Esqueleto de un caballo: ¿Cuántos huesos y músculos tiene?

El esqueleto de un caballo supone el 8% de su peso corporal. Tan sólo su cabeza cuenta con 34 estructuras óseas diferentes, a las que hay que sumar un total de 51 vértebras y 36 costillas, menos en los caballos árabes que tienen dos costillas y una vértebra lumbar menos.

Teniendo que cuenta que el proceso de crecimiento de un caballo se extiende hasta los cinco años, todas las facultades que desarrollan estos animales en carrera y salto están basadas en el perfecto trabajo conjunto que realizan un esqueleto conformado por un total de 205 huesos y un sistema muscular con 469 músculos que se unen entre sí y a las estructuras óseas a través de múltiples tendones y ligamentos.

En la báscula los huesos planos, largos y cortos que componen la osamenta de un caballo adulto suponen aproximadamente el 8% de su peso corporal, de forma que en un animal de 500 kg podríamos afirmar que su esqueleto pesa alrededor de unos 40 kg, lo que nos hace pensar en una estructura ósea que además de aportar solidez también debe ser muy ligera para no sumar más peso del imprescindible.

Es muy aconsejable que los propietarios conozcan todo lo posible sobre la estructura ósea de sus caballos, comenzando por saber cuáles son las distintas partes en la que se divide su anatomía: cabeza, cuello, patas delanteras, cruz, espalda, abdomen y cuartos traseros. La caja torácica de un caballo está formada por dieciocho pares de costillas (36 en total) de las cuales 10 pares son asternales y 8 esternales. La diferencia entre unas y otras es que las segundas articulan con el esternón y las primeras son “flotantes” y no articulan con el esternón.

Una parte fundamental en la anatomía de un caballo es su columna vertebral compuesta por un total de 51 vértebras (7 cervicales, 18 torácicas, 6 lumbares y 15 caudales y sacras). Como curiosidad añadir que a diferencia de lo que sucede con el resto de caballos por razones de evolución genética los equinos de raza árabe tan sólo tienen cinco vértebras lumbares y diecisiete pares de costillas, una configuración anatómica muy compacta que les permite levantar la cola y cargar con jinetes más pesados.

Con respecto a loa humanos los caballos carecen de clavículas de forma que las patas delanteras se unen a la columna mediante una serie de músculos, ligamentos y tendones que se encargan de dar sujeción a las escápulas. Los movimientos del cuello se debe a la articulación de las dos primeras vértebras cervicales que por ello tienen nombre propio: Atlas y Axis.

Como en el resto de vertebrados la columna vertebral protege la médula espinal, donde el canal por el que discurre se hace más estrecho a medida que nos acercamos a la grupa y cola del animal. En la zona dorsal del tórax, en la parte donde se asienta normalmente la montura, las vértebras torácicas se encuentran prácticamente a flor de piel, de ahí que como medida de protección sea obligatorio utilizar sudaderas y salvacruces.

Es precisamente en la región vertebral torácica (cruz y espalda) y en la lumbar (grupa) donde existen más riesgos de lesiones derivadas de una monta incorrecta. Para evitarlo los expertos aconsejan someter a nuestro caballo a un calentamiento previo, siendo especialmente desaconsejable que procedamos a su monta nada más salir de la cuadra. Por otro lado, la correcta colocación de la silla de montar y el empleo de los protectores obligatorios contribuirán a disminuir los impactos sobre las vértebras torácicas, evitando que nuestros caballos sufran de molestias y lesiones por este motivo.

En las patas de un caballo la rodilla estaría formada por los huesos del carpo, lo que vendría a ser la muñeca de los humanos; tibia y peroné formarían un único hueso, como sucede con el cúbito y el radio de las extremidades anteriores, y el corvejón englobaría huesos equivalentes a nuestro tobillo. Como ya explicamos anteriormente los cascos o pezuñas corresponden con dedos atrofiados que se han convertido en un solo conjunto calcificado.

Por último, añadir que la cabeza es una de las partes que más llaman la atención en el esqueleto de un caballo, dado que está formada por un total de 34 huesos de los cuales los dos que conforman la mandíbula inferior son móviles.

seguro para caballos

Esqueleto de un caballo: ¿Cuántos huesos y músculos tiene?
4.1 (82.86%) 7 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *