Síndrome de Gilbert: ¿Qué es y cuáles son sus síntomas?

¿Cómo se llama el síndrome de la bilirrubina alta? ¿Cuáles son las causas del síndrome de Gilbert? ¿Qué síntomas presenta? ¿Necesita tratamiento? Si te han diagnosticado esta afección, continúa tu lectura y descubre todo lo que debes saber sobre ella.

El color de ojos puede tornarse amarillo debido al síndrome de Gilbert.

Juan Luis Guerra puso en boca de todos con la letra de su conocida canción La bilirrubina la famosa frase “Me sube la bilirrubina”, pero lo cierto es que resulta importante conocer cómo puede afectarnos este denominado pigmento amarillo que se encuentra en la bilis. Y es que una acumulación de la misma en la sangre puede provocarnos afecciones que debemos tener en cuenta, como cirrosis, ictericia, anemia u otras problemas que pueden afectar al hígado.

Esta sustancia de color amarillento, que tiene la función de ayudar a digerir las grasas y que debe ser eliminada con la expulsión de las heces por parte del organismo, puede acumularse demasiado si el hígado no realiza un funcionamiento adecuado, lo que eleva los niveles de bilirrubina en la sangre.

Esta acumulación de bilirrubina también puede provocar en nuestro organismo el origen de lo que se denomina como síndrome de Gilbert. Si has recibido este diagnóstico por parte de un especialista y deseas conocer más sobre el mismo, te animamos a que sigas leyendo.

¿Qué es el Síndrome de Gilbert?

Si bien el síndrome de Gilbert se origina a raíz de esta manifestación de hiperbilirrubinemia, o consecuencia de los niveles elevados de bilirrubina indirecta o no conjugada en la sangre, se trata también de una afección hereditaria que podemos padecer si algún familiar o antepasado nuestro la poseía.

El síndrome se relaciona con la deficiencia parcial en la enzima glucuroniltransferasa, como así la describió por primera vez en 1901 el gastroenterólogo francés Augustin Nicolas Gilbert (de ahí el nombre del síndrome), ayudado por su compañero Pierre Lereboullet.

Se trata de una enfermedad que afecta a un pequeño porcentaje de la población, aunque es posible que existan casos en los que el paciente desconozca que la posea, dada la levedad de la misma.

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Gilbert?

Como se ha mencionado anteriormente, la aparición del síndrome de Gilbert como alteración hereditaria se debe a la acumulación del nivel de bilirrubina en la sangre, o la reducción de la capacidad para captar del organismo de bilirrubina indirecta o no conjugada en el hepatocito o célula hepática.

La degradación de la hemogoblina de los glóbulos rojos es la que provoca el surgimiento de la bilirrubina. Una vez que estos glóbulos se destruyen, la hemoglobina se libera y se metaboliza en dos moléculas, que derivan en el grupo hemo y el grupo globina. El hemo sufre una transformación a lo que se denomina como bilirrubina indirecta o no conjugada, y una vez que pasa por el hígado, reacciona con ácido glucurónico y evoluciona a bilirrubina directa o conjugada.

Ojo amarillo por síndrome de Gilbert.

La enzima que conjuga la bilirrubina, denominada como UGT (uridinadifosfato glucuroniltransferasa), sufre una alteración en dicho proceso debido al síndrome de Gilbert, lo que puede provocar la aparición de ciertos síntomas que, si bien por lo general no tienen porqué presentarse, debemos estar atentos por si llegaran a mostrarse en nuestro organismo.

Un ejemplo de ello sería la aparición de una ictericia leve (la piel se torna en color amarillo) debido a situaciones en las que realicemos un excesivo esfuerzo, además de otras en las que padezcamos estrés o insomnio, o en el caso de que hayamos sufrido una infección al ingerir ciertos medicamentos, como el paracetamol. Todo ello provoca que el aumento de bilirrubina en la sangre se concentre más si cabe.

En el caso de que padezcamos el síndrome de Gilbert, las enzimas defectuosas afectan a las funciones del hígado para la desintoxicación de algunas sustancias, como ciertos fármacos (paracetamol, como ya se ha mencionado). Esta afección se muestra cuando los niveles de bilirrubina total están por encima de la media habitual (entre 2 y 4 mg/dL) por la bilirrubina indirecta o no conjugada, ya que la directa o conjugada muestra niveles normales.

Tratamiento para el síndrome de la bilirrubina alta

El síndrome de Gilbert es considerado de forma clínica como un trastorno benigno que no necesita tratamiento, ya que no provoca complicaciones en el organismo ni implica una alteración en el ritmo normal de vida o la calidad de la misma del paciente. No requiere ni modificar nuestra dieta alimenticia ni una reducción de la actividad física, y sólo se debe mantener cierta vigilancia en el uso desmedido de fármacos como el paracetamol. Es posible que nos cause también cierta fatiga o depresión en ciertos momentos.

La fatiga o depresión son consecuencias del síndrome de Gilbert.

Dicho trastorno aparece con mayor frecuencia en los jóvenes adultos de entre 20 y 30 años, y se descubre a través de un rutinario análisis de sangre que mostrará en este caso un nivel alto de bilirrubina en la sangre, siendo en España las personas más afectadas según los porcentajes las que han nacido en Extremadura.

El síndrome no presenta por tanto complicaciones saludables salvo la posible aparición del color amarillo en la piel o los ojos (ictericia leve), lo que no necesitará tratamiento de ningún tipo. Esta manifestación se dará en los casos en los que hayamos realizado un esfuerzo desmesurado, tengamos gripe o suframos un caso de estrés o insomnio. Siendo la ictericia el único síntoma visible, ésta además no es permanente en el paciente durante toda su vida. Según los expertos, se trata de una afección que puede aparecer y desaparecer con el paso de los años, sin causar problemas de salud, por lo que no necesita un seguimiento médico, salvo que existan otras complicaciones.

Como enfermedad hereditaria, el síndrome de Gilbert se encuentra entre las causas que provocarían en sus pacientes una hiperbilirrubinemia o bilirrubina indirecta o no conjugada. En los casos de hiperbilirrubinemia o bilirrubina directa o conjugada, se darían otras afecciones que necesitarían mayor atención médica por parte del paciente, como la Cirrosis hepática.

Ictericia en la piel por el aumento de bilirrubina en la sangre.

Si deseas conocer más noticias sobre salud y bienestar, no dudes en consultar toda la información disponible en nuestro blog. Y si quieres conocer cuáles son los mejores seguros médicos, en esta guía podrás comparar cuál es el seguro de salud que mejor se adapta a lo que buscas.

seguro médico

Síndrome de Gilbert: ¿Qué es y cuáles son sus síntomas?
4.5 (90%) 2 votes

Un comentario

  1. Gracias por esta informacion, fue my clara y precisa,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *