Los míticos modelos Opel Ascona y Opel Manta cumplen 50 años

A lo largo de este año se celebra el 50º aniversario de dos de los modelos más míticos de Opel: Ascona y Manta. Estos automóviles, que llegaron en 1970 para revolucionar el segmento medio, utilizaban una misma plataforma dando lugar a dos modelos completamente distintos. El Opel Ascona podía ser una berlina deportiva, un sedán o un familiar, mientras que el Opel Manta era un gran deportivo al estilo Opel GT de 1968.

OPEL ASCONA Y OPEL MANTA

Durante este año dos de los modelos más míticos de Opel, Ascona y Manta, cumplen 50 años. Las celebraciones del aniversario comenzarán con una fiesta aprovechando la apertura de la temporada de rallies de vehículos clásicos con la “Bodensee Klassik”, que se disputará entre los próximos días 7 y 9 de mayo. Entre los vehículos de su línea de salida estarán presentes seis unidades de las primeras generaciones del Opel Ascona y el Opel Manta.

Posteriormente, se realizará una gran concentración, la “Klassikertreffen” de Rüsselsheim, que reunirá el 28 de junio alrededor de un centenar de ejemplares de Ascona y Manta A. En este evento se espera una afluencia de pública de cerca de 30.000 asistentes y la participación de numerosos clubes Opel.

Culminará la fiesta del medio siglo con la reunión organizada por Manfred Henning, coleccionista y experto en el Opel Manta, que se celebrará entre el 25 y el 27 de septiembre en Timmendorfer Strand, una ubicación situad en la costa del Mar Báltico donde este modelo se presentó por primera vez a la prensa hace cincuenta años.

Un repaso a la historia

Para comenzar la historia de estos dos modelos tenemos que retroceder hasta 1970, momento en el que se presentaron el Opel Ascona y el Opel Manta, dos vehículos que revolucionarían el segmento medio en aquella época.

El primero era una berlina deportiva con voladizos cortos y un gran dinamismo que se colocó entre los también míticos Kadett y Rekord. Se trataba de un adelantado a su tiempo, pues estuvo disponible con múltiples carrocerías, desde un deportivo de dos puertas hasta un familiar pensado para la vida al aire libre, pasando por un sedán de cuatro puertas. Por su parte, el Manta era un coupé muy estilizado que compartía tecnología con el Ascona. Tanto el Ascona como el Manta gozaron de gran popularidad al otro lado del Océano Atlántico.

OPEL AZUL

A nivel deportivo ambos modelos lograron grandes triunfos. Por ejemplo, a bordo de un Opel Ascona, Walter Röhrl y Jochen Berger, consiguieron el Campeonato de Europa de Rallies en 1974 y 1975. En 1982, esta vez con Röhrl y Geistdörfer a los mandos, Opel se hizo con el Mundial de Rallies con un Ascona 400.

Ambos modelos dejarían de producirse en el año 1988 y superarían con creces el millón de unidades producidas.

El Opel Manta llegó primero

El Opel Manta se presentó el 9 de septiembre de 1970. El lugar del lanzamiento fue Timmendorfer Strand y en su comunicado de prensa la marca alemana anunciaba que se lanzaba a la conquista de un nuevo territorio con estas palabras: “En lugar de hacer obsoleto a un modelo existente, el automóvil que hoy presentamos se suma a nuestra gama para hacer frente a una nueva demanda del mercado”.

La aventura tuvo un gran desenlace. La forma y las líneas del Opel Manta eran lo que los clientes estaban buscando. Durante el primer año el fabricante alemán entregó 56.200 unidades y en toda su vida comercial se llegaron a producir 498.553 unidades del Opel Manta.

El Manta compartía plataforma, suspensión y mecánica con el Ascona. Equipaba un motor 1.6con una potencia de 68 CV, que podía aumentarse hasta los 80 CV en la versión S. Además, existía la posibilidad de montar el motor del Opel Rekord, un propulsor 1.9 de cuatro cilindros capaz de desarrollar 90 CV.

OPEL BLANCO

Durante los dieciocho años de producción también se produjeron una serie de versiones que llamaron la atención. La primera fue el Manta Berlinetta, un modelo que equipaba de serie volante deportivo, luna trasera con resistencia térmica, faros halógenos, lavaparabrisas eléctricos y techo de vinilo. Se mantuvo en producción durante cinco años en los que se lanzaron las versiones especiales “Holiday”, “Plus”, “Swinger” y “Summer Bazar”.

Otra de las versiones especiales fue el Manta GT/E, un deportivo que llegó en 1974 con un motor de 1,9 litros y 105 CV de potencia. Duró un año en el mercado, pues el Manta “Black Magic” o Manta B llegaría para darle el relevo.

Pero si hubo un elemento que caracterizó a todas las versiones del Opel Manta, fue el diseño del logotipo inspirado en las fotografías del popular investigador oceánico Jacques Cousteau.

Y vino el Ascona

Poco más de un mes después de la presentación del Manta, Opel hacía lo propio con otro modelo, el Ascona. Este vehículo, que llegó para completar el catálogo entre  Kadett y Rekord, vio la luz el 28 de octubre de 1970.

OPEL GRIS

En un principio el Ascona solo se ofrecía como sedán de dos y cuatro puertas y en dos acabados, básico y lujoso. Estaba disponible con dos motorizaciones, una de 1,6 litros y 68 CV y otra de 80 CV.

Con el tiempo Opel también fue introduciendo más versiones de este modelo. La primera fue una versión simplificada con un motor 1.2 OVH y 60 CV. Este modelo destacaba por su menor precio que lo hacía asequible para una mayor cantidad de público.

Posteriormente, llegaríael Ascona Voyage, un vehículo con carácter deportivo pero que estaba pensado para el ocio en familia, ya que disponía de espacio para las bicicletas.

seguro coche antiguo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *