Revoltoso, considerado el caballo más español de la historia

En la yeguada Hierro del Bocado están los mejores caballos cartujanos, una rama de la Pura Raza Española de la que proceden todos los actuales PRE. Entre los 280 ejemplares que habitan las cuadras de Hierro del Bocado está Revoltoso, un semental de ocho años que está considerado como el ejemplar más puro de raza española de la historia.

Revoltoso

La yeguada Hierro del Bocado, considerada como la sangre primigenia y más pura de los caballos de Pura Raza Española (PRE) que hace quinientos años ya criaban los monjes cartujos, tiene un caballo que destaca entre sus 280 ejemplares. Hoy por hoy Revoltoso está considerado el semental cartujano más puro de todos los tiempos.

La Universidad de Córdoba llevó a cabo un estudio genético para dejar patentes las diferencias que existen entre el caballo cartujano y el español y desde el pasado año ya se cataloga al cartujano como familia dentro de la estirpe PRE y con la consideración de ser la rama más antigua que existe, lo que significa que todos los caballos PRE proceden del cartujano.

Revoltoso es un caballo tordo de ocho años recién cumplidos que luce unas crines “silky” (sedosas). Una auténtica estrella equina que reúne en cada una de sus exhibiciones a numerosos grupos de visitantes, deseosos de admirar los elegantes movimientos de este cartujano que está considerado como el más puro caballo español de todos los tiempos.

Ubicada a las afueras de Jerez de la Frontera (Cádiz) en la yeguada Hierro del Bocado, integrada en la Dirección General de Patrimonio del Estado como sucede con el Museo del Prado, se sigue custodiando con mimo la mítica sangre de los caballos cartujanos. Actualmente son 280 los ejemplares, de ellos ochenta yeguas de vientre, que dueños de una imagen majestuosa disfrutan de las aproximadamente 212 hectáreas de superficie situadas a dos pasos del Monasterio de Santa María de la Defensión, donde sus ancestros fueron criados por los monjes cartujos desde 1464.

Revoltoso hace el número 85º en un árbol genealógico donde podemos encontrarnos con caballos que fueron retratados por pintores de la talla de Tiziano o Velázquez y que enamoraron al mismísimo Napoleón Bonaparte. Pero la sangre de Revoltoso no sólo triunfa en España, porque en otros países algunos de sus hermanos -también campeones- están cosechando múltiples éxitos en las técnicas de doma clásica.

Como sucede con cualquier otro caballo de Hierro del Bocado el entrenamiento de Revoltoso comenzó a los tres años y medio, pero lo que nadie podía prever es que se iba a convertir en un caballo excepcional para la competición y los espectáculos, virtudes que lo han convertido en una auténtica joya en una yeguada muy acostumbrada a contar con diamantes equinos en sus cuadras.

Revoltoso tiene una alzada de 1,63 metros y pesa unos 400 kg que sus cuidadores se encargan de que no aumenten gracias a una dieta de paja, heno y pienso de cereales, similar en gran medida a la que reciben sus compañeros sementales de yeguada, entre los que están Toledano, Orador, Odalisco o Argentino, cuyas cubriciones por inseminación artificial oscilan entre los 500 y 1.000 euros.

En Hierro del Bocado cada uno de los potenciales sementales ha sido sometido previamente a una valoración morfológica al cumplir el año, pero no será hasta los tres años cuando comience la fecundación de las yeguas de cría seleccionadas.

Con todos estos componentes y toda esta historia es fácil entender por qué un caballo cartujano puede llegar a valer hasta 100.000 euros, un precio que no asusta a los numerosos compradores dispuestos a escribir su nombre en la lista de espera de una yeguada que durante la invasión napoleónica se salvó milagrosamente gracias al presbítero Pedro José Zapata y que durante mucho tiempo estuvo en manos de la familia Terry, que posteriormente vendió la yeguada a José María Ruiz Mateos.

Con la expropiación de Rumasa en 1983 Hierro del Bocado pasó a ser propiedad del Estado a través de la empresa Expasa, en un momento en que la yeguada tuvo varios “pretendientes” norteamericanos. Afortunadamente, hoy Revoltoso y todos sus hermanos y hermanas son patrimonio español y al menos quinientos espectadores ocupan los asientos para ver un espectáculo donde Revoltoso hace tándem con Hechicero.

seguro para caballos
Revoltoso, considerado el caballo más español de la historia
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *