Primeros pasos con un nuevo caballo: Consejos y Cómo actuar

La compra de un nuevo caballo es un momento de gran tensión para jinete y equino. No sólo se trata de iniciar una relación de trabajo, en ese momento hay que establecer una confianza y respeto mutuos y la mejor manera de lograrlo es dar un tiempo de adaptación al caballo y realizar paseos y ejercicios ligeros para que el animal vaya familiarizándose con nosotros y a nuestra forma de montar.  

Cuando se crece en el seno de una familia aficionada al mundo ecuestre la llegada de un nuevo caballo seguramente forma parte de la rutina, pero por el contrario y por muchas razones para la mayoría de aficionados la adquisición de un caballo supone un importante reto. 

Por regla general los nuevos propietarios tienen suficientes conocimientos de equitación y una mayor o menor experiencia con caballos, pero las dudas comienzan a la hora de los cuidados, el manejo diario o con los primeros pasos a seguir. 

En la mayoría de centros ecuestres las enseñanzas van dirigidas a la técnica de montar y son pocos los centros donde los alumnos preparan sus caballos antes de cada clase o donde se encargan de retirar todo el equipo después de la monta.  

Tampoco es habitual que se enseñe el trabajo pie a tierra o el cuidado más allá del deporte, por lo que la mayoría de aficionados tenemos muchas carencias a la hora de adquirir un caballo propio. 

En el caso de los cuidados la mejor forma de aprender es leer mucho al respecto y observar a los profesionales cómo realizan su trabajo, pero para resumir aquí brindamos una guía útil con los primeros pasos y consejos que debemos seguir con nuestro nuevo caballo. 

Los primeros días: Objetivo conocerse

Son una parte fundamental de la tenencia de un caballo y es la base de todo el trabajo posterior, ya que el objetivo básico durante las primeras 2-3 semanas es que el caballo nos conozca, se forme un vínculo fuerte entre animal y humano y se cree esa conexión que después nos permitirá formar un buen binomio, tanto si se va a competir como si simplemente se va a disfrutar del animal con paseos por el campo. 

primeros pasos con un nuevo caballo

Lo primero que se debe hacer cuando un caballo llega a su nueva hípica es darle unos días para que se adapte. Hay que tener en cuenta que el animal ha cambiado de ambiente sin previo aviso, imagínate cómo estarías tú si te cambian de casa de repente.  

Es totalmente normal que pueda estar nervioso o agitado, inseguro, desconfiado o incluso algo irascible. Tiene que adaptarse a su nuevo entorno (comida, rutina, cuidadores, olores, compañeros…) antes de comenzar a trabajar con él. 

El tiempo de adaptación es muy variable, algunos caballos pueden tardar un par de días y otros pueden necesitar varias semanas. Hay que dejarse guiar por el animal y sus tiempos. Durante este período son importantes las visitas frecuentes para que comience a conocernos. Podemos cepillarle o pasearle para que conozca la zona y de esta forma se irá relajando en nuestra presencia e iremos formando el vínculo. 

Como en cualquier relación el vínculo tarda tiempo en crearse ya que se basa en la confianza y respeto mutuos. Por ello hay que trabajar con el caballo pie a tierra sin forzarle y dándole tiempo para que se acostumbre a los cambios, evitando además que pierda forma física. Cuando más tiempo pasemos con él más le conoceremos y nos conocerá y más fuerte será la conexión. 

Comenzar a trabajar

Una vez que sintamos que el caballo está preparado podemos empezar a trabajar de una forma más constante y estable. En algunos casos los caballos llegan en buena forma para comenzar con la monta y en otros otros pueden estar demasiado delgados u obesos o no tener una buena musculatura. 

comenzar a trabajar con un nuevo caballo

En cualquier caso siempre es recomendable consultar con un veterinario equino para que valore su estado y establezca un plan de trabajo, ya sea para mejorar el peso, la resistencia o la masa muscular. Igualmente, una revisión de los cascos o las herraduras no está de más, para asegurarnos que el estado de manos y pies es el adecuado. 

Además del trabajo pie a tierra la monta es parte de nuestra afición y del trabajo del caballo. Debemos ir poco a poco para que el animal vaya aprendiendo cómo montamos y cómo colocamos las ayudas.  

Primero realizaremos sesiones cortas y suaves para progresivamente aumentar la duración, intensidad y dificultad de los ejercicios. Sólo la práctica hará que caballo y jinete sean uno solo. 

seguro para caballos
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.