¿Cuándo se domesticó al caballo?

El caballo ha formado parte de la cultura de la humanidad desde hace milenios. Sin embargo, el origen de la domesticación de los caballos estaba todavía en duda hasta que se ha publicado un reciente estudio en la revista “Nature”. Gracias al análisis de 100 billones de secuencias de ADN procedentes de 273 muestras de restos fósiles de caballos, se ha podido determinar que hace 4.200 años los primeros caballos fueron domesticados en una zona situada al norte del Cáucaso.

Desde hace miles de años los caballos han formado parte de la cultura de casi todas las civilizaciones que han habitado el planeta. Tanto en la agricultura como el transporte o en la guerra, los caballos han acompañado al hombre durante gran parte de su historia y, sin embargo, su origen geográfico y genético era hasta no hace mucho un misterio para los investigadores. No sabíamos dónde y cuándo fueron domesticados los caballos.

Finalmente estas preguntas han sido respondidas en un estudio publicado en la revista científica “Nature”. La investigación ha sido dirigida por el paleogenetista francés Ludovico Orlando, director del Centro de Antropobiología y Genómica de Toulouse (CAGT) e investigador del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS).

En esta amplia investigación han participado 162 científicos especializados en arqueología y paleogenética, entre los que se encuentran algunos importantes científicos españoles.

La clave de la domesticación del caballo en dos genes

Según este estudio el caballo doméstico surgió hace 4.200 años en una zona al norte del Cáucaso, concretamente en la región rusa de Volga-Don.

Desde allí los caballos domésticos se extendieron hacia Mongolia por el este y hacia el Atlántico por el oeste durante los siguientes siglos, sustituyendo en poco tiempo a las poblaciones de equinos euroasiáticos gracias a sus adaptaciones genéticas.

Estas modificaciones, según los investigadores, son la clave del éxito del linaje inicial frente al resto de especies similares. La primera de estas adaptaciones se asocia con cambios en el comportamiento y está relacionada con un gen muy estudiado en el laboratorio con ratones: el ZFPM1. La mutación de este gen en los primeros ejemplares les haría mostrar una mayor docilidad y facilidad para ser domesticados.

caballos domesticos

Por otro lado, estos ejemplares mostraban también cambios en el gen GSDMC, asociado en humanos con problemas de dolor en la zona lumbar. En caballos, por el contrario, esta adaptación genética se asociaría con el desarrollo de una mayor musculatura en la zona del dorso y del lomo, algo ventajoso a la hora de ser montados o enganchados para labores de tiro.

Estas dos diferencias genéticas, según los investigadores, podrían ser la clave para que el linaje del caballo doméstico procedentes del Cáucaso colonizara rápidamente todo el planeta.

La investigación comenzó en 2018

En 2018 Ludovico Orlando ya presentó los resultados de una investigación donde se analizaron muestras de restos equinos encontrados en yacimientos de Eurasia y los científicos lograron dar con un linaje de caballos domésticos con una antigüedad de 5.500 años.

Para alcanzar las conclusiones publicadas en la revista “Nature”, los científicos analizaron más de 100 billones de secuencias de ADN procedentes de 273 muestras de restos fósiles de caballos con una antigüedad de entre 4.000 y 52.000 años. Se trata de uno de los mayores análisis de genomas antiguos, tan sólo superado por los estudios realizados en investigaciones sobre el origen y la evolución del hombre.

El equipo de especialistas dirigido por Ludovico Orlando ha contado con la colaboración de importantes investigadores españoles, como Silvia Valenzuela, del Instituto Milà i Fontanals de Investigación de Humanidades del CSIC; José Luis Arsuaga, codirector del yacimiento de Atapuerca o Arturo Morales, de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Gracias a ello se ha podido tener acceso a 264 muestras de gran antigüedad que, junto con otras nueve muestras de estudios anteriores, han permitido realizar un mapa genético de los caballos euroasiáticos, el lugar y fecha de orígen de los equinos actuales y cómo se expandieron por todo el mundo reemplazando a otras especies y linajes.

Estos resultados arrojan luz sobre un tema estudiado y discutido desde hace décadas -debido a la falta de restos fósiles concluyentes que pudieran dar información sobre el momento y el lugar exacto en que ocurrió la domesticación– pues, como asegura Ludovico Orlando, “la historia de la humanidad no se puede entender sin la historia de la domesticación del caballo”.

seguro para caballos

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.