6 Pasos para limpiar la montura de tu caballo

Limpiar la montura de un caballo no es tan fácil como parece. Debemos prestar especial atención en su cuidado ya que podemos llegar a estropear la montura si no la limpiamos bien.

Como limpiar la montura de un caballo.

Muchas veces hacemos tanto uso de una montura que muchas veces se nos pasa o no tenemos tiempo de dedicarle los cuidados necesarios para mantenerla limpia y en buen estado. Y es que, como todo en esta vida, una montura bien cuidada nos durará muchos más años, nos dará una buena imagen y además nos evitará infecciones. Además no sólo basta con mantenerla limpia, también tenemos que cuidar la piel engrasándola.

Pasos necesarios para limpiar la montura de un caballo

Veamos los pasos necesarios para llevar a cabo una buena limpieza de la montura de nuestro caballo.

1. Prepara el material de limpieza

Antes de ponernos manos a la obra debemos tener claro cuál es nuestro material de limpieza. Es conveniente guardar todos los productos de limpieza juntos y en un lugar en el que los animales no tengan acceso para evitar intoxicaciones.

Para limpiar la montura de un caballo es necesaria una esponja, un cubo o barreño con agua tibia, jabón neutro, un trapo o bayeta seca, otra húmeda, un cepillo de cerdas suaves, un cepillo de dientes y un abrillantador o grasa para la piel.

2. Elimina la suciedad superficial

Cuando ya tenemos todo el material de limpieza preparado, procedemos a limpiar la montura del caballo. Empezamos quitando la suciedad superficial, como el barro o el polvo, con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves.

Como limpiar la montura a un caballo.

3. Aplicar jabón neutro al cuero

Con la ayuda de una esponja y jabón neutro procedemos a limpiar más a fondo nuestra silla de montar. Tenemos que frotar de arriba hacia abajo por todas las partes de la silla, incluido el reverso.

Una vez que hemos frotado bien con agua y jabón, enjuagamos bien la esponja y procedemos a eliminar los retos de jabón de la montura. Si vemos que aún quedan restos de suciedad incrustados, utilizaremos un cepillo de dientes para frotar los recovecos más escondidos.

4. Dejar secar la montura

La montura debe secarse bien después de limpiarla, guardarla húmeda puede estropearla. Podemos dejar que se seque al aire libre o bien secarla manualmente con la ayuda de un trapo seco que no suelte pelusas.

En invierno podemos dejar la montura cerca de un radiador para asegurarnos su secado total.

5. Hidrata la piel

Una vez que tenemos nuestra montura bien limpia y seca tenemos que hidratar bien la parte de cuero de la montura para que pueda lucir brillante y no se agriete. Existen productos especiales para nutrir el cuero pero también podemos usar grasa o aceite.

La aplicación debe hacerse por ambas partes de la piel, tanto por la cara externa como por la interna. Durante 24-48 horas aproximadamente dejaremos que la piel absorba bien la grasa.

6. Guarda la montura

Aunque parezca evidente y sencillo, muchas veces no lo es. Guardar la montura en el sitio correcto es un paso importante para conservar adecuadamente nuestra montura.

No podemos dejar nuestra silla de montar limpia en cualquier lugar. Lo ideal sería colocarla en un portasillas adecuado al tamaño de la montura y a la sombra, ya que el sol, como hemos dicho anteriormente, puede estropear y cuartear el cuero.

También es importante mantener la montura alejada de lugares húmedos, ya que al igual que el calor, la humedad estropea la piel. Lo recomendable es mantener la montura a una temperatura no superior a los 20 grados, un lugar fresco y seco es lo ideal.

Como limpiar la silla de montar.

¿Cada cuánto tiempo debo limpiar la silla de montar?

Lo recomendable es mantener nuestra montura limpia siempre. Para ello lo mejor es limpiarla cada vez que la utilicemos. No hace falta que esta limpieza sea muy profunda, vale con quitar el polvo acumulado y eliminar el sudor procedente del caballo, ya que puede estropear el cuero.

Se debe realizar una limpieza profunda una vez al mes. Esta debe incluir cada parte de la silla, incluyendo el cuero, las almohadillas o manta estribera y todos los hierros que forman parte de las hebillas, estribos y demás. Si no lo hacemos, el cuero se cuarteará, el hierro de oxidará y no quedará más opción que despedirnos de nuestra montura.

También es conveniente, una vez al mes más o menos, aplicar grasa o un bálsamo especial para nutrir la piel de la montura y evitar que se cuartee.

Si te ha parecido interesante este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales. Además también te recomendamos otros artículos como: 7 pasos para poner una montura a un caballo, Cómo poner las riendas a un caballoCuidados básicos de un caballo, entre otros.

seguro para caballos

6 Pasos para limpiar la montura de tu caballo
4.5 (90%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *