una vez en semana junto con las sábanas o cojines.

Salón ordenado.

Enemigos de la limpieza que jamás se rinden, los pelos suelen dejar un rastro importante por allí por donde tu perro se mueva o descanse. Es por ello que el cepillado se antoja necesario en períodos cortos de tiempo para eliminar aquellos pelos muertos y la suciedad que se acumula en su pelaje.

¿Cómo quitar el olor a perro?

El aroma que invade a una casa puede que no se perciba de la misma forma por las personas que viven en ella que por las que llegan de visita. Lo cierto es que el olor a perro puede notarse demasiado si no llevamos a cabo un método adecuado de limpieza en nuestro piso.

Por si optamos por recurrir a rápidas soluciones, ten en cuenta que éstas pueden perjudicarte más que servirte de ayuda. Lo ideal es organizarse y elaborar una serie de cuidados higiénicos para conseguir quitar el olor.

En primer lugar, es esencial darle a tu perro un buen baño cada dos semanas con aquellos productos especiales para los canes, siendo una opción recomendable la de emplear una taza de vinagre de manzana mezclada con el champú que se vaya a utilizar, y una vez finalizado el baño, el animal deberá secarse en el interior. El mal aliento también puede ser otro problema que no sólo afecte al olor. La salud dental de tu perro es muy importante y necesita una higiene bucal adecuada.

Cachorro de Jack Russel en el sofá.

El siguiente paso para quitar el olor a perro de casa, tras el del adecuado lavado del animal, no es otro que el de asear cada uno de sus objetos, ya sean juguetes, cojines, almohadas, el colchón, las mantas o la propia cama donde descansa. Por mucho que consigamos que su cuerpo esté aseado, no nos servirá de mucho para evitar el olor si no tenemos limpios todos sus enseres.

Del mismo modo que debemos mantener en el mejor estado las pertenencias de nuestra mascota, también es igual de importante hacer lo propio con las nuestras y con aquellos objetos con un lugar asignado en nuestra casa. Ten en cuenta que nuestro mejor amigo canino pasa la mayor parte del tiempo en el interior de ella, por lo que el cuidado de todos aquellos lugares donde la mascota habite nos ayudará a mantener una higiene apropiada.

Del mismo modo que el vinagre de manzana nos puede venir muy bien para lavar al perro, también es igual de válido para limpiar el resto de la casa y para quitar el olor en otras zonas del hogar. Además de dicho producto, también puedes emplear bicarbonato de sodio por dichas estancias donde tu perro suela estar. Evita eso sí su cama y los lugares donde suela dormir para que no pueda ingerirlo y ocasionarle problemas intestinales, o bien hazlo cuando vaya a pasar un tiempo hasta que vaya a reposar.

Podemos seguir varios remedios para quitar el olor a perro.

Si la intensidad del olor es demasiado fuerte y tras utilizar estos productos nos resulta imposible quitar el olor, podemos recurrir a un ambientador o purificador de aire, pero nunca a productos con amoniaco, ya que su fuerte olor sólo servirá para enmascarar el que ya predomina, pero no para eliminarlo. Siendo quizás el purificador el remedio más costoso, es cierto que puede ser muy efectivo al eliminar tanto el mal olor como otras bacterias que podamos tener en casa. E igual de fundamental será mantener al mismo tiempo la casa ventilada si no queremos tirar constantemente del ambientador, sobre todo también para aquellos propietarios de mascotas con alergias.

Esperamos que te hayan servido los consejos para mantener la casa limpia y quitar el olor, un objetivo que todos tenemos y que cuando deseamos incorporar una mascota a nuestra familia, es posible que creamos que puede complicarse, pero nada más allá de la realidad si nos organizamos y empleamos los métodos adecuados para ello. Tanto tú como tu nuevo amigo peludo lo agradeceréis.

seguro para perro

Cómo quitar el olor a perro en casa: Trucos y remedios caseros infalibles
4.7 (94.67%) 15 votes

Un comentario

  1. Yo tengo un purificador de aire y no vale para el olor a perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *