Basenji, el único perro del mundo que no ladra

Originario de Egipto, donde han aparecido en las tumbas de los faraones, y establecido en la zona africana del Congo como cazador de roedores y pequeños animales, el Basenji se caracteriza por ser el único perro del mundo que no ladra, emitiendo a cambio unos sonidos muy similares al canto tirolés.

Cualquier niño sabe que los gatos maúllan, que los caballos relinchan y que los perros ladran, pero mucho cuidado porque hay ocasiones en que estas afirmaciones pueden no ser ciertas. ¿Por qué? Pues porque en el mundo canino existe una raza de perros que no ladran y que en su lugar emiten un sonido parecido a las vocalizaciones del canto tirolés. Estamos hablando del Basenji.

Este perro originario de la zona de Egipto terminó recalando en el África Central como cazador de roedores, por lo que también es conocido como Terrier del Congo o Perro de Kheops. Este último nombre se debe a que en muchas tumbas faraónicas junto al cadáver del faraón de turno han aparecido ejemplares de Basenji momificados.

Un macho de Basenji puede llegar a medir 43 centímetros de altura, que se quedan en 40 centímetros en las hembras, lo que nos muestra un animal de formato pequeño que en condiciones normales puede situarse entre los 9,5 y 11 kg de peso, un tamaño que unido a sus fuertes maxilares lo convierten en un mal enemigo para los animales, como las ratas del Congo, que son sus víctimas. En este perro destacan su piel muy flexible y un andar fácil y rápido.

Parece ser que el nombre de Basenji proviene del idioma de los pigmeos y significa “el que vive en el monte”. Se trata de una de las razas más antiguas del mundo cuyos ancestros, el Tesem y el Lebrel de Egipto, figuran representados en las tumbas de los faraones. Nos los encontramos en los colores básicos de negro, castaño y atigrado  y en muchas ocasiones mezclados con blanco.

Su morfología le asemeja, aunque en miniatura, a su “primo” el Podenco Ibicenco. En África se utiliza a los Basenji como guías en los montes o bosques, cazadores de animales pequeños y en la guarda de las aldeas. Hacia 1930 se introdujo en Gran Bretaña, hacia 1940 en los Estados Unidos, donde el AKC lo aceptó como raza en 1944 convirtiéndose a partir de ahí en perros muy populares, y en 1966 comenzó su cría en Francia.

Robusto, vivaz, independiente y equilibrado, el Basenji posee una personalidad muy fuerte. Es afectuoso y juguetón con los niños y a su vez es distante con los desconocidos. Su esperanza de vida puede rondar los 11-12 años, dato que los convierte en perros longevos.

Al estar dotado de un excelente olfato el Basenji se utiliza como perro sabueso y, al igual que sucede con los gatos, le gusta posarse en lugares elevados. Otra de sus características es que se trata de perros extremadamente limpios, que prácticamente no desprenden ningún olor.

seguro para perro
Basenji, el único perro del mundo que no ladra
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *