Accesorios para montar a caballo: Todo lo que necesita un caballo

La compra de un caballo es algo con lo que sueñan todos los aficionados a la equitación, pero este desembolso lleva asociados otro tipo de gastos, como son los accesorios para la monta, el cuidado y el entrenamiento del caballo. En este sentido vamos a encontrarnos con precios y calidades distintos, pero no debemos dudar en invertir en elementos de calidad para evitar que la seguridad y la salud propia y de nuestro caballo puedan verse comprometidas.

accesorios caballo

El sueño de casi todos los aficionados a la equitación es poder montar un caballo propio con el que seguir aprendiendo y disfrutar de paseos y rutas por la naturaleza. A la hora de adquirir un primer caballo son pocos los que tienen en cuenta que, además del desembolso que supone la compra del animal, también hay que adquirir ciertos accesorios necesarios para su cuidado y monta.

Vamos a dividir estos materiales en accesorios para la monta y accesorios para el caballo. Dentro de cada uno de ellos hay una enorme variedad donde elegir en función de cada presupuesto. Aquí, como en casi todo, influye tanto la utilidad como el diseño y los gustos de cada jinete.

¿Cómo se llaman los accesorios para el caballo?

Son todos aquellos elementos que necesitamos para montar. En los accesorios de monta es importante dar prioridad a la calidad frente al precio, porque el objetivo es la comodidad del animal, del jinete y prevenir lesiones o daños.

Antes de la compra de accesorios hay que tener en cuenta tanto la talla y el diseño como las costumbres del caballo, ya que muchos animales están acostumbrados a utilizar unos determinados accesorios y lo aconsejable es no cambiarles.

accesorios caballo

Por otro lado, cuando se adquiere un caballo ya montado es habitual que el anterior propietario incluya en la venta parte de los accesorios de monta. Esto ahorra gastos y reduce los cambios para el animal.

¿Qué necesita el caballo para montarlo?

  • Cabezada, riendas y embocadura. Existen desde modelos básicos hasta modelos con diseños más elaborados y ornamentados. En ocasiones por necesidades del jinete puede ser necesario buscar elementos específicos de personalización o suplemento.
  • Silla y salvacruces. Lo fundamental de estos accesorios es que deben adaptarse bien al lomo del caballo. Podemos escoger entre modelos genéricos de calidad media hasta modelos específicos para alguna disciplina, como salto o doma.

Dentro de las sillas de montar encontramos diferentes precios en función del material de fabricación (piel natural o sintética) o debido a la calidad de los accesorios extra que pueden añadirse, como es el caso de pechopetrales o estribos específicos.

Por último, hay que añadir los protectores y vendas que protegen las extremidades de posibles golpes o rozaduras.

¿Qué es una cabezada de trabajo?

En el mundo del caballo algunos de los accesorios más utilizados tienen una gran complejidad y conocer sus distintas partes y sus funciones es fundamental para la monta. Es el caso de la cabezada, donde cada uno de sus elementos cumple una función específica y distinta. Además, dependiendo de la disciplina deportiva que practiquemos la cabezada puede incorporar distintos accesorios que faciliten el control y manejo del caballo.

cabezada para caballos

Comenzar en el mundo del caballo significa utilizar algunos términos ecuestres muy habituales, especialmente aquellos que hacen referencia a los equipos o a partes de los equipos de uso más frecuente.

La cabezada es uno de los accesorios ecuestres que más complicación entraña. Consta de varias partes y cada una de ellas cumple una función diferente. Además, existen diferentes modelos de cabezada en función de la disciplina, el tipo de doma, el caballo o las preferencias del jinete.

Aunque es gracias a la práctica como aprendemos a colocar correctamente la cabezada y ajustarla de forma que realice su función sin causar daño al caballo, primero es necesario aprender una primera base teórica para posteriormente aplicarla en el día a día.

¿Cómo es una cabezada básica?

Existen decenas de modelos de cabezada en función de si estamos practicando salto, doma clásica, doma vaquera o enganche. Además, para cada una de estas disciplinas existen variaciones en algunas de sus partes con el fin de ajustarla a cada caballo. Incluso pueden eliminarse piezas con el fin de aliviar al animal y generarle menos presión.

En una cabezada básica podemos distinguir varias partes:

  • Muserola: Se trata de una tira situada alrededor del hocico y que pasando por encima de la nariz se fija mediante una hebilla por debajo del hocico. No se trata de una pieza fundamental y de hecho en algunas cabezadas no existe, de forma que el hierro está mantenido únicamente por las carrilleras.

Su función principal es asegurar la posición del bocado evitando que el animal abra o mueva lateralmente la boca, convirtiéndose en una pieza clave para el control del caballo durante la monta. La muserola ejerce una ligera presión sobre la nariz del caballo, causándole una molestia que facilita el poder dirigirlo con las riendas.

cabezada de un caballo

Existen distintos tipos de muserola (simple, alemana, irlandesa…). Actualmente hay modelos acolchados para que el efecto presión sea más suave evitando roces.

  • Carrilleras: Son dos y se sitúan a ambos lados de la cara. Sirven para unir las piezas del hocico (hierro y muserola) con las que se sitúan en la parte alta de la cabeza (testera y frontalera). Su longitud puede modificarse y deben permanecer bien ajustadas para que el resto de partes puedan cumplir con su función. Las carrilleras están presentes en todas las cabezadas, independientemente de la disciplina, aunque pueden modificarse con piezas como las anteojeras.
  • Frontalera: Es la pieza que va por delante de la frente del caballo y que por encima de los ojos une ambas carrilleras. Actualmente hay cientos de modelos de frontalera, desde los más rústicos de cuero hasta algunos adornados con cristales y pequeños brillantes.
  • Testera: Es la pieza que va colocada por detrás de las orejas del caballo y que cruzando su nuca permite fijar la cabezada correctamente, creando tensión sobre el hierro para que realice su función.
  • Ahogadero: Se trata de una tira fina que pasa por debajo de la cabeza del caballo por la zona de la garganta. No debe ir apretada pero tampoco con mucha holgura, ya que su función es evitar que la cabezada se salga por encima de la cara.

¿Cuántos tipos de cabezada hay?

A la cabezada de nuestro caballo podemos añadirle otras piezas específicas optativas:

  • Cierrabocas: Se trata de una tira que unida a la parte superior de la muserola rodea la boca del caballo por delante de la embocadura impidiendo que la abra. Ello aumenta el efecto del hierro y su función es evitar que el animal tenga demasiada movilidad en la lengua, algo útil en caballos que juegan demasiado con el hierro no permitiendo un buen contacto a través de las riendas.
  • Cadenilla o barbada: Es una cadena de 18 anillas de acero con una anilla central más pequeña. Se coloca por debajo de la parte inferior de la muserola y tiene la función de presionar el maxilar del caballo cuando el jinete tensa las riendas.
  • Anteojeras: Son dos piezas de cuero que se colocan en las carrilleras por encima de los ojos. Su función es limitar el campo de visión del caballo para que centre su atención más allá del frente. Son muy usadas en carreras y en enganche, aunque su uso es muy criticado dado que disminuye la orientación espacial y aumenta la dependencia del animal con su conductor o jinete.
  • Engallador: Se trata de una pieza de cuero que une el bocado con una falsa rienda que pasa por el lomo y que hace que el caballo lleve la cabeza elevada.
  • Mosquero: Es una pieza fundamental en las cabezadas españolas y tiene la función de espantar los insectos de los ojos de los caballos. Está formado por tiras colgantes o flecos colocados en la frontalera y que caen sobre la cara del animal.
tipos de cabezada

¿Qué cosas necesita un caballo?

En este grupo entran todos los accesorios que van encaminados al cuidado y entrenamiento de nuestro animal. Salvo las tallas la elección puede hacerse para que entren dentro de un presupuesto determinado e, incluso, algunos pueden reutilizarse o compartirse entre varios caballos.

accesorios caballo
  • Por otra parte, imprescindibles son los accesorios de higiene. De forma básica necesitaremos champú, suavizante, guante o esponja para enjabonar y un fleje para la ducha.
  • Además, para la limpieza diaria nos será de gran utilidad la rasqueta para retirar el pelo muerto, un cepillo de cerdas para quitar el polvo, un cepillo de crines, un peine para desenredar y una esponja limpia para ojos y ollares.
  • Los cascos son una parte muy importante para los caballos y un cuidado adecuado de los mismos es básico para mantener la buena salud de nuestro animal. Un limpiacascos y una pomada hidratante permitirán mantenerlos siempre en buen estado.
  • También puede ser necesario disponer de un spray antiparasitario que le proteja de la picadura de los insectos.

También necesitaremos una cabezada de cuadra y ramales de distinta longitud. Existen modelos caseros hechos con cuerda hasta cabezadas acolchadas, todo ello en función del presupuesto que tengamos y del tiempo de uso que vayamos a darles.

Es recomendable tener una cabezada de dar cuerda para esos momentos en que no se pueda montar lo suficiente o que necesitemos ejercitar al animal para mejorar su rendimiento o durante alguna recuperación.

En cuanto a protecciones existen diferentes accesorios que dependen del clima y la zona donde viva el caballo:

  • En regiones frías una manta de invierno es imprescindible, especialmente si salen o viven en prado.
  • En zonas o épocas cálidas puede ser necesario el uso de mantas antiinsectos o máscaras para proteger los ojos de las moscas.

Mantas para caballos, un accesorio que no sólo hay que utilizar cuándo hace frío

Los caballos que pasan mucho tiempo a la intemperie no tienen necesidad de utilizar mantas, ya que disponen de un pelaje que los protege de las inclemencias del tiempo, pero cuando se trata de ejemplares de razas poco adaptadas al frío o de caballos con el pelaje poco desarrollado o muy habituados a vivir en interiores, sí que pueden necesitar este complemento para soportar tanto el frío como los rigores solares del verano.

manta para caballo

En los últimos tiempos se ha extendido la afición por el manejo natural de los caballos. De esta forma si hace unos años era habitual tener a los caballos en boxes buena parte del día, ahora se busca cada vez más la opción de paddocks o prados donde los animales puedan vivir en semilibertad.

En este sentido muchos centros ecuestres ya utilizan casetas o refugios donde los caballos pueden protegerse del frío, lluvia o viento. Pero también siguen siendo numerosos los espacios abiertos con escasa protección.

Por esta razón cuando la climatología es adversa -como sucede esta primavera que parece un invierno retrasado- el uso de mantas es una buena solución para muchos propietarios.

¿Cómo hacer una manta para el caballo?

El pelaje de los caballos está diseñado para soportar las inclemencias del tiempo. De hecho tienen un sistema de muda que permite que en la época de frío el animal tenga un pelaje denso, largo e impermeable que le protege de las bajas temperaturas y de la lluvia, mientras que en verano el pelo es fino y poco denso para facilitar la pérdida de calor.

Desde hace miles de años los caballos están adaptados a vivir en el exterior y hace relativamente poco tiempo que los humanos les domesticamos y les albergamos en lugares donde la temperatura es más suave todo el año y donde no tienen que mojarse, ni soportar las heladas o las altas temperaturas.

mantas para caballos

Por ello es probable que los caballos que han vivido estabulados puedan ser más sensibles al frío o al calor cuando los pasamos al prado, lo que hace que el uso de una manta sea muy recomendable, sobre todo cuando los animales no tienen un pelaje suficientemente desarrollado, se les ha esquilado recientemente o se encuentran en periodo de muda.

También puede ser útil en aquellas razas procedentes de zonas cálidas, como el pura sangre árabe o algunos caballos de orígen indio, donde el pelaje es menos denso en comparación con razas de zonas frías.

¿Cómo se llama la manta para caballos?

De forma general podemos dividir las mantas en cinco tipos:

  • Mantas de invierno: Son las más populares y su función es proteger a los caballos del frío y la lluvia. Las más habituales son las de tejido polar en el interior y un tejido impermeable en el exterior. Estas mantas pueden ser sólo para el cuerpo, pero hay también piezas para proteger el cuello.
  • Manta de cuadra: Este accesorio se utiliza en caballos que viven en cuadra. Son más finas que las anteriores y no suelen ser impermeables.
  • Mantas de verano: Su objetivo es proteger del sol, de los insectos y evitar que con el sudor el caballo pueda enfriarse. Son muy convenientes en animales de manto claro que viven en exterior, dado que su piel es más sensible a los rayos solares.
  • Mantas secantes: Son mantas absorbentes que aceleran el secado de los animales tras el lavado. Este accesorio es fundamental para que el pelo pierda toda la humedad.
  • Mantas riñoneras: Son mantas específicas de trabajo que cubren la parte de la grupa y que permiten la colocación de la silla de montar. Evitan que la musculatura se enfríe tras el calentamiento o durante el entrenamiento y que se moje en caso de lluvia.
mantas para equinos

Aunque todas las mantas están diseñadas para ajustarse al cuerpo del caballo, evitando que se descoloquen o rocen, es importante hacer una adaptación progresiva si nunca se ha usado y revisar diariamente su correcta colocación para evitar que pueda provocar molestias en el caballo.

Botiquín básico para caballos

Los caballos son animales que están expuestos a ciertos tipos de lesiones con una frecuencia más o menos alta. En los casos más leves trata sobre todo de rozaduras o heridas por golpes y arañazos, por lo que disponer de un botiquín correctamente equipado nos puede ahorrar muchos problemas. Además de estos elementos contar con cremas hidratantes, pomadas y antiparasitarios nos será de gran ayuda, reduciendo riesgos para nuestro animal y mejorando su bienestar.

Cualquiera que tenga un caballo sabe que durante las clases o los paseos no es infrecuente que el animal pueda sufrir algún tipo de lesión que requiera atención veterinaria.

gasas para el botiquín de caballos

Aunque las lesiones más graves obligan a la presencia de un especialista, en los casos leves la atención del propietario es suficiente para solventarlas. Para ello es necesario disponer de un botiquín con el imprescindible material de curas (productos de desinfección, vendas, etc).

Otro de los problemas más habituales son los cólicos. Aunque en este caso el caballo precisará medicación y pueden ser necesarios ciertos procedimientos, como el sondaje, al inicio del caso o mientras acude el profesional veterinario, disponer de cierto material y conocimientos para controlarlo puede ser muy beneficioso para el animal.

¿Qué necesito para curar la herida de un caballo?

Las heridas superficiales son un problema frecuente en los caballos. Salvo caídas o accidentes graves la mayoría de lesiones pueden tratarse con un material básico de curas, que nos permitirá prestar atención rápida y evitar posibles infecciones.

vendas para caballos en el botiquín

Cuál es el material básico de un botiquín:

  • Gasas: Se trata de un material imprescindible en cualquier botiquín. Es aconsejable tener gasas de dos tamaños diferentes, de forma que las de menor formato podremos usarlas para limpiar zonas pequeñas, mientras que en caso de que la herida sea más extensa usaremos las más grandes.
  • Desinfectante: Existen en el mercado desinfectantes eficaces frente a la mayoría de patógenos. Antes de aplicarlos es muy importante limpiar bien la herida para eliminar los restos de pelos, arena, polvo o similares. Hay que tener cuidado de usar el producto en la dilución y frecuencia que indique el prospecto.
  • Vendas: Las heridas suelen evolucionar mejor cuando están al aire, ya que se previene la aparición de bacterias. Pero hay ocasiones en que no es posible dejar sin cobertura la lesión para evitar que se ensucie. En estos casos debemos contar con vendas limpias y estériles de varios tipos (algodón y autoadhesivas) para proteger bien la zona afectada.
  • Esparadrapo: Aunque no es imprescindible puede ser de ayuda para fijar los vendajes y evitar que se resbalen. Puede servirnos cualquier tipo de esparadrapo, aunque los más anchos y de tela son muy resistentes y se retiran bien empapándolos con alcohol.
  • Algodón: Este material no debe usarse para la cura de heridas, ya que deja residuos que pueden provocar una infección, si puede emplearse para acolchar vendajes si están en una zona de apoyo, de forma que proteja mejor la herida.
  • Guantes: Un imprescindible en cualquier botiquín para evitar el contacto con la sangre y los fluidos de los animales. A través de ellos podemos transmitir al animal ciertas enfermedades debido a la suciedad que podamos portar en nuestra piel, complicando el cuadro médico de nuestro equino.
  • Tijera punta redonda y pinza: Algunas heridas pueden estar en una zona de gran cantidad de pelo, lo que hace necesario recortar alrededor de la lesión. Las tijeras también pueden ser útiles para recortar y extraer piel muerta y costras durante las curas.

Aunque el uso de medicamentos debe estar siempre prescrito por un veterinario, en nuestro botiquín podemos tener ciertos productos para una primera atención. Los más habituales son las pomadas, ya que disponemos de una enorme gama con diferentes utilidades que pueden ser necesarias en el día a día con nuestro caballo.

Una pomada antibiótica y cicatrizante puede servir en caso de pequeñas rozaduras o heridas que no requieren atención veterinaria. Es importante usarla siempre tras una buena limpieza y desinfección de la zona, para evitar que se forme una capa de suciedad que impida una correcta curación.

Los antiparasitarios externos y repelentes pueden ser también necesarios en algunas zonas, especialmente cuando hay mucho ganado cerca de la cuadra, ya que es habitual la presencia de garrapatas, pulgas y tábanos. Tener además una pomada antiinflamatoria o calmante puede ser útil cuando nuestro animal sufre la picadura de un insecto.

Además, los productos que favorecen la circulación sanguínea y linfática, las pomadas que reducen la inflamación de los tejidos blandos, una crema hidratante y humectante para las sequedades o los callos y un producto de protección de los cascos suelen ser fundamentales en cualquier botiquín.

Por último, disponer de un fonendoscopio puede ser útil a la hora de detectar signos tempranos de cólico en caballos propensos a sufrirlos. También permite controlar la evolución de estos cuadros mientras acude el veterinario o durante las recuperaciones de ejemplares que hayan pasado un proceso de este tipo.

seguro para caballos
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.