Las jockettas: las mujeres que triunfan en la hípica

En nuestro país hasta la década de los setenta las mujeres tuvieron prohibido montar caballos de carreras y tuvimos que esperar hasta 1982 para que Pilar Gómez se convirtiera en la primera «jocketta» profesional, aunque por el momento la más laureada sigue siendo la donostiarra Gloria Madero.

jocketta y su caballo

El pasado 8-M se celebraba en todo el mundo el Día de la Mujer y cuando hablamos de un apoyo a las políticas de igualdad entre hombres y mujeres en todos los sectores y ámbitos de la vida diaria, en las carreras de caballos nos encontramos con una de las actividades deportivas donde las mujeres, las «jockettas» como son llamadas popularmente por una derivacióndel vocablo francés “jockete”, continúan siendo una minoría frente a los jockeys.

Pero quién dijo que una mujer no puede dominar igual que un hombre el fuerte temperamento de un caballo pura sangre y montar con garantías de éxito a un animal que pesa más de 400 kg y que es capaz de galopar a 50 km/h. De hecho en países de referencia en este deporte como son Reino Unido, Francia o Estados Unidos, caballos muy cotizados en el mundo de la hípica y de las carreras son entrenados por mujeres, que se consideran que tienen más tacto y mayor destreza para el manejo de un determinado tipo de caballos.

Sin ir más lejos cuando hablamos de competición desde marzo de 2017 las «jockettas»  cuentan en Francia con un descargo de 1,5 kg, una medida que fue muy polémica en su día y que ha supuesto que desde entonces las victorias de mujeres se hayan incrementado un 165% en aquellas carreras donde existe la posibilidad del descuento de peso, mientras que en los GP que se disputan en igualdad esta diferencia no se produce y es ahí donde los jockeys son más demandados que las mujeres.

Jocketta.

Pero a esas alturas nadie discute la valía de «jockettas» como Hayley Turner o Josephine Gordon, que ya han ganado varios grandes premios en carreras celebradas en el Reino Unido; sin dejarnos en la memoria nombres como el de Geraldine Reese, la primera mujer en finalizar una edición del Grand National, la exigente prueba de obstáculos que todos los meses de abril se celebra en el hipódromo británico de Aintree, o el de Carrie Ford que en la edición de 2005 tomó la salida a sus treinta y tres años montando a Forest Gunner, uno de los caballos favoritos, y tan sólo unas semanas después de haber tenido a su primera hija.

En España la presencia de mujeres en el «turf» es la excepción que confirma la regla y hay que recordar que hasta la década de los setenta tenían prohibido participar en carreras de caballos de forma oficial. La primera prueba de amazonas de disputó en 1974 en el hipódromo sevillano de Pineda y la ganadora fue Rocío Arango, que por cierto volvió a vencer en la primera carrera de mujeres que ese mismo año tuvo lugar en el hipódromo de La Zarzuela.

En nuestro país la primera «jocketta» profesional fue Pilar Gómez en 1982, aunque antes que ella hay que anotar nombres de amazonas amateurs como Paula Elizalde, Conchita Mínguez o Ana María García, aunque entre todas las «jockettas» españolas destaca la donostiarra Gloria Madero, que hoy por hoy es la más laureada a nivel nacional e internacional y que desde que se retiró hace tres años ejerce como entrenadora.

Actualmente en España tenemos cinco ‘jockettas’ y siete amazonas, según las licencias expedidas por el Jockey Club Español, organismo que está encargado de regular las carreras de caballos en nuestro país, entre ellas Nieves García, Ingrid Koplikova, Lucía Gelabert o Marinen Monceaux, mientras que como entrenadoras además de Gloria Madero también está Michela Augelli.

seguro para caballos

Las jockettas: las mujeres que triunfan en la hípica
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *