UNESPA señala las rentas vitalicias como solución a las pensiones

Según UNESPA las rentas vitalicias se conforman como la mejor forma de aumentar los ingresos de un jubilado a lo largo de su vida. Tratándose de un producto de previsión social que se adapta a cada asegurado y sus circunstancias. Evitando que viva por debajo de sus posibilidades o que le sobrevivan sus ahorros.

UNESPA y Afi han hablado de las rentas vitalicias

Este jueves Analistas Financieros Internacionales (Afi) ha presentado en la sede de UNESPA su informe Soluciones para la jubilación. Naturaleza, ventajas, defensa y fomento de las rentas vitalicias en España. Un documento encargado por la asociación del seguro en el que la organización realiza un estudio exhaustivo del actual estado de las pensiones en España, y los retos socioeconómicos y demográficos a los que se expone nuestro actual sistema público. Remarcando el papel que pueden jugar las rentas vitalicias como vía complementaria de ahorro y principio de solución.

El informe era presentado en rueda de prensa por la presidenta de UNESPA Dª Pilar González de Frutos. Quien, junto a José Antonio Herce, profesor de Afi Escuela de Finanzas y codirector del estudio, ha dado a conocer los puntos más destacables del mismo.

Según el estudio de UNESPA y Afi las reformas de 2011 y 2013 van a provocar la caída media del poder adquisitivo de alrededor de 350 euros al mes a una persona que se retire hoy durante su vida de jubilado. Además, remarca también que “las rentas vitalicias son un instrumento idóneo para complementar la pensión pública de jubilación”. Ya que, según afirman, ayudan a aliviar las presiones ejercidas sobre el actual sistema público de pensiones. Favoreciendo de esta forma su su sostenibilidad.

Afi ha estimado que 63.000 euros son suficientes para afrontar la creación de una renta vitalicia que compense esa pérdida de poder adquisitivo. Y señalan que los 63.000 euros equivalen a una un tercio del patrimonio medio actual de los hogares españoles de personas mayores de 65 años.

Desde la organización han explicado además que estas rentas vitalicias son eficientes “porque permiten ajustar el consumo de los jubilados durante toda su vida a la cantidad de ahorro disponible, sin dejar de atender el deseo de los titulares de hacer legados a sus herederos”. Este producto asegurador evita que una persona sobreviva a sus ahorros. Son rentas “para toda la vida” que se crean gracias al ahorro previsional, realizado de forma gradual durante tu vida laboral, o que se puede configurar también a partir de un patrimonio acumulado con anterioridad, como un inmueble.

Se trata pues, de un producto pensado para que sobrevivamos a nuestros ahorros, “lo que sería una muy mala noticia” según UNESPA; o que haya un exceso de ahorro acumulado cuando fallezcamos. Lo que constituiría una ineficiencia de nuestro ahorro, ya que supondría que hemos tenido una calidad de vida inferior a la que nos podríamos haber permitido.

Uno de los datos llamativos es que no necesitamos ahorrar más para complementar nuestra jubilación, sino ahorrar mejor: los recursos ya están disponibles en una sociedad en la que la creciente esperanza de vida -y consiguiente envejecimiento de la población- exige un mayor ejercicio de previsión por parte de todos.

Otro de los temas que se ha abordado en la exposición es que las rentas vitalicias son más ventajosas que las rentas financieras porque mutualizan el riesgo de longevidad en beneficio de sus titulares y porque basan la rentabilidad en activos a muy largo plazo.  Comparten con las pensiones de la Seguridad Social el carácter de rentas “para toda la vida”. Y, ante todo, son sostenibles por definición.

UNESPA señala las rentas vitalicias como solución a las pensiones
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *