Dentición Perros: Cómo evitar que tu cachorro muerda

Aquí tienes unos breves consejos para que la etapa de dentición de tu cachorro no se convierta en un problema ni para tu perro ni para ti.

cachorro que muerde

A los cachorros les encanta morder. No pueden evitarlo. Su boca, tras su olfato, es la herramienta con la que mejor exploran y conocen el mundo. Pero si tu perro se aficiona demasiado a morder lo que no debe podemos acabar teniendo algún disgusto.

Primero porque, no nos engañemos: será un cachorro, pero sus mordiscos pueden acabar haciendo daño. Y segundo porque adorarás a tu cachorro, pero hay también muchas cosas a las que tienes aprecio y no quieres que las destruya, víctimas de su etapa de dentición. Máxime cuando las primeras damnificadas suelen ser nuestras manos.

Por eso vamos a darte unos breves consejos para aprender a inhibir la mordedura de tu cachorro. Es difícil regañarles por un comportamiento que en ocasiones puede ser tan adorable, pero también debes tener en cuenta que no será un cachorro para siempre. Y cuando sea mayor sus dientes serán más grandes y su afición por morder puede acarrearte problemas aún más grandes.

Cómo evitar que un cachorro muerda:

  • Reemplaza tu mano por un juguete o hueso: Si tu cachorro se ha aficionado a morderte los dedos o la mano no dudes en hacer uso de juguetes o mordedores para perros. Será mucho más satisfactorio, tanto para el animal como para ti. Además así empezará a aprender qué se puede morder y qué no.
  • Grita: Si durante el tiempo de juego tu cachorro te muerde o te coge con su boca debes dar un grito y decirle «No muerdas». El perro se asustará y soltará. Si lo haces tienes que dejar también de jugar con él en ese instante. Para que entienda que realmente algo paso y no asuma que el grito es parte del propio juego. Si para y te lame debes recompensarle con caricias y alguna felicitación verbal. Y a continuación reemprende el juego con él.
  • Abandona la habitación: Si la sugerencia anterior no funciona, hazla igualmente (grita «ay, no muerdas») y abandona la estancia en la que estuvieses con el cachorro. Deja al perro allí encerrado unos 30 segundos (es importante que tampoco haya ninguna otra persona en la estancia con él) y luego vuelve. Si te recibe en la misma puerta salúdale normalmente y reemprende el juego. Hazlo tantas veces como sea necesario. Así entenderá que morder interrumpe lo que más adora en el mundo: jugar contigo.
  • Mal sabor: Algo similar a lo que se hace con los niños que se muerden las uñas. Puedes probar a impregnar tus manos con uno de estos líquidos que son inocuos pero saben a rayos. También algún otro objeto que tu cachorro se haya aficionado a morder y no sea apto para ello. Si lo haces durante unos días enseguida le va a desmotivar el mal sabor de boca que le va a dejar morderte.
  • Paciencia: Ante todo recuerda que tu cachorro todavía está aprendiendo y llevará un tiempo que aprenda ciertas cosas. No desesperes, porque es totalmente normal que muerda. Es su forma natural de juego, así que no aprenderán que no deben hacerlo hasta que tú te esmeres en enseñárselo.
  • Ante casos graves…. no lo dudes, veterinario o etólogo. Tanto si tu perro muerde de forma agresiva como si crees que lo hace de una forma o con una frecuencia que no es normal. Es importante atajar este tipo de problemas cuanto antes. Y no hay nada mejor que la ayuda de un profesional.
perrito que muerde un palo

Consejos durante la dentición

Si los perros ya de por sí son aficionados a explorar el mundo a base de mordiscos, no digamos ya cuando son cachorros y están en mitad de su proceso de dentición. Así que ahí van otros cuantos consejos para que esta etapa no resulte traumática para él o para ti.

  • Sé paciente: ¿Nos repetimos? Puede, pero dicen que la paciencia es la madre de la ciencia. Y debes tener además en cuenta que la dentición puede ser un proceso doloroso para un cachorro, al igual que lo es para un niño. Notarás un aumento en el mordisco, pero no es porque esté enfadado o agresivo, es porque le duele. No lo olvides.
  • Humedece su comida: El dolor en su boca puede desincentivar que el perro coma su pienso. No es mala idea humedecerlo durante la dentición, para facilitarle las cosas. No recurras a la comida húmeda de lata si no te lo ha recomendado tu veterinario. No queremos que su dieta se desequilibre ni que él se malacostumbre.
  • Congela sus juguetes: Al inicio de la dentición se hinchan las encías y es algo muy molesto. El frío suele aliviarles, así que no es mala idea dejar a ratos sus juguetes, mordedores o kongs en el congelador. Les darán alivio y será una buena ayuda para reducir la inflamación que están sufriendo en su boca.
  • Siempre algo masticable a mano: Hoy en día existen mil y un accesorios y juguetes para morder que pueden ser el mejor aliado para esta etapa del desarrollo de tu perro. Si bien es cierto que debes tener cuidado con cuál eliges (compra juguetes de calidad, sin tintes tóxicos). Además es importante que supervises a tu cachorrito regularmente para comprobar que no se hace daño.
  • Atención a su boca: Sigue muy de cerca la evolución de la boca de tu pequeño de cuatro patas. La dentición puede durar desde unas semanas hasta meses (dependiendo de la raza). Es importante vigilar que no haya problemas para, de detectar alguno, poder atajarlo rápidamente en el veterinario. Ya que los perros pueden tener tantos problemas o incluso más que nosotros en su boca. El cuidado de sus dientes es incluso más crucial que en el ser humano. Por eso es bueno que comiences a limpiar sus dientes desde que le salen. El sarro es un enemigo muy peligroso. También debes estar atento a dientes de leche que no terminan de caerse y que pueden dificultar o perjudicar la salida de los dientes definitivos.
seguro veterinario para perro

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *