Motos Clásicas de Película: Las 9 más míticas del Cine

Durante toda su historia, la gran pantalla ha sido un escenario perfecto para mostrar joyas de dos ruedas. Te mostramos las moto clásicas más destacadas y te recordamos los filmes en los que aparecen.

Fijando nuestra mirada en la historia del cine, nos damos cuenta de que las motos han sido elementos característicos de las películas que se iban desarrollando. El paso de los años ha convertido a estos vehículos de dos ruedas en máquinas clásicas que enamoran a todo aquel que las contempla.

Moto y coche clásicos aparcados en paralelo.

¿Recuerdas la Harley Davidson que Arnold Schwarzenegger pilotaba en Terminator 2? ¿Te suena la Kawasaki GPZ 900 R que aparece en la película Top Gun? Pues estos son solo dos ejemplos de las joyas automovilísticas que te vas a encontrar en este artículo. ¡Ponte a prueba y descubre cuánto sabes de motos clásicas y de cine al mismo tiempo!

Vespa 125 (Vacaciones en Roma)

La primera parada que hacemos en nuestro camino de motos clásicas se localiza en Vacaciones en Roma. Esta película desarrollada a principios de la década de los 50, tiene como medio de transporte protagonista una Vespa 125. Esta máquina de dos ruedas ya era una referencia social para transportarse en el mundo. Sin embargo, sus apariciones cinematográficas provocaron que se convirtiera en una de las motos clásicas más famosas de la historia.

La calidad suprema de las cintas donde apareció, también ayudó a formar una imagen positiva de esta clásica del motor. Vacaciones en Roma, galardonada con tres Oscar –mejor actriz principal, mejor narración y mejor vestuario- narra la historia de una princesa de un país desconocido que viaja a Roma bajo el concepto de visita oficial. La noche en la que se estancia en la capital italiana, decide escaparse de su alojamiento para poder gozar de unas horas como una persona normal, sin protocolos ni barreras sociales.

Durante varias escenas de la cinta, la princesa pilota la Vespa 125 con la compañía de Joe Bradley, periodista que se ofrece para hacer de turista en esta ciudad. Y es que la Vespa 125 ha sido y sigue siendo una moto ideal para circular por las grandes ciudades abundadas de tráfico.  A día de hoy siguen fabricándose un gran número de modelos –más modernos-, algo que muchos vehículos no han podido soportar. ¡Recomendable tanto la moto como la película!

Triumph Thunderbird (Salvaje)

Imposible no quedarse enganchado a este tipo de road movie. En la película The Wild One, conocida en España como Salvaje, los dos protagonistas de la misma se recorren el sur de Estados Unidos, con el principal objetivo de traficar con droga.

Hayas o no hayas contemplado la cinta, te darás cuenta de que la Thunderbird se convirtió en un símbolo claro de libertad y de rebeldía que identificó a la mayoría de los jóvenes estadounidenses de la época. En cuanto a la calidad de la película, según la crítica, deja mucho que desear. No obstante, es una bonita ocasión para contemplar una de las motos clásicas más reconocidas del cine a nivel mundial.

Marlon Brando en la película The Wild One.

Harley ‘Capitán América’ y ‘Billy Bike’ (Easy Rider)

Ya finalizando la década de los 60, apareció en las carteleras de los estadounidenses Easy Rider, una obra de culto al inconformismo norteamericano. Los dos protagonistas de esta película –Wyatt (Peter Fonda) y Billy (Dennis Hopper)- tienen el privilegio de conducir dos tipos de Harley que conquistan a cualquier persona que observe su pilotaje.

Los dos jóvenes protagonistas de la película se proponen asistir al carnaval de Mardi Gras. Se trata de un viaje bastante largo, por ello, para financiarlo se introducen en el tráfico de cocaína. Las diversas caras de la sociedad estadounidenses se localizan en esta cinta.

La Harley ‘Capitán América’ y la Harley ‘Billy Bike’ son dos de las protagonistas principales  de la película. La primera es manejada por Wyatt, y destaca la bandera estadounidense grabada en el tanque de gasolina que contiene. Billy se encarga de conducir la ‘Billy Bike’, que posee un color naranja bastante característico y que alberga una llamarada de fuego dibujada en su tanque de gasolina.

Triumph Bonneville T140 (Oficial y caballero)

¿Y quién no recuerda a Richard Gare vestido de militar de la marina pilotando la Triumph Bonneville? Todos aquellos apasionados de las comedias románticas saben muy bien a lo que nos referimos. Oficial y caballero nos aporta otra de las motos clásicas del cine más populares y que más marcaron a la sociedad estadounidense de los años 80.

La aparición de esta moto en dicha película no fue sorprendente, puesto que se trataba de una máquina custom bastante valorada y popular entre la ciudadanía de esta época. En Estados Unidos, son más conocidas como Harris o Devon Bonnevilles y se han extendido mucho entre los coleccionistas de este país.

La Triumph Bonneville T140 participa en una película en la que Zack Mayo (interpretado por Richard Gere) se alista al ejército de la marina para evitar que su vida siga estando vacía. La vida del protagonista empieza a experimentar cambios y sus objetivos se centran, entre otras cosas, en conquistar mujeres. ¡La Triumph Bonneville es una buena forma de impresionarlas!

Richard Gare tiene el papel protagonista en 'Oficial y caballero'.

Kawasaki GPZ 900 R (Top Gun)

El año 1986 fue el elegido para lanzar a la luz este proyecto cinematográfico que destaca por contener una alta dosis de escenas en el aire. En esta cinta, a pesar de que los aviones tienen un protagonismo mayor que la Kawasaki GPZ 900 R, esta moto debe destacarse porque es testigo de varias de las escenas más reseñables.

Es la fiel compañera del teniente Pete Mitchell –interpretado por Tom Cruise-, un aviador que tiene como seña característica una chupa de cuero marrón y la propia motocicleta. Será una parte fundamental de la película ya que, en ella, el protagonista vivirá aspectos decisivos para la resolución del film. Si no has tenido el placer de verla, ¡te recomendamos que lo hagas!

La Kawasaki a la que nos referimos, en aquella época, era un auténtico misil y contenía unas prestaciones que pocas rivales podían igualar. Entre otras cosas, un motor de cuatro cilindros más compacto que le concedía los 115 CV. ¡Tener esta máquina de dos ruedas en los años 80 era el sueño de cualquier adolescente!

BMW R75 Guerra (Indiana Jones y la última cruzada)

En 1989, se estrenó en la gran pantalla la tercera parte de la saga de Indiana Jones. En esta película, Steven Spielberg pretendía quitarse la espinita que le dejaron las críticas de la segunda entrega. Esta parte de la trilogía alberga un ‘clasicazo’ del motor. Hablamos de la BMW R75 Guerra, una motocicleta repleta de historia.

En la cinta, esta moto antigua con sidecar sirve para que Indiana Jones pueda huir con su padre –que previamente había sido secuestrado por los nazis-. Un terreno escabroso fue el escenario elegido para que esta película nos diera una de las escapadas más legendarias e intrigantes del cine. Sin duda, esta escena elevó a lo más alto de la historia del séptimo arte a esta máquina de tres ruedas.

Indiana Jones escapando de los nazis en la tercera parte de la saga.

La BMW R75 fue una motocicleta producida por la compañía germana durante la Segunda Guerra Mundial. El ejército nazi alemán encargó este modelo a la marca, puesto que quería una máquina de estas características con mayor capacidad todoterreno. Gracias a los avances de BMW, este modelo se convirtió en un vehículo muy maniobrable y con capacidad para circular en la mayoría de las superficies. Con estas condiciones, ¡no nos extraña que la huida de Indiana Jones fuera todo un éxito!

Harley-Davidson Fat Boy FLSTF (Terminator 2: El juicio final)

Los modelos de Harley siempre nos han apasionado a todos los que nos consideramos fanáticos de las motos. Esta máquina de dos ruedas que aparece en la segunda entrega de Terminator es una auténtica obra de arte que se convirtió en historia del cine. Recordemos que esta parte de la saga consiguió hasta cuatro Premios Oscar.

En Terminator 2: El juicio final, Arnold Schwarzenegger –que da vida Terminator- es el encargado de desplazarse con este clásico del motor. Resulta complicado imaginarse este film sin contemplar a Terminator sentado en esta máquina de dos ruedas con su Winchester 1887 disparando a todos los enemigos que se cruzan en su camino.

Terminator regresará al pasado para proteger al adolescente John Connor y tendrá que enfrentarse a otras máquinas para cumplir su objetivo. La Harley-Davison Fat Boy FLSTF será clave para que el modelo T-800 CSM-101 se salga con la suya y logre poner a salvo al joven.

John Connor (Edward Furlong) y el Terminator T-800 (Arnold Schwarzenegger) en la Harley Davidson Fat Boy FLSTF

Harley Davidson FXR Super Glide (Pulp Fiction)

Pero los modelos de Harley Davison no acaban aquí. Otro gran éxito cinematográfico tanto por crítica como por espectadores tiene como símbolo otra motocicleta de esta marca. En 1994, Pulp Fiction se estrenó y todos pudimos observar en la gran pantalla la Harley Davison FXR Super Glide.

Bruce Willis –que interpreta a Butch Coolidge- tiene el lujo de conducir esta espectacular obra de arte que aún se puede conseguir a precios bastante competitivos. Quentin Tarantino aprovechó el tirón de la motocicleta para caracterizar a uno de los personajes más destacados del film.

Esta moto salió al mercado en el año 1982 y se convirtió en una verdadera revolución del sector. Se trata de una moto custom que sigue teniendo adeptos en todo el mundo. ¡No nos sorprende que haya dejado huella en una de las películas más importantes de la historia!

Escena de 'Pulp Fiction' donde aparece la Harley Davidson FXR Super Glide

Indian Flathead (El curioso caso de Benjamin Button)

Para acabar, damos un salto en el tiempo y nos trasladamos al año 2008. El curioso caso de Benjamin Button mostrará la última moto clásica que hemos incluido en este listado. Sin duda, este vehículo ha marcado la historia sobre ruedas hasta nuestros días.

La Indian Flathead roja que aparece en la película es un modelo conducido por Brat Pitt, actor que da vida al protagonista. Aparece en una escena destacada en la cual, el personaje atraviesa una carretera rodeada de bosques y vegetación. Las imágenes mostradas dejan ver a la perfección la impecable y lujosa figura del vehículo.

El paso del tiempo solo hace agrandar el valor de esta preciosa motocicleta. Parece que le ocurre lo mismo que al mismo Benjamin Button: se rejuvenece con el paso de los años.

Si conoces otra motocicleta que sea mítica del cine, ¡cuéntanoslo! Las motos clásicas más míticas del cine te habrán dejado con un muy buen sabor de boca. Sin embargo, quizás quieras disfrutar de más joyas clásicas que nos ha dado la gran pantalla. ¡No te preocupes! Aquí tienes los 8 coches clásicos inolvidables del cine. ¡Disfrútalos tanto como nosotros!

seguro coche antiguo

Motos Clásicas de Película: Las 9 más míticas del Cine
4.8 (96.67%) 6 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *