Airedale, el “gran rey” de los perros terrier

A comienzos del siglo XIX los criadores establecidos junto al río Aire comenzaron a cruzar a los terrier originarios con los Otterhounds. Su objetivo era conseguir perros cazadores que fueran buenos sabuesos olfateando rastros y que no le hicieran ascos al agua a la hora de cobrar presas. Así fue como nacieron los Airedale.

AIREDALE

Por su tamaño al Airedale se le conoce popularmente como el “rey de los terrier”. El peso de los machos oscila entre los 30 y 35 kg (de 25 a 30 kg en las hembras), con una altura a la cruz que puede alcanzar los 60 centímetros. Se trata de perros inteligentes, enérgicos, muy sociales con niños y con otras mascotas, de gran resistencia y con una esperanza de vida entorno a los 10-13 años.

Como sucede con otros muchos terrier los Airedale descienden del extinguido terrier negro y pardo, perros que se criaban para cazar animales de todo tipo y tamaño. Sin embargo, como no tenían muy desarrolladas las habilidades necesarias para olfatear y nadar en el siglo XIX, cerca del río Aire, aquellos terrier originarios se cruzaron con Otterhounds para crear al «rey de los terrier»: el Airedale.

Probablemente también hubo cruces con terrier irlandeses y con bullterrier hasta crear a unos perros que además de cazadores, también se han utilizado con éxito en la caza mayor y como perros de defensa y seguridad. En este sentido la mayor parte de los Airedale norteamericanos que utiliza la policía descienden de Master Briar, un Airedale británico introducido en ese país a comienzos del siglo XX.

El Airedale tiene la clásica cabeza terrier prácticamente sin depresión naso-frontal, orejas en forma de V caídas hacia adelante y una espalda recta con la cola amputada erecta. Su perfil es bastante cuadrado y son perros robustos. Los colores más frecuentes en esta raza son el negro y el pardo, con un pelaje exterior denso y duro con apariencia rizada y una capa interna más suave.

Esta raza es muy activa y necesita mucho ejercicio diario y habitual, por lo que combinar el adiestramiento con el ejercicio suele ser una buena idea, ya que los Airedale se sienten realizados cuando se los estimula física y mentalmente. Los expertos caninos aconsejan una socialización temprana y estar siempre atentos a tu estado, puesto que se trata de perros muy resistentes a los daños que puedan sufrir.

A nivel de carácter la mezcla de sabueso y terrier ha suavizado ligeramente la personalidad del Airedale. Siguen siendo perros duros, pero suelen llevarse mejor con otros perros que muchas de las razas terrier. Son tolerantes con las mascotas con las que crecen y por lo general se llevan bien con los niños. Importante saber que los Airedale necesitan interactuar con los humanos para ser felices.

Como sucede con muchos terrier son perros muy inteligentes pero con cierto grado de tozudez e independencia. Requieren firmeza y comprensión desde que son cachorros. La mayor parte de los Airedale no son grandes ladradores, aunque fieles a su herencia terrier pueden ser importantes excavadores y mordedores.

seguro para perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *