Xoloitzcuintle, el perro azteca que el dios Xolotl regaló a los hombres

Con más de 3.000 años de historia el conocido como perro pelón mexicano está considerado como una auténtica joya arqueológica, además de formar parte de la tradición y la mitología mexicana. Al borde de la extinción la recuperación de esta raza se produjo a partir de diez ejemplares.

Raza del Xoloitzcuintle.

Para los expertos y científicos caninos el Xoloitzcuintle, conocido popularmente como el perro pelón mexicano, es una joya arqueológica viviente. Hace unos 3.000 años, en pleno auge de la civilización azteca, estos perros eran los encargados de acompañar a las almas de los difuntos durante su viaje al Mictlan (inframundo). Actualmente los Xoloitzcuintle están considerados como patrimonio y símbolo de la ciudad de México.

El perro pelón mexicano es una raza canina sin apenas pelo que tiene una esperanza de vida entre 12 y 14 años y que existe en tres tamaños: Estándar de 10 a 11 kg y de 56 a 76 centímetros de altura; Mediano de 7 a 14 kg y de 38 a 51 centímetros y Toy de 2 a 7 kg y de 23 a 26 centímetros. Muy ligada a la cultura mexicana estos perros estuvieron prácticamente extinguidos hasta que la pareja de pintores formada por Diego Rivera y Frida Kahlo los pusieron de actualidad como símbolo de la “mexicaneidad” y como parte del patrimonio histórico de México.

El nombre de Xoloitzcuintle se forma a partir de dos vocablos. En la mitología azteca Xolotl, hermano gemelo de Quetzalcoaltl, era el dios del ocaso y de la muerte, mientras que en la misma lengua “izcuintli” significaba perro, por lo cual Xoloitzcuintle viene a significar “perro del dios Xolotl”, de ahí que en la creencia azteca, al igual que en el cristianismo Eva fue creada a partir de una costilla de Adán, la procedencia divina de estos perros tenga su origen en el llamado “hueso de la vida”.

Los Xolointzcuintle no son totalmente pelones, sino que tienen una capa de pelo muy fino en colores negro, marrón, rojizo y gris, aunque también hay ejemplares con un pelaje de longitud normal que, al contrario que los pelones, no pueden alzar las orejas, aunque en ambos casos todos los ejemplares carecen de premolares en sus dentaduras. La temperatura corporal de estos perros es de unos 40ºC y una de sus virtudes es que están libres del ataque de pulgas y garrapatas.

Recientemente un Xolointzcuintle se ha hecho famoso en el cine, concretamente en la película de Disney y Pixar que ha recibido el Oscar a la Mejor Película de Animación. En “Coco” el niño protagonista -Miguel- que viaja por el inframundo lo hace acompañado de Dante, un perro peñón mexicano.

seguro para perro

Xoloitzcuintle, el perro azteca que el dios Xolotl regaló a los hombres
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *