Embarazo de una yegua: Cuánto dura, cuidados y fases – GUÍA

embarazo de una yegua

Las yeguas necesitan una atención y unos cuidados especiales y específicos durante el periodo de embarazo. De esta forma mantendrán su organismo equilibrado y protegeremos tanto a la madre como al feto y futuro potro. Resolvemos todas las dudas que puedas tener sobre el proceso y te ayudamos a afrontarlo con algunos consejos básicos con los que asegurar que todo salga como queremos.

Cómo saber si una yegua está embarazada: celo y síntomas

Como es lógico, el primer paso no es otro que saber con seguridad si tu yegua está embaraza, algo que podemos comprobar mediante métodos químicos y no químicos. Si tuvo un encuentro con un macho y tenemos dudas, a las dos semanas (14 días) podemos acercarla a otro para ver su reacción y comportamiento, que será el de rechazo si está embarazada. Los síntomas de celos serán otro de los aspectos de su actitud en los que podemos fijarnos, que serán llamativos en caso de haber comenzado el embarazo: moverá la cola, abrirá y cerrará la vulva, expulsará fuertes chorros de orina o mucosidad, etc.

cómo saber si yegua está embarazada

Pero ten en cuenta que estos métodos no son cien por cien fiables, ya que una yegua no suele mostrar síntomas de fertilidad durante el embarazo. De hecho, no es habitual que presenten dilatación abdominal hasta los tres meses de gestación. Por ello, conviene que nos aseguremos mediante otros métodos que aportan mayor fiabilidad, como una ecografía (método más fiable), un análisis de sangre u orina tras 45 días, o incluso palpando su útero, una prueba que debe realizar el veterinario a las dos semanas del encuentro de la yegua con el macho. Cuanto antes nos aseguremos de su estado, más pronto podremos comenzar a emplear las medidas convenientes para el proceso y evitar sustos, imprevistos o un posible aborto que puede producirse si no se llevan a cabo los cuidados convenientes.

No olvides que el celo comienza en la primavera (marzo) y se prolongará hasta el final del verano (septiembre), durando cada ciclo 21 días, de los que cinco están receptivas y los dos últimos ovulan. Es probable que el animal comience a mostrar síntomas de estar en esta fase cada tres semanas. Pero, como decimos, si percibes que rechaza el contacto con algún macho, es posible que eso signifique que se encuentra embarazada.

Cuánto dura el embarazo de una yegua

La respuesta rápida son alrededor de 11 meses, aunque podría durar uno menos o, en cambio, prolongarse hasta el año completo. Cerca de un año en el que los cuidados que debe recibir la yegua tanto para asegurar el bienestar tanto de ella como del futuro potro. Para ello debemos acondicionar el ambiente y aportar al animal todo aquello que necesite durante este periodo de gestación.

Una yegua sana y con buen estado de salud podría llegar a tener durante su vida fértil (Desde los 4 hasta los 15 años habitualmente) hasta diez embarazos.

Cuidados durante el embarazo

Los nutrientes, el forraje y la hidratación son aspectos fundamentales para que el embarazo transcurra como debe. No olvides que la deshidratación o la desnutrición, aparte de otros elementos naturales, pueden provocar el aborto de la yegua y la pérdida del feto. El efecto contrario llevado al extremo tampoco es conveniente, puesto que la obesidad y un estado de sedentarismo continuo durante la gestación también presentaría complicaciones.

CABALLOS SUOKKI

De hecho, el ejercicio es otro factor importante que debe cumplir la hembra de forma diaria, con prácticas como la de un paseo de menos de una hora que le ayudarán a mantener su peso idóneo. Por otra parte, es necesario que prestemos atención al contacto de la yegua con otros equinos que puedan estar contagiados de algún virus del que la debamos proteger. Realiza visitas periódicas al veterinario durante estos meses para revisar su estado y no llevarnos sustos innecesarios.

Desparasitación y vacunación

Estos aspectos que son básicos para el bienestar de cualquier animal o mascota, lo serán más si cabe cuando estamos ante un embarazo. Seguir la cartilla de vacunación y desparasitación es una obligación que posee más importancia si la yegua está preñada. Esto permitirá además que la madre pase sus anticuerpos al feto y futuro potro. Tanto la desparasitación como aplicación de las vacunas correspondientes deben llevarse a cabo en el último mes de embarazo.

Alimentación a seguir para la gestación

Fibras, proteínas, minerales, vitaminas, carbohidratos de forma moderada. Todos estos elementos deben incluirse en la dieta de una yegua embarazada para que cuente con el nivel de energía que necesita para afrontar este proceso, siempre en las cantidades recomendadas para no aumentar el riesgo de sobrepeso. La cantidad de alimento puede depender, además de sus características físicas, también de su temperamento y de la cantidad de pasto con la que dispongamos. Pero no debe engordar demasiado, y si así fuera deberemos consultar con el veterinario, que es posible que nos indique que volvamos a facilitarle la dieta habitual.

Alimentación yegua embarazo

También puedes recurrir a piensos específicos que ofrece el mercado para yeguas preñadas. Consulta con tu veterinario para decantarte y asegurar la base de nutrición que necesita su dieta estos once meses que se prolonga la gestación. Aunque depende de su tamaño y proporciones, una yegua suele necesitar consumir unos siete kilogramos de heno de forma diaria durante el embarazo, aunque puede reducirse según el espacio y el pasto. También necesitará avena.

Ni que decir queda que el animal necesitará una hidratación de forma prolongada a lo largo del día, por lo que debes dejarle cerca agua limpia y fresca.

Fase final pre-parto

Uno de los síntomas que puedes notar y que indicará que el parto comienza a acercarse es aquel instante en el que la leche comienza a manar de sus ubres en forma de chorros de manera intermitente. Esto pasará unos días antes del parto y será una señal para que estés preparado de que el momento se acerca. Además, rehuirá de otras personas y también de equinos que puedan estar próximos a ella, por lo que conviene que mantengamos a la yegua en un espacio aparte en el que además pueda parir. Una vez nazca, el potro necesitará amamantarse y no dejará de hacerlo hasta los seis primeros meses, duración del periodo de lactancia. Como hemos mencionado, la desparasitación y vacunación se harán este último mes de embarazo.

Si has llegado a este artículo y te interesa conocer más información similar, te animamos a leer LA ALIMENTACIÓN DURANTE EL EMBARAZO y EL EMBARAZO EN PERRAS.

seguro para caballos

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *