Tráfico perseguirá a los vehículos que circulen con el sensor de AdBlue manipulado

Se calcula que el 16% de los camiones y furgonetas con sistema SCR no cumplen con la normativa de emisiones, porque incorporan dispositivos que anulan los sensores de AdBlue.

Hasta el próximo domingo 19 la Guardia Civil de Tráfico y las distintas policías autonómicas y locales van a controlar con carácter preferente que los conductores de camiones y furgonetas no han manipulado la inyección de AdBlue en los vehículos que operan con el sistema de Reducción Catalítica Selectiva (SCR), especialmente los de reciente matriculación.

El AdBlue es una mezcla de urea y agua que se inyecta en el catalizador para desactivar las emisiones contaminantes de los motores, preferentemente los óxidos de nitrógeno, y con ello poder cumplir con los requisitos que paulatinamente ha ido marcando la Unión Europea para las distintas normativas Euro.

Los vehículos con SCR  llevan incorporado un sensor que facilita la adecuada utilización y detección de los niveles de AdBlue. Este sistema de información se encarga de avisar al conductor del descenso de dichos niveles y procede de forma automática a detener o reducir la marcha del motor cuando las existencias de AdBlue se encuentren en el mínimo.

Sin embargo por internet pueden adquirirse dispositivos capaces de anular la efectividad del sensor de AdBlue, impidiendo con ello que el motor se detenga cuando los niveles no son los adecuados y provocando que los niveles de emisiones sean muy superiores a los legalmente previstos.

Las autoridades españolas calculan que al menos el 16% de los camiones y furgonetas equipados son sistemas SCR circulan con los niveles de AdBlue manipulados, una circunstancia que es especialmente peligrosa puesto que emiten altos niveles de contaminación y porque en cualquier momento los motores de dichos vehículos pueden detenerse o reducir su potencia súbitamente con el riesgo de que puedan provocar un accidente.

banner comparador seguros motor vehiculos coches camiones y motos

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *