Los 16 Personajes Navideños más célebres del mundo

La llegada de la Navidad es para muchos sinónimo de celebración y alegría. Un sentimiento que genera, sobre todo en los niños, la aparición de un popular personaje propio de la cultura navideña de cada lugar. Papá Noel o los Reyes Magos son los más conocidos por nosotros, pero lo cierto es que existen muchos más personajes de la Navidad que destacan según la cultura a la que pertenezcan.

16 personajes navideños del mundo

Para los más pequeños de la casa, la Navidad es quizá su época del año favorita. No nos engañemos, los regalos hacen mucho y son muchos los niños que el resto del año viven a la espera de esa noche en la que saben que van a recibir la visita más especial del año. Una de un personaje único que traerá consigo aquello que hayan pedido o deseado, siempre que se hayan portado como es debido, claro está.

Pero lo cierto es que no hablamos de un sólo personaje en concreto. Para nosotros, o bien puede ser Papá Noel el 25 de diciembre, o Sus Majestades los Reyes Magos el 6 de enero. Pero no son los dos únicos protagonistas (cuatro, más bien) que engloban la cultura universal de la Navidad. De hecho, son muchas las figuras que, dependiendo de cada cultura, se enmarcan como la más importante y conocida según el lugar del mundo al que nos refiramos.

Cabe destacar que no todos tienen la función de traer presentes a todos los hogares. Pero por otros motivos, historias o leyendas que a continuación desvelaremos, se han erigido como el personaje navideño más famoso de su lugar de origen. Aquel que cada Navidad alcanza un protagonismo propio de su cultura, aunque en muchas ocasiones sea desconocido para el resto del mundo. Qué menos que hacer un repaso de todos ellos y recordar su importancia para aquellos que les pueda sonar extraño o irreconocible su nombre y su papel en esta gran celebración universal que es la Navidad.

1. PAPÁ NOEL: LA FIGURA NAVIDEÑA POR EXCELENCIA

Seguramente, el personaje navideño de Papá Noel sea el más famoso de todo el globo terráqueo. Siendo la figura propia de la cultura navideña en América y Europa, además de otros lugares, su viaje en trineo conducido por el cielo, con la ayuda de un grupo de renos, con los regalos de todos los niños es mundialmente conocido.

Papá Noel, icono de la Navidad.

Tiene tantos nombres como viajes realiza en una sola noche. Su origen se remonta al 1600, y en un primer momento no tenía la función de regalar presentes, sino ser simplemente el espíritu alegre que llega impregnado con la Navidad. Llamado en su creación como San Nicolás por el obispo Nicolás de Bari, alcanzó mayor fama tras la publicación de ‘A Christmas Carol’, la famosa novela de Charles Dickens. Más tarde recibiría también el nombre de Papá Noel en los países de lengua hispana, siendo la persona encargada de llevar a los hogares los regalos de Navidad. En América, es conocido como Santa Claus, que vive el resto del año con su mujer, la Señora Claus, y sus renos.

Al igual que su nombre, su imagen también es diferente según la tradición de cada lugar. Su traje puede variar de color, siendo negro en un primer momento, también verde para determinadas culturas y rojo para otras, un color que popularizó Coca Cola con su publicidad. Y lo mismo sucede con la región en la que habita, siendo para algunos Laponia y para otros el Polo Norte. Cada cultura marca la forma en la que Papá Noel, San Nicolás o Santa Claus es conocido, pero lo que no da lugar a dudas es la suma importancia que tiene para estas fiestas uno de los grandes personajes navideños que existen. Todo un padre, como su propio nombre indica, e icono de la Navidad.

2. OLENTZERO, EL “PAPÁ NOEL” DE NAVARRA Y PAÍS VASCO

Con una profesión similar a la de Santa Claus, Olentzero es el encargado de llevar los regalos de Navidad a las provincias de Guipúzcoa, Álava, Navarra y Vizcaya. Según la tradición, es conocido como un carbonero mitológico que el día de Nochebuena llega cada año a los hogares de la región de Euskal Herria o País Vasco con presentes para todas las familias.

Olentzero trae regalos a las familias del País Vasco y Navarra.

Caracterizado como un hombre de buen comer, algo harapiento y manchado de carbón, su hábitat se encuentra en el bosque, alejado de la sociedad. Allí emplea su tiempo en crear carbón vegetal hasta que llega el invierno y baja a los pueblos desde las montañas. Con los Fueros Navarros llegó la primera referencia de la historia al Olentzero, otro de los personajes navideños más singulares de estas fiestas.

3. LOS REYES MAGOS, DE ORIENTE A MILES DE ESTRELLAS

Junto con Papá Noel, los Reyes Magos son las otras personalidades más conocidas de la Navidad. En la tradición cristiana, Melchor, Gaspar y Baltasar reciben la denominación de magos, y poseen gran importancia por la visita realizada a Jesús de Nazaret tras su nacimiento, en la que ofrecieron cada uno de ellos los distinguidos presentes de oro, incienso y mirra al que consideraban como El Mesías. Una visita que llevaron a cabo siguiendo la estela de una estrella que les conduciría desde Oriente al pesebre de Belén.

Los Reyes Magos de Oriente, personajes navideños imprescindibles.

De la mano de la cultura cristiana, se instauró en España a partir del siglo XIX una costumbre similar a la de San Nicolás, convirtiendo la noche de Reyes (5 de enero) en el acontecimiento más especial para los más pequeños, que reciben de parte de sus Majestades de Oriente los regalos que les piden. Una tradición en la que también incluye la cabalgata de Reyes en la que los tres protagonistas se pasean por las calles de todas las ciudades españolas. La primera de ellas tuvo lugar en 1866 en Alcoy, y más tarde se extendería al resto de lugares del país. De entre todas, nosotros recomendamos 5 CABALGATAS DE REYES QUE HAY QUE VER EN ESPAÑA. O bien la tarde del 5 de enero antes o la mañana del 6, tampoco puede faltar la costumbre de merendar o desayunar el famoso Roscón de Reyes. Y si hablamos de recetas propias para hacer en Navidad, te recomendamos LAS 6 MÁS ORIGINALES PARA SORPRENDER a Sus Majestades la noche de su llegada.

4. TIÓ DE NADAL: EL TRONCO DE NAVIDAD

En Cataluña, Aragón y Andorra existe una particular tradición que es muy posible que sorprenda a todo aquel que la desconozca. Y es que ésta tiene como protagonista al denominado como Tió de Nadal, un tronco o leño de árbol al que, desde el inicio del Adviento, se le ofrece comida cada noche y se le tapa con una manta, como si de una persona con hambre y frío se tratara. Todo este proceso se culmina el día de Nochebuena, en el que los niños le golpean mientras cantan para que el tronco defeque dulces y regalos tras la manta. Sí, como una piñata, imaginamos que lo estás pensando. En la parte superior se le pinta una cara con una sonrisa con la que muestra felicidad.

Tió de Nadal, el tronco de Navidad más famoso

Es una tradición que cuenta con un origen rural y cristiano que representa el tronco que aporta el calor y la luz necesaria a todas las familias catalanas y aragonesas en los meses que dura el invierno. La ceremonia mediante la que el Tió de Nadal expulsa los presentes se le denomina como cagatió. Es sin duda un elemento navideño imprescindible para estas regiones y tiene un cierto significado similar al árbol de Navidad, siendo por ende el tronco navideño más famoso.

5. EL APALPADOR: TRADICIÓN NAVIDEÑA GALLEGA

Y sin salirnos del mapa español, hacemos en este caso referencia al personaje navideño por excelencia de la comunidad autónoma de Galicia, que no es otro que el Apalpador, o también conocido como Pandigueiro o Apalpa Barrigas. Del mismo modo que se representa en el País Vasco al Olentzero, el Apalpador es caracterizado según la tradición como un carbonero mitológico gigante y con barba pelirroja que en las noches del 24 y 31 de diciembre, baja de las montañas del este gallego para tocar las barrigas de los más pequeños.

El Apalpador, personaje navideño tradicional en Galicia.

Su objetivo es saber si los más pequeños de cada casa han comido como es debido durante el año. Un trayecto en el que aprovecha para dejar castañas y algún que otro regalo. La importancia de esta figura navideña para el folclore gallego viene de la mano de cierta leyenda existente que asegura la práctica de un ritual cada nochevieja en el que se palpa la barriga de los niños, y por ello se la conoce como la noite de apalpadoiro o la noche de palpar.

6. EL NIÑO JESÚS: KRIS KRINGLE Y CHRISTKIND

Vamos con algunas TRADICIONES NAVIDEÑAS fuera de España. Para la religión cristiana, la celebración navideña llega con motivo del nacimiento del Niño Jesús, un 24 de diciembre en Belén según los testamentos bíblicos. Ante el surgimiento del popular personaje de San Nicolás, el movimiento luterano impulsó la figura de Kris Kringle, que del alemán se traduce al español como Niño Cristo, al que otorgaba mayor importancia católica. El Niño Jesús ha sido representado como un joven de muy corta edad o incluso como un bebé, santo y en ocasiones con alas de ángel. En los países latinoamericanos, se le denomina como Christkind.

Christkind.

Por la visita de los tres Reyes Magos, en la que ofrecieron al Niño Jesús los presentes con motivo de su nacimiento, es común la tradición de intercambiar regalos la mañana del 6 de enero. En algunos países europeos como Austria o Suiza, Kris Kringle reparte obsequios a los más pequeños. Y de forma similar sucede en Latinoamérica, donde en muchos lugares, Christkind realiza una función muy parecida a la de Papá Noel.

7. LA BEFANA: REDENCIÓN Y REGALOS EN ITALIA

La Befana es el personaje navideño más característico de Italia y que realiza la misión que en España llevan a cabo los Reyes Magos. Se trata por tanto de la figura folclórica que visita cada madrugada del 6 de enero a los niños italianos para repartir dulces y regalos de Navidad (pero también carbón). Con ello rellena los calcetines que dejan los bambini colgados en diferentes partes de la casa. Por ello, el papel de esta anciana que utiliza una escoba como medio de transporte es de suma importancia en la festividad italiana.

La Befana, personaje navideño principal en Italia.

La leyenda de la Befana tiene su origen en la visita de los Reyes Magos al Niño Jesús. En un determinado momento del largo camino, necesitaron la ayuda de una anciana a la que preguntaron la localización exacta del pesebre de Belén en el que se encontraba el recién nacido. Ella les ayudó pero decidió no acompañarlos. Más tarde se arrepintió y tras preparar una cesta de dulces, buscó a Sus Majestades. Pero ya no pudo encontrarles. A modo de redención, Befana decidió repartir los dulces a todos los niños que encontrara, con la ilusión de que uno de ellos fuera Jesús.

8. BABUSHKA Y LA HOSPITALIDAD MÁS OPORTUNA

Con una leyenda muy similar a la historia de la Befana, Babushka es la encargada de repartir los regalos a los niños rusos la noche de Reyes. Una función que tiene asignada desde aquella noche en la que Sus Majestades visitaron al Niño Jesús, no antes sin pasar por la casa más limpia de Rusia, de la que era propietaria Babushka. En ella pudieron alojarse Melchor, Gaspar y Baltasar gracias a la hospitalidad de la gran madre rusa.

9. DEZ MOROZ: EL PAPÁ NOEL RUSO

Si bien el personaje navideño de San Nicolás es universal, ello no quita que se represente de diferentes formas en todo el mundo. En Rusia y algunos países que anteriormente formaron parte de la Unión Soviética, la figura de Papá Noel es conocida como Dez Moroz o el “abuelo helado”. Su función no es otra que la de llevar los regalos en Navidad a todas las familias que habitan en estas naciones de la Europa Oriental.

Dez Moroz y la Doncella de la Nieve

Pero aunque el trabajo sea prácticamente idéntico, existen claras diferencias con Santa Claus, siendo una de las más destacadas su vehículo, que en lugar de renos utiliza una “troika”, con la forma de un caballo. Por no hablar de su historia, al evolucionar de un hechicero malvado a la persona que hace felices a los más pequeños el día de Año Nuevo (la festividad más importante de las navidades rusas). Una tarea que realiza con la ayuda de su nieta Snegurochka, la doncella de la nieve, muy conocida también en Rusia al colaborar con Dez Moroz en tal laborioso y generoso trabajo.

10. BENDEGUMS: LA MEJOR AYUDA PARA SANTA

Duende Bendegums

En lo que corresponde a la mitología navideña de occidente en el último siglo, los Bendegums son famosos sobre todo en la parte del hemisferio norte. Son caracterizados como duendes ancianos en su mayoría, mágicos y de pequeño tamaño que llevan gorros y botas de diferente color. Según la tradición, realizan su aparición en Nochebuena por el brillo de la Estrella Polar. Es en ese momento cuando estas pequeñas criaturas deslumbran en el cielo con luces de todos los colores, siendo ésta su forma de anunciar que Papá Noel está a punto de llegar. La leyenda los sitúa como los ayudantes más fieles de Santa Claus en el Polo Norte, lugar en el que viven y donde preparan junto a él todos los regalos que deben entregar por todo el mundo en Navidad.

11. LOS MUCHACHOS YULE: TRAVESURAS EN ISLANDIA

Los muchachos Yule forman parte del folclore tradicional de Islandia, un país en el que obtienen mucha fama al ejercer el papel que en otros lugares realiza San Nicolás, por lo que en la Navidad islandesa son los personajes navideños más importantes. Aparecieron por primera vez en la década de los años 30, cuando figuraron en un poema en el que su autor describía el rol y la personalidad de cada uno de estos singulares protagonistas de estas fiestas. Una celebración que en el país nórdico tiene lugar 13 días antes del 24 de diciembre, puesto que su inicio está ligado a la llegada de los denominados Yule Lads, que traen los regalos que acabarán en los zapatos que dejan en el salón los niños islandeses, tal y como marca la tradición islandesa.

Los Muchachos Yule.

Estos alegres y traviesos ancianos se trasladan desde las montañas en las que habitan el resto del año a los hogares de todas las familias con la intención, eso sí, de causar trastadas con las que divertirse a costa de los que esperan su llegada. No hay que olvidar que si el comportamiento de los pequeños no ha sido el adecuado durante el resto del año, los muchachos Yule no dejarán dulces ni presentes, si no que “compensarán” la problemática actitud de los jóvenes rellenando los zapatos con patatas podridas.

Si bien en España no tenemos que preocuparnos de las gamberradas de estos traviesos ancianos, la llegada de Papá Noel o los Reyes Magos puede llevar consigo un accidente o imprevisto del que siempre conviene estar cubierto. Y la mejor manera de estar protegido en Navidad es a través del seguro, y si no lo crees, aquí tienes 12 CASOS QUE TE CONVENCERÁN DE SU IMPORTANCIA EN ESTA ÉPOCA DEL AÑO.

12. ZWARTE PIET, TAMBIÉN LLAMADO PEDRO EL NEGRO

Zwarte Piet es conocido por ser el paje más cercano a Papá Noel y uno de sus ayudantes más fieles. Este personaje de piel negra destaca sobre todo en los Países Bajos, en los que es tradicional la fiesta de San Nicolás, en la que Santa y sus pajes reparten por las calles del país regalos a todos los niños. Todos los años desembarca en las costas holandesas tras un largo viaje desde España en el barco de vapor Sinterklaas. Su figura está caracterizada por su ropa de estilo renacentista, su sombrero con plumas y sus labios pintados de rojo.

Pedro El Negro o Zwarte Piet

El origen de este personaje es muy llamativo, puesto que en un primer momento estaba considerado como un demonio que perseguía a los más pequeños. Según dice la leyenda, todo cambió cuando fue derrotado por San Nicolás, lo que supuso un cambio en su mentalidad y que se dedicara finalmente a prestar ayuda a su adversario. De hecho, para los niños era una clara amenaza la posibilidad de que Zwarte Piet los secuestrara y los llevara en su saco a España. Es en nuestro país donde este personaje navideño precisamente es conocido por el nombre de Pedro El Negro.

Y hasta aquí hemos recopilado algunos de los personajes navideños más importantes y reconocidos de las tradiciones culturales más destacadas del mundo. Pero no son los únicos. Se puede decir, de hecho, que hemos finalizado con la parte más “bondadosa” de nuestro recopilatorio, puesto que no nos podemos olvidar de mencionar a aquellas figuras de la mitología navideña que no destacan precisamente por su solidario y generoso corazón, y que sí lo han hecho por sembrar el terror entre los más jóvenes, a la vez que con ello les han cautivado. Por ello, no cabe duda de que merecen su apartado en esta lista de personajes de la Navidad más famosos de todo el mundo. Vamos con ellos…

13. FRAU PERCHTA Y SUS MONEDAS DE PLATA

Podríamos describir a la bruja Frau Perchta como la versión alemana y austríaca de la Befana. Eso sí, la historia no es la misma que la del personaje navideño italiano. En la costumbre austríaca, en lugar de los dulces que regalaba la Befana a los niños que mejor se hayan portado, Frau Perchta ofrecía monedas de plata. Y en su caso, debemos hacer hincapié en que regala a los que se han portado bien. Porque si no, lo mejor es no esperar nada bueno de ella, según la leyenda.

14. KRAMPUS: LA NÉMESIS DE SAN NICOLÁS

Krampus es un personaje que predomina en los países alpinos, tradicional de su folclore. Una criatura con apariencia demoníaca que actúa como la némesis de Papá Noel, ya que castiga en Navidad a aquellos niños que no se han portado como es debido durante el año. Jóvenes traviesos a los que, según la leyenda, los secuestra para llevarlos consigo en un saco con destino a lo más profundo del infierno, donde serán devorados por el mismo ser diabólico. Un trabajo que, aunque parezca mentira, realiza para que sirva de escarmiento al resto de niños para que se comporten bien.

Krampus, la némesis de Papá Noel en Navidad

La madrugada del 5 al 6 de diciembre es la noche en la que Krampus realiza su aparición por calles de todo el mundo, arrastrando cadenas oxidadas para hacer notar su terrorífica presencia de íncubo. Su aspecto es de hecho, parecido al de un fauno, con cuernos en la cabeza, abundante pelaje, garras y patas de cabra. Esa noche es costumbre en zonas de Austria disfrazarse de Krampus y asustar a todos los niños. El personaje llama la atención de tal forma que incluso ha tenido su hueco en la cultura popular, y ha sido incluido en tanto en videojuegos como en series y películas.

15. BELSNICKEL: COLABORACIÓN POCO AGRADABLE

El Belsnickel es sin duda uno de los personajes navideños más curiosos que existen. Es sobre todo famoso en los países europeos de Alemania y Austria, aunque forma parte del folclore también de países tanto norteamericanos (Pennsylvania) como en Sudamérica (Argentina).

Dwight, disfrazado del personaje navideño de Belsnickel en The Office.

La mitología de su figura se centra en un hombre de montaña que ejerce como ayudante de Papá Noel a la hora de poner en orden su comitiva, al mismo tiempo que también reparte regalos y dulces. Eso sí, no suele ser bien recibido entre los más pequeños, puesto que el Belsnickel tiene la costumbre de amenazarles para que se porten como es debido. Para los que, como un servidor, somos seguidores y nos hemos reído sin parar con la serie The Office, no queda otra que recordar el episodio en el que el personaje de Dwight llega a Dunder Mifflin disfrazado de Belsnickel para hacer de las suyas. Recomendado queda su visionado.

16. PERE FOUETTARD: EL OTRO PAPÁ NOEL

Si bien antes hablábamos de Krampus como la némesis de San Nicolás, un papel muy similar ejerce la figura del Padre Fouettard, al que podemos considerar como otro tipo de Papá Noel que en lugar de llevar los regalos a los niños, centra sus tareas en azotar a aquellos que sean desobedientes, mientras Santa realiza por otro lado sus funciones habituales la misma noche. Todo un personaje al que mejor no encontrarse según lo describe el folclore navideño de países como Bélgica, Francia o Luxemburgo.

Pere Fouettard

Una profesión nada agradable por la que se le ha apodado en algunos lugares como el Padre Látigo, aunque cabe mencionar que en varias regiones sus azotes se han “minimizado” y reemplazado por la entrega de obsequios como carbón o remolacha. Lo que sí mantienen las tradiciones es el aspecto siniestro del Padre Fouettard, al ser representado como la figura de una persona irreconocible, con barba larga y cara sombría, que utiliza ropajes algo mugrientos. Siempre lleva la cabeza cubierta con capucha y, según el país, puede ir provisto de látigo, cencerros o cadenas, con las que hace resonar el suelo allá donde vaya.

Aquí concluimos nuestra lista de personajes navideños más famosos del mundo. Figuras creadas por el folclore y la tradición de diferentes culturas y que tienen un protagonismo único en Navidad. Es probable que eches de menos a algunos personajes que la cultura popular o el cine han creado y que están relacionados con estas fiestas, como los Duendes Tomte, Jack Frost, El Grinch, Ebenezer Scrooge, Jack Skellington o el Hombre de Jengibre. Por todo lo que representan, no hemos querido terminar nuestra recopilación sin mencionarlos. Aunque como habrás notado, nos hemos centrado en aquellos que marcan el espíritu y las tradiciones navideñas de diferentes lugares del mundo.

Y si convives con una mascota, no te pierdas este artículo en el que te ayudamos con algunos consejos a CELEBRAR LAS FIESTAS NAVIDEÑAS CON TU PERRO COMO OS MERECÉIS. Y si tu mayor pasión es viajar, aquí tienes los MEJORES DESTINOS PARA IR CON TU MASCOTA EN NAVIDAD.

Ahora es tu turno… ¿Te falta algún personaje navideño? ¿Crees que deberíamos incluir a alguien más en nuestra lista? No dudes en dar tu opinión en los comentarios…

Seguros Terranea

Los 16 Personajes Navideños más célebres del mundo
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *