Donar sangre: una responsabilidad de todos los ciudadanos

España está a la cabeza de los trasplantes y ello es posible, entre otras cosas, porque los hospitales que realizan este tipo de intervenciones disponen de las suficientes reservas de sangre. Se calcula que cada tres segundos se consume en nuestro país una bolsa de sangre y que tan sólo el 5% de los donantes potenciales lo hacen.

Donar sangre

En los hospitales españoles se necesita una bolsa de sangre cada tres segundos y los responsables sanitarios trabajan sobre la hipótesis bien calculada de que uno de cada diez pacientes hospitalizados y que al menos una de cada dos personas sanas precisará de una transfusión en algún momento de su vida.

Para poder medir cuales son las necesidades hay que tener en cuenta que en una operación de cadera se precisan entre seis y ocho bolsas de sangre, entre veinte y treinta bolsas cuando se trata de atender a una víctima grave en accidente de tráfico y hasta cincuenta bolsas pueden llegar a utilizarse en cualquiera de los múltiples trasplantes que se realizan en nuestro país. Y eso tan sólo si hablamos de transfusiones de hematíes (glóbulos rojos).

Faltan donantes

En estos momentos en España tan sólo donan sangre un 5% de las personas que potencialmente podrían hacerlo, lo que en determinadas épocas del año, principalmente en verano, provoca que exista déficit de determinados grupos sanguíneos.

Hay que tener en cuenta que una cantidad de tan sólo 450 ml de sangre puede llegar a salvar la vida de tres personas, puesto que tras la extracción ésta de divide en hematíes (glóbulos rojos), plasma y plaquetas.

El cuerpo humano contiene, aproximadamente, unos cinco litros de sangre, de forma que elvolumen que se extrae con la donación es un pequeño porcentaje que se repone con facilidad bebiendo líquidos, de forma que la persona puede retomar sus ocupaciones habituales sin que exista ningún efecto secundario.

¿Quién puede donar sangre?

Legalmente en una extracción sería posible obtener un 13% del volumen total de sangre, pero teniendo en cuenta la capacidad estándar de las bolsas de sangre lo habitual son extraer 450 cc.

Cualquier persona entre 18 y 65 años, que no tenga ningún inconveniente a nivel de salud y que pese más de 50 kg puede ser donante potencial, siempre con el visto bueno previo de los especialistas, aunque en las personas mayores de sesenta años no se admite que la primera donación se haga superada esta edad.

Bolsa de sangre

A nivel médico se admiten hasta cuatro donaciones anuales en los hombres, dejando al menos dos meses de intervalo entre una y otra, y hasta tres donaciones en las mujeres. Cuando el donante se haya realizado un tatuaje o un piercing, por ejemplo, se aconseja esperar cuatro meses para ser donante. En el caso de mujeres embarazadas hay que esperar a que transcurran seis meses del parto o del periodo de lactancia.

Todo el procedimiento de reconocimiento, donación y periodo de relax tras la extracción no dura más de treinta minutos, aproximadamente, y no es necesario acudir en ayunas a la extracción, aunque si es aconsejable evitar la ingesta de comidas grasas con antelación o el consumo de alcohol.

En relación con los medicamentos la aspirina y los antinflamatorios no son un obstáculo para poder donar, mientras que en el caso de antibióticos habrá que esperar al menos quince días. En cualquier caso en el reconocimiento previo será el especialista médico el que decida al respecto.

La sangre también caduca

Después de la extracción la sangre tiene periodo de caducidad, en concreto los glóbulos rojos pueden aguantar 42 días a una temperatura de 4ºC, las plaquetas siete días en agitación y a una temperatura de 22ºC y el plasma es el que más dura ya que se puede congelar a -40ºC y servir durante al menos dos años.

Finalmente, apuntar que el grupo sanguíneo mayoritario entre la población es el O+ con un 36% de las personas y que el más versátil, aquel que puede utilizarse de urgencia en todos los pacientes y que por lo tanto recibe el calificativo de «universal» es el O-, aunque en este caso el problema es que tan sólo entre un 5 y un 7% de la población posee este tipo de sangre.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *