Dogo Argentino, el Messi de los perros de presa

Considerado en nuestro país como uno de las ocho razas de perros potencialmente peligrosos (PPP), el Dogo Argentino surge como raza en la primera mitad del siglo XX. Creado inicialmente como perro de combate pronto su color blanco se hizo famoso en las jaurías de caza y como animal de guarda y custodia.

dogo argentino

La mejor definición del Dogo Argentino debemos atribuírsela al creador de esta raza canina, el médico Antonio Nores Martínez, que afirmó que “es el mejor perro entre todos los perros de presa y el de más presa entre todos los perros del mundo”, una frase que lo convierte en el Messi de los perros de su categoría.

Estas características que justifican que en España el Dogo Argentino figure en el catálogo de PPP (Perros Potencialmente Peligrosos), como sucede en otros muchos países europeos, y que en otros, como es el caso de Australia, Nueva Zelanda o Noruega, incluso esté prohibida su importación.

A comienzos del pasado siglo XX el Dogo Argentino comenzó a ser desarrollado por Antonio Nores con el objetivo de obtener perros de presa con grandes actitudes para la caza mayor, el combate y la guarda, para lo cual cruzaron a los hoy extintos perros de combate oriundos de la región de Córdoba con mastines, dogos alemanes, alanos, bull terrier, mastiffs, etc.

El color blanco del Dogo Argentino rápidamente se hizo famoso en los círculos de peleas de perros, aunque los animales de la llamada “casta araucana” no servían para la caza puesto que eran muy agresivos entre sí y carecían del suficiente olfato, lo que provocó que sus criadores introdujeran “sangre pointer” en esta raza con el objetivo de conseguir la que posteriormente sería “casta guaraní”, mucho mejor adaptada a las actividades cinegéticas.

Aunque oficiosamente el Dogo Argentino existía desde 1928 no sería hasta 1973 cuando los estándares de esta raza fueron finalmente aceptados por la Federación Cinófila Argentina, primero, y por la FCI, después. Los machos pueden pesar entre 40 y 45 kg (entre 40 y 43 kg las hembras) y tener una altura entre 60 y 68 centímetros (entre 60 y 65 centímetros las hembras).

A nadie se le oculta que el Dogo Argentino es robusto, con una estructura ósea y muscular maciza, resistente, activo, enérgico, ágil y muy dominante con sus congéneres y las personas y bienes que tiene bajo su custodia y fácilmente distinguible del resto de perros por su pelaje totalmente blanco (no se aceptan pigmentaciones), una característica que en el monte facilita su reconocimiento por parte de los cazadores.

Al tratarse de un perro de presa sus labios le permiten continuar respirando sin necesidad de soltar y generalmente trabajan en jaurías compuestas por cuatro perros. Su cabeza es grande y presenta una poderosa mordedura. Su esperanza de vida puede alcanzar hasta los doce años.

Uno de los «problemas» del Dogo Argentino es que precisa una socialización adecuada desde cachorro, con el objetivo de que el animal no presente problemas de conducta cuando alcance la edad adulta, lo cual no evita que sus propietarios estén obligados en nuestro país a suscribir un seguro de Responsabilidad Civil, dado que el Dogo Argentino, como decíamos anteriormente, tiene la calificación de PPP.

Pese a la mala fama que arrastra por su categorización como PPP, ha demostrado ser un animal más que capaz de ser una mascota ideal y que puede convivir con otros animales e incluso con niños sin ningún tipo de problema. Como ya hemos incidido en anteriores ocasiones, todos los perros calificados como PPP (ya sea por sus características físicas o por su origen histórico) pueden ser perros sociables, dóciles y cariñosos. La clave está, como siempre, en darles el cariño, atención y educación adecuados.

Al igual que sucede con dálmatas, boxer blanco o bull terrier blanco el Dogo Argentino puede desarrollar un tipo de sordera unilateral o bilateral relacionada con la falta de pigmentación, junto a otras patologías frecuentes como la displaxia de cadera y la llamada demodexia, que suele darse en algunos ejemplares jóvenes.

seguro para perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *