Opel: Historia, curiosidades y modelos más icónicos

La historia de Opel comienza cuando en 1863 Adam Opel comienza la fabricación de máquinas de coser, pero no sería hasta 1909 cuando sus herederos decidirían afrontar la producción de coches de gran consumo con la marca Opel.

Opel Doktorwagen

El 21 de enero de 1863 Adam Opel funda en Rüsselsheim (Alemania) una empresa dedicada a la fabricación de máquinas de coser. Trece años más tarde -en 1886- decide transformar su fábrica y, al igual que sucedió con muchas otras empresas del sector textil, comienza a fabricar bicicletas. En tan solo catorce años Adam Opel se convertirá en el mayor fabricante de bicicletas del mundo.

El nacimiento de una marca

Adam Opel fallece en 1895 y sus hijos Carl, Wilhelm, Heinrich, Fridrich y Ludwig toman el control de la empresa.  Una de sus primeras decisiones será abandonar la fabricación de bicicletas, un mercado en declive, para centrarse en la producción de coches.

Comenzaron comprando Anhaltische Motorwagenfabrik, una de las primeras empresas alemanas de ingeniería automotriz y dos años más tarde firman un contrato con Friedrich Lutzmann, un famoso diseñador y proveedor de automóviles para el “káiser” Guillermo II. Así comienzan la fabricación de coches de Opel, aunque las primeras 65 unidades no tuvieron el éxito esperado.

Dados los malos resultados la sociedad Opel-Lutzmann se deshace y comienza la colaboración con el francés Alexandre Darracq. En 1902 el primer vehículo 100% Opel sale a la luz. Se trataba de un coche con motor de dos cilindros, 1,9 litros de cubicaje y 10-12 CV. Un año más tarde desarrollan su primer motor de cuatro cilindros con 20-22 CV.

En 1909 deciden apostar por la fabricación de vehículos de gran venta y crea el “Doktorwagen” (el coche del doctor en castellano). Este modelo, muy popular por su robustez y fiabilidad, montaba un motor de 8 CV y cuatro cilindros en línea. Su precio oscilaba entre 4.000 y 5.000 marcos de oro. Tres años después -1912- de la presentación de este modelo, Opel anunciaba la venta de su coche número 10.000.

Opel Olympia 1951

La popularización del coche

En 1921 el uso del coche se popularizó entre los ciudadanos. Para dar cobertura a toda la demanda Opel decide renovar y modernizar su fábrica y adoptar la producción en serie. El primer modelo surgido de la nueva fabricación en cadena es el “Laubfrosch” (Rana Verde), que salió a la venta con un precio de 4.500 marcos y que acabó vendiendo por 1.990 marcos para llegar a un público mayor. Hasta 1931 se vendieron 120.000 unidades. Tan solo siete años después de su modernización Opel ya tiene ganada el 37% de la cuota de mercado.

A finales de la década de los años veinte -en 1929- General Motors se hace con la mayor parte de las acciones de Opel. En 1935 se presenta el modelo Olympia, el primer vehículo alemán de serie que montaba carrocería y bastidor integrales de acero. Al mismo tiempo se inaugura la planta de fabricación de camiones de Brandenburgo, con capacidad para producir 25.000 unidades del modelo Blitz.

Un año más tarde -1936- aparecería la primera generación del mítico Kadett, un modelo con suspensión delantera, motor de cuatro tiempos y cuatro cilindros y frenos hidráulicos de tambor, y que daría nombre a modelos posteriores desde 1962.

Opel Blitz

La factura de la Guerra y el nuevo resurgir de Opel

La Segunda Guerra Mundial supuso un duro golpe para Opel. En 1941 los nazis detuvieron la fabricación de turismos y comenzaron a producir trenes de aterrizaje, cabinas de mando y depósitos de combustible antibalas para aviones.

Tras la contienda las fábricas de Rüsselsheim y Brandenburgo quedaron reducidas a escombros y la producción del modelo Kadett se trasladó a la Unión Soviética en concepto de indemnización.

Sin embargo, tan solo un año después comienzan a producir de nuevo un modelo Blitz de 1,5 toneladas y en 1947 reanuda la fabricación del Olympia. En pocos años la producción supera las 100.000 unidades anuales.

Opel Kadett 1973

Al comenzar la década de los sesenta la casa alemana recupera el apellido Kadett para sus modelos e inaugura la fábrica de Bochum. El resurgir lo completarán modelos como Rekord, Käpitan, Diplomat, Admiral o Comodore, que en 1970 se verían completados con el Opel Ascona convertido en competencia directa del Ford Taunus.

Ya metidos en los ochenta la crisis del petróleo amenaza a Europa y la marca cambia su estrategia de marca para buscar reducir el consumo de sus motores. Así nace el Kadett D, el primer Opel con tracción delantera. Durante esta década la marca se establece en España, concretamente en Figueruelas (Zaragoza), donde comienza la producción del Opel Corsa.

En 1983 Opel vende su coche número 20 millones y presenta la última generación Kadett, antecesora de los modelos Astra y Omega.

Del éxito a la crisis financiera de Opel

El siglo XX termina bien para Opel, alcanzando los 50 millones de unidades vendidas. Este número dorado corresponde a un Opel Omega salido de la fábrica de Rüsselsheim. Además, Opel se convierte en el primer fabricante de coches que recicla los plásticos y elimina de manera segura los materiales peligrosos.

Opel Kadett 1979

En 1991 la producción del Kadett finaliza saliendo a la luz el Opel Astra, un modelo cargado de elementos de seguridad y se lanza el primer todoterreno de la marca, el Opel Frontera, que ese mismo año se convierte en el número uno de su clase en Europa.

Esta situación cambia en 2008 y 2009 cuando General Motors se declara en bancarrota y ninguna de las operaciones de venta de Opel llega a buen puerto. El gobierno alemán decide entonces rescatar a Opel haciendo una fuerte inyección de dinero público, lo que les permitió presentar el nuevo Ampera, un vehículo eléctrico de autonomía extendida.

En 2010 General Motors, con una mejor situación económica, se convierte en el segundo mayor accionista del grupo PSA Peugeot-Citroën, y Opel se integra como una marca más del grupo.

Opel Corsa: 40 años de plena juventud

Presentado en 1982 el Opel Corsa ha llegado a nuestros días en plena juventud a pesar de que en 2022 este mítico modelo celebra su 40º aniversario. En todo este tiempo Opel ha fabricado más de 14 millones de unidades Corsa, un vehículo que comenzó movilizando a la sociedad de los ochenta y que con su nueva versión eléctrica probablemente también movilizará a la sociedad del futuro.

Después de 160 años de diseño automovilístico este año 2022 Opel celebra el cuarenta aniversario del Opel Corsa, uno de los modelos que más éxitos ha cosechado a lo largo de toda la historia de la firma alemana.

vehículos Opel Corsa

Con su aparición en 1982 el Corsa revolucionó el segmento de los vehículos pequeños y tras seis generaciones en activo este modelo de Opel continúa siendo a día de hoy uno de los vehículos más demandados.

En los ochenta tener un vehículo era todavía un auténtico lujo para muchas familias, así que, con su pequeño formato, su atractivo diseño y un precio muy competitivo, el Opel Corsa cumplió rápidamente con su objetivo de facilitar la movilidad a las familias.

En el caso español el “valor añadido” del Corsa era y que este modelo se fabricaba -y todavía se fabrica- en la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza). Desde su presentación en 1982 y con ayuda de la factoría de Eisenach, Opel lleva producidas 14 millones de unidades del Corsa.

Primeras generaciones Corsa

Con tan sólo 3,62 metros de longitud las dimensiones de los primeros Opel Corsa nos dibujaban un vehículo utilitario de pequeño formato, con detalles a destacar como los pasos de rueda ensanchados o un coeficiente aerodinámico excepcionalmente bajo para la época (0,36).

Erhard Schnell fue el diseñador del Opel Corsa, que gracias a disponer de una excelente aerodinámica no tardó en poner en el mercado una variante deportiva, denominada Corsa A Gsi, que montaba un motor diésel de 100 CV.

Opel Corsa clásicos

Tratándose de un vehículo pensado para familias la configuración inicial fue de cinco puertas, aunque a partir de 1985 Opel comenzó a ofrecer versiones de dos puertas que enseguida fueron un éxito de ventas.

En la segunda generación Corsa, que estuvo vigente entre los años 1993 y 2000, se suavizaron las líneas y se incorporaron detalles como los faros “platillo volante”, aunque lo menos visible y quizás lo más importante es que este nuevo Opel Corsa ofrecía diez centímetros más de longitud que su antecesor, lo que se traducía en un mayor espacio interior.

Opel Corsa clásico

Esta segunda generación incorporó tecnologías de seguridad como los frenos ABS, los protectores contra impactos laterales o los airbags delanteros, mientras que la tecnología de inyección de combustible mejoró las prestaciones de los motores y los catalizadores contribuyeron a reducir los niveles de emisiones.

En esa época modelos como el Corsa Gsi ofrecían motores gasolina de 16 válvulas y mecánicas diésel con turbo, factores que ayudaron a vender más de cuatro millones de vehículos Corsa.

Corsa en el siglo XXI

Siguiendo los pasos de la segunda generación Corsa a comienzos del siglo XXI esta gama se actualizó con vehículos de mayor longitud y espacio interior, más distancia entre ejes y la presencia de los novedosos motores Ecotec de gasolina y turbodiésel de inyección directa, bloques que ofrecían altas prestaciones, bajo consumo y emisiones reducidas.

A partir de 2006 la estrategia de Opel fue separar los estilos de las versiones de tres y cinco puertas. A las primeras se las dotó de una estética y una filosofía de corte más deportivo, mientras que las segundas crecieron hasta los cuatro metros de longitud para responder mejor a la demanda de vehículo familiar.

Es en ese momento cuando la gama Opel Corsa incorpora en sus mecánicas la tecnología ecoFlex, que suponía motores más eficientes con sistema Start&Stop incluido capaces de alcanzar -caso del 1.3 CDTI ecoFlex- un consumo de 3,3 litros/100 km.

Más recientemente con la quinta generación Corsa se sumaron los primeros sistemas ADAS de ayuda a la conducción y es con la última entrega donde Opel ha sumado a la oferta la versión eléctrica e-Corsa.

Opel Rekord: El jubilado que vivió una edad dorada

Opel Olympia Rekord de 1953

En 1953 Opel lanzaba al mercado su modelo Rekord, un automóvil desarrollado para competir con el Alfa Romeo 164, el Audi 100, el Renault 25 o el Peugeot 604. En el catálogo de Opel el Rekord llegó para sustituir al hasta entonces modelo ejecutivo de la marca alemana, el Opel Olympia, y sería el antecesor del último modelo diseñado con este fin, el Opel Omega.

Opel Olympia Rekord

Opel Olympia Rekord: 1953-1957

La primera versión fue el Opel Olympia Rekord que vio la luz en marzo de 1953 aprovechando un diseño previo a la Segunda Guerra Mundial. Durante los tres primeros años de producción el Olympia Rekord montaba un motor de 1.488 cc con una potencia de 39 CV y en 1956, aun manteniendo la cilindrada, la potencia se aumentó hasta llegar a los 44 CV.

Opel Rekord P1: 1957-1960

En 1957 el Olympia Rekord fue sustituido por una nueva versión denominada Rekord P1. La primera unidad de este modelo, que retiraría de su nombre cualquier rastro de su predecesor, salió de fábrica en julio de 1957.

El Rekord P1 tenía un diseño ligeramente más moderno que el Olympia Rekord y también unas dimensiones mayores, con 4,44 metros de largo, 1,62 metros de ancho y 1,49 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2,54 metros. Su peso en vacío apenas alcanzaba los mil kilogramos y su velocidad máxima llegó a ser de 132 km/h.

Opel Rekord Rekord P1
Opel Rekord Rekord P1

Entre las novedades que incorporaba el Rekord P1 están un parabrisas envolvente y una pantalla trasera, además incluía una pintura en dos tonos tan de moda en Estados Unidos. El conocido como Bauern-Buick o “Buick Campesino” en español, tuvo dos versiones diferentes hasta el final de su producción en julio de 1960.

Hasta 1959 el Rekord P1 equipaba el mismo motor de 1.488 cc y 44 CV de potencia y se comercializó en configuraciones de dos puertas, Caravan y Delivery con tres puertas. De esta versión se llegaron a fabricar 509.110 unidades.

La segunda versión apareció en 1959 y estaba disponible con la misma motorización o con una superior opcional de 1.680 cc y 54 CV. Además de los acabados de dos puertas, este “segundo” modelo Rekord P1 también se ofrecía como berlina de cuatro puertas, que incluía un salpicadero acolchado, bloqueo de encendido y limpiaparabrisas eléctricos. En agosto de 1960 el P1 fue sustituido por el Rekord P2.

Rekord P2: 1960-1963

El Opel Rekord P2 nació a mediados de 1960 y aunque mantenía la distancia entre ejes del anterior modelo su plataforma técnica era nueva y de mayores dimensiones, alcanzando los 4,52 metros de largo, los 1,63 metros de ancho y los 1,49 metros de alto. Su peso en vacío también aumentó ligeramente hasta los 1.020 kilogramos.

Opel Rekord P2
Opel Olympia Rekord P2

El Rekord P2 estaba disponible con varias motorizaciones, una equipada de serie de 1.488 cc y 50 CV y dos por encargo de 1.680 cc de 55 CV y 60 CV, respectivamente. Estos motores le permitían alcanzar una velocidad máxima de 124 y 140 km/h en cada caso.

En un principio las versiones disponibles para el Rekord P2 eran la berlina de dos y cuatro puertas, la “station vagon” de tres puertas, la pick-up para reparto y la convertible. A partir de agosto de 1961, y ya con opción a la caja de cambios de cuatro velocidades, se añadiría una versión coupé y en junio de 1962 la versión “L” con un motor más potente, una compresión más alta y más lujo en su interior.

Opel Rekord A: 1963-1965

El Opel Rekord A fue en realidad una copia del Rekord P2. Aún con plataforma renovada y una distancia entre ejes mayor -2,62 metros-, las distintas versiones de este modelo fueron muy parecidas físicamente a las de su predecesor.

Opel rekord A
Opel Rekord A

Opel Rekord B: 1965-1966

El Opel Rekord B apenas estuvo en el mercado un año. Se trataba de un “lavado de cara” donde la mayor innovación estaba en la incorporación del sistema CIH de cuatro cilindros en los motores 1500, 1700S y 1900S. Este sistema lo utilizarían todas las generaciones futuras del Opel Rekord hasta 1986, momento en el que apareció el Opel Omega.

Por su parte, los motores de seis cilindros y 2.600 cc se mantuvieron sin cambios en el Rekord B.

Opel Rekord C: 1967-1971

El Rekord C fue el modelo de Opel más vendido con 1.276.681 unidadesmatriculadas. Se trataba de un vehículo muy vistoso, espacioso y sobre todo fiable. El Rekord C llegó a estar disponible en versión berlina y familiar de dos y cuatro puertas, furgoneta y coupé de techo duro.

Sus dimensiones eras de 4,57 metros de largo, 1,75 metros de ancho y 1,46 metros de alto. Los clientes podían escoger motorización entre las mecánicas de 1.492 , 1.698, 1897 y 2.239 cc con potencias entre 58 y 95 CV que permitían alcanzar una velocidad máxima de 174 km/h.

Paralelamente existieron dos variantes muy parecidas al Rekord C. Una era el Opel Ranger con una rejilla de cuatro faros y la otra era el coupé Rekord Sprint, un modelo deportivo que montaba un motor 1.900H de 106 CV.

Opel Rekord D (Opel Rekord II): 1972-1977

En diciembre de 1971 Opel sustituyó su exitoso modelo Rekord C por la nueva generación Rekord D, rebautizada posteriormente como Rekord II para evitar confusiones con las motorizaciones diésel. Como su predecesor, el Opel Rekord II se convirtió en un éxito comercial, sobre todo porque fue el primer turismo de la marca alemana que ofreció mecánicas propulsadas por gasoil.

Opel Rekord

Será el próximo mes de enero cuando el Opel Rekord D -bautizado como Rekord II para evitar confusiones con la “D” de diésel- cumpla cincuenta años desde su presentación en diciembre de 1971.

De entrada, el Opel Rekord D tenía un difícil reto que enfrentar, puesto que venía a sustituir a un modelo -Rekord C- del que Opel había fabricado 1,2 millones de unidades, lo que significaba una octava parte de los vehículos producidos por la marca alemana hasta ese momento.

Más europeo que americano

Frente al Rekord C, cuyo diseño estaba muy influenciado por la estética norteamericana, el Rekord D presentaba como nota distintiva un diseño de corte más europeo, con grandes superficies acristaladas, líneas más sencillas y en general una mayor funcionalidad.

Opel Rekord

Al igual que sucedía con el Rekord C, la “generación D” se comercializó con tres tipos de carrocería -berlina de dos y cuatro puertas, deportiva coupé y familiar con tres y cinco puertas-. Para usos comerciales Opel también ofreció una versión Rekord Van realizada sobre la variante familiar de tres puertas y con los cristales traseros panelados.

El primer diésel de Opel

En todas estas versiones se incorporaban prioritariamente motores de gasolina de 66 CV (1,7 litros), 83 CV (motor 2,0 S) y 97 CV (1,9 litros). Se trataba de propulsores muy experimentados en los Rekord C, aunque la novedad es que el Rekord D fue el primer turismo Opel en incorporar motores diésel desde septiembre de 1972.

Este hecho disparó las ventas de este modelo a nivel mundial. Se trataba de una mecánica diésel turboalimentado con precámaras y 95 CV de potencia, que acabó estableciendo un buen número de récord internacionales montado en el Opel GT Diesel, con un consumo medio de 8,7 Litros/100 km y 135 km/h de velocidad máxima.

interior Opel Rekord

Aunque uno de los puntos fuertes del Opel Rekord II fueron los sistemas de seguridad pasiva que incorporaba, con refuerzos en los laterales y en el techo para proteger en caso de vuelco, mientras que las zonas de deformación programada defendían a los ocupantes en caso de colisión frontal.

El Rekord II convive con el Commodore B

Desde marzo de 1972 la variante Commodore B amplió por arriba la oferta de Opel, posicionándose en el mercado entre los acabados Admiral y Diplomat.

Opel Rekord

El Commodore B compartía carrocería con el Rekord II, pero se diferenciaba de este por ofrecer un equipamiento más lujoso y por incorporar motores de seis cilindros y 2,5 litros con potencias de 115 y 130 CV, que se convirtieron en 142 y 160 CV, respectivamente, con el motor de 2,8 litros de los Commodore GS/E.

En septiembre de 1976 el Rekord II alcanzó el millón de unidades producidas y para conmemorar este evento Opel lanzó la edición limitada “Millonaire”, con motor S de dos litros con 100 CV y carrocería berlina.

En septiembre de 1977 salió de la planta de Russelsheim la última unidad del Opel Rekord II. Hasta ese momento se habían fabricado 1,12 millones de unidades de este modelo y 140.900 del Commodore B.

Opel Rekord E

Opel Rekord E: 1977-1986

El Opel Rekord E fue la última versión antes de la llegada del Opel Omega en 1986. Fabricado en la planta de Rüsselsheim (Alemania) llegó a vender más de 1,4 millones de unidades.

Algunos expertos señalan que el Opel Rekord E se puede dividir en dos generaciones, el E1 entre 1977 y 1982 y el E2 entre 1982 y 1986. En ambas generaciones las versiones en las que se ofertaba eran las mismas, un sedán de dos o cuatro puertas y un familiar de tres o cinco puertas. En algunos países también existió una versión furgoneta de tres puertas. El Rekord E tuvo tanta acogida que llegó a comercializarse en países como Australia bajo el nombre de Holden Commodore, en Corea del Sur como Daewoo Royale y en Gran Bretaña bajo la marca Vauxhall Carlton.

Opel Ascona y Opel Manta, dos mitos de los 70

Estos automóviles, que llegaron en 1970 para revolucionar el segmento medio, utilizaban una misma plataforma dando lugar a dos modelos completamente distintos. El Opel Ascona podía ser una berlina deportiva, un sedán o un familiar, mientras que el Opel Manta era un gran deportivo al estilo Opel GT de 1968.

OPEL ASCONA Y OPEL MANTA

Durante este año dos de los modelos más míticos de Opel, Ascona y Manta, cumplen 50 años. Las celebraciones del aniversario comenzarán con una fiesta aprovechando la apertura de la temporada de rallies de vehículos clásicos con la “Bodensee Klassik”, que se disputará entre los próximos días 7 y 9 de mayo. Entre los vehículos de su línea de salida estarán presentes seis unidades de las primeras generaciones del Opel Ascona y el Opel Manta.

Posteriormente, se realizará una gran concentración, la “Klassikertreffen” de Rüsselsheim, que reunirá el 28 de junio alrededor de un centenar de ejemplares de Ascona y Manta A. En este evento se espera una afluencia de pública de cerca de 30.000 asistentes y la participación de numerosos clubes Opel.

Culminará la fiesta del medio siglo con la reunión organizada por Manfred Henning, coleccionista y experto en el Opel Manta, que se celebrará entre el 25 y el 27 de septiembre en Timmendorfer Strand, una ubicación situad en la costa del Mar Báltico donde este modelo se presentó por primera vez a la prensa hace cincuenta años.

Un repaso a la historia

Para comenzar la historia de estos dos modelos tenemos que retroceder hasta 1970, momento en el que se presentaron el Opel Ascona y el Opel Manta, dos vehículos que revolucionarían el segmento medio en aquella época.

El primero era una berlina deportiva con voladizos cortos y un gran dinamismo que se colocó entre los también míticos Kadett y Rekord. Se trataba de un adelantado a su tiempo, pues estuvo disponible con múltiples carrocerías, desde un deportivo de dos puertas hasta un familiar pensado para la vida al aire libre, pasando por un sedán de cuatro puertas. Por su parte, el Manta era un coupé muy estilizado que compartía tecnología con el Ascona. Tanto el Ascona como el Manta gozaron de gran popularidad al otro lado del Océano Atlántico.

OPEL AZUL

A nivel deportivo ambos modelos lograron grandes triunfos. Por ejemplo, a bordo de un Opel Ascona, Walter Röhrl y Jochen Berger, consiguieron el Campeonato de Europa de Rallies en 1974 y 1975. En 1982, esta vez con Röhrl y Geistdörfer a los mandos, Opel se hizo con el Mundial de Rallies con un Ascona 400.

Ambos modelos dejarían de producirse en el año 1988 y superarían con creces el millón de unidades producidas.

El Opel Manta llegó primero

El Opel Manta se presentó el 9 de septiembre de 1970. El lugar del lanzamiento fue Timmendorfer Strand y en su comunicado de prensa la marca alemana anunciaba que se lanzaba a la conquista de un nuevo territorio con estas palabras: “En lugar de hacer obsoleto a un modelo existente, el automóvil que hoy presentamos se suma a nuestra gama para hacer frente a una nueva demanda del mercado”.

La aventura tuvo un gran desenlace. La forma y las líneas del Opel Manta eran lo que los clientes estaban buscando. Durante el primer año el fabricante alemán entregó 56.200 unidades y en toda su vida comercial se llegaron a producir 498.553 unidades del Opel Manta.

El Manta compartía plataforma, suspensión y mecánica con el Ascona. Equipaba un motor 1.6con una potencia de 68 CV, que podía aumentarse hasta los 80 CV en la versión S. Además, existía la posibilidad de montar el motor del Opel Rekord, un propulsor 1.9 de cuatro cilindros capaz de desarrollar 90 CV.

OPEL BLANCO

Durante los dieciocho años de producción también se produjeron una serie de versiones que llamaron la atención. La primera fue el Manta Berlinetta, un modelo que equipaba de serie volante deportivo, luna trasera con resistencia térmica, faros halógenos, lavaparabrisas eléctricos y techo de vinilo. Se mantuvo en producción durante cinco años en los que se lanzaron las versiones especiales “Holiday”, “Plus”, “Swinger” y “Summer Bazar”.

Otra de las versiones especiales fue el Manta GT/E, un deportivo que llegó en 1974 con un motor de 1,9 litros y 105 CV de potencia. Duró un año en el mercado, pues el Manta “Black Magic” o Manta B llegaría para darle el relevo.

Pero si hubo un elemento que caracterizó a todas las versiones del Opel Manta, fue el diseño del logotipo inspirado en las fotografías del popular investigador oceánico Jacques Cousteau.

Y vino el Ascona

Poco más de un mes después de la presentación del Manta, Opel hacía lo propio con otro modelo, el Ascona. Este vehículo, que llegó para completar el catálogo entre  Kadett y Rekord, vio la luz el 28 de octubre de 1970.

OPEL GRIS

En un principio el Ascona solo se ofrecía como sedán de dos y cuatro puertas y en dos acabados, básico y lujoso. Estaba disponible con dos motorizaciones, una de 1,6 litros y 68 CV y otra de 80 CV.

Con el tiempo Opel también fue introduciendo más versiones de este modelo. La primera fue una versión simplificada con un motor 1.2 OVH y 60 CV. Este modelo destacaba por su menor precio que lo hacía asequible para una mayor cantidad de público.

Posteriormente, llegaría el Ascona Voyage, un vehículo con carácter deportivo pero que estaba pensado para el ocio en familia, ya que disponía de espacio para las bicicletas.

Opel Elektro GT: El eléctrico con seis récords de velocidad

El nieto de Adam Opel, fundador de la marca alemana, consiguió en mayo de 1971 y en el circuito de Hockenheim poner su nombre en seis récords mundiales de velocidad con vehículos eléctricos a los mandos del prototipo Elektro GT, un deportivo especialmente preparado para la ocasión y que equipaba un arsenal de baterías de níquel-cadmio.

Opel Elektro GT

Tras aterrizar en la Luna en 1971 los astronautas del Apolo XV se convirtieron en los primeros seres humanos en conducir un vehículo lunar completamente eléctrico. Ese mismo año un Opel GT, también único en su género, demostró en el circuito alemán de Hockenheim que la propulsión eléctrica no solo servía para los “buggies” de golf y que con el paso de los años se convertiría en el futuro de la automoción.

Para conseguir un nuevo récord de velocidad en coches eléctricos Georg von Opel, nieto de Adam Opel, se puso en mayo de 1971 al volante del Elektro GT, un deportivo especialmente preparado para la ocasión con el que conseguiría batir un total de seis récord mundiales de velocidad.

De casta le viene al galgo

Georg von Opel, nieto del fundador de la marca alemana, fue un exitoso hombre de negocios además de un atleta de talla mundial. Su objetivo con el Elektro GT no era tan sólo ponerse a los mandos de un prototipo eléctrico y de llevar a cabo un reto al que pocos podían enfrentarse, sino que su espíritu aventurero formaba parte de una tradición familiar.

Años atrás su primo, conocido como “Raketen-Fritz” (el hombre cohete Fritz), acaparó muchos titulares entre 1927 y 1929 con la realización de distintas demostraciones con cohetes que tuvieron su punto álgido el 23 de mayo de 1928. Ese día “Raketen-Fritz” consiguió alcanzar con el RAK2 y sobre el asfalto del circuito de Avus una velocidad máxima de 238 Km/h.

Baterías de avión de combate

El Opel Elektro GT contaba para su propulsión con dos motores eléctricos Bosch de corriente continua, que generaban en conjunto una potencia de 88 kW (120 CV) y un pico de potencia máxima de 118 kW (160 CV).

Opel Elektro GT

Varta fue el proveedor de las cuatro baterías de níquel-cadmio que iban emplazadas tras el conductor. Estas baterías tenían 280 celdas y pesaban 590 kg, con lo cual el peso del Elektro GT, sumada su tara de 960 kg, se iba a los 1.550 kg, aproximadamente lo mismo que un Opel Diplomat B.

Para intentar batir el récord de larga distancia Georg von Opel recurrió a baterías de 360 celdas (740 kg) que incrementaban el peso del Elektro GT hasta los 1.700 kg, lo mismo que un camión Opel Blitz de batalla corta.

En aquel momento las baterías iban montadas sobre bastidores especiales ocupando todo el interior alrededor del conductor. Se trataba de las mismas baterías que se montaban en los aviones de combate.

Por otro lado, el peso extra requirió incorporar unos muelles de suspensión más duros y que Continental desarrollara unos neumáticos de alta presión con el objetivo de minimizar al máximo la resistencia a la rodadura.

Ejercicio de aerodinámica

Con el objetivo de optimizar al máximo la aerodinámica se cerraron todas las entradas y salidas de aire del frontal de la carrocería con la presencia de un capó plano (en los modelos GT de serie el capó era abombado para permitir la presencia del carburador) y se eliminaron parachoques, retrovisores, pilotos traseros y tiradores de puertas, al tiempo que se vaciaba de elementos superfluos el interior dejando tan sólo espacio para las baterías y para el conductor.

En la zona del maletero el Elektro GT montaba el sistema de gestión electrónica, mientras que en la parte trasera el coche incorporaba un gran alerón. Por otro lado, en el lugar del silenciador este prototipo montaba un sistema de refrigeración.

Finalmente, en el lugar del motor de gasolina se instalaron los motores eléctricos con una batería de 12 voltios para la alimentación de las distintas funciones.

Opel Elektro GT

Los récord del Elektro GT

El 17 de mayo de 1971 en el circuito de Hockenheim y a los mandos del Elektro GT, Georg von Opel consiguió establecer cuatro nuevos récords mundiales para vehículos con motor eléctrico:

1 kilómetro: Tiempo (19,061 segundos). Velocidad (188,86 Km/h)

Aceleración en 1 kilómetro: Tiempo (31,066 segundos). Velocidad (115,88 Km/h)

Aceleración en 0,5 kilómetros: Tiempo (19,358 segundos). Velocidad (92,98 Km/h)

Aceleración en 0,25 millas: Tiempo (16,869 segundos). Velocidad (85,87 Km/h)

Al día siguiente Georg von Opel conseguiría batir el récord de los 10 kilómetros (4´43” y 126,89 Km/h) y de las 10 millas (7´35” y 127, 15 Km/h), pero la reducida capacidad de las baterías de níquel-cadmio impidió un séptimo récord, el de los 100 kilómetros a una velocidad constante de 100 Km/h. En este caso el Elektro GT se detuvo tras cubrir 44 kilómetros del recorrido.

Opel Kadett: El coche que el KGB secuestró para Stalin

kadett 1936
Kadett en 1936

A comienzos de 1939 Stalin ordenó al KGB que “secuestrara” en Alemania un Opel Kadett para llevarlo a Moscú y replicarlo. El pedido no sonó extraño en la sede del servicio secreto soviético, puesto que un año antes sus agentes habían pasado a través de Suecia un par de motos BMW R-71 con sidecar, las mismas que el ejército alemán guardaba celosamente y que después serían fundamentales en la “Blitzkrieg” (guerra relámpago).

moto bmw R71
Moto BMW R71

Unos meses después el resultado de esta operación serían las motos rusas Ural M-72.

moto ural M72

Además de tajante, la orden de Stalin comprendía también el robo del aparataje industrial básico utilizado en la fabricación del  Opel Kadett, algo que complicaba enormemente la logística. Pero en el verano de 1939, cuando el KGB tenía prácticamente diseñada la operación que acabaría con el “secuestro” de un Opel Kadett, Berlín y Moscú iniciaron los contactos para la firma de un acuerdo de no agresión, el llamado Pacto Ribbentrop-Molotov, momento político que aprovecharon los soviéticos para solicitar que Alemania les regalase algunas unidades del Opel Kadett.

Pese a las reticencias de Opel y de algunos militares del entorno de Hitler, la necesidad del acuerdo para los planes bélicos del Führer hizo posible que en 1940, ya con la Segunda Guerra Mundial comenzada, llegará a Moscú el primer Opel Kadett. Tan sólo un año más tarde, en 1941, los ingenieros rusos presentaban a Stalin el Moskvitch 400 modelo 10.

Cuenta la historia que el líder soviético montó en cólera cuando vio aquel coche, que no tenía los mismos faros que el Kadett y que carecía de puertas traseras, lo que obligó a que los ingenieros tuvieran que ponerse a trabajar de nuevo. Lo que Stalin pretendía era una copia exacta del Opel Kadett.

Stalin y el Opel Kadett: Amor a primera vista

Stalin se “enamoró” del Kadett en 1936. Aquel primer modelo se caracterizaba por aportar un diseño muy moderno para la época, equipado con una carrocería monocasco y un motor de 1.073 cc y 23 CV. Sobre el papel podía parecer una potencia algo exigua, pero gracias a ese propulsor el Kadett podía alcanzar los 90 km/h con un reducido consumo de 7 Litros/100 km.

Opel ofrecía el Kadett en versiones sedán y convertible, aunque el éxito de ventas se debió a un precio que lo hacía accesible para un gran número de clientes, lo que explican que hasta 1941, año en el que finalizó la producción de este primer modelo, se fabricaron 107.000 unidades.

kadett 38

Stalin quería un vehículo similar al Kadett, moderno y económico, para renovar el anticuado parque automovilístico de la Unión Soviética, un país donde los coches eran un privilegio de las élites dirigentes del Partido Comunista. Frente al Kadett la industria soviética ofrecía automóviles feos y caros de producir, incluso para una economía como la soviética.

Moskvitch 400: La copia rusa del Kadett

Los planes de Stalin tuvieron que cambiar sobre la marcha cuando en junio de 1941 el ejército alemán invadió territorio ruso (Operación Barbarroja), lo que provocó que toda la industria de la Unión Soviética se pusiera al servicio del esfuerzo bélico, olvidándose de fabricar automóviles turismo.

moskvich 400

Finalmente, hubo que esperar hasta 1947 para que el Moskvitch 400, en aquel momento una copia exacta del Opel Kadett 38, viera la luz coincidiendo con las celebraciones del 500º aniversario de la fundación de Moscú.

seguro coche antiguo
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.