Reforma del carné por puntos: Sanciones más duras y formación vial

La reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial ya está en el Parlamento para su discusión y en unos meses entra en vigor. Las principales novedades tienen que ver con el carné por puntos, donde la DGT tiene previsto incrementar las sanciones por el uso de teléfonos móviles durante la conducción y por la no o mala utilización de cinturones, sillas infantiles, cascos, etc.

Usar el móvil conduciendo: sanciones más duras tras la reforma del carné por puntos

Durante el transcurso del último Consejo de Ministros el Gobierno acordaba enviar a las Cortes para su aprobación definitiva la reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (Real Decreto Legislativo 6/2015), un proyecto normativo que ya fue aprobado en “primera vuelta” por el Gobierno el pasado 10 de noviembre y que ahora entra en el Parlamento para su discusión.

El objetivo de esta reforma es doble. Por un lado se pretende incorporar una serie de medidas que contribuyan a mejorar y actualizar el carné por puntos, agravando las sanciones previstas para aquellos comportamientos que generan mayor riesgo para la conducción, como es el uso de dispositivos móviles o la mala utilización de los sistemas de protección y seguridad, mientras que por otro lado se apuesta por el mecanismo de los cursos de conducción segura como fórmula para optimizar la educación vial de los conductores.

Este proyecto de ley se integra en una amplia estrategia diseñada por la DGT con el fin de generar un nuevo modelo de seguridad vial más alineado con los planes futuros de la Unión Europea, cuyos objetivos es reducir el número de fallecidos y heridos graves en accidentes de carretera en un 50% para el horizonte de 2030 y avanzar hacia una cifra próxima a cero en 2050.

No usar el cinturón de seguridad: sanciones más duras en el nuevo carné por puntos

Qué es lo que cambiará

Cuándo en unos meses el Congreso de los Diputados apruebe definitivamente el proyecto de ley elaborado por el Gobierno, los conductores españoles deberemos estar al menos dos años sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de 12 puntos y eso siempre que no hayamos perdido previamente todo el saldo de puntos.

Hasta ahora la “utilización” de mecanismos de detección de radares se encuentra castigada con la pérdida de tres puntos, pero cuidado porque a partir de que entre en vigor la nueva normativa esta sanción se podrá aplicar a todos los vehículos que incorporen estos dispositivos los utilicen o no.

En cuanto al uso de teléfonos móviles durante la conducción, uno de los comportamientos de riesgo, el Gobierno propone elevar a 6 puntos las sanciones por este motivo (actualmente son tres puntos), con el hecho agravante de que bastará con que el conductor lleve en la mano dicho dispositivo aunque en el momento de la sanción no se encuentre hablando por el mismo.

Por otro lado, se pretende elevar de 3 a 4 puntos la no utilización de elementos de seguridad activa obligatorios como cinturones, sistemas de retención infantil, cascos, etc, castigándose también el hecho de que estos sistemas se utilicen de una forma incorrecta.

sanciones más duras en el nuevo carné por puntos

Promover la formación vial

Uno de los objetivos de la DGT con esta reforma es dar un mayor protagonismo a la formación vial, de forma que la superación de cursos de conducción segura, siempre que se cumplan los requisitos establecidos y se tenga un saldo positivo de puntos, permita sumar dos puntos adicionales al carné sin exceder un máximo de 15 puntos y siempre que dichos cursos no superen la frecuencia de uno cada dos años.

La DGT también quiere tipificar como falta muy grave la utilización de dispositivos de intercomunicación no autorizados durante las pruebas para la obtención y recuperación de permisos, licencias de conducción u otras autorizaciones administrativas, un tipo de fraude muy extendido que con la nueva normativa podrá ser sancionado con multas de 500 euros y  con la imposibilidad de presentarse de nuevo a las citadas pruebas en el plazo de seis meses.

Cuidado con los adelantamientos

Habrá que tener mucho cuidado con los malos hábitos y ponerse al día en materia de adelantamientos, porque en carreteras convencionales la DGT prohibirá que automóviles y motocicletas puedan superar en 20 Km/h los límites de velocidad de estas vías durante las operaciones de adelantamiento, algo que por el momento forma parte de nuestras enseñanzas al volante. Por otro lado, las empresas de transporte contarán con un sistema telemático que les permitirá saber fácilmente si los conductores profesionales que trabajan en sus plantillas se encuentran en situación legal desde el punto de vista de la conducción y si disponen de un saldo positivo de puntos. El Gobierno será el responsable de regular el acceso de las empresas a este sistema.

seguro turismo

TERRÁNEA

Un comentario

  1. ¡Hola! Está muy bien que se ponga el día la Ley de Circulación. Hay que regular hechos que antes no se daban y que ponen en riesgo a los demás. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *