Mucuchíes: De perro de Simón Bolívar a raza nacional de Venezuela

El perro de Venezuela, también conocido como Mucuchíes, es una raza absolutamente ligada a la historia y a los acontecimientos que marcaron el devenir del país sudamericano. Hechos históricos que le otorgaron su reconocimiento como perro nacional de Venezuela, y que tuvieron a Nevado como principal protagonista acompañando al libertador Simón Bolívar. Repasamos las características de la raza, su curioso origen y cómo influyó Nevado en la vida del célebre militar.

Mucuchíes, el perro originario de Venezuela

Del mismo nombre que la población venezolana del estado de Mérida, la raza del perro Mucuchíes tiene un reconocimiento notorio en todo el país. De hecho, se trata del perro nacional de Venezuela, mención que le fue otorgada en 1964 y que continúa siendo vigente en la actualidad.

perro Mucuchíes

Acerca de su origen como raza, la historia más extendida lo relaciona con los perros que introdujeron los conquistadores españoles a finales del Siglo XVI, por lo que se trataría de un descendiente de perros pastores y guardianes que les acompañaron. El Mastín Español, el Mastín del Pirineo, el perro ovejero del Atlas o Aïdi o el perro de montaña de los Pirineos son algunos de los posibles ascendentes, dando como resultado alguno de sus cruces a un perro poderoso, versátil y trabajador.

Al margen de la mezcla de razas para crear una nueva, la importancia del perro Mucuchíes en la historia venezolana se centra sobre todo en su vínculo con Simón Bolívar y su llegada a la población del mismo nombre y por la que fue bautizada esta raza. Y es que, en plena travesía en busca de la independencia de Venezuela, el militar adoptó un perro de esta raza que le acompañaría y serviría fielmente durante varios años. Si ya de por sí es célebre Palomo, el caballo de Bolívar, no menos interesante es la historia de su compañero canino.

Simón Bolívar monumento en Venezuela

La leyenda de Nevado, el perro de Simón Bolívar

Según muestran archivos registrados de la historia del país venezolano, el prócer hispanoamericano Simón Bolívar acogió a un perro a su llegada a San Rafael de Mucuchíes, en los Andes venezolanos del estado de Mérida, siendo uno de sus pueblos más fríos. Una decisión que el militar no tomó por casualidad, ya que fue un encuentro con un campesino que le ofreció cobijo lo que propiciaría tal consecuencia. Fue en ese lugar donde Bolívar se impresionó del porte y belleza del perro que convivía con su anfitrión.

Nevado el perro Mucuchíes de Venezuela

Al día siguiente, antes de ponerse de nuevo en marcha, el militar recibió del campesino un perro de la misma raza como regalo al que bautizaría como Nevado. A partir de ese momento, el vínculo entre ambos se fue forjando de tal manera que ya apenas separarían sus caminos y se acompañarían mutuamente en largos viajes.

Una compañía inseparable que hizo crecer la popularidad de Nevado como perro de Simón Bolívar, al que no perdía de vista ni siquiera en campamentos militares. De hecho, la fama del Mucuchíes alcanzó el máximo con su participación en una de las contiendas, siendo la batalla por la que su nombre perduraría en la memoria histórica del país. No sabemos si adornado o no, algo común en este tipo de leyendas, pero el mito se refiere a Nevado como salvador de la vida de Simón Bolívar, al embestir y provocar heridas de muerte a su atacante, que se disponía a rematar por la espalda al militar.

Estatua de Simón Bolívar

Un gesto heroico que tomó forma de mito desde entonces convirtiendo a la raza de Mucuchíes en el perro Nacional de Venezuela, reconocimiento que se tornaría oficial en 1964.

¿Cuál es perro nacional de Venezuela?

A pesar de que en los años veinte la distribución de la raza era potente, extendida prácticamente en todo el territorio venezolano, poco después tanto su pureza como la calidad de la misma estuvieron en serio peligro y riesgo de extinción hasta mediados del siglo XX.

A partir de los años sesenta, surgieron iniciativas con el objetivo de preservar la raza, siendo la asociación más empeñada en lograrlo la Sociedad de Amigos de los Perros Mucuchíes, encargados de promover su reconocimiento como perro nacional de Venezuela de manera oficial hasta lograrlo en agosto del 64.

El riesgo de extinción de la raza volvería a aparecer tras la desaparición de la asociación, pero ya en pleno siglo XXI, el Ministerio del Poder Popular para el Turismo se encargó de mantenerla aprobando la creación de la Fundación Nevado (Funev). Con seis perros Mucuchíes, para preservar la raza canina nacional estos ejemplares fueron trasladados al Sistema Teleférico Warairarepano situado en el parque nacional El Ávila, con unas condiciones ambientales parecidas a las de las montañas de los Andes. Una propuesta que recibiría por aquel entonces el apoyo del Gobierno Nacional, con Hugo Chávez como presidente.

Años más tarde, en 2013, se lanzaría la Misión Nevado, de nuevo centrada en el rescate y preservación de los Mucuchíes como raza canina nacional de Venezuela, también con apoyo de la presidencia, en este caso de Nicolás Maduro, y de la Federación Canina de Venezuela (FCV) y la Federación Cinológica Internacional (FCI). Además, se amplió la cobertura para la atención veterinaria y se promovió la adopción de perros de la raza en situación de abandono.

Con la ayuda de la FCV, Misión Nevado gestiona el Plan de Preservación del perro Mucuchíes con el fin de aumentar la población de ejemplares de la raza y mantener su pleno reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional. Para ello cuenta con diferentes criaderos en ciudades como Caracas y Mérida, además de la colaboración de otros criadores del país o apasionados de la raza que siempre han mostrado interés en ella y en su supervivencia.

En agosto de 2021 la Federación Canina de Venezuela reconocería de manera oficial a la raza registrando a su primer perro, Simón de Nevado. Otorgándole el honor de ser la “única raza autóctona de Venezuela”. Un momento histórico que puede suponer el primer paso para lograr también el reconocimiento por parte de la FCI.

¿Cómo son los perros Mucuchíes?

En lo que concierne al Mucuchíes como raza canina, es un perro que destaca por poseer unas proporciones físicas similares a los perros guardianes y pastores de rebaños que la originan. Su tamaño imponente y robusto le otorgan un aspecto imponente al que le contrarresta sus ojos pardos y expresión bondadosa.

Aunque es un animal enérgico y protector, con un instinto para la vigilancia muy desarrollado que le mantiene en un constante estado de alerta, sus movimientos son más bien pausados, calmados y seguros.

Como requisito para ser considerado parte de la raza un ejemplar de Mucuchíes debe presentar un espolón en las patas delanteras y otro doble en las traseras.

¿De qué color son los perros Mucuchíes?

El color que predomina en el pelaje abundante y espeso la raza de Mucuchíes es el blanco, que suele estar acompañado de manchas con variados tonos de color negro y miel.

¿Cuánto mide y pesa un perro Mucuchíes?

El tamaño de los Mucuchíes suele rondar entre los 55 y los 72 centímetros. En cuanto al peso, un ejemplar adulto macho pesará entre 35-50 kilos, mientras que las hembras se sitúan entre los 30-40 kilos.

Carácter de los Mucuchíes

Si bien la cualidad de pastor no terminó de desarrollarla por la escasez de rebaños en los páramos andinos, sí pudo conservar la de guardián gracias a su fuerte carácter, siendo afable y cariñoso con los que conoce y convive pero con capacidad para reaccionar más bruscamente contra desconocidos que puedan suponer algún peligro para los suyos. Educarlo adecuadamente será fundamental para controlar su estado de alerta mediante la voz de mando.

Un temperamento tranquilo con sus familiares que se complementa con su potente estructura corpórea. Son perros afectuosos, de gran inteligencia y con necesidad de mantenerse activos.

¿Cómo cuidar a un Mucuchíes?

A la hora de tener como compañero o mascota a un perro Mucuchíes conviene tener claro que no es lo más aconsejable tenerlo en un piso o apartamento de dimensiones reducidas. Lo ideal es que habite en un espacio amplio donde pueda ejercitarse con asiduidad, ya que es una raza activa que requiere de mucha actividad física y regular.

Mucuchíes el perro Nacional de Venezuela

Además, no necesita un aseo muy severo y tan sólo es imprescindible bañarlo varias veces al año. Su pelaje muda de manera estacional y no es complejo de mantener, siendo recomendable emplear un cepillo de cerdas con el que cepillarlo únicamente una o dos veces por semana al ser grueso pero también corto.

En cuanto a la alimentación, necesitará tres tomas cuando es cachorro, mientras que durante la etapa adulta le suele bastar con un par.

seguro veterinario para perro
Perfil del autor

Periodista | Comunicación corporativa y Marketing Digital en TERRÁNEA

Jesús Rengel Ortiz

Periodista | Comunicación corporativa y Marketing Digital en TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.