El Turismo Sostenible en Autocaravana en Islandia

La tierra del fuego es uno de lugares predilectos a nivel europeo del turismo verde, uno de sus grandes defensores. Incluso a pesar de ser uno de los destinos más demandados en los últimos años, lo que haría tambalear un poco la primera afirmación. El turismo sostenible en autocaravana en Islandia es tan bueno porque la mayoría del país está acondicionado para realizar rutas infinitas con viviendas sobre ruedas. Además, cuenta con una gran lista de campings y zonas de estacionamiento.

¿Por qué Islandia como destino sostenible?

En la edición anterior explicamos cómo funcionan los destinos sostenibles. En la actual, te enseñamos por qué Islandia es uno de los destinos más respetuosos con el medio ambiente y por qué debe ser la elección más idónea para tu próximo viaje si buscas un tipo de turismo más verde y ecológico.

El aspecto que más influye en el turismo sostenible en autocaravana en Islandia son las muchas zonas que permiten el estacionamiento de este tipo de vehículos. Por ello, aunque sea un destino cada vez más masificado, está totalmente preparado para continuar siendo uno de los lugares más sostenibles del viejo continente.

El mundo del caravaning en la isla volcánica lleva años de evolución, al menos respecto al modelo que tenemos en España. En este país las autocaravanas están preparadas para el duro terreno de Islandia y sus carreteras. La gran mayoría de rutas no conocen el asfalto, sino que son tramos de tierra, con desniveles, llenos de piedras y donde tendrás hasta que cruzar ríos. No vale cualquier tipo de autocaravana.

¿Cuándo viajar a Islandia?

Un aspecto fundamental de nuestro viaje es en que mes vamos a visitar Islandia. El mejor momento para hacerlo es sin ninguna duda el verano. Podrás hacerlo en cualquier época del año, pero si quieres sacar el máximo partido a tu viaje son las fechas más indicadas. En concreto entre los meses de junio y septiembre, los motivos son claros:

  • Las horas de luz no van como solemos estar acostumbrados. En invierno apenas hay horas de sol y, en cambio, en verano solo hay unas dos horas de oscuridad. Esto se debe a su cercanía al Círculo Polar Ártico. Si acudes en los días próximos al solsticio de verano verás que no se hace de noche.
  • El nivel de precipitaciones es bastante parecido en todas las épocas del año, sin embargo, hay una gran diferencia entre las temperaturas. En verano encontraremos un ambiente más cálido, mientras que en invierno nos enfrentamos a una sensación térmica que siempre estará por debajo de los 0 grados.
  • En invierno, debido a las nevadas y temporales, muchas carreteras permanecen completamente cerradas, lo que complica considerablemente nuestro viaje. Incluso podrían llegar a ponernos en algún apuro durante la conducción con nuestra autocaravana.
  • Algunas excursiones o actividades solo están disponibles en verano, sobre todo las acuáticas y la gran mayoría de embarcaciones empleadas para el avistamiento de ballenas y otros animales.
  • El invierno islandés también nos ofrece ciertas actividades que solo pueden hacerse durante esta época, aunque no son tan numerosas. Si quieres explotar el país al máximo y no perderte ningún plan, el mejor momento son los meses de verano.
  • En invierno la gran mayoría de campings están cerrados, en cambio en verano están todos abiertos, lo que facilita considerablemente la organización de nuestra ruta e itinerario.

¿Qué debes saber sobre la acampada en Islandia?

Al comienzo del artículo señalábamos que la nación del fuego cuenta con una amplia red de campings que permiten la acampada y la pernoctación de vivienda sobre ruedas en cada uno de sus rincones. Señalando que es el principal motivo por el cual el turismo sostenible en autocaravana en Islandia es óptimo.

Sin embargo, no debemos confundirnos y hay que tener cuidado. El gobierno islandés prohibió en 2015 la acampada libre, así como estacionar con tu vivienda sobre ruedas fuera de las zonas permitidas. Las sanciones económicas pueden llegar a ser muy altas. La preservación de la naturaleza es una de las grandes prioridades de las autoridades.

Los servicios de cada camping varían considerablemente. Podemos encontramos unos más lujosos y otros que ni siquiera cuentan con toma de luz. Algunos no cuentan directamente ni con empleados, sino con un terreno y una pequeña cabaña con todo lo necesario. Su precio también es muy variado, oscila entre los 7-14€ la noche por persona.

La gran mayoría se encuentran en un enclave único, muy cuidado y rodeados de naturaleza.

En el caso de acudir solo a campings y no a zonas de estacionamiento, una buena opción si vas en familia es sacarse la Camping Car Iceland. Una tarjeta que permite la pernoctación en una gran lista de campings a dos adultos y a un máximo de 4 niños menores de 16 años durante 28 días seguidos. Su precio es de 179€ por persona.

El turismo sostenible en autocaravana en Islandia: Consejos básicos para el viaje

Si decides acudir a la nación del fuego con todo organizado, te dejamos varios consejos que harán tu ruta en autocaravana más llevadera y estarás preparado ante cualquier adversidad. Lo primero y más importante, ajeno a que vayas a ir en un turismo o en una autocaravana, son las ruedas.

La gran mayoría de personas cambian el modelo que tienen de serie en sus vehículos por un formato superior, más todoterreno, y aumentan los bajos del coche para estar así preparado ante cualquier desnivel del terreno.

Si vas a viajar a Islandia con un vehículo alquilado, este sería nuestro segundo consejo.

El seguro que contrates que sea a todo riesgo. Por muy caro que sea te evitarás posibles disgustos más adelante. El principal motivo es que el servicio de grúa no viene incluido en el paquete básico y su coste puede llegar a ascender hasta los 2.000€.

Aunque implique un gran esfuerzo económico el “por si acaso” es obligatorio. Cuando vayas por terrenos donde el concepto desnivel se queda corto entenderás el motivo por el que debes ir seguro y más que preparado para cualquier imprevisto.

Los siguientes consejos engloban, sobre todo, una correcta organización. Un viaje a Islandia, para lo bueno y para lo malo, es una experiencia como pocas en la vida y hay que estar preparado. La planificación es fundamental. La nación de los volcanes es bastante grande y, como es una oportunidad única, querrás ver cada uno de sus rincones. Algo que a no va a ser posible a no ser que vayas un largo periodo de tiempo.

En pocos lugares verás tanta despoblación como hay en Islandia y las consecuencias que esto implica. En algunos momentos estarás conduciendo durante horas sin ver ningún rastro de población, así que siempre lleva provisiones y nada de ir a la aventura. En muchas zonas no contarás con cobertura, así que estudia bien tu ruta y siempre que puedas lleva un plano de las carreteras a mano.

La gastronomía es una cosa también para tener en cuenta. La gran mayoría de la comida, tanto en supermercados como en restaurantes, tiene un precio excesivo si lo comparamos con España. Siempre que puedas aprovecha para comprar en la cadena de supermercados Bonus. El más barato de la nación con precios más similares a los que encontramos en nuestro país.

No vayas al país del fuego con la intención de probar su gastronomía o sus platos porque te llevarás una enorme decepción. En primer lugar, porque tampoco cuenta con una tradición culinaria como la de nuestro país y, en segundo lugar, por sus precios. Estamos hablando de simples platos combinados pueden llegar fácilmente a los 50€. Acostúmbrate a pedir lo más barato de la carta y a la comida rápida.

El precio de la gasolina es otro aspecto que suma bastante en un viaje en autocaravana. Si en España llevamos un tiempo de constantes máximos. En la nación del fuego el precio es un 20% superior y eso en un viaje en cualquier vehículo es hablar de mucho dinero. Nuestra conducción tiene que ser lo más eficiente posible. Si no sabes cómo conducir de esta manera nosotros te ayudamos.

El turismo sostenible en autocaravana en Islandia: ¿Cómo llegar?

Hay pocas opciones si quieres llegar en barco con tu propia vivienda sobre ruedas y, desde España implica estar varios días viajando. Si nuestro viaje dura dos semanas, habría que sumarle mínimo 6 días más entre ida y vuelta. La primera posibilidad es con la empresa Smyril Line que sale de Hirtshals (Dinamarca) con escala en Tórshavn (Islas Feroe).

El destino es el puerto de Seydisfjordur. Uno de los más importantes del país y donde paran la gran mayoría de cruceros, gracias a la buena ubicación del fiordo. Es una parada obligatoria si o si en nuestro viaje, ya que el pueblo tiene un encanto único en un enclave natural precioso que combina mar y montaña, además de estar repleto de cascadas.

Estos viajes se realizan una vez a la semana, durante los meses de abril y octubre. Una vez ahí podrás empezar tu aventura, por ejemplo Reikiavik está a 8 horas conduciendo. Nuestra recomendación es que desde este punto comiences tu ruta hacia el Norte de Islandia y más adelante acudas el Sur.

La siguiente opción en barco es solamente para la vuelta. La empresa Eimskip conecta Reikiavik con las Islas Feroe y a partir de ahí con Copenhague, Hamburgo, Helsingborg, Goteborg y Fredrikstad. Desde España es muy complicado, pero si eres muy maniático con llevar tu propia autocaravana, que sepas que tienes la opción.

Aunque existe la opción de acudir en ferry, la más habitual siempre será en avión. En concreto al Keflavik International Airport, el aeropuerto internacional de Islandia. El resto solo hacen vuelos nacionales y no de manera frecuente. Se encuentra a tan solo 45 minutos de la capital, aunque será necesario coger dos autobuses para llegar hasta la ciudad.

El turismo sostenible en autocaravana en Islandia: Rutas

En Islandia el formato de una ruta en autocaravana es completamente distinto a como hemos visto en artículos anteriores como la del Norte y Sur de Portugal. En ediciones previas creábamos un recorrido entre distintos pueblos con un encanto único, que no podías perderte por su belleza, tradiciones o paisaje.

En la nación del fuego no seguimos el mismo sistema, ya que su punto fuerte son sus parajes naturales. Aunque cuentan pueblos con mucho encanto. Lo que no puedes perderte son sus cascadas, glaciares, formaciones rocosas y una larga lista de fenómenos naturales que son imprescindibles.

Ring Road

La Ring Road es la carretera más famosa de Islandia, la primera que hubo y la única de circunvalación del país. Sus 1339 kilómetros de extensión conectan los núcleos urbanos más importantes de la nación del fuego y con ella se abastece a toda la población. Una comparación a lo que podría ser la mítica Ruta 66 en Estados Unidos, un destino que cada año recibe miles de interesados.

Tras la llegada de un turismo más numeroso ha empezado a usarse como hoja de ruta para los visitantes para conocer todo Islandia. En su trayecto se encuentran los principales atractivos turísticos de la nación del fuego.

Es la ruta perfecta para nuestro viaje, según el itinerario que llevemos y la cantidad de días que tengamos nos iremos adaptando a ella. Su inicio suele ser en Reikiavik y en el Circulo Dorado. Aunque sea el recorrido que siguen todos los visitantes, no deja de ser el trayecto más sencillo y donde más disfrutaremos de las maravillas de Islandia.

En la Ring Road encontrarás la gran mayoría de recomendaciones que te hacemos a continuación. Una pequeña lista de imprescindibles que no puedes perderte. En el caso de las cascadas, te adelantamos que es imposible verlas todas. Son una lista para que veas las más bonitas y las más míticas según la cercanía que tengan con tu ruta.

seguro autocaravana

El turismo sostenible en autocaravana en Islandia: Lugares imprescindibles

Islandia es un destino único y no hay nada que se le asemeje. Como es una única isla intentarás ver lo máximo posible. Uno de los grandes errores que comete la gente cuando acude a la tierra del fuego. El querer verlo todo y al final quedarte sin ver nada, o no disfrutar tanto del viaje por las constantes prisas.

La mayoría de los lugares de la lista son de fácil acceso, aunque vayamos con una vivienda sobre ruedas, por eso es tan bueno el turismo sostenible en autocaravana en Islandia.

Es algo imposible, a no ser que hagas un viaje de larga estancia de casi un mes. Un tiempo que no es lo habitual, sobre todo por lo caro que sería un viaje tan largo en un país como Islandia. Aun así, hay una lista de imprescindibles que no puedes perderte si visitas la nación del fuego.

Reikiavik

La capital no será una de las paradas durante tu ruta, pero si donde empieza nuestro viaje. Una visita de tan solo un día a esta pequeña ciudad donde se reúne tantas personas de tantos sitios a punto de comenzar la misma aventura que tu, es obligatorio. Cuándo la descubras te darás cuenta de porque el turismo sostenible en autocaravana en Islandia está tan desarrollado

En Reikiavik será casi seguro donde alquiles tu vivienda sobre ruedas y será el único sitio donde no la necesites. La mejor manera de conocerla es dando un paseo. Su tamaño es ideal para ello, en poco tiempo pasarás de estar en las afueras de la ciudad a estar en pleno centro. Su enclave es una maravilla, en muchos momentos verás a la vez las montañas nevadas y el mar.

La zona con más actividad es Laugavegur, la calle comercial de la ciudad, donde hay más tiendas y bares. Un buen lugar para el comienzo de nuestro paseo. A poca distancia tienes uno de los monumentos más emblemáticos de la capital: El viajero del Sol, la representación de la cultura vikinga; un barco de metal que simboliza todo el mundo que queda por descubrir y junto al mar.

Un consejo: aprovecha tu estancia en la capital para revisar que cuentas con todo el material necesario para nuestra ruta en autocaravana y comprar los artilugios que te falten.

Si continuas por el paseo marítimo llegarás hasta el edificio que refleja la actitud moderna de Islandia frente a la arquitectura. Harpan es el centro de conciertos y conferencias de Reikiavik, la sede de la Orquesta Sinfónica y de la Ópera de Islandia. Su entrada es gratuita. Una vez dentro, verás sus enormes espacios y los divertidos juegos de cristales y espejos del techo.

La siguiente parada es Hallgrímskirkja, la iglesia más importante de la ciudad que se encuentra en la zona más alta. Su estructura es la mar de curiosa puesto que no tiene el aspecto de ser un edificio religioso y, aunque muchos piensen que sí, no se trata de una catedral.

Nuestra ruta termina en Tjörnin, un pequeño lago urbano con un parque muy cuidado en el que verás una gran cantidad de espectáculos urbanos. Un buen lugar para terminar nuestro paseo y pasar la tarde tranquilamente celebrando un picnic en familia. Desde este punto comienza la aventura, nuestra ruta centrada en el turismo sostenible en autocaravana en Islandia.

Círculo Dorado

El Círculo Dorado es la zona más frecuentada de Islandia. Se trata de una ruta turística cercana a la capital donde se dirigen todos los visitantes nada más llegar a la nación del fuego. Aunque sea la zona más masificada tiene varios lugares imprescindibles que debes conocer antes de lanzarte a la carretera y descubrir el resto del país.

Parque Nacional de Thingvellir: este paraje natural es precioso para darse un paseo tranquilo. Además, está a tan solo 45 minutos de la capital. Une distintos elementos que le dan esa belleza tan única. Su trayecto no es muy largo, aunque cuenta con rutas más largas por el valle. Es un recorrido sin apenas subidas y, aunque la cascada a la que se llega no es de las más grandes, también tiene su encanto.

Geysir: el géiser más famoso de Islandia, conocido como el Gran Geysir. Uno de los lugares más famosos del mundo donde se produce este fenómeno geotérmico. Los géiseres son fuentes hidrotermales que emiten temporalmente cuando se calientan excesivamente una columna de agua y vapor al aire.

Es el que ha dado nombre al resto de fuentes geotermales de todo el mundo. Es el más impresionante de todos sin ninguna duda. Mientras el resto llegan a mostrar erupciones de 30 metros de altura, el Gran Geysir ha llegado en ocasiones hasta a los 80 metros. Hay que tener cuidado con no acercarse más de la cuenta puesto que el agua que salta puede llegar hasta los 100 grados.

Gullfoss: sin duda la cascada más conocida de Islandia y la más visitada por los turistas, hasta el punto de que el gran número de visitantes perjudica su belleza. A pesar de su masificación, es impresionante poder ver la enorme fuerza generada por esta caída de agua. Solo el ruido que provoca parece que la tierra se está viniendo abajo. Un fenómeno digno de ver y de escuchar.

Además, tienes distintos lugares desde donde observarla, algunos más tranquilos y no tan repletos de gente. El punto menos abarrotado es el mirador más alto de todos. El que más masificado está, el más próximo a la cascada.

Faxi: La cascada olvidada dentro del círculo dorado ante la gran fama de Gullfoss y el enorme interés turístico que genera. No es tan impresionante pero está menos masificada y en un enclave natural precioso. En los meses de frío se congela al completo.

Kerid: la nación del fuego es una isla volcánica y por lo tanto no podías irte sin ver uno de sus cráteres más impresionantes y a la vez de los más bonitos. Algunos guías consideran que no forma parte del Círculo Dorado pero por su cercanía con el resto de los puntos sería una tontería perdérselo. Se formó hace más de 6.500 años.

Su belleza es tan única por la mezcla de colores del cráter. Las distintas tonalidades de rojo y naranja combinando con el azul del lago que hay en el fondo parece hasta de mentira. Su profundidad es de 55 metros y el lago de 14 metros. El punto a favor es que da igual en que época del año lo visites siempre es impresionante, durante el invierno se congela y con la nieve queda una postal preciosa.

Cascadas

Las cascadas son uno de los grandes atractivos turísticos de Islandia y es que la tierra del fuego cuenta con más de 10.000 cascadas. El motivo por el que hay tantas caídas de agua es por la enorme cantidad de hielo, nieve y agua generada por los enormes glaciares.

Las cascadas permanecen activas durante todo el año, aunque en los meses de frío la gran mayoría de ellas permanecen congeladas. Estas caídas aguas son uno de los fenómenos más bonitos de la naturaleza y una de las grandes representaciones del turismo sostenible en autocaravana de Islandia.

Un consejo: si vas a visitar las cascadas vete preparado para ello. Si eres una persona curiosa y tienes claro que vas a aproximarte lo máximo posible con más motivo. Es cuestión de segundos lo que tardas en empaparte al completo cuando te acercas más de la cuenta a donde el agua choca con el suelo. Litros y litros que saltan para mojar a los más intrépidos.

No te olvides de incluir en tu maleta un chubasquero y muchas prendas impermeables, las vas a necesitar. No solo por la lluvia.

La gran mayoría de cascadas no requieren entrada ni coste alguno. En algunos casos, el único precio que deberás pagar es el aparcamiento donde dejarás el coche o la autocaravana. Al ser en plena naturaleza la gran mayoría de lugares que no puedes perderte son totalmente gratuitos.

Seljalandsfoss

Seguramente no sea la cascada más impresionante o la que tenga una caída de agua más grande pero si es la más curiosa. Su factor diferencial es que puedes rodearla y tener una visión de 360 grados de la catarata. Hay una cueva que se encuentra en el interior de la montaña que es de las menos masificadas y de las más conocidas.

El hecho de poder verla tan de cerca, desde distintos ángulos y sin que esté hasta arriba de turistas, es una sus principales ventajas. Incluso hay un momento dentro de la cueva que podrás acercarte a pocos metros de donde el agua choca con el suelo. La caída y cómo va rebotando es un efecto hasta hipnótico que podrías estar horas observando.

Hengifoss

Una cascada impresionante pero con un paseo previo solo para valientes. Con una subida que te pondrá a prueba, pero merece totalmente la pena el esfuerzo. Uno de sus puntos fuertes es la poca frecuencia de turistas al no ser de tan fácil acceso. Un trayecto tan tranquilo, en un paraje natural de película, es un plus enorme.

Su recorrido es por una pasarela rodeado de naturaleza mientras sigues el curso de un pequeño río hasta llegar a la catarata principal. Hay una más cercana al aparcamiento y donde no es necesario subir tanto, pero no es tan bonita. Aunque la formación rocosa tan perfecta y uniforme que se da en esta caída de agua, donde parece creada con Legos, es algo digno de ver.

Skógafoss

La cascada más completa de todo Islandia. Esta caída de agua cuenta con los mejores elementos para ser un fenómeno de la naturaleza que no puedes perderte. Sus 25 metros de ancho y 60 de alto son el principal valedor de su inmensidad.

El segundo de ellos es que, al igual que en Seljalandsfoss, podrás acercarte tanto como quieras, hasta el punto donde el agua rompe contra el suelo. Incluso podrás ponerte detrás de ella y descubrir la caverna que esconde. La enorme fuerza que implica tanta cantidad de agua genera tal cantidad de espuma que los días de sol si te aproximas mucho verás un arcoíris.

Si la visitas tendrás dos opciones: verla desde abajo donde rompe el agua o realizar una pequeña subida para verla desde arriba. Las dos merecen la pena.

El camping que tiene a pocos metros es uno de los más solicitados de todo Islandia. No es para menos, despertarte y vislumbrar este impresionante fenómeno de la naturaleza, en un enclave único donde todo lo que te rodea es verde no tiene precio.

Godafoss

La denominada Cascada de los dioses, es la más famosa del Norte de Islandia. Es la menos masificada de todas las principales, también por ser la más alejada de la capital. Su enclave es una auténtica maravilla ya que la cascada desemboca en un río muy caudaloso donde el color del agua es tan azul turqués que parece ficción.

La cascada sigue el mismo formato que la gran mayoría, cuenta con varias zonas para disfrutarla. A la derecha hay varios miradores para verla desde más arriba. A su izquierda cuenta con unas escaleras con las que te pondrás al nivel del agua y acercarte a muy pocos metros. Por suerte o desgracia no te mojarás tanto como en algunas anteriores.

Aunque la cascada principal es Godafoss también tienes una de menor tamaño un poco más adelante que solo podrás verla si vas andando de punta a punta cruzando el puente.

La mejor recomendación es disfrutarla primero desde lejos, y luego dando un pequeño paseo hasta la otra zona para hacerlo más de cerca. Así podrás disfrutarla desde distintas perspectivas y, a la vez, ver la enorme fuerza del río. Hay un puente que conecta ambas partes y el trayecto no es más de 20 minutos.

Glaciares

Excursión al interior de un Glaciar/ Cueva de hielo

Los más intrépidos o aventureros también tiene su momento en Islandia. Si vas en los meses de invierno no puedes perderte la visita al interior de un Glaciar y disfrutar de una cueva totalmente congelada desde dentro. Es lo más parecido a entrar a un mundo mágico, una experiencia que nunca olvidarás.

La excursión tiene que hacerse obligatoriamente con guía experimentado que conozca el glaciar y sus cuevas. Es una actividad que se va sin ningún tipo de conocimiento puede acabar en tragedia. Además seguramente no tengáis el material necesario para llevar a cabo esta excursión y su precio no es tan excesivo. Merece totalmente la pena.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

Jökulsárlón

En realidad no se trata de un glaciar como tal sino un lago. Durante el verano debido al calor parte del Glaciar Sólheimajökull se derrite y el resultado son estos enormes trozos de hielo que acaban flotando en la laguna. La postal que se queda con el inmenso glaciar de fondo es una auténtica maravilla.

Una vez en la laguna, existe la posibilidad de hacer piragüismo entre estos inmensos trozos de hielo. Una actividad perfecta si vas en familia y que rompe un poco con la rutina del viaje de visitar un lugar tras otro rodeado de gente.

Una recomendación: El baño está totalmente prohibido. El riesgo de hipotermia a los pocos minutos de estar dentro del agua es muy alto.

Playas

Las playas de Islandia no son como las que estamos acostumbrados de ver. El formato puede que sea el mismo, pero a no ser que haga un día caluroso y estés dispuesto a pasar frío, no creemos que te acabes bañando. El clima no invita a ello, pero siempre es una experiencia que te llevarás para toda la vida, como la de ver estas impresionantes playas de arena negra. Aunque tengas que ir bien abrigado para visitarlas en vez de con bañador y chanclas.

Diamond Beach

La playa más famosa de Islandia sin ninguna duda. El motivo es por los restos de hielos que quedan en su orilla de arena negra, como si fueran diamantes enormes. Es por ello por lo que fue bautizada como la Playa de los Diamantes. La verdad, pocos lugares hay más fotografiables para las redes sociales en la nación del fuego.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

Reynisfjara Beach

Si no fuera por Diamond Beach esta sería la playa que ocuparía el primer puesto de Islandia, pero por desgracia está relegada a ser la eterna segundona. Aun así, es única. El tipo de arena es negra, al igual que en la anterior. En Reynisfjara destaca la curiosa formación rocosa que hay en uno de sus laterales. Un inmenso muro que parece colocado artificialmente como si se tratara de piezas de Lego.

Cañones

Stakkholtsgjá

En el caso que te apetezca un paseo tranquilo, rodeado de naturaleza y alejado un poco del turismo de masas, has llegado al lugar idóneo. Este cañón es un fenómeno de la naturaleza con más de 100 metros de altura en algunas zonas y una longitud de más de 2 kilómetros.

En su extensión surca un pequeño río por el que tendrás que ir caminando a su vera. El sonido del agua es uno de los motivos por los que el paseo por este cañón es tan especial. En algunos momentos, al haber tanta piedra pequeña amontonada, será complicado andar. No te olvides de llevar un buen calzado.

Un consejo: en el inicio del artículo te recomendábamos la importancia de alquilar un vehículo o vivienda sobre ruedas preparada para el terreno de Islandia. Para visitar la ubicación actual es casi obligatorio, el trayecto es entre ríos, con zonas de desnivel y donde hay muchas rocas.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

Dyrhólaey

El lugar con las vistas más bonitas de todo Islandia sin ninguna duda, auténtica belleza la que se observa desde este acantilado. La postal que queda cuando desde un mismo punto ves la inmensidad del mar, una playa infinita de arena negra, una llanura verde entre medias y al fondo las montañas nevadas y los glaciares. Es algo que no tiene precio.

Si tienes la suerte de que haga un buen día y que no haya ni una sola nube disfrutarás de unas las mejores vistas que verás en tu vida.

El recorrido es bastante sencillo. Hay un camino que rodea la totalidad de la península para que tengas el mayor número de visiones posibles. Si vas con niños, ten cuidado porque hay momentos donde el terreno es un poco irregular.

A la izquierda podrás ver desde las alturas la impresionante playa de Reynisfjara de la que hemos hablado anteriormente. Nuestro consejo es que disfrutes de las vistas desde arriba que tardas como mucho media hora andando. Y luego aproveches la proximidad para dar un paseo más largo por las arenas negras de uno de los lugares imprescindibles de Islandia hasta llegar a la formación rocosa que hay en su esquina.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

El turismo sostenible en autocaravana en Islandia: Actividades

Blue Lagoon

La Laguna Azul es la mayor representación de la combinación entre agua y fuego que se da en Islandia. La isla volcánica presenta una gran actividad geotérmica y el resultado son sus termas en las que poder darse un baño relajante al aire libre.

En esta ocasión la palabra terma se queda corto. La Laguna Azul, es un inmenso spa de aguas termales que en cualquier época del año marca los 39º. No importa en que época vayas del año que siempre podrás visitarla. Además, está a menos de una hora del aeropuerto principal y a un poco más de la capital.

La realidad es que es un plan totalmente de turistas, aunque para muchos imprescindible en su visita a Islandia. Su precio mínimo por persona es alrededor de los 50€. A partir de esta cantidad, hay opciones más premium que incluyen bebida o menú. Incluso hay opciones de contar con tu propia zona dentro de la Laguna Azul, como si fuera un reservado.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

Bañarse en termas naturales

En el caso que te apetezca bañarte en termas a modo low-cost también cuentas con muchas opciones. No son tan impresionantes como la Laguna Azul pero mucho más únicas y sobre todo menos hasta arriba de turistas. Un baño en aguas termales rodeado de naturaleza es un plan casi inigualable.

Seljavallalaug Swimming Pool

Una de las piscinas termales más antiguas de todo Islandia, se construyó en 1923. En la actualidad está abandonada aunque las autoridades se encargan de lavarla una vez año debido a su gran atractivo turístico. La entrada es totalmente gratuita y está permitido el baño bajo la propia responsabilidad de cada uno.

El acceso es bastante sencillo, cuenta con un aparcamiento desde el que tendrás que andar unos 20 minutos atravesando un precioso valle. Sus dimensiones son 25 metros de largo y 10 de ancho. Aunque sea una piscina termal acuérdate de ir bien abrigado para el momento del trayecto.

Hrunalaug Termas

En esta ocasión te enseñamos una de las termas naturales más bonitas de todo Islandia. Te darás un baño caliente, entre montañas y donde todo lo que veas a tu alrededor será de color verde. Su tamaño es su principal desventaja y a la vez su mayor encanto, se conforma por tan solo 4 pequeñas charcas en las que apenas caben 20 personas. Por suerte es una de las menos conocidas y la que menos turistas recibe.

Su acceso es bastante sencillo y de manera totalmente gratuita, solo tendrás que aparcar tu vehículo en el aparcamiento y andar menos de 10 minutos hasta llegar a las termas. Las instalaciones son mínimas, una pequeña caseta de madera donde podrás cambiarte y nada más. El resto es todo naturaleza.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

El turismo sostenible en autocaravana en Islandia: Avistamiento Animales

Avistamiento de Ballenas

Entre todos los animales en libertad que podrás ver en Islandia, las ballenas son el principa, atractivo y las que más interés generan en los turistas. El mejor lugar para verlas es desde Husávik, considerada la capital de las ballenas de Islandia y desde donde más se organizan estas excursiones.

Lo primero que hay que señalar es que es una actividad bastante cara. Si antes de llegar a Islandia tienes claro que quieres hacerla, estudia previamente en que paradas de tu viaje será más barato realizarla. En Reikiavik por ejemplo el precio mínimo son 80€, pero lejos de capital el precio puede llegar fácilmente hasta los 150€ por persona.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

El segundo factor es saber qué pasa si durante la excursión no se logra ver ballenas que es lo que ocurre. Aunque las visitas están organizadas para que la posibilidad de éxito sea muy alta, es una opción para tener en cuenta que puedas volverte sin ver este inmenso animal.

El guía no devuelve el dinero porque la excursión se ha realizado. Sí que te ofrecerá repetirla otro día de manera totalmente gratuita. El plazo de este dependerá de cada compañía. No dejes esta excursión para tu último día por si acaso tienes que repetirla.

Avistamiento de Frailecillos

El frailecillo es un tipo de ave marina muy común en los países del norte de Europa. Lo que más destaca de estos animales, sin ninguna duda, es su forma porque parecen prácticamente un dibujo animado. Unos rasgos que le dan ese aspecto tan tierno. Aunque ten cuidado con ellos. Si te acercas más de la cuenta, son muchos y se defenderán si es necesario.

El mejor lugar para ver frailecillos es Vestmanneyjar. Se trata de un conjunto de 15 islas bautizadas como “islas de los hombres de este” y es donde se encuentra la mayor colonia de este de ave en el mundo. El archipiélago se ubica al sureste de Reikiavik. Durante los meses de verano se juntan más de un millón de frailecillos. Es el lugar donde tienen sus polluelos antes de emigrar de nuevo en invierno.

La segunda de las opciones es Lundey, que significa Isla de los Frailecillos en islandés. Si estás a punto de terminar tu viaje es el lugar perfecto puesto que está a tan solo 15 minutos del puerto de Reikiavik. En cambio, si quieres verlo durante tu trayecto por la Ring Road, te recomendamos Látrabjarg, Borgarfjördur o Eystri.

Avistamiento de Focas

El último de los animales que no puedes perderte en Islandia son las focas. Este mamífero en plena naturaleza es algo impresionante de ver. Cuando veas una, es casi seguro que verás muchas más porque suelen organizarse en manadas.

La regla básica es que cuando las veas, aunque puedas acercarte a menos de un metro, intenta guardar siempre las distancias. Si se encuentran en tierra son casi inofensivas, pero aunque sea por un tema de seguridad, respétalas y no te aproximes demasiado para no asustarlas. Ellas están en su ecosistema natural, en cambio tu eres el invasor.

Son varias las zonas de Islandia donde el avistamiento de focas es muy común, pero no implica que las veas seguro. Si estas en el Sur de la Isla, el mejor lugar para verlas es la Playa de Ytri Tunga, pero es en el Norte del país volcánico donde más posibilidades tienes de verla por su mayor proximidad al polo. Entre las distintas zonas del Norte, la más recomendada es la Península de Vatnsnes.

El turismo sostenible en autocaravana en Islandia: Planes Especiales

Námaskard

El plan más desagradable de Islandia pero que no puedes perderte sin ninguna duda. Cuando veas el Gran Geysir notarás un pequeño aroma a azufre o como solemos decir a huevo podrido. En esta ocasión, en esta zona geotermal el hedor es mucho peor y más desagradable. En el caso de ser muy aprensivo a los olores intenta no hacerlo porque pueden llegar hasta provocar nauseas.

Un consejo: en el caso de ir un día que este lloviendo, no olvides de ponerte unas buenas botas. La zona es arena y cuando llueve rápidamente se transforma todo terreno que pisas en barro.

El circuito por estas pozas parece un escenario apocalíptico, las distintas charcas y el exceso de azufre ha provocado que la arena parezca encontrarse en mal estado. A diferencia del Gran Geysir, no tiene tanta potencia durante las erupciones.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

Avistamiento de Auroras Boreales

Las auroras boreales son un fenómeno de luminiscencia que todos deberíamos ver al menos una vez en la vida, e Islandia es uno de los mejores lugares para hacerlo. En verano es casi imposible vislumbrarlas. La mejor época para hacerlo es entre los meses de septiembre y abril.

el turismo sostenible en autocaravana en Islandia

Afecta también la nubosidad y la actividad solar de cada día. Muchas personas lo que hacen es contratar un guía nada más llegar a Reikiavik para asegurarse. La gran mayoría ofrecen la posibilidad de verlas otra vez de manera gratuita si en el primer intento no se ha podido.

seguro autocaravana
Perfil del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *