Claves para los coches autónomos del futuro: Así será la movilidad

Son muchas las ciudades que ya ensayan con autobuses, taxis o vehículos de reparto autónomos, lo que prueba que los automóviles autónomos son el futuro de una movilidad eficiente, segura y sostenible. El problema radica en que una conducción autónoma requiere que los coches estén interconectados entre sí y con el entorno en el que se mueven, y que la legislación acompañe su desarrollo e implantación.

coches autónomos y futuro de la automoción

Dentro de una movilidad eficiente, segura y sostenible el futuro del sector de la automoción se dirige hacia los vehículos autónomos.

Pero esto no significa que a corto y medio plazo todos los automóviles vayan a ser autónomos y que los conductores vayamos a perder la capacidad de poder conducir nuestros vehículos, siendo sustituidos por la inteligencia artificial.

Lo que nadie duda es que la expansión de los coches autónomos va a suponer una revolución similar a la revolución digital y tecnológica, que seguramente nos exigirá un cambio de actitud y de mentalidad.

Un cambio de filosofía

Al menos así lo apunta el estudio “SocAlty” realizado por Audi con la ayuda de expertos de todo el mundo. En sus conclusiones este estudio hace hincapié en que los coches autónomos serán mucho más que automóviles convencionales sin conductor, dado que con ellos llegará a la automoción y a la movilidad un importante cambio de filosofía de vida.

Para comenzar estos vehículos serán de propulsión eléctrica y por lo tanto los fabricantes dejarán de preocuparse por los niveles de emisiones, para centrarse en el diseño aerodinámico con el fin de optimizar la autonomía de utilización de los coches y en la configuración de su espacio interior.

Por esta razón la comodidad de los pasajeros se convertirá en prioridad, lo que permitirá diseñar espacios amplios, personalizados, interconectados y donde los asientos, por ejemplo, dejarán de estar orientados en el sentido de la marcha.

coches autónomos y futuro de la automoción

En definitiva, los vehículos autónomos podrán ser exteriormente similares a los actuales, pero no se parecerán en nada vistos a nivel interior.

Por dónde podrán circular los coches autónomos

Sobre el papel los coches autónomos podrán circular sin limitaciones y en ese sentido ya existen pruebas en diferentes ciudades, dirigidas principalmente a servicios de autobuses, taxi y de reparto urbano de mercancías, sectores donde aplicar este tipo de tecnología puede ser de inicio más factible.

Por otro lado, la implantación de la movilidad autónoma exigirá el desarrollo de un software fiable y seguro en los automóviles y una total interconexión con la carretera y con el entorno que rodea a los vehículos, lo que sin duda obligará a cambiar la fisonomía de nuestras ciudades y a promover nuevas infraestructuras digitales (semáforos y señales de tráfico inteligentes, sensores de carretera, etc.).

Además, la conducción autónoma deberá ir acompañada del correspondiente marco legislativo y jurídico que permita su implantación de cara a las coberturas de los seguros, normativa de tráfico, etc.

La movilidad autónoma servirá para ordenar mejor el tráfico en las ciudades, lo que permitirá entre otras cosas reducir atascos y una utilización más eficiente de las plazas de aparcamiento en las áreas metropolitanas.

Qué pasa si sufrimos un ciberataque

En un mundo digital e informatizado los “hackers” tienen muchas oportunidades a la hora de realizar todo tipo de ciberataques, pero en el caso de los automóviles autónomos sus debilidades en este sentido no son muchas más que en el caso de los vehículos convencionales.

Lo que sí es cierto es que una mayor capacidad de interconexión entre los vehículos y su entorno exigirá niveles de ciberseguridad muy altos, dado que las consecuencias negativas de un ciberataque podrían alcanzar niveles más graves que en el caso de los vehículos autónomos.

coches autónomos y futuro de la automoción

Por otra parte, desde un punto de vista positivo la seguridad vial se vería incrementada gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías y ello permitirá reducir el número de siniestros y víctimas de tráfico.

Conducción autónoma y legislación

A pesar de que Europa está más retrasada que China o Estados Unidos en el tema de la movilidad autónoma, Alemania es uno de los países donde este concepto y su desarrollo normativo siguen un camino más paralelo.

Desde junio de 2021 el marco legal alemán establece que los vehículos autónomos de nivel 4 o superior pueden operar regularmente en el tráfico público, aunque por el momento dentro de áreas previamente definidas.

Hay que tener en cuenta que en ningún caso los automóviles autónomos tomarán decisiones propias y sin control, sino que sus respuestas y comportamientos serán los previstos en los distintos software que incorporen.

seguro para coche eléctrico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.