Morab, el caballo que nace de las razas Árabe y Morgan

La unión del caballo Árabe con el Morgan dio lugar al nacimiento de una nueva raza que recibe el nombre de Morab. Se trata de un equino atractivo que resulta perfecto para competiciones de exhibición, y que también se utiliza como caballo de silla. Repasamos sus características principales.

caballo Morab

Si el caballo Morgan ha sido estandarte de la nación americana y el Árabe es en sí un símbolo de todas las razas puras con más de 2.000 años de historia, merece la pena recordar cuáles son las características y cómo se originó el equino que nació fruto del cruce de estas dos razas importantes. Hablamos del caballo que recibe el nombre de Morab.

Origen del caballo Morab

Se trata de un animal que termina siendo continuador de las cualidades originales que se obtuvieron en los primeros cruces entre caballos árabes y Morgan en la década de 1880, con el objetivo de crear una raza idónea para el tiro ligero y apta para enganchar carruajes y realizar trabajos moderados en granjas.

Los antecedentes son de hecho teóricos y se refieren al objetivo de los criadores de obtener caballos de tiro ligero y trotadores decentes que pudieran engancharse a los buggies para desplazamientos rápidos, y que al mismo tiempo mantuvieran la elegancia.

El resultado del cruce entre ambas razas fue un éxito. El apareamiento dio a luz a un semental con una excelente velocidad de trote y un aspecto refinado con un fino pelaje dorado (que luego sería de varios colores). Golddust, como se le llamó, se convirtió por tanto en el primer caballo Morab que luego se convertiría en antepasado de un centenar de equinos de esta raza que viven en la actualidad.

Además, el rancho SMS de Texas lanzó un programa para su cría y Martha Doyle orientó la misma hacia la exhibición hasta que su hija Llene prosiguió con el trabajo de selección para abrir el estudio en los años 70.

El primer registro de un caballo Morab data de 1973 gracias al impulso de Llene Doyle. Hasta ese año, estos animales se criaban por tipo y la genealogía se anotaba con total privacidad. De hecho, muchos caballos se inscribieron en el registro American Morgan Horse Association para incorporarlos a la raza del Morgan. Sería el magnate de la prensa William Randolph Hearst, como criador apasionado de los caballos Morgan, quien en los años 20 le bautizaría con el nombre de «Morabito» por la combinación de las denominaciones de las razas fundadoras en inglés.

No sería hasta 1992 cuando llegaría la fundación del Registro Internacional del Morab. Si bien es popular en su país, fuera de estos territorios no es demasiado conocido ya que no se distribuye fuera de su país de origen.

Ha sido tema de debate si constituye una raza por derecho propio, para lo que la asociación afirma que los ejemplares de comienzos del siglo XXI son en promedio de sexta generación comparándolos con los primeros cruces, manteniendo las cualidades de forma estable.

Características físicas y galope del Morab

El Morab moderno es un caballo versátil y atractivo que combina la potencia y elegancia de las razas de las que emergió. Es perfecto para participar en competiciones de exhibición, ya sea montado o enganchado, siendo además muy apto como caballo familiar en equitación de ocio y como equino de trabajo.

Es evidentemente muy similar a sus razas fundadoras en el aspecto físico. Compactos, musculosos y con buena osamenta, heredada del Morgan, lo que en cambio no le hace tener una figura menos elegante ni refinado. Es su mitad posterior la que posee mayor parecido con el caballo Árabe, al ser corta y poderosa, mientras que su estructura destaca por su robustez y por tener los músculos muy desarrollados. Su cuello es curvado y elegante, insertado en un pecho ancho con unos hombros angulados.

En cambio, las extremidades son más gruesas que las del árabe, con espinillas cortas y uñas bastante formadas, a diferencia de la cabeza que sí es más similar al tener un hocico de mayor tamaño, ojos grandes y expresivos y orejas pequeñas con gran movilidad. Su crin es abundante y espesa y suelen llevar la cola en alto también como su raza fundadora. Por eso su aspecto es similar al de un caballo árabe pero más robusto, con tipo de caballo de silla pero también de tiro ligero. Su altura puede rondar desde los 147 cm hasta los 163 cm incluso.

La mayoría de los caballos Morab únicamente tienen galopes naturales, como son el paso, el trote, el galope y el galope corto. En todos estos la velocidad y la acción pueden variar en función del animal que se considere. Se trata de un equino que se mueve de manera fluida y elegante que incluso parece «flotar» en ocasiones. Incluso unos pocos equinos de esta raza cuentan con un galope amblador.

Carácter y temperamento de un caballo Morab

Su temperamento es una mezcla del carácter que poseen tanto el árabe como el Morgan. Hablamos por tanto de caballos inteligentes, curiosos y con gran personalidad. Se relacionan sin problema alguno con las personas y tienen gran capacidad e inteligencia para aprender rápidamente.

Son animales que adoran sentirse apreciados por los humanos y son bastante caseros, por lo que son ideales para el ambiente familiar, aunque también han sido empleados como caballos de escuela y en hipoterapia. Su naturaleza es tranquila y habitualmente es un caballo con una longevidad elevada.

Pelaje del Morab

Esta raza equina contiene todos los pelajes de sus caballos fundadores: los cuatro básicos como son el negro, el moreno, el castaño y el alazán, que pueden ser afectados por las diluciones de crema o plateada. Todos estos pelajes pueden estar combinados con los patrones liart, sabino o ambos a la vez.

Es importante tener en cuenta que no se aceptan los caballos Morab con patrones leopardo, overo, tobiano o salpicado. Igualmente no se admiten como Morab de pura raza los Bausan por encima de la rodilla ni los ojos vaires.

Consulta el RESTO DE RAZAS EQUINAS CON TODAS SUS CARACTERÍSTICAS

seguro para caballos

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *