Las mejores rutas en autocaravana por Francia

La nación gala es el destino perfecto para descubrirlo de arriba a abajo con una vivienda sobre ruedas. En verano es el momento perfecto, porque nos ayudará a alejarnos un poco del excesivo calor que está haciendo en la Península Ibérica durante los últimos años. Nuestro país vecino es un auténtico paraíso completamente desconocido que se encuentra excesivamente cerca como para no lanzarse a la aventura de recorrer cada uno de sus rincones. ¡Te desvelamos las mejores rutas en autocaravana por Francia!

En publicaciones anteriores te hemos mostrado las mejores rutas en autocaravana por el Norte de España, es el momento de lanzarnos más a la aventura, ir más allá y cruzar la frontera. El país galo es nuestro próximo destino para recorrer cada una de sus esquinas bajo este formato de viaje. Te proponemos dos rutas muy completas e ideales para hacer en verano con seis paradas cada una, la primera por el Suroeste de Francia y la segunda por el Sureste.

ÍNDICE

Las mejores rutas en autocaravana por Francia: Suroeste

En esta ocasión te ofrecemos un viaje por parte del País Vasco Francés y continuaremos hacia arriba, aprovechando la preciosa costa que tiene la nación vecina y sus vistas constantes hacia el Océano Atlántico. Nuestra primera parada es Hendaya y desde este municipio francés fronterizo con España vamos subiendo siempre lo más cercano al mar posible hasta terminar en la Rochelle. Durante todo este trayecto disfrutarás de 6 paradas que combinan municipios llenos de historia y lugares paradisiacos. Francia no es el único país vecino del que podrás encontrar espectaculares rutas en autocaravana: Portugal también es un destino perfecto para hacerlo en este formato de viaje.

Hendaya, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La primera parada de nuestra ruta en autocaravana por el Suroeste de Francia es esta pequeña comuna francesa que se localiza literalmente en la frontera con España. Entre todas las delimitaciones que hay tanto con Portugal como con Francia es el pueblo más cercano. Hasta el punto de que junto a los municipios de Irún y Hondarribia (Guipúzcoa) conforma la bahía de Txingudi y están separados por el río Bidasoa que separa ambas naciones.

Qué ver en Hendaya

Entre los monumentos históricos más conocidos de Hendaya, el más emblemático es el Castillo d’Abbadie, situado a las afueras de la ciudad sobre unos acantilados. Un edificio al que la palabra extravagante se le queda corta y no le falta decoración, una vez entrés por la puerta serás consciente de su inmensidad y entenderás el motivo de la expresión previa. Su dueño era Antoine Thomson d’Abbadie: un explorador y geógrafo muy conocido por sus viajes por todo el mundo, considerado uno de los grandes impulsores de la cultura vasca. Una personalidad muy única que refleja en su domicilio, desde el exterior puedes ver un castillo muy lineal pero lo importante es su interior. Su constante mezcla de estilos y temáticas es abrumadora, además según los expertos en arte combina a la perfección, el motivo de su fama es este carácter tan especial y único.

Una de las maravillas que rodea a este impresionante edificio es el Dommaine d´Abbadia, un parque natural protegido con una extensión de 64 hectáreas. Su trayecto es mayoritariamente por la costa así podrás ver la inmensidad del Océano Atlántico en casi todo momento. Justo en sus rocas podrás apreciar los famosos flysch, estas formaciones rocosas de granito las podrás ver a lo largo de la ruta, sobre todo en las paradas que forman parte del País Vasco francés.

El motivo por el que son tan únicas estas formaciones rocosas es por la mezcla en la misma costa de capas rocas duras cohesivas intercaladas junto a otras más blandas friables. Esta combinación favorece la erosión diferencial, puesto que las capas friables se desgastan más rápido y más fácil que las capas cohesivas. El resultado es estas combinaciones rocosas tan excepcionales.

El casco histórico de Hendaya empieza en la estación de tren, una de las zonas más antiguas del municipio y que apenas ha sido renovada desde su fundación. Esta ubicación es tan importante históricamente porque se considera que cambió el curso de la II Guerra Mundial, ya que en uno de sus vagones se reunieron Francisco Franco y Adolf Hitler. Ambos dirigentes quedaron para discutir la participación de España en el conflicto bélico el 23 de octubre de 1940 pero no se llegó a ningún acuerdo por las complicadas pretensiones del líder español. La leyenda cuenta que el militar gallego llegó tarde a la reunión para dejar claro al alemán quien mandaba.

No es la única intervención de los españoles de Hendaya. En 1793 la invadieron destrozando toda la ciudad y obligando a reconstruirla casi en su totalidad. Aunque sea por un aspecto negativo, gracias a la invasión, la comuna francesa se convirtió en el lugar donde nació el estilo arquitectónico neo-vasco que tanto caracteriza al municipio y a los distintos pueblos que conforman el País Vasco francés y el español.

Un estilo que podrás ver a lo largo de toda la ciudad, una vez disfrutado de sus calles acude a la Plaza de la República si te apetece descansar y tomar algo. El lugar con más ambiente de todo Hendaya y donde se sitúa la famosa Iglesia de San Vicente construida en el S.XVI. Su estilo es clásico, por fuera muy pulido y de color blanco, muy adaptado al carácter de las casas que hay a su alrededor. En el interior lo más destacado es su antigua cruz y las galerías de madera que hay en sus laterales.

La playa más famosa de Hendaya es Ondarraitz, un formato urbanizado que la recorre completamente, como en España puede ser la de San Sebastián o la de A Coruña. Su extensión es de 3 kilómetros, cifra que la coloca entre las más grandes de toda la costa vasca. Su paseo marítimo, Boulevard de la Mer es otra buena opción si quieres dar un paseo frente al mar. Este une el puerto deportivo y el pesquero, más adentro del mar están las enormes rocas conocidas como las Gemelas justo debajo de los acantilados del ya mencionado Castillo d’Abbadie. En verano es una de las zonas donde más ambiente hay gracias a todas las tiendas, bares, y restaurantes del paseo, uno de los lugares predilectos de los locales para disfrutar del atardecer.

Es curioso que las mejores vistas de Hendaya estén al otro lado de la frontera. Justo en el final de la bahía Txingudi, se localiza el Mirador del Faro de Higuer. En este lugar es donde verás en su máxima expresión la dureza del mar, sin ninguna bahía que los proteja del Océano Atlántico, las olas rompen fuertemente contra la costa. Aquí es también donde mejor veras los ya mencionados flysch, podrás incluso llegar hasta ellos, y no conformarte con contemplarlos desde la lejanía.

Dónde dormir en Hendaya

Camping Amezta Hendaya: un camping situado a las afueras del municipio, a tan solo 30 minutos caminando del centro de Hendaya y 15 minutos de la playa más cercana. Sus instalaciones son bastante completas cuentan con piscina, varias pistas deportivas, parques infantiles además de organizar muchas actividades y eventos para toda la familia en los meses de verano.

Dónde comer en Hendaya

  • Hell´s Burger: un lugar centrado únicamente en hamburguesas. Sus opciones son bastante limitadas apenas cuenta con cinco tipos a los que puedes añadirle varios complementos. Aun así es de los restaurantes mejor valorados de Hendaya y eso solo puede significar que los productos que ofrece son de máxima calidad y del mejor sabor posible. Su precio de menú es de 15€.
  • Txirimiri: la combinación de la comida española con la francesa. Se ubica justo en el centro de Hendaya en segundo nivel de playa. En su carta disfrutarás de todo tipo de platos desde pulpo, chipirones y demás productos del mar pasando por varias tapas y raciones, hasta esplendidas piezas de carne que te enamoraran. Su precio medio ronda los 25€.
  • Restaurant Arroenia: el punto fuerte de este restaurante es que casi toda la comida que ofrecen pasa por su parilla. Es un local tradicional y acogedor con una carta de gastronomía francesa bastante parecida a la opción previa. Cuenta también platos culinarios españoles, se nota la cercanía entre ambos países. Su precio por comensal es de 25€.

Ocio en Hendaya

Si te apetece disfrutar de un paseo con vistas al mar más cerca de la ciudad y más tranquilo, el más recomendable es por la bahía Txingudi. Donde tendrás un paisaje de en sueño, si haces el recorrido que hay entre el casco histórico y el puerto deportivo. Durante su trayecto encontraras varios miradores desde los cuales veras fácilmente Irún y Hondarribia. El mejor momento para realizarlo es cuando está atardeciendo y podrás ver una impresionante puesta de sol sobre el Océano Atlántico.

Si te apetece hacer una excursión la localidad de Biarritz está tan solo 30 kilómetros de Hendaya. El destino más visitado del País Vasco francés, cuidado con las fechas en las que acudes sobre todo en los meses de verano porque en sus calles puede que no quepa ni un alfiler. Muy famoso por ser una ciudad balneario desde hace varios siglos, donde acudía la gran mayoría de la aristocracia francesa que pasaban sus vacaciones en esta clásica ciudad con mucha historia.

Los balnearios no son una práctica muy común entre las personas que hace rutas en autocaravana pero si te apetece ya sabes dónde acudir. Es muy curioso los diferentes tipos de público que recibe esta localidad francesa, ya que también es el destino predilecto de muchos surfistas que acuden todos los veranos para aprovechar las enormes olas de su costa.

San Juan de Luz, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

Esta localidad es la segunda parada de nuestra ruta, pertenece también al País Vasco Francés, justo al final del Golfo de Vizcaya y en las inmediaciones del Mar Cantábrico. Los visitantes y sus habitantes sacan la misma conclusión, es “uno de los secretos mejor guardados de los franceses que viven en las cercanías”. A pesar de su enorme belleza no es uno de los destinos predilectos de los turistas, aunque cada vez está cogiendo más fama. Estás a tiempo de no perdértelo antes de que se masifique.

Qué ver en San Juan de Luz

En el municipio está la desembocadura del Río Nivelle, en su tramo final han situado el puerto deportivo que separa San Juan de Luz de Ciboure, a pesar de su cercanía son distintos municipios. La primera parada debe ser el antiguo puerto pesquero que parece parado en el tiempo y así entenderás el origen tan humilde del pueblo. En sus inicios se centraba en la pesca de ballenas, ahora ha cambiado a la pesca de la anchoa, el atún o la sardina. Sin duda lo más sorprendente del puerto es su historia y su gran movimiento diario. Los colores de los distintos edificios que conforman la zona te parecerán que han sido editados pero son más reales que la vida misma.

El monumento más importante de San Juan de Luz es la Iglesia de San Juan Bautista, un edificio que empezó a construirse en el S. XV y finalizado en el S.XVII, ubicada en la Rue Gambetta. Su estilo es muy curioso porque a simple vista, su exterior no parece muy impresionante y bastante simple. Sin embargo su interior está muy decorado y es lo que más merece la pena sin ninguna duda de la visita. Se compone de una única estructura, cuenta con varias galerías de madera, con balcones y vidrieras que le dan un toque diferente. Su gran punto fuerte es su balcón en el campanario de entrada gratuita y desde donde disfrutarás de unas buenas vistas de todo el pueblo.

Si te sitúas en el paseo marítimo de Promenade Jacques Thibaud, los monumentos más famosos son el Gran Hôtel y el Casino La Pergola, muy buenos para tomar algo durante el atardecer. Una vez cae la noche es de las zonas con más ambiente, todos los bares se llenan de energía y música. Te sorprenderá que muchas de las casas del paseo marítimo están conectadas a este mediante un puente. Un acceso muy único, justo cuando el paseo debería conectar con los hogares se ha creado una especie de barranco para que solo se pueda acceder a través del puente. No se sabe muy bien cuál era su finalidad, si de seguridad, decorativa o para que si en ocasiones las mareas suben más de la cuenta las casas estén bien protegidas y no se inunden.

En el puerto deportivo donde se separan San Juan de Luz y Ciboure, se ubican las icónicas casas del pueblo que tan conocidas son gracias a las postales. El municipio vecino también debes visitarlo.

En Ciboure su monumento más destacado es el Fuerte de Socoa que cuenta con su propio puerto pesquero. En la actualidad esta fortaleza está bastante derruida y poco queda de la gran construcción que fue en su momento. Su gran punto fuerte es la ubicación, justo en el extremo de la bahía donde podrás ver de primera mano la inmensidad del mar desde el dique. Una estructura a forma de barrera donde chocan las olas con enorme fuerza, su función principal es la contención de las mareas y evitar el paso del agua. La gracia es colocarse justo en su centro y ver en primera fila como rompen las olas frente a esta estructura y que básicamente te empapes como si fuera una atracción de un parque acuático. Si las olas son muy grandes y el viento sopla muy fuerte ten cuidado de que cuando rompan no te arrastren con ellas.

Dónde dormir en San Juan de Luz

Zona de estacionamiento autocaravanas San Juan de la Luz Aire Camping Car (64500 Saint-Jean-de-Luz, Francia): un aparcamiento de autocaravanas en una ubicación privilegiada justo en la orilla del río y a tan solo 5 minutos del centro de San Juan de la Luz, podrás descubrir la ciudad sin mover la autocaravana. Es bastante simple, no cuenta con zona de recambio de aguas o de recargo baterías, únicamente sirve para el estacionamiento de dicho vehículo.

Dónde comer en San Juan de Luz

  • Toxi Goxoa: un restaurante en frente de la playa con unas vistas impresionantes centrado en los creps este plato tan típico en Francia y el marisco tan exquisito de la región. A partir de esta idea verás distintas posibilidades, incluso en la primera verás tanto dulce como salado. Su precio medio si pides solo creps ronda los 10€ si prefieres marisco ascenderá fácilmente hasta los 30€.
  • La Boëte: un lugar que en su origen hace muchos años era una pescadería y con el tiempo pasó a convertirse en restaurante. Aunque mantiene el mismo pescado y marisco de primera calidad que ahora podrás disfrutar en sus mesas, las ostras y las almejas entre los platos preferidos. Su precio final por comensal puede variar mucho dependiendo de la elección de cada uno pero no es un lugar en el que comer barato.
  • Restaurant La Mariposa: un restaurante en el que poder disfrutar de las delicias de la región pero a un precio más asequible para todos los bolsillos. Su carta se centra en carnes y pescados, en platos combinados, el precio medio por comensal ronda los 15€.

Ocio en San Juan de Luz

Esta localidad nos ofrece una larga lista de playas sobre todo en sus alrededores, en las que ir a poder pasar un buen día de verano. La más conocida y cercana es la de Grande Page junto al paseo marítimo, la que más gente recibe por lo tanto la menos tranquila. La Bahía San Juan de Luz tampoco es muy grande, si buscas una playa con menos gente tendrás que alejarte considerablemente del centro. La más cercana es la Playa de Ciboure en el otro extremo de la bahía, la más pequeña de la zona y la más tranquila para pasar el día. Las segundas más lejanas son Plage d’Erromardie y Plage de Lafitenia, están a mucha distancia como para ir andando ya que se tardan más de media hora, la segunda incluso una hora. Aun así si estás dispuesto a mover la autocaravana merecerá totalmente la pena, son naturales y no van casi turistas.

Si prefieres dar un paseo sin punto fijo, piérdete por sus calles o visita su impresionante Jardín Botánico que a pesar de estar un poco a las afueras de la localidad es fundamental. Uno de los lugares de San Juan de Luz que mejores vistas ofrece, ya que tienes durante su trayecto varios miradores que dan directamente al Mar Cantábrico. El mejor lugar para tener unas mejores vistas del municipio y de toda la costa es La Colline Sainte-Barbe. Situada en el extremo derecho de la playa principal justo al fondo del paseo marítimo, hay que subir un poco pero merece la pena este mini parque con mirador.

Bayona, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La tercera parada de nuestra ruta supone la despedida del País Vasco Francés, Bayona es justo el límite de esta frontera. No es una ciudad costera, sin embargo el mar se encuentra a pocos kilómetros, puedes incluso llegar dando un paseo tranquilo. Un lugar del que te enamorarás y no querrás marcharte y que no podía faltar en las mejores rutas en autocaravana por Francia.

Qué ver en Bayona

Esta pequeña ciudad francesa es una de las más históricas de la ruta, muy famosa en nuestro país. Bayona es donde el rey Carlos IV y su hijo heredero al trono Fernando VII abdicaron la corona española en favor de Napoleón II en abril 1808. El general francés a su vez se la otorgó a su hermano José Bonaparte, ese mismo mes comenzó la invasión francesa. Durante muchos años padre e hijo estuvieron apresados en el país vecino mientras en la Península Ibérica comenzaba a sublevarse el pueblo español frente al ejército, en el famoso de 2 de mayo de 1808 en la capital los ciudadanos madrileños se levantaron frente a su invasor. La nación española fue ayudada en la reconquista por Inglaterra y Portugal, al final al general Napoleón Bonaparte no le quedó otra opción que retirar sus tropas de España y devolver la corona española en 1813.

La ciudad está separada por el río Adur y el río Nive, que separa sus dos distritos principales y más históricos el Grand Bayonne y el Petit Bayonne. Conectados entre sí por varios puentes con casas muy pintorescas en cada una de sus orillas. Ambos conforman el centro histórico de Bayona que en 1975 pasó a considerarse área protegida y actualmente cada vez más calles son solamente peatonales. De esta forma la visita de los turistas y el día a día de los lugareños es mucho más llevadero.

La lista de monumentos históricos de Bayona es bastante amplia, por un tema de facilidad y cercanía lo más recomendable es visitar primero los de una orilla y luego los restantes. El tour comienza desde el distrito de Grand Bayone, que compone el casco histórico y donde hay más cosas que ver. Empezamos por la espectacular Catedral de Santa María, el edifico más impresionante de la ciudad sin duda alguna. Una iglesia principalmente de estilo gótico pero que debido al largo tiempo que tardó en construirse aúna varios artes más. En varias ocasiones ha tenido que ser restaurada, sobre todo la fachada pero sin contar las reconstrucciones empezó en el S. XIII terminó en el S.XVII, aunque sus dos torres concluyeron en el S.XIX.

Esta catedral fue considerada Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco al ser parte de la ruta del Camino de Santiago en 1998, se la considera parada del trayecto de la costa atlántica.

Las estructuras defensivas de Bayona también son de visita obligatoria, la gran mayoría de la ciudad estuvo rodeada por una gran muralla de origen romano. En la actualidad solo se queda una parte, en su momento contó con una gran extensión y con 30 torres. Ahora mismo solo se quedan cinco, siendo la más destacada la Tour de Salt. Con el paso del tiempo y el fin de las guerras a la muralla se la han sumado casas. Por último está el Antiguo Castillo construido en el S.XII y se convirtió en la residencia de los distintos gobernadores y que en su momento formó parte de la muralla.

Los últimos edificios son el Ayuntamiento de estilo neoclásico y con una gran fachada, construido en 1843. Luego Les Halles un edificio moderno aunque de aspecto antiguo que imita al barrio parisino llenó de tiendas y que actúa como si fuera un gran almacén o un centro comercial enorme. Este modelo de barrio de tiendas infinitas es un formato muy típico a lo largo de todo Francia.

Dejamos de lado el casco histórico y acudimos a la Petit Bayonne. Una zona muy curiosa que se construyó sobre un área pantanosa ganándole espacio al río, todos los edificios estaban sustentados sobre pilotes. En este barrio el monumento más destacado es la Iglesia de Saint André, un templo terminado en el SXIX. Lo que más sobresale es su impresionante rosetón, sus numerosas vidrieras y sus inmensos arbotantes, aunque es una catedral más o menos actual, está inspirada en el arte gótico. Por último en Bayona si eres curioso está el Museo Vasco que cuenta la historia de la ciudad, es el museo más completo sobre la cultura vasca, te explica la unión de distintas culturas, la vasca, la gascona y la judía.

Dónde dormir en Bayona

Camping Jobel: la ubicación de este alojamiento es su principal desventaja, aunque es la más cercana al centro y al casco histórico está a demasiada distancia como para ir caminand. Eso sí, se puede llegar perfectamente en transporte público y tardarás tan solo 30 minutos. Sus instalaciones son pequeñas pero más que suficientes para pasar la noche, cuentan con una piscina, una tienda para compras de urgencia y una zona infantil.

Dónde comer en Bayona

  • Trattoria Nona: el restaurante de la abuela es el lugar perfecto para ir toda la familia, un restaurante italiano clásico que os encantará. Una carta centrada sobre todo en pizzas de estilo romano acompañado de diversos tipos de pastas y entrantes que no fallan. El precio medio por comensal es de 15€.
  • El cartel de Baiona: un mexicano que te transportará directamente a su nación, está muy bien ambientado y no le falta ningún detalle. En su carta disfrutarás de los platos típicos de su gastronomía como enchiladas, tacos, nachos y más posibilidades con las que todos los presentes se marcharán encantados. Su precio medio es de 15€.
  • Le Camember: un lugar homenaje al queso francés. Si tienes ganas de probar los máximos posibles has llegado al sitio correcto donde esta materia prima es su principal protagonista, tampoco puedes irte sin probar sus embutidos. Su precio medio por comensal es 20€.

Ocio en Bayona

La última cosa que debes hacer por Bayona es dar un paseo por sus calles donde comprobarás de primera mano la mezcla de culturas que ha habido a lo largo de toda su historia. Sobre todo su casco antiguo que es una mezcla de calles estrechas y adoquinadas por las que da gusto perderse, una combinación perfecta entre las zonas más adineradas y las más humildes. Una vez terminada la jornada no te olvides de disfrutar del ambiente de la ciudad tomando algo en cualquiera de sus terrazas.

Arcachón, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

Esta localidad costera es la capital de la región de Arcachón, motivo principal por el que lleva el mismo nombre. Entre todas las ciudades y municipios que hay en la zona es la más famosa y la más grande aparte de localizarse justo en el centro de la bahía que está bautizada de la misma manera.

Qué ver en Arcachón

Esta región es conocida históricamente por la recolección de ostras, su principal emblema gastronómico y el motivo por el que es tan famosa en el país galo. Su ubicación es perfecta para el cultivo de las ostras puesto que mezcla el agua salada con el agua dulce gracias a la combinación del río Leyre y la pequeña laguna que se crea en la bahía.

Una de las visitas que nos puedes pasar por alto si estás en Arcachón es ver de primera mano los pequeños puertos de cultivos de este producto del mar. Muchos de estos criadores adaptados ya al turismo te ofrecen degustarlas como si fueran un bar más, no creo que nunca más en tu vida pruebes este alimento de forma más fresca.

El casco histórico de Arcachón no cuenta con muchos monumentos históricos, el más conocido es la Iglesia de Notre Dame Basílica. Una estructura religiosa con un carácter bastante único que combina varios estilos como el románico o el gótico. Su principal elemento destacado es el enorme rosetón que hay en su fachada y las dos grandes torres cada una con su propio campanario.

La visita que más merece la pena en la zona antigua es Parc Mauresque. Un jardín situado en el centro de la ciudad desde el que tendrás unas vistas de 360 grados de toda la localidad desde uno de sus puntos más altos. En el parque hay entretenimiento para todos los miembros de familia con varios jardines infantiles hasta varios observadores de aves para los más mayores.

Una vez recorrido todo el casco histórico puedes visitar la Ciudad de Invierno o Le Quartier de la Ville d’Hiver, un barrio situado a las afueras de Arcachón en el que encontrarás unas villas impresionantes. Es conocida por ser la zona más adinerada de toda la bahía, es por lo que podrás ver estos domicilios que parecen sacados de una película de la nobleza británica.

Las playas de Arcachón municipio son tres. La más conocida aunque no la más grande es la que lleva el mismo nombre de la localidad. La más cercana al centro, aunque a todas se pueden ir andando perfectamente sin importar donde aparquemos la autocaravana. Esta cuenta con su paseo marítimo y con una gran oferta de hostelería perfecta para pasar el día sin tener que moverte de la playa. La más grande Plage du Moulleau una playa kilométrica a las afueras del municipio a tan solo 30 minutos andando del centro, es la menos urbanizada. La tercera y última es Plage Thiers, la más cercana al puerto deportivo y al puerto pesquero, cuenta con una pasarela con la que podrás adentrarte en el mar. Una vez terminada la jornada de playa una buena opción es tomar algo entre los distintos bares del puerto cuando cae el sol.

Dónde dormir en Arcachón

Área de autocaravanas Arcachon (Boulevard Mestrezad, 33120 Arcachón, Francia): un estacionamiento alejado del centro y del casco histórico está a 45 minutos caminando pero muy próximo al puerto principal del municipio. Es un aparcamiento bastante sencillo aunque cuenta con unas vistas impresionantes a la bahía y al mar.

Dónde comer en Arcachón

  • La Saison 3: si buscas un sitio para merendar, desayunar o tomarte unas ostras de aperitivo a un precio asequible has llegado al lugar idóneo. Es una cafetería centrada sobre todo en plato dulces como las famosas creps franceses, también incluye wafles, tortitas y diversos tipos de dulces. En su carta también hay platos salados como sándwiches y su precio ronda los 10€.
  • L´Oyster Bar: la marisquería más indicada de toda la región de Arcachón para probar las famosas ostras y el resto de marisco pero dándole importancia a este tipo de concha. Es una carta bastante sencilla centrada en las distintas variedades de la ostra. Es un sitio que su plato medio ronda fácilmente los 30€ y no es un sitio al que ir frecuentemente, sino más bien de homenaje.
  • El Bocadillo: el restaurante perfecto si quieres ir con niños o si tienes urgencia y deseas comer algo rápido. Su carta se centra en hamburguesas, bocadillos, wraps o ensaladas, unas opciones hechas para contentar a todos los miembros de la familia y que no haya ninguna queja. Su precio ronda los 8€ por comensal.

Ocio en Arcachón

La calle con más ambiente es Avenida Leon Gambettsa donde más opciones tendrás para tomar algo o comer. Si quieres comprar cualquier recuerdo cuenta con muchas tiendas de artesanías. Una buena opción es perderte por sus calles y descubrirla sin rumbo fijo.

Las personas curiosas también tienen su momento con la visita al Búnker 502. La recreación de un bunker de la Segunda Guerra Mundial con todo tipo de detalle, también cuenta con una gran colección del conflicto bélico. La exposición se ubica justo en el centro del municipio.

La excursión más entretenida y típica es visitar el Faro y Cabo Ferret, justo en el otro extremo de la bahía de Arcachón, aunque será necesario mover la autocaravana. En verano hay embarcaciones que salen del puerto, aunque sino te apetece moverte podrás disfrutar el faro desde la lejanía. Una vez ahí podrás subir hasta la cima la parte superior del faro. Lo hace casi todo el mundo que acude a verlo pero no es para todos ya que son 258 escalones, desde arriba tendrás una panorámica de toda la bahía y luego dar un paseo por todo el cabo con vistas a todo el Océano Atlántico.

Si vas con niños la mejor opción es dejar la autocaravana aparcada y recorrer toda la bahía de Arcachón en bici, hay muchas tiendas en las que poder alquilarla. Toda la zona cuenta con una gran variedad de rutas de carril bicis por los que podrás recorrer cada uno de los rincones del municipio y sus alrededores sin ningún problema. Con ellas podrás llegar hasta la Isla de los pájaros, justo en el centro de la cuenca de Arcachón. Es muy fácil de identificar puesto que a sus dos cabañas se encuentran en medio del mar, únicamente te podrás acercar mucho cuando esté la marea baja. Es un paisaje perfecto para las amantes de las aves, además es un lugar precioso y con unas vistas en plena naturaleza.

Si te has quedado con ganas de ver más aves, cuentas con la reserva ornitológica del Teich. Un sendero de 6 kilómetros perfecto para hacerlo en bicicleta tranquilamente podrás ir viendo muchas especies de pájaros y algunas de ellas incluso saldrán a tu paso. Las opciones son múltiples podrás verlos al aire libre y también tendrás diversos puntos de observación. El Ayuntamiento de Arcachón señala que más de 300.000 aves pasan por la reserva cada año.

Duna de Pilat, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

Esta enorme formación de arenosa (considerada la duna más grande de Europa) es sin duda el monumento natural más impresionante de Francia y uno de los más imponentes del mundo. Es un auténtico paraíso y, a pesar de que hoy en día con las redes sociales los destinos ya no son lo que parecen y pueden llegar a decepcionar, eso no se va a dar en el caso de la Duna del Pilat. Podemos asegurarte de que una vez visualices todo el paisaje desde su cima te quedarás con la boca abierta y no querrás marcharte de ahí nunca.

Los elementos tan especiales que reúne le dan ese carácter tan único que hace que cada año se convierta en uno de los lugares más demandados de todo el país galo. Una playa de varios kilómetros con arena blanca, la enorme abertura del Océano Atlántico, el ambiente tan único. Si ves imágenes en Internet antes de visitarlo parece que está sacado de una película y que no es real, pero lo es y no puede faltar una visita si estás en Arcachón.

El primer paso para realizar es subir la duna, una misión nada sencilla y mucho más complicada de lo que a simple vista parece. Un consejo: Muchas personas pecan de ir demasiado cargadas y acaban pasando un muy mal rato. Luego para la bajada también debemos tener cuidado de no hacernos daño. Una vez arriba podrás disfrutar de las mejores vistas y ser consciente de lo que has subido y verás porque no hay que tomárselo como una broma.

Si vamos en verano y nos queremos dar un baño, hay que tener cuidado con las mareas para no alejarnos demasiado de la costa. La ubicación es mar adentro y la precaución es clave para evitar cualquier tipo de desgracia.

Una vez ahí puedes disfrutar de un día de playa como pocos has tenido o si te animas puedes visitar el Banc d’Arguin, la isla que está justo en frente de la duna. Es muy curiosa porque su forma y extensión varía según el viento y las corrientes marinas de cada día. Cuando la marea esta baja en ocasiones hasta puedes llegar andando o a nado, si es al revés y la marea está alta solo te quedan las opciones de acceder en barco privado o en lanzaderas públicas, las últimas solo están disponibles en verano. Una vez ahí puedes nadar, recorrer toda la zona y disfrutar de ella, descansar en sus arenas o visualizar las aves de la zona. Hay que tener cuidado porque hay zonas protegidas específicas para las aves donde estas ponen sus huevos.

Royan, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

Esta pequeña ciudad costera es una de las paradas más completas de la ruta, nos ofrece descansar en sus preciosas playas de arena blanca, disfrutar de la naturaleza de sus alrededores o quedarnos plasmados con su arquitectura tan única.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Qué ver en Royan

La ciudad ha tenido que ser construida desde cero casi a su totalidad. El 5 de enero de 1945 los ejércitos alemanes la bombardearon y destruyeron el 85% de la ciudad, entre ellos sus monumentos históricos más importantes. El más destacado y que no puedes perderte es la Iglesia de Notre-Dame, cuando volvió a reconstruirse el objetivo es que tuviera una gran altura y se consiguió con nota. Una vez terminada de alto medía 60 metros, aunque los materiales de obra fueron muy baratos, cemento y hormigón, de vez en cuando necesita renovaciones.

El segundo edificio más conocido es el Palacio de Congresos, una estructura bastante moderna en forma de cubo. Su finalidad principal era la de auditorio, gracias a sus numerosas salas. Está considerado patrimonio histórico del S.XX y también monumento histórico, recibió estos títulos en parte gracias a su estilo único e innovador que supuso para la época. El último es el Casino Barriere, situado en pleno paseo marítimo, un lugar perfecto para tomar algo mientras ves el atardecer, cuenta con unas vistas impresionantes a la playa.

Si prefieres perderte por las calles de Royan dando un paseo, la zona más mítica es el distrito de Pontaillac. El barrio adinerado de la ciudad y de los pocos que se salvó de los bombardeos. En sus calles podrás ver un estilo muy único, fue hace casi más de siglo y medio donde los ricos y nobles de Francia vieron en esta zona el lugar perfecto para empezar a construir sus enormes villas. Actualmente ha crecido tanto que parece una ciudad totalmente distinta dentro de Royan, hasta el punto de que tiene su propio paseo marítimo y su playa. Es un estilo bastante único dentro de la ciudad y además no para de remodelarse, la última actualización ha sido la construcción de un precioso mirador en uno de sus extremos.

En el momento que estés cansado y con un poco de hambre, acércate un rato al Mercado Central. Es perfecto para probar los platos locales de la zona en cualquier momento, en verano por ejemplo abre todos los días de la semana. Su estructura muy poco común si tenemos en cuenta la función del edificio, con forma de concha gigante, para muchos es el reflejo de la actitud moderna de Royan frente a la arquitectura. Su aspecto desde fuera es más parecido a un pabellón que celebra conciertos o eventos deportivos que a un mercado municipal. Un paseo por el puerto cuando está cayendo el sol también es una muy buena opción para ver el atardecer. La oferta de restaurantes y bares para tomar algo es muy amplia.

En las afueras de Royan está el pequeño municipio de Saint-Palais-sur-Mer, es un pueblo aparte y no un distrito del primero como mucha gente tiende a pensar. Su lugar más destacado y el que más visitantes atrae es el Puente del Diablo. Una formación rocosa bastante curiosa, aunque su grandeza es un poco exagerada, aun así es una obra de la naturaleza digna de ver. La leyenda cuenta que en medio de una dura tormenta, un marinero estaba totalmente perdido entre los arrecifes de la península, desesperado por salvarse vendió su alma al diablo. Este construyo un puente de piedra para que el pescadero pudiera llegar a tierra firme.

En el otro límite de Royan está Saint-Georges de Didonne, donde se ubica el Parque del Estuario. Una formación desértica con vistas al mar, hay un acantilado que da a la boca del estuario de la Gironda. Se puede visitar con guía que te explicara toda la zona o por tu cuenta. Si continúas bajando un poco puedes visitar el fuerte de Suzac, una estructura militar o batería situada justo en la costa. Durante toda la visita a la costa si te fijas atentamente podrás ver las carretillas la forma de trabajar de los pescadores de la zona. Son redes cuadradas enormes sumergidas con las que recogen principalmente camarones o salmonetes. Están sujetadas a pequeñas casas montadas sobre grandes columnas y se sitúan justo en la playa o cerca de la costa. Una estética bastante parecida a las bateas en Galicia con los mejillones solo que el sistema de pesca es distinto.

Dónde dormir en Royan

Camping Royan: uno de los alojamientos más completos de todo el artículo, no es un camping para usar como noche de pernoctación sino para pasar unas perfectas vacaciones en familia, aun así cumple nuestra función más que a la perfección. Sus instalaciones son impresionantes, cuenta hasta con un parque acuático y miles de actividades para los más pequeños de la casa. Su ubicación es a las afueras de Royan, muy lejano como para ir caminando ya que son más de 3,5 kilómetros, aunque en transporte público se tarda tan solo 20 minutos. Una vez dejemos la autocaravana podemos lanzarnos a conocer los alrededores libremente.

Dónde comer en Royan

  • Le Marrakech: un viaje en autocaravana siempre implica lanzarse a la aventura al máximo y descubrir nuevas posibilidades que nos pueden llegar a enamorar, en el aspecto gastronómico seguimos la misma línea. En esta ocasión nos lanzamos a probar este restaurante principalmente de comida marroquí pero cuenta con diversas opciones de las principales cocinas de Oriente Medio y del Norte de África. Entre sus platos más destacados están el cuscús y los distintos tajines, su precio medio es de 20-25€ por comensal.
  • Le Tableau: un restaurante sencillo y no excesivamente decorado pero donde comerás platos a un nivel impresionante de calidad precio. Su terraza e interior son bastante pequeños y en verano suele estar hasta arriba, entre sus platos más destacados y conocidos están las carnes a la brasa y sus distintas piezas con todo tipo de variedades. El precio medio es de 15€ por persona.
  • Pizza Cosy Royan: si vas con los más pequeños de la casa una buena pizzería nunca va a fallar y mucho menos esta. Un restaurante pequeño con una cristalera enorme y con cocina abierta en el que podrás comer en mesa y pedirlo para llevar. Entre las especialidades destacan la pizza de champiñones y jamón junto a la de pimientos con chorizo, tampoco puedes irte sin probar varios de sus entrantes. Su precio medio ronda los 15€.

Ocio en Royan

Una de las excursiones más interesantes de Royan es el faro de Cordouan para muchos el rey de los Faros. Uno de los más conocidos de todo Francia, con más de 400 años de historia es el más antiguo del país galo. Su visita es muy curiosa porque a pesar de su distancia con la costa, alrededor de 1 kilómetro. Cuando la marea esta baja es posible llegar andando a través de un camino, si está alta la única forma de hacerlo es en barco. El efecto de las mareas en Francia es impresionante, mucho más exagerado que en España. Una vez aquí podrás visualizar toda la costa desde un ángulo impresionante y de varios monumentos históricos ya mencionados como el fuerte de Suzac.

En el caso de ir con niños tienes la opción de visitar Planeta Exótico, un zoológico perfecto para los más pequeños de la casa y para toda la familia. Fauna y flora están ambos presentes y combinados a la perfección, tiene animales exóticos como serpientes o cocodrilos a la vez que bonsáis y olivos milenarios. Es bastante grande y ofrece todo tipo de actividades, desde zona infantil, invernaderos, mini granjas y organiza muchas exposiciones de distintas temáticas como una que tienen fija sobre dinosaurios.

La Rochelle, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La última parada de nuestra ruta en autocaravana es está preciosa ciudad costera, que es la capital del departamento de Charente Marítimo. Una de las zonas pesqueras con más importancia de Francia y que ha estado activo desde mediados de la Edad Media. En la actualidad, en su mayoría se ha convertido en un puerto deportivo y menos mal que ha cambiado su función, porque en su momento se centraba en el tráfico de esclavos.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Qué ver en La Rochelle

Su ubicación como si se tratara del comienzo de una península es muy curiosa y además está conectada con la Isla de Ré. Una de las visitas obligatorias si estas por la zona de la que hablaremos en profundidad más adelante. La Rochelle tiene varios canales que recorren toda la ciudad como si se tratara de Ámsterdam, los dos principales y los que recorren casi toda su extensión son el Canal de Marans y el Canal de la Moulinette.

Es tan importante su antiguo puerto que es lo primero que debes visitar nada más llegar a La Rochelle. Aunque ya no tiene la actividad que solía, continúa siendo una de las zonas más bonitas de la ciudad. Está compuesto por varios muelles, en verano están bastante animados se organizan ferias y hay un montón de artistas y músicos callejeros. El mejor lugar sin ninguna duda para tomar algo o cenar mientras disfrutas del atardecer.

Una vez ahí, estás muy cerca de las torres del puerto, monumentos que fueron cruciales en el desarrollo y defensa de esta ciudad marítima. Son tres y cada una tenía una función en la actividad diaria del puerto, puedes entrar a todas con el mismo billete:

  • La torre de la linterna: como su propio nombre indica su finalidad era alumbrar, hacía de faro para toda la costa y guiar a los barcos que llegaban a La Rochelle. En algunos momentos también se usó como prisión.
  • La torre de la cadena: históricamente ha sido la entrada del puerto, durante la noche se le juntaba una cadena enorme unida a la torre de San Nicolás y hacía de barrera para que ninguna embarcación pudiese entrar ni salir de la ciudad.
  • La torre de San Nicolás: la más grande de todas y además con diferencia, unida a la de la cadena servía para defender la ciudad de las invasiones y los peligros del mar.

El casco histórico está repleto de monumentos históricos que no puedes perderte. A la parte antigua debes entrar mediante la Puerta del Gran Reloj, es el acceso entre el puerto y el centro de la ciudad. Una vez dentro tienes muy cerca La catedral de San Luis de La Rochelle, por fuera parece una iglesia bastante simple pero su interior está muy decorado con pinturas y vidrieras. Entre los monumentos públicos con más historia se incluye el Ayuntamiento, con su exterior repleto de columnas góticas y gárgolas. El último es el Palacio de la Justicia, una estructura clásica que impone mucho respeto cuando la miras justo desde abajo.

Una de las claves de esta ciudad francesa es sin duda su estilo tan único, muchas de las calles del centro están adoquinadas y con sus laterales arcados. En su momento debajo de estos techos se ubicaban los comerciantes a modo de mercadillo que se expandía por todo el casco histórico. Durante los últimos tiempos este formato se desplazó al Mercado del centro de la ciudad conocido como Las Helles de la Rochelle. Un tipo de venta que hemos podido verlo a lo largo de toda la ruta y que se da en muchas partes de toda Francia. Durante la mayoría de los días entre semana solo está habilitado el edificio y la parte la cubierta para la venta de productos. Sin embargo los miércoles y sábados por la mañana, se ocupa toda la plaza exterior y sus alrededores y se convierte en uno de los mercados más grandes del país galo. Es el lugar perfecto para conseguir productos frescos y probar sabores locales, sobre todo al estar cerca de la costa el pescado y el marisco no puede ser de más calidad.

Dónde dormir en La Rochelle

Área de autocaravanas automatizadas (6 Boulevard Aristide Rondeau, 17000 La Rochelle): en muchas ocasiones puede que lo indiquen, como el Camping Port Neuf. Pero realmente es una zona o parking de autocaravanas, así que intenta no confundirte. Su ubicación tampoco es de la mejores que encontrarás en la ruta, a las afueras del casco histórico a media hora andando del centro de La Rochelle, aunque a pocos metros tienes uno de los puertos deportivos de la ciudad y estas en una zona más tranquila alejada un poco de la gran actividad comercial de la zona.

Dónde comer en La Rochelle

  • La Malette: un restaurante ideal al que acudir para tomar varias raciones entre amigos o familiares, aunque cuando las pruebes lo que menos te apetezca es tener que compartirlas. Entre sus platos más famosos están los mejillones, las gambas fritas o los calamares, si no quieres arriesgar sus distintos sándwiches no fallan. El precio medio por persona son 10€.
  • Captain’s Cafe: la mejor hamburguesería del municipio, un lugar perfecto si vas con niños ya que saldrán encantados. Su carta es bastante reducida se centra en este plato americano y varios entrantes aun así saldrás casi seguro rodando pues el tamaño de las hamburguesas y raciones es una pasada. El precio medio por comensal son 20€.
  • Le Jardin du Marche: el lugar perfecto para acudir con todo tipo de paladares, ya que la variedad de opciones con las que cuenta en su carta es abrumadora. Entre sus opciones verás desde platos combinados, ensaladas, hamburguesas y una lista casi infinita. Es un lugar adecuado también si te apetece merendar o simplemente tomar algo en su terraza tan coqueta, su precio medio por comensal es de 15€.

Ocio en La Rochelle

Los más pequeños de la casa también tiene su momento, gracias a el Acuario de la Rochelle, situado junto al puerto viejo. Es uno de los más grandes de Europa, ya que cuenta con más de 12.000 tipos de especies acuáticas y además de todas las regiones del mundo, no únicamente del viejo continente. Una opción también muy interesante dar una vuelta por el Parque Charruyer, justo en el centro de la ciudad y a muy poca distancia del mar se localiza este jardín público, atravesado por uno de los canales. Cuenta con varios parques de juegos y una mini granja con animales. Una buena opción debido a su cercanía con el mar es pasar el día en playa y luego cuando empiece a bajar la temperatura acudir a este parque para dar un paseo.

Las playas de la ciudad son La plage de Les Minimes, la más grande y localizada en el puerto deportivo. Son varios kilómetros de extensión, en su paseo marítimo podrás disfrutar de una gran oferta de restaurantes y de tiendas. Su principal desventaja es que no tiene ninguna protección de los fuertes vientos del Océano Atlántico, está justo frente al mar, en los días de mucho viento la estancia puede ser un poco incomoda. En el otro lado del canal está La Plage de Concurrence, la más cercana al centro y por lo tanto la más masificada de todas.

La última es Plage Chef-de-Baie la más alejada del centro y mucha distancia como para ir andando, en su contraposición es la más tranquila ya que está protegida por un enorme dique que en verdad cubre toda la ciudad. Si te apetece alejarte un poco más de la ciudad, en sus exteriores tienes varias calas en las afueras más tranquilas, el único problema es que deberías mover la autocaravana y sus accesos no son tan sencillos.

Isla de Ré, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

En esta isla es donde termina nuestra ruta por Francia, con una extensión de 85km. Un espacio en el que podrás realizar todo tipo de actividades en familia o con amigos desde deportes marítimos, senderismo hasta visitas culturales. Muy pocas veces, un lugar había sido tan bien amortizado a la vez que cuidado para el disfrute de sus visitantes. La regla básica en esta isla es el mantenimiento de la reserva natural que implica más de la mitad de la isla. Si vas a visitarla encargarte de dejarla en mejores condiciones de como la viste cuando llegaste. Acuérdate que las personas que viajan en autocaravana tienen unas normas de comportamiento muy claras que no te puedes saltar bajo ningún concepto.

La forma de llegar es mediante un puente que lo conecta con La Rochelle. Su uso es de pago durante las 24 horas, en su momento era a través de un peaje, actualmente el importe es una ecotasa. El coste de uso se destina exclusivamente a la protección de los espacios naturales de la isla. Es un único pago nada más entrar que variará en función del tiempo de la estancia y del tipo de vehículo.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

En la isla hay 10 pueblos que suponen una población total de 17.000 habitantes, algunos están parados en el tiempo, otros en cambio están más avanzados. Unos municipios que, lógicamente en verano es cuando ganan más afluencia. Pero durante el resto de año también cuenta con su actividad local. La gran mayoría de ellos son pueblos pesqueros que cuentan con su propio puerto como es el caso de La Flotte o Ars-en-Ré otros en cambio son de interior como es el ejemplo de La Couarde-sur-Mer o Le Bois-Plage-en-Ré que aunque cuenta con sus propias playas en realidad no llegan a la costa.

La capital de la Isla de Ré es Sainte-Marie-de-Ré con una población de 3.500 habitantes es el pueblo más grande de toda la isla. Situado en el primer tramo de la isla es el segundo pueblo más cercano a la Francia continental

La isla es perfecta para los amantes del senderismo, tienes más de 150 kilómetros de caminos con una vegetación impresionante y con mucha variedad de paisajes. Las distintas rutas nos ofrecen ir por la costa, por varias de las dunas o por bosques repletos de vegetación.

Dónde dormir en la Isla de Ré

Camping Isla de Ré: el motivo por el que también te indicamos una zona en la que podrás dormir en una de las excursiones es la gran distancia que hay entre la Isla de Ré y la Rochelle y sería obligatorio mover la autocaravana. Por suerte la ubicación nos ofrece una gran diversidad de zonas en las que alojarnos. Nosotros te recomendamos el que lleva el nombre de isla que está a poca distancia del puente que cruzas para entrar aunque ya hemos mencionado que opciones no te faltarán. Las instalaciones son de las mejores que encontrarás puesto que tiene piscinas, campamento infantil aparte de estar en medio de la naturaleza y rodeado de árboles.

seguro autocaravana

Las mejores rutas en autocaravana por Francia: Sureste

La segunda de las rutas que te recomendamos es en la otra punta del país galo. En esta ocasión recorremos parte de la Francia que colinda con el Mar Mediterráneo y visitaremos la famosa Costa Azul. Una región que cada año tanto franceses como extranjeros escogen para ser el destino de sus vacaciones, un lugar donde disfrutarás de un clima parecido al español sin sentir ese calor tan exagerado. Nuestra primera parada será Le Grau-du-Roi un municipio que cuenta con uno de los puertos deportivos más grandes de Europa, desde ahí nos iremos alejando de España visitando principalmente pueblos costeros sacados de película. Nuestra aventura no ha hecho más que empezar.

Le Grau-du-Roi, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La primera parada de nuestra ruta en autocaravana por el Sureste de Francia es esta ciudad costera tan inusual porque parte de ella está construida sobre el mar. Uno de los destinos predilectos de las personas amantes de la náutica o propietarias de barco cada verano. En este municipio desemboca el río Vidourle y parte ha sido empleado para crear parte de su puerto, una estructura impresionante ubicado en este paraje de película.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Qué ver en Le Grau-du-Roi

Esta ciudad cuenta con unos de los puertos marítimos más grandes de Europa, preparado para acoger a 5.000 barcos. Port-Camargue es uno de sus grandes atractivos turísticos y ya se considera un barrio propio del municipio y no simplemente el puerto. Es una estructura arquitectónica impresionante no solo por su inmensidad, si no por su increíble sistema de organización, gran parte de ella es un puerto y otra es una zona con viviendas con salidas directamente al canal y posteriormente al mar. En el puerto hay varias urbanizaciones y en vez de contar con los garajes típicos, lo que tienen son su propio embarcadero personal para que puedan amarrar su barco.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

El resto de la ciudad tampoco es muy grande, su población no supera los 10.000 habitantes. Aunque se encuentra en constante crecimiento y cada año recibe más turismo, sobre todo en los meses de verano, gracias a su inmenso puerto. Los monumentos históricos casi no existen, los dos más destacados y casi únicos son la Iglesia del Faro y la Iglesia Del Saint Pierre.

Es una parada para disfrutar de unos días de verano en un destino del Mar Mediterráneo no tan masificado como sus alrededores. Un caso muy parecido a cuando realizamos la ruta por Portugal, en el sur del país luso está Fuseta un pueblo pequeño en un enclave de maravilla.

Una buena opción es darte una vuelta por el antiguo puerto pesquero y conocer las raíces humildes de esta localidad, que ahora aspira a ser uno de los destinos predilectos de la gente adinerada. No puedes irte de aquí sin probar sus diferentes variedades de pescados y mariscos.

Le Grau-du-Roi es un destino perfecto para ir en verano, por la enorme variedad de playas con la que cuenta en sus alrededores y para todos los tipos de público. La más impresionante es la Playa del Espiguette, en su extensión de varios kilómetros con enormes duras y arenas salvajes. No está tan protegido de los fuertes vientos, es una de las aguas predilectas de los amantes del surf o del kitesurf. en verano se suelen celebrar competiciones. No es el único caso de playas inmensas que hay más cercanas al centro de la ciudad. La Plage du Buocanet, a la derecha de la desembocadura del río que cuenta con su paseo marítimo, está más urbanizada que la anterior.

Dónde dormir en Le Grau-du-Roi

Aire De Camping Car Grau Du Roi (30 Rue de l’Égalité, 30240 Le Grau-du-Roi, Francia): su ubicación es su principal ventaja, aparcarás tu autocaravana con unas vistas impresionantes en dirección al Mar Mediterráneo. La playa está a tan solo varios minutos andando y el centro del municipio se localiza a menos de medio kilómetro. El único de los elementos que está un poco más alejado de la cuenta como para ir andando es el puerto aunque realmente está a 45 minutos andando. En esta ocasión y más que nunca puedes estacionar la autocaravana y lanzarte a conocer cada una de las paradas.

Dónde comer en Le Grau-du-Roi

  • Aquarium L’: si te apetece un restaurante en el que pegarte un homenaje y disfrutar de una gran cantidad de marisco has llegado al lugar adecuado puesto que es su plato principal. En su carta destaca las distintas bandejas con todo tipo de productos del mar, los más demandados son los mejillones, langostinos gigantes, ostras o crustáceos de gran tamaño. No es un lugar al que acudir todos los días puesto que el precio medio por comensal puede alcanzar los 45€.
  • Oh Frere de la Cote: el lugar perfecto en el que comer un pescado de primera calidad al lado del puerto pesquero, más fresco imposible. Si me permites el consejo acude una vez caiga el sol porque el ambiente de la zona es espectacular, también es un buen lugar en el que simplemente tomar algo mientras de disfrutas de la música en directo. El precio medio es de 20€.
  • Trattoria Di Cetara: en el caso de ir con niños y no saber dónde comer y triunfar, un italiano como este nunca puede fallar y te aseguro que todos los miembros de la familia saldrán encantados. En su carta encontrarás todo tipo de opciones desde las típicas pastas, pizzas o antipasti junto a carnes y pescados. Si eres amante del vino también tendrás una variedad muy amplia de opciones. El precio por comensal ronda los 15€.

Ocio en Le Grau-du-Roi

La excursión por excelencia desde este municipio es el Faro de L´Espiguette, a 6 kilómetros del centro de la ciudad, una distancia larga como para ir andando. Si se puede visitar una vez visto el Port de Camargue, ya que está a tan solo 30 minutos. Una vez ahí verás el faro y su impresionante playa que lleva el mismo nombre, con una extensión de varios kilómetros. La estructura marítima se construyó en 1869, su ubicación actual ha cambiado totalmente. En su momento estaba a 150 metros de la orilla pero con el paso de los años y el crecimiento de la costa por las masas de arena que atraen las corrientes y las mareas actualmente ya no está rodeada de agua. Está considerado monumento histórico aunque en la actualidad su interior no puede ser visitado por sus malas condiciones pero lo que más merece la pena es el entorno natural.

La segunda excursión más recomendable es visitar las infinitas marismas que hay en el interior y las afueras de la ciudad, estas varían totalmente en función de si la marea está alta o baja. A unos niveles que son hasta complicados de entender, muchos de ellos son campos de cultivos que en momentos pueden inundarse al completo. Hay muchas lagunas impresionantes que hay que visitar, las más cercanas son la de Medard o la de Ponant que prácticamente están dentro de la ciudad. Las más grandes son las lagunas de Caitives y de la Ville a estas dos no les influye el nivel de las mareas que siempre tienen agua. Un poco más alejado del centro de la ciudad encontramos muchos más casos de lagunas, unas más grandes y otras más pequeña, la de Montblancard o la de Rolland tienen hasta incluso playas de interior.

Si vas con niños, lo siento porque nunca se querrán ir de esta ciudad. Las actividades que ofrece Le Grau-du-Roi para los más pequeños de la casa son interminables, un auténtico paraíso. El primero es Amigoland, un parque de atracciones situado justo en el puerto de la localidad, se asemeja a los parques temáticos que encontramos a las afueras de las ciudades costeras en Estados Unidos. El ejemplo más sencillo es Coney Island en Nueva York, no es el único de la zona ya que también está Babyland un parque acuático perfecto para los meses de verano.

La tercera opción es el Seaquarium, un acuario enorme justo al lado de nuestra parada previa. Un lugar que alberga más de 200 especies de peces que cuenta con un espacio enorme centrado en el tiburón con el que busca defender los mitos creados alrededor de este animal que en realidad se encuentra en peligro de extinción.

Arlés, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La segunda parada es Arlés, una de las ciudades con más historia no solo de la ruta, sino de todo el país galo. Una de las capitales de provincia del Antiguo Imperio Romano, un legado que podrás ver en muchos de sus monumentos y en muchos de los lugares que inspiraron a Vincent Van Gogh en sus pinturas. Si estos dos motivos no te parecen suficiente para visitarla, qué más necesitas. Aun así si te parece poco también decirte que es una de las zonas costeras más bonitas de Francia, supone el inicio de la región de Provenza y por sus calles surca el río Ródano.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Qué ver en Arlés

Los distintos edificios romanos que hay en Arlés están considerados Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. El monumento más importante de la ciudad es sin duda su Anfiteatro, conocido coloquialmente como “Arenes”. Está entre los más grandes del mundo, ya que estipula que en su momento tenía un aforo alrededor de los 20.000 espectadores. En la actualidad está destinado a la organización de eventos de tauromaquia, conciertos o teatros. Un edifico muy parecido es el Teatro antiguo, es incluso más viejo y empezó a construirse a. C. y tenía una capacidad para 11.000 personas. Es poco lo que se sabe de él y de sus orígenes, durante mucho tiempo permaneció bajo tierra, hasta que en el S. XIX se restauró al completo de nuevo. En 1651 se encontró la famosa Venus de Arlés, unas de las obras más importantes que tiene en sus pasillos el museo Louvre.

Continuando con las ruinas romanas tienes Alyscamps, el recuerdo de lo que en su momento fue una gran necrópolis romana, en la parte más al sur del casco histórico. Las historias cuentan que uno de los lugares en los que más se inspiró Van Gogh en sus obras, podrás ver varios sarcófagos y las ruinas de la Iglesia de San Honorato. Aunque está en la punta opuesta de la ciudad, si deseas continuar con el legado del Imperio Romano, están las termas de Constantino, el recuerdo de una de las etapas más gloriosas de la ciudad.

Lo último que queda de forma definitiva del Imperio Romano son los criptopórticos. La estructura que antiguamente soportaba todo el foro Romano, sus interiores se aprovecharon como almacenes o cárceles temporales. En la parte visible se encuentra las únicas dos columnas que quedan en una esquina de lo que en su momento era el centro de la ciudad en la época romana. Actualmente es una de las zonas que más referencias tiene a Van Gogh, desde aquí comienza mucha de las rutas que la ciudad ha creado aprovechando el interés turístico que genera el pintor holandés. En esta plaza también está el Café Van Gogh y luego en la ciudad también verás una fundación en honor al artista la ciudad ha aprovechado al máximo el tirón del pintor al ser el lugar donde se inspiró y terminó varias de sus obras más emblemáticas.

El último de los edificios que no te puedes perder aunque no sea romano es la Iglesia de San Trófimo. En su momento llegó a considerarse catedral pero perdió ese estatus hace mucho tiempo. Su claustro también se considera Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, su estilo es una mezcla de románico y gótico bastante detallado. Sus partes más destacadas son su pórtico pero también tiene vidrieras de épocas más modernas. La visita al claustro va a aparte, es muy curioso porque al tardar tanto tiempo en construirse al igual que la iglesia, alrededor de tres siglos es una combinación de varios estilos que se podría incluso considerar excesiva.

Dónde dormir en Arlés

Camping Crin Blanc Arlés: aunque la ubicación no es la más cercana al centro del pueblo que hemos visto en la ruta por desgracia es la opción más cercana a Arlés en la que podemos estacionar de la autocaravana sin ningún problema. En sus instalaciones contarás con entretenimiento de todo tipo, desde zonas en las que practicar deportes como tenis o vóley playa, también cuenta con parque acuático y piscina. Durante el verano para los más pequeños de la casa se organizan diversos tipos de actividades. Está alejado de nuestra parada pero vamos a ver el lado positivo de estar en medio de la naturaleza y descansar tranquilamente del viaje.

Dónde comer en Arlés

  • L’Apsara: no es la primera ocasión durante este artículo que te aconsejamos arriesgarte gastronómicamente hablando, esta vez te aconsejamos que te lances a probar la comida tailandesa. Una combinación del concepto de comida asiática que tenemos en España pero mucho más auténtico y con mucho más sabor del que recordabas. Entre sus platos más destacados están distintos tipos de tallarines y carnes aunque tampoco puedes irte sin probar sus rollitos vietnamitas. El precio medio es de 15€.
  • Cafe Factory Republique: una cafetería sencilla en la que poder comer algo rápido, muy rico y a un precio asequible para cualquier bolsillo. La mejor opción que te recomendamos es una ensalada para compartir entre varias personas y luego un plato de carne o pescado, con eso quedarás más que saciado y el precio por comensal superara a duras penas los 12€.
  • L’ami Provençal: su gran punto fuerte es su ubicación, una terraza muy coqueta en plena plaza de Vincent Van Gogh y un lugar muy bueno al que acudir con niños gracias a su enorme variedad. En su carta disfrutarás de todo tipo de opciones desde hamburguesas, platos combinados, ensaladas y entrantes que conquistarán a cada uno de los miembros de la familia. Su precio medio es de 15€.

Ocio en Arlés

Si en esta parada quieres desconectar un poco puedes visitar el Parque Natural de Camargue. Su extensión es de 86.300 hectáreas y está dividido en varias zonas: en el norte encontramos varios cultivos, luego en el sur las dunas y las lagunas la más grande de todas y por último entre el este y el oste tienes las salinas. Es perfecto para hacer rutas de senderismo con los pequeños de la casa, es un paisaje casi completamente llano y no tiene apenas subidas.

El título de reserva natural se lo dieron con la finalidad de poder preservarla lo mejor posible y que se respetaran las actividades tradicionales y agrícolas de la zona.

Una de las postales más míticas que se dan en el Parque Natural es las enormes de colonias de flamenco que viven en las salinas. Son los principales protagonistas del paisaje en esta zona, aunque además se han contado más de 300 especies de aves.

Arlés realmente no tiene playa, al menos lo que es la población principal, las fronteras del municipio si está muy cerca del mar y por eso lleva el título de ciudad costera pero no puedes llegar andando a ella como en muchas paradas de la ruta. Será necesario mover la Autocaravana, están como a media hora conduciendo pero su paisaje merece totalmente la pena. El relieve que deja es bastante parecido a la parada previa, luego son varios los pueblos pequeños que tienen varias playas perfectas para pasar un día de verano.

Antes de llegar a ver el Mar Mediterráneo puedes pasar por Étang de Vaccarès, una laguna de agua salada, hay muchas más por toda la zona pero esta es la más grande de todas y con gran diferencia, la segunda con más extensión Étang de Monro. Durante toda región hay un montón de pequeñas islas rodeadas de miles de lagunas de agua salada. Es un lugar idílico que solo entenderás como es, si lo vives en primera persona. Más adelante están las distintas playas que hacen de barrera a todas las lagunas, muchas de ellas son las puertas por las que accede toda esa agua salada a los lagos que hay en el interior.

Martigues, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

Este pueblo costero de la Provenza Francesa es perfecto para la época del verano, puesto que tiene tanto playa como la Laguna de Berre un estanque gigante de agua salada de la que hablaremos más adelante. Martigues cuenta con varios canales que lo recorren, el más importante de todos es el de Caronte por el que accede toda el agua del Mar Mediterráneo hasta la laguna y divide la ciudad en dos distritos. Una parada que no podía faltar entre las mejores rutas en autocaravana por Francia.

Las mejores rutas en autocaravanas por las fronteras de España

Qué ver en Martigues

Los monumentos históricos más conocidos son sus dos iglesias principales, la más céntrica la de Sainte-Madeleine-de-Ille. Una estructura de estilo barroco italiano considerada monumento histórico, su punto fuerte no es su exterior, sino los frescos que hay en su interior realizados por el artista francés catalán Michel Serre. La segunda opción es la Chapelle catholique Notre-Dame de Miséricorde, una capilla que históricamente ha sido el lugar de peregrinación de la región. Es un templo construido en honor a “Nuestra Señora de los Marineros”, a ella acuden los marineros de la zona para rezarla y realizarla ofrendas antes de embarcarse a la mar. Lo más impresionante es la panorámica que hay desde su cima, donde verás la totalidad de la Laguna de Berre y la Cordillera de Estaque con una visión de 360 grados.

Una vez alejado del casco histórico está el Fort-de-Bouc, un impresionante edificio militar que aunque esté conectado por tierra, la única forma de visitarlo es en barco. El trayecto son solo 20 minutos pero te dará tiempo de sobra para descubrir que Martigues realmente es una ciudad construida sobre el agua, además el guía te irá contando parte de su historia. Este fuerte militar permaneció mucho tiempo en aislamiento casi abandonado frente al mar a la espera que en algún momento tuviera utilidad. Se construyó en el S.XVII y en la actualidad se encuentra en perfecto estado, durante su historia ha tenido varias modificaciones arquitectónicas. En tiempos de guerra el fuerte llegó a albergar 150 soldados, lo más curioso es su entrada puesto que se hace a partir una zanja por la parte más débil que cuando la marea está subida parte del acceso se inunda. En esta ubicación también se encuentra el faro que lleva el mismo nombre.

En cambio, si te apetece conocer el centro de Martigues dando un paseo, la zona que más turistas atrae de este municipio es Miroir Aux Oiseaux et canal St Sébastien unas calles que forman parte del barrio L`lle. El lugar más bonito y la elección de inspiración de muchos de los pintores que pasaron por este municipio francés en el S. XX. El motivo fundamental que han asemejado esta zona con Venecia, no es la primera comparación que intentan hacer a la ciudad italiana, flaco favor le hacen a los supuestos parecidos. Este caso lo podemos ver en mil países a lo largo de todo el mundo, en nuestro otro país vecino Portugal también han bautizado a la ciudad de Aveiro como la “Venecia Portuguesa”. Al igual que en la ocasión previa nosotros te recomendamos que la visites sin expectativas ni pájaros en la cabeza para evitar decepciones porque tiene una belleza única pero muy alejada de las pretensiones que le buscan.

Esta zona es el que podemos ver la gran mayoría de las postales que se ven de la ciudad de Martigues y es el destino al que acuden muchas parejas si están en el municipio por su lado romántico.

Dónde dormir en Martigues

Parking la Halle (Av. Louis Sammut, 13500 Martigues, Francia): una zona de estacionamiento de autocaravanas situado a la orilla derecha del canal principal y a tan solo 15 minutos del centro del municipio. No está muy equipada para la puesta a punto del vehículo pero su ubicación es muy buena y nos permite estacionar nuestra vivienda sobre ruedas y lanzarnos rápidamente a conocer cada uno de los rincones de Martigues.

Dónde comer en Martigues

  • Guenat’s: en esta ocasión te pedimos a que te lances a probar la comida libanesa si nunca lo habías hecho. Esta gastronomía te sonará por uno de sus platos más conocidos el hummus, en la actualidad lo encontramos en un montón de restaurantes. Su carta es mucho más amplia, disfrutarás de carnes con miles de especias en brochetas, las distintas opciones que nos ofrece el garbanzo. Una opción que no te defraudará y te quedarás con las ganas de repetir. El precio medio por comensal es de 20€.
  • La Gondola: un italiano siempre es el lugar más adecuado para ir en familia porque cada uno de los miembros saldrá seguro con una sonrisa de oreja a oreja. Su carta se centra en ricas pastas y pizzas y eso seguro que nunca falla, además son muy fieles a los platos tradicionales italianos. El precio medio ronda los 15€.
  • L’Authentique: un restaurante donde su punto fuerte es su ubicación, en pleno puerto deportivo y con vistas a todos los barcos y a su enorme actividad diaria, no puedes irte sin probar su pescado. El mejor momento para ir es cuando cae el sol, de hecho no hace falta ni que vayas a cenar puedes simplemente tomar una copa y disfrutar del ambiente de la cena en un lugar elegante. El precio medio ronda los 20€ por persona.

Ocio en Martigues

Esta parada es perfecta si quieres hacer rutas de senderismo, junto a los distintos pueblos de los alrededores conforman varios caminos que suman un total de 62 km y 17 circuitos locales tematizados. Durante sus trayectos disfrutaras de constantes vistas al Mar Mediterráneo, impresionantes acantilados, pequeñas aldeas y constante vegetación y naturaleza. Su paisaje costero cuenta con varios cabos y puntas con miradores de película a los que puedes llegar después de una larga caminata, algunos podrás hacerlo en autocaravana. Los más conocidos de la región son el Cabo de Courne que cuenta con su faro, el que está más abajo del todo y luego las puntas más destacadas son las Puntas de Carro y la Punta de Noire.

La última de las opciones y está si vas con niños pequeños Magic Parkland es un parque de atracciones ubicado a las afueras de Martigues y que se encuentra en medio del bosque en plena naturaleza. Su extensión no es impresionante pero tiene todas las infraestructuras necesarias para pasar un perfecto día en familia y que los más pequeños de la casa también tengan su momento.

Laguna de Berre, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La Laguna de Berre es un estanque marino de agua salada, que está conectado con el Mar Mediterráneo, se localiza entre la desembocadura del río Ródano y la ciudad de Marsella. A lo largo de esta ruta por el Sureste de Francia hemos visto que muchas de las paradas tenían lagunas grandes en sus alrededores, muchas de ellas de gran tamaño. Esta es la que más extensión tiene y con diferencia, es perfecto para hacer un descanso de nuestro viaje rodeados de naturaleza y poder darte un baño sin tener que ir a la costa, aunque la proximidad no sea un problema.

Si vas con niños a La Laguna de Berre, una muy buena opción es Park Figuerolles, es el plan perfecto para hacer en familia. En sus instalaciones cuentas con todo tipo de entretenimiento para los más pequeños de la casa además está al lado de la laguna para darte un chapuzón rápido u organizar un picnic siempre que quieras. La actividad para los más intrépidos es su parque de tirolinas y para los más tranquilos una mini granja donde podrás ver animales como burros o pavos reales.

Mientras los más pequeños se divierten, los padres siempre pueden rodear parte de la Laguna de Berre, su diámetro es muy largo como para recorrerla sin perder un día entero pero siempre puedes rodearla un poco y disfrutar de sus vistas y del paisaje. Su gran tamaño es perfecto, puesto que es casi imposible que se den grandes aglomeraciones aunque sean en los meses de verano la ciudad reciba muchos turistas.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

La Ciotat, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

Este pueblo costero está rodeado de un paraje natural que parece sacado de película, un paisaje que mezcla la belleza de la naturaleza con un municipio con zonas paradas en el último siglo. Su encanto tan único te enamorará seguro, a lo mejor no tiene monumentos tan emblemáticos como Arlés ni tanta historia pero su visita obligatoria y uno de los mejores destinos de verano de franceses y extranjeros en la Costa Azul. Su punto fuerte es su enclave es una enorme bahía protegida de las fuertes corrientes del Mar Mediterráneo.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Qué ver en La Ciotat

La mejor forma de conocer el municipio es perderte por sus preciosas calles. No hay una larga lista monumentos históricos por eso no tienes ningún destino cerrado, así podrás descubrirlo de una forma tranquila y sin preocupaciones. La zona con más ambiente es el puerto deportivo, es inmenso hasta el punto de que tiene espacio para acoger varios cruceros. La mejor opción es comenzar un paseo desde aquí, ubicado en uno de los extremos del pueblo. El municipio es moderno y bastante renovado pero que no olvida origen pesquero y humilde, no dejarás de ver pequeños barcos que todos los días salen a la mar para ganarse la vida.

Si continúas por su precioso paseo marítimo a pocos metros encontraras Notre-Dame-de-l’Assomption. Una iglesia preciosa con vistas al Mar Mediterráneo, en esta ocasión nunca mejor dicho su punto fuerte es el enclave. Sin embargo el precioso ambiente que le rodea no le quita protagonismo, nos encontramos una iglesia con un exterior muy rústico pero con un interior decorado por cristaleras y con una luz cálida y acogedora. Una vez visitada tienes cerca el museo de la ciudad, un edifico con una fachada muy decorada donde descubrirás la historia de esta comuna francesa.

Un lugar que no puedes perderte si te apetece un día de playa cuando visites este municipio es la cala de Figuerolles, aunque no sea la más grande, si es la más famosa de la zona. Todas las de los alrededores son de aguas cristalinas, pero esta es otro nivel y está a tan solo 15 minutos andando del pueblo. Si prefieres playas convencionales y cerca del centro ofertas no te van a faltar, la más cerca del centro y la más frecuentada es la Grande Plage, con una extensión de kilómetro y medio, con su paseo marítimo. En sus alrededores si continúas caminando hacia el puerto también hay playas más pequeñas que son las de Plage Capucins y la Plage Lumière.

En esta parada podrás disfrutar de varias rutas de senderismo que acaban en miradores de película. La ruta más recomendable es al Parque de Mugel, un jardín botánico de 16 hectáreas de extensión considerado «Jardín Remarcable» por el Ministerio de Cultura de Francia. Su recorrido comienza en el puerto del pueblo y termina en la impresionante roca de Cap d’Aigle. Un camino que no está hecho para todos, ya que tiene una elevación cercana a los 150 metros, aun así la subida merece la pena totalmente, una vez en la cima tendrás unas vistas impresionantes de toda la bahía.

Dónde dormir en La Ciotat

Camping de la Sauge: no es un camping con unas infraestructuras impresionantes, no cuenta con instalaciones deportivas o piscina pero sin duda su punto fuerte es su gran ubicación. Nuestro alojamiento se localiza a media hora andando del centro de la Ciotat y a menos de 15 minutos de la playa más cercana, por lo que simplemente tendremos que estacionar la autocaravana y lanzarnos a descubrir los maravillosos alrededores.

Dónde comer en La Ciotat

  • La Base: en esta nueva opción de sabores del mundo descubrirás México y su cocina, una gastronomía que cada vez está más en todos lados y no para de conquistar paladares. Este restaurante ha creado una opción combinándola con la americana y aportándole un toque más saludable. En su carta verás los clásicos tacos, enchiladas, nachos o burritos pero también hay pokes o tostas. El precio medio es de 12-15€.
  • Kitch & Cook: un restaurante con una terraza muy coqueta donde probar la gastronomía francesa en profundidad desde carnes, pescados a todo tipo de opciones. Los más pequeños de la casa también tienen platos con los que pueda gustarle como hamburguesas. No puedes irte sin probar sus postres caseros como el volcán de chocolate. El precio medio es de 20€.
  • Seaquest La Ciotat: el propio nombre ya lo indica, si acudes a este restaurante es porque eres un gran fanático del marisco y de sus múltiples opciones. En su carta los platos más destacados son las enormes bandejas combinadas de productos del mar en los que la palabra fresco se queda corto, los más demandados son las almejas, erizos y ostras. Es un lugar caro al que acudir únicamente si quieres darte un homenaje ya que el precio rondará fácilmente los 45€ por comensal.

Ocio en La Ciotat

Si visitas el municipio con niños adéntrate en el interior de La Ciotat y llegarás hasta el Jardín de la Ville. El parque municipal, con una gran variedad de vegetación en el que tendrás varias terrazas en las que poder tomar algo. En los meses de verano contarás con varios espectáculos o conciertos. No es el único jardín que merece la pena, un poco más alejado del paseo marítimo está el Dominio del Parque de la Torre (Du Domaine De La Tour). Un parque más moderno en el que los más pequeños de la casa contarán con una gran variedad de zonas de juego con toboganes y demás, incluso cuenta con un skatepark impresionante, por si estás interesado en este deporte.

En el mismo parque encuentras el Partouche Casino Les Flots Bleus, un lugar perfecto para tomar algo, es una de las terrazas con más ambiente y en él se organizan diversos conciertos. Un edifico muy moderno y curioso ya que desde dentro no te darás cuenta pero su estructura desde el aire es una mesa de póker con sus respectivas fichas. Su interior está muy decorado, incluso con exceso hasta el punto de que le sobran demasiados colores.

Una de las excursiones más interesantes que te ofrece La Ciotat, es Route des Crêtes. Una carretera de montaña desde la que disfrutarás de una panorámica impresionante. Aunque originalmente es para realizarla con vehículo existen varios caminos por los que poder cruzarla caminando. Al igual que la anterior, no está hecha para todos ya que hay algunos tramos donde las cuestas y subidas son bastante intensas.

Saint-Mandrier-sur-Mer, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

Esta población costera es la quinta parada de nuestra ruta, el título de localidad dependerá si le preguntas a los locales o a los que viven en las cercanías. Los primeros te dirán que es un municipio aparte y no dependiente a ninguna urbe mayor, en cambio los segundos que es uno de los distritos de la ciudad de Tolón, la población más grande de la región.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Qué ver en Saint-Mandrier-sur-Mer

Su ubicación, dentro de una mini península la aleja un poco de la masificación que sufre esta zona, sobre todo en los meses de verano. Así que podrás estar un poco más tranquilo, aunque también al igual que toda esta parte de la costa cada vez vive más del turismo. La población no supera los 7.000 habitantes sí que es cierto que en la época de más calor el número aumenta considerablemente.

Los monumentos históricos más destacados son el cementerio nacional de Saint-Mandrier-sur-Mer, justo en la cima del municipio. Muy céntrico, muy cuidado y con un parque que lo rodea muy bonito y con vistas de 360 grados de toda la península. Luego si te apetece dar un paseo y perderte por sus calles la zona con más ambiente es el puerto deportivo, tiene su paseo marítimo con varios restaurantes en los que tomar algo.

En la península cuentas con varios puertos con un encanto impresionante, nada más acceder a ella encuentras el comercial, el más grande de todos y desde el que salen varias excursiones marítimas para conocer la región. En cambio durante distintos puntos de la península encontrarás puertos pesqueros mucho más pequeños y humildes. Si te das una vuelta por ellos justo cuando empieza a caer sol, podrás disfrutar de un atardecer de película.

Una vez ubicado en el ya mencionado puerto deportivo desde ahí tendrás bastante fácil llegar a varias de las playas principales del municipio. Casi seguidas unas de otras cuentas con Plage Du Canon, Plage du Touring y Plage de la Vieille, encimas ellas hay varios miradores con unas vistas impresionantes. La más grande de todas la tienes nada más acceder a la península, se trata de Plage de Sablettes que tiene una extensión de varios kilómetros. En el otro extremo de la península hay menos playas, es una costa más rocosa aunque si cuenta con varias calas pequeñas.

Dónde dormir en Saint-Mandrier-sur-Mer

Zonas de estacionamiento autocaravanas municipal (Chemin Départemental 18; Saint-Mandrier-sur-Mer, Francia): una zona situada justo nada más entrar en la península y bastante cercano al único camping que hay en su interior pero que por desgracia no está acondicionado para recibir autocaravanas. El centro del municipio lo tienes a menos de media hora andando y a menos de 10 minutos tienes una de las playas principales de los alrededores, Plage de Sablettes.

Dónde comer en Saint-Mandrier-sur-Mer

  • La Piazza: aunque en su origen era solo una pizzería y su carta abordaba principalmente la gastronomía italiana, ahora también engloban hamburguesas, carnes y pescados. El lugar perfecto para que los más pequeños de la casa tengan sus opciones favoritas y los más mayores no tenga que limitarse y puedan probar nuevos sabores. El precio medio por comensal es de 20€.
  • Le Blue: es una terraza en frente del mar perfecto para ir a picotear entre amigos, su carta tampoco es muy variada pero es que no necesita más porque su principal punto fuerte es su ubicación. Los platos más típicos son sus raciones y tablas de distintos embutidos o quesos, sus hamburguesas también están muy bien valoradas. Es un buen lugar en el que simplemente tomarte una copa mientras disfrutas del atardecer. El precio medio ronda los 15€.
  • La terrasse du port: un restaurante ambiento con un toque peculiar como si fuera un barco pirata con unas vistas impresionantes a toda la bahía y al mar. En su ubicación lógicamente sus platos más destacados no podían ser otros que el pescado y el marisco, sobre todo el primero que elaboran en su impresionante brasa que le otorga ese toque tan especial. El precio por comensal es alrededor de los 20€.

Ocio en Saint-Mandrier-sur-Mer

La excursión más familiar desde el centro del pueblo es el Cabo Cépet, localizado en una de las puntas de la península y que tiene un faro que lleva el mismo nombre. Un trayecto de poco más de media hora andando desde el casco histórico, en sus alrededores tienes varias puntas, desde las cuales tendrás unas vistas impresionantes del Mar Mediterráneo, son el Punto de Rascas y más adentro del continente Punto de Puits.

Este municipio y sus alrededores es uno de los destinos favoritos para los amantes del ciclismo de montaña. Son puertos y rutas de muchos kilómetros para los que no todo el mundo está preparado. No es el típico plan que hacer en familia junto a los más pequeños de la casa, aunque puedes jugártela y disfrutar de su increíble final, la gran mayoría de ellos terminan en unos miradores de película.

Si estás dispuesto a hacer el esfuerzo, los más destacados son Nostre-Dame du Mai, una ruta con una buena subida que termina en una capilla con una panorámica de 360 grados de todo el paisaje, la bajada puedes hacerla cogiendo un camino alternativo rodeando la costa. La segunda ruta es Route des Gorges más por el interior y por la montaña, aunque también contarás en algunos tramos con vistas a toda la costa.

Los más pequeños de la casa también tienen sus opciones de entretenimiento, gracias a varios parques y jardines que hay a lo largo de la península. El más conocido y grande es el que lleva el nombre del municipio, se ubica justo en el centro de Saint-Mandrier-sur-Mer, cuenta con una gran variedad de vegetación y unas vistas constantes al mar. El segundo es Aire de jeux, se localiza más en el interior, es más pequeño y cuenta con varios parques infantiles.

Los amantes del senderismo tienen su momento con départ Parcours santé, una zona de senderismo llena de vegetación por la que poder caminar tranquilamente. Es una muy buena opción para hacerlo con niños porque a pesar de tener subidas de vez en cuando, es un trayecto bastante corto y adaptado a todo tipo de personas.

Península de Giens, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La última parada de nuestra ruta en autocaravana es este paraíso natural conectado a tierra por dos caminos de más de 5 kilómetros de extensión conocidos como tómbolos. Entre medias de estos encontramos varias lagunas que sirven de refugio a muchas de las aves de la zona. Un destino que no está repleto de monumentos históricos como han podido ser visitas previas pero que sin duda alguna disfruta de un enclave natural insuperable. La Península de Giens pertenece al municipio de Hyères aunque la población más numerosa está más en la Francia Continental.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Qué ver en Península de Giens

El principal monumento histórico es la Torre de la Founde también conocida como Battery Pradeau. Justo en el final de la península, en el otro extremo a tierra y pertenece a la localidad que lleva el mismo nombre. La función principal con la que se creó este edificio era la intención del Rey Enrique IV de dar cabida a una nueva población más alejada de la Hyères continental. Unos habitantes que estarían más distanciados de las constantes guerras que se daban en la región, sin embargo con su muerte el proyecto se dejó totalmente abandonado.

El Cardenal Richelieu deseó continuarlo, aunque solo lo consiguió a medias y solo construyó este fortín que permanece hasta hoy en día y que sirvió para proteger el anclaje de los barcos y controlar el tráfico marítimo entre la península y las Islas de Hyères. A lo largo de su historia ha tenido que restaurarse en varias ocasiones y durante distintas etapas la visitas a su interior no estaban permitidas. Actualmente no se sabe si se puede entrar o no pero ya solo la belleza de la zona merece la pena y las vistas, además desde aquí podrás ver desde muy cerca la Isla de Porquerrolles.

La última parada de la ruta no entra por su enorme historia, sino como destino perfecto para poder descansar de todos los días que ha implicado nuestro duro viaje en autocaravana. Si te apetece un día de verano, no te puedes olvidar de visitar, la Plage de la Madrague, esta es una de las muchas playas que encontrarás dentro de la península, es la más bonita y la más conocida de todas. La segunda más conocida es la que se ubica en el tómbolo derecho Plage de l’Almanarre, con una extensión de varios kilómetros es la que más turistas acoge. La última de las opciones es Plage La Bergerie, en el otro brazo de la península, aunque también encontraras diversas calas más pequeñas y con encanto que no puedes perderte.

La Península de Giens debido a su entrada en el Mar Mediterráneo es uno de los destinos preferidos de los amantes del surf o kitesurf, gracias a las grandes corrientes de viento que se generan en esta zona el oleaje es muy elevado y se celebran muchas competiciones deportivas cada año.

Dónde dormir en Península de Giens

Camping Península de Giens: la oferta de campings en la Península de Giens es bastante amplia y si en el primero que acudes ves el cartel de todo completo no te preocupes porque las opciones son muchas y simplemente tienes que acudir al siguiente más cercano. Nosotros te recomendamos el más céntrico de todos y desde el que dispondrás los dos extremos de la península lo más cercanos posibles así puedes dejar durante un tiempo la autocaravana lo antes posible. En las instalaciones del camping contarás con un parque acuático con varios toboganes, zonas en las que practicar deporte y una gran variedad de actividades para los más pequeños de la casa. En el camping podrás alquilar bicicletas con las que recorrer cada una de las esquinas de la península más fácil.

Dónde comer en Península de Giens

  • Le Cadet 83: las circunstancias del viaje provocan que de vez en cuando necesites vigilar y cuidar lo que comes por eso te recomendamos este restaurante de comida francesa con un enfoque saludable. Un local decorado con un estilo muy único a pocos pasos del puerto deportivo. Su carta es principalmente pescado aunque también cuenta con carnes, la opción más aconsejable es elegir varios entrantes para compartir entre varias personas y luego un plato principal por persona. El precio medio por comensal es de 25€.
  • Le Mediterranée: un restaurante que engloba varias de las distintas gastronomías del Mediterráneo como la francesa o la marroquí, una combinación bastante interesante que no te puedes perder. Si deseas probar nuevos sabores a la vez que tradicionales es el lugar, en su carta verás desde hamburguesas, carnes, pescados, cuscús, platos combinados y muchas más opciones. El precio medio es de 20€ por comensal.
  • Don Papazino: cuando un restaurante de comida rápida se encuentra entre los mejor valorados de la zona tiene que ser por algo especial. Es una pizzería principalmente para llevar aunque también puedes comer en el local y cuenta con una terraza con varias mesas. Una opción muy aconsejable si quieres comer rápido y lanzarte a conocer los alrededores, el precio medio es de 15€.

Ocio en Península de Giens

Las opciones de entretenimiento en este parada son casi infinitas, aunque la gran mayoría se encuentran más en la Francia Continental, no se tarda nada en llegar. La primera de todas es para los más pequeños de la casa, Magic World, un parque de atracciones situado muy cerca de la costa que te recordará a la clásica feria que vemos en las películas americanas. A poca distancia tienes Aqua Family, un parque acuático en el que poder refrescarte de un caluroso día de verano. Lo bueno es que todas las opciones están muy cercanas y de otras.

Si tus hijos son más mayores o vas con amigos también tendrás tu momento y preparados para todo tipo de gustos, la primera opción es Go Ninja, una carrera de obstáculos que te recordará a Grand Prix y te devolverá un poco a tu infancia. La segunda es Speedkart para los amantes de la velocidad, la tercera y última es Paintball Family para los amantes de los juegos de rol.

Islas de Hyères, entre las mejores rutas en autocaravana por Francia

La excursión que más merece la pena en esta parada es estas islas del Mar Mediterráneo para mucha gente desconocida pero que son un auténtico paraíso. Sobre todo en parte a que permanece un poco en el anonimato y no es un destino tan masificado. En total son cuatro: Porquerolles, Port-Cros, Levant y Bagaud la primera es la más grande y por lo tanto la más conocidas y la que más turistas atrae. Esta es la que nosotros recomendamos que visites, aunque las cuatro pueden visitarse, la más completa de todas es esta.

La mejor forma de llegar desde nuestra ubicación es en barco desde el puerto de Tour de la Founde o si estamos más cerca de la Francia continental desde el puerto de Hyères. El trayecto dura tan solo 20 minutos y desde que empieza ya podrás disfrutar de sus aguas cristalinas y de un bonito paisaje de película.

las mejores rutas en autocaravana por Francia

Una vez ahí verás una isla parada en el tiempo, aunque no sea una isla muy famosa tiene bastante historia y por su territorio han pasado todo tipo de civilizaciones desde romanos, griegos hasta Napoleón. El enclave natural es sin duda su punto fuerte, en su extensión de 7 kilómetros está compuesta por playas de arena blanca a la vez que de grandes acantilados de piedra caliza, su vegetación está compuesta principalmente por robles y pinos. La isla a pesar de no ser muy grande tiene varios ambientes, en el norte que es donde nos dejará el barco, disfrutarás de varias calas y de una de las playas más bonitas de Europa, la de Nostre Dame. En el sur en cambio es mucho más salvaje y las calas se convierten en acantilados enormes donde las olas rompen con tremenda fuerza contra la costa.

La historia de esta isla es de amor, fue el regalo que el explorador belga François Joseph Fournier hizo a su esposa y la acabó comprando en 1912. En su momento solo había pinos y una pequeña aldea pero el explorador se encargó llenarla de viñedos. Con la muerte de su mujer en 1971 el gobierno francés compró el 80% de la isla y la convirtió en un parque nacional y se encargó de preservarla.

La mejor forma de recorrerte la isla es en bici, las puedes alquilar nada más llegar al puerto y así puedes visitar cada uno de sus rincones tranquilamente.

El principal motivo por el que permanece parada en el tiempo y la aldea que lleva toda la vida en la que tan solo viven menos medio millar de personas, continúa siendo la misma de los últimos siglos, es que hay una ley que impide la construcción en toda la isla al formar parte del Parque Nacional de Port-Cros. Es un auténtico paraíso y lo seguirá siendo siempre sino se trastoca, en España tenemos caso con las Islas Cíes, en ellas no se permite la construcción y los ferris durante el verano están contados para que no se trastoque este paraje natural debido al exceso de turismo.

En verano esta isla francesa aunque está todos los días abarrotada no puede superar la cifra de 6.000 turistas por día para no masificarla. Si vas a querer venir sobre estas fechas encárgate de comprar el billete con antelación, no vaya a ser que una vez estés aquí, esté el cartel agotado durante los días que vayas a estar en la Península de Giens.

seguro autocaravana
Perfil del autor

Jaime López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.