Can de Palleiro, el perro al que sólo le falta hablar

En 2001 la Xunta de Galicia reconoció al Can de Palleiro como una de las cuatro razas caninas autóctonas, una decisión que salvó de la desaparición a estos perros pastores y custodios hermanados con razas similares de Alemania, Bélgica y Holanda. Se trata de perros valientes y muy inteligentes a los que, como afirma un popular dicho gallego, “tan sólo les falta hablar”.

Para el periodista y escritor Ramón Pernas nada hay más gallego que el Can de Palleiro. Un genuino perro del país, el más valiente defensor del hogar y patrimonio, nuestro entrañable paisano desterrado a dormir fuera de la casa que guarda y vigila, enviado al “palleiro” (pajar), palabra que está en su denominación de origen, en su pedigrí. El Can de Palleiro es, afirma Ramón Pernas, una de las escasas divisas del corazón de nuestra tierra gallega.

En 2001 la Xunta de Galicia aceptó como raza canina autóctona al Can de Palleiro, una decisión que también se hizo extensiva a otras tres razas, Guicho o Quisquelo, Podenco Gallego y Perdiguero Gallego, lo que ha servido desde entonces para que estos perros originarios de Galicia hayan sorteado su desaparición y a día de hoy se encuentren en una situación de crecimiento de sus poblaciones.

El Can de Palleiro es un perro pastor que comparte origen con razas similares existentes en Bélgica, Alemania y Países Bajos. En Galicia ha sido empleado tradicionalmente en el cuidado de las vacas y en la custodia de los hogares, un trabajo muy necesario en un territorio donde los núcleos habitados están muy dispersos.

Para ello el Can de Palleiro destaca por ser un animal inteligente, de fuerte carácter, fiel y tranquilo con su amo y con los miembros de la familia y al mismo tiempo receloso con los extraños. Tal es el nivel de inteligencia que muestran estos perros, que en Galicia existe el dicho popular de que “O Can de Palleiro só lle falta falar” (tan sólo le falta hablar).

Tratándose de un perro de guarda y pastoreo su anatomía es fuerte, sólida, con buena musculatura, cabeza piramidal, y patas robustas, aspectos todos ellos que le brindan una imagen de rusticidad muy apropiada para el Can de Palleiro, una raza donde los machos se mueven en el entorno de los 59-65 centímetros de altura (57-63 centímetros para las hembras) y los 20-38 kg de peso (25-33 kg para la hembras).

Los expertos en esta raza admiten todas las capas de pelo, aunque existen corrientes que desechan los blancos totales o los ejemplares con grandes manchas blancas, siendo los colores más frecuentes los claros (arena, canela, etc) y los oscuros como el negro o el marrón, aceptándose también la llamada “capa alobada”, que asemeja al Can de Palleiro a los lobos que históricamente han poblado y pueblan su territorio.

seguro para perro
Can de Palleiro, el perro al que sólo le falta hablar
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *