Castilla-La Mancha extiende la terapia con perros a más colectivos

Tras el rotundo éxito de la terapia asistida con perros en el acompañamiento de personas solas de la Tercera Edad, ahora el Gobierno de la región extiende las terapias con perros a personas con discapacidad.

El Gobierno de Castilla-La Mancha extiende la terapia asistida con perros al ámbito de la discapacidad

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha extendido el programa de Terapia Asistida con Perros para ampliar sus servicios y beneficios a un nuevo colectivo: las personas con discapacidad. El que comenzase en su día como un proyecto experimental en el acompañamiento a personas mayores, en el Marco de Envejecimiento Activo llevado a cabo por la Consejería de Bienestar Social, ha demostrado tan buenos resultados en sus 560 sesiones -en 20 centros distintos- que ha decidido ampliarse para extender sus beneficios a más usuarios.

De esta forma, y tal y como ha informado esta semana el gobierno castellano-manchego, el programa de terapia asistida con perros para personas con discapacidad tendrá una duración de siete meses y se beneficiarán de forma directa un total de 34 personas de la región.

El programa constará de un total de 28 sesiones en los centros de CADIG Río Guadiana, en Ciudad Real y CADIG Santa María de Benquerencia (Toledo), dividiendo así en dos grupos a los usuarios, cuyos monitores contarán con la coordinación de la entidad colaboradora Gudcam.

La terapia asistida con perros se utiliza, entre otras cosas, para atender a personas con poca autonomía en las actividades de su vida cotidiana. Concretamente en el caso que se está desarrollando en la región castellano-manchega, se persigue que los beneficiarios del programa puedan aumentar su destreza manual, reforzar su estabilidad emocional, exponerse a estimulación multisensorial, aumentar su lenguaje funcional y sustituir conductas disruptivas por otras más adaptativas.

La caninoterapia es una de las técnicas terapéuticas que más se está extendiendo en la actualidad y que emplea a los perros para mejorar las funciones físicas, psíquicas, sensoriales, corporales y sociales de las personas que la reciben.

niño con discapacidad y perro de terapia asistida

Los perros son utilizados como elemento normalizador en estos tratamientos, ya que ayudando a los pacientes a superar sus propias limitaciones y barreras, mientras crean un fuerte vínculo. Lo que a su vez permite a los beneficiarios del programa alcanzar sus objetivos de una forma más natural y rápida, potenciando de forma positiva su autoestima.

De hecho este mismo programa fue galardonado en la categoría de “Innovación metodológica y organizativa” durante la III Edición de los Premios Fundación Pilares para la autonomía personal 2018, llevándose el Premio del Jurado .

seguro para perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *