Renault 4CV o “cuatro-cuatro”: Primer turismo fabricado en España

Renault 4CV

Aunque su producción en nuestro país no comenzó hasta 1953, las primeras unidades del Renault 4CV llegaron a España a través de la importación en los últimos años de la década de los 40. Teniendo en cuenta sus cuatro caballos fiscales, cuatro puertas y cuatro plazas, este modelo francés con espíritu “low-cost” fue bautizado como “cuatro-cuatro”.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en España y desde el punto de vista de la fiscalidad los 4 CV franceses pasaron a ser 7 CV españoles, dado que la fórmula utilizada por nuestro Ministerio de Hacienda para tasar la potencia fiscal de los vehículos era diferente a la empleada en Francia.

Uno de los hitos históricos del Renault 4CV ó “cuatro-cuatro” es haber sido el primer automóvil del segmento turismo fabricado en España, concretamente en la planta de Fasa-Renault en Valladolid y antes de la llegada del Seat 600.

Es importante destacar que el Renault 4CV es uno de los pocos coches europeos que se han llegado a fabricar en Japón, concretamente bajo la marca Hino. Además, para la historia queda que en el momento de su lanzamiento las primeras unidades se pintaron con la misma pintura amarillenta que había utilizado en sus vehículos el África Korps, lo que les valió el sobrenombre de “coches de mantequilla”.

En total se fabricaron entre 1947 y 1961 más de 1,1 millones de unidades del Renault 4CV.

La presentación oficial del Renault 4CV se realizó en el Salón de París de 1946, aunque la producción en la planta de Boulogne-Billancourt comenzaría en agosto de 1947, y en su puesta a punto final colaboró hasta el mismísimo Ferdinand Porsche.

La presencia del genio alemán en este proyecto francés era un “castigo” de los aliados por su colaboración con el régimen nazi apadrinando inventos militares como el Panzer Tiger VI y el Kubelwagen.

Diseñado en secreto durante la ocupación alemana el Renault 4CV fue el primer modelo firmado por la nacionalizada Regie Renault tras la contienda, e incorporaba un motor trasero de gasolina refrigerado por agua con seis cilindros en línea, una cilindrada de 747 CC. y 21 CV de potencia.

Este bloque trabajaba en combinación con una caja de cambios de tres relaciones y demostró ser equipamiento motriz suficiente para lanzar los 600 kg de peso de este modelo a una velocidad máxima de 90 km/h.

Estas destacables prestaciones fueron aprovechadas por el preparador Amédée Gordini para conseguir que el Renault 4CV acaba destacando en las competiciones automovilísticas de la época, sobre todo en las 24 Horas de Le Mans, un buen trabajo que a partir de 1958 le valió poner su nombre a algunos de los más legendarios modelos de la firma francesa.

El Renault 4CV tenía una longitud de 3.630 mm, una batalla de 2.100 mm, una anchura de 1.430 mm y una altura de 1.470 mm, con un amplio maletero delantero y cuatro puertas para el acceso de los pasajeros, detalle con el que no podía competir el Seat 600.

Una de las curiosidades técnicas de este modelo es que las ruedas carecían de buje central, reduciéndose su estructura a cuatro aros metálicos atornillados a los tambores de freno, una solución que permitía reducir peso y empleo de materiales.

Anuncio del Renault 4CV
Anuncio del Renault 4CV

En España la producción del “cuatro-cuatro” comenzó en 1953. Para ser exactos en las unidades producidas en Valladolid las lamas cromadas del frontal eran diferentes en número a las de los modelos franceses, de ahí las versiones 3 y 6 bigotes, al igual que en la parte trasera el número de aberturas era mayor para facilitar una mejor refrigeración.

El Renault 4CV dejó de fabricarse en nuestro país en 1959, aunque en otros mercados la producción continuaría hasta 1961. En España el “cuatro-cuatro” incorporaba dos claxon, el primero de tonalidad baja para ciudad y el segundo con un tono más alto para carretera.

Por otro lado, por la configuración del cuadro de mandos y su posición en el salpicadero los Renault 4CV se dividen en “herradura” y “orejas”, ambos con el cuadro situado en el centro del salpicadero, mientras que en los “capilla” el cuadro estaba ubicado tras el volante frente al conductor.

seguro coche antiguo
Perfil del autor
Logo terranea

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *