Abrigos para perros: ¿Moda o necesidad para que no pasen frío?

Con la llegada del invierno, cada vez son más los perros que podemos ver con abrigos e impermeables que sus propietarios les han colocado para protegerlos del frío. Un remedio que se está volviendo habitual en la actualidad y que no deja indiferente a nadie.

Perro con abrigo puesto.

Como cada año, cuando el frío asoma la cabeza con la llegada de las estaciones menos calurosas, todos nos lanzamos sin remedio a por las prendas de ropa más propicias para esta época del año. Pero los seres humanos no son los únicos que utilizamos los abrigos como principal arma contra el frío cuando salimos de casa.

Y es que cada vez es más habitual que nos encontremos con perros que llevan puesto un abrigo con el que supuestamente están protegidos del frío, algo que aunque nos pueda parecer lógico como mecanismo para combatir las bajas temperaturas, no quita que no nos resulte llamativo.

La acción de abrigar a nuestras mascotas caninas es además una idea que podemos considerar reciente, a pesar de que humanos y canes lleven conviviendo en el mundo miles y miles de años. Esto a su vez provoca genera irremediablemente una división de opiniones sobre la necesidad real de abrigar o no a nuestros perros, animales que en el pasado han soportado temperaturas heladas gracias a la importancia de su pelaje.

Por tanto, ¿es una moda abrigar a los perros? ¿Son realmente necesarios los abrigos para perros? Pues la respuesta depende, como casi siempre, de las condiciones de cada animal y de sus características físicas, además de otros factores. Continúa tu lectura y te resolvemos todas las dudas…

¿Pueden llevar abrigo todos los perros?

Es posiblemente la primera pregunta que se nos venga a la cabeza cuando tenemos perro y dudamos si nuestra mascota debe contar con un abrigo o prenda que le proteja del frío cuando llega el invierno o las estaciones menos calurosas. Pues la respuesta en este caso no alberga discusión posible.

No todas las razas de perros tienen la necesidad de llevar abrigo para combatir las bajas temperaturas. El calor corporal que desprenden las razas caninas que contienen mayor abundancia de pelo no requiere ningún tipo de jersey cuando llegan los meses más fríos del año. Simplemente no lo necesitan porque les basta con su pelaje para poder soportar este clima e incluso heladas.

No todos los perros necesitan abrigos.

Al menos eso indican los veterinarios y profesionales, que se ciñen a diferentes factores, además de la cantidad de pelo en el cuerpo, para determinar que no todas las razas caninas precisan de una prenda de ropa en invierno. Por tanto, razas como el San Bernardo, el Mastín, el Husky Siberiano o el Alaskan Malamute contienen un pelaje tan denso que les sirve como una especie de capa protectora ante el frío invernal. Se trata de hecho de canes perfectamente preparados para soportar descensos de temperatura considerables.

Un pelaje que se convierte por tanto en un protector para determinadas razas, que retiene una capa de aire que aísla a la piel de la temperatura exterior, y que la protege de la lluvia y la nieve.

Pero además del pelaje, los expertos se refieren a la edad del animal para dictaminar la necesidad o no de un jersey, puesto que los cachorros o perros más jóvenes se encuentran la mayor parte del tiempo brincando y jugando cuando salen al exterior, lo que les permite entrar fácilmente en calor. Una circunstancia que cambia cuando la edad del animal es avanzada, lo que dificulta sus movimientos y les hace más estáticos. Es en ese tipo de casos en los que la opción de contar con un abrigo es más adecuada.

¿Cuáles son las razas de perros que necesitan abrigo?

Además de los cachorros o perros más jóvenes en general, determinadas razas caninas son más propensas que otras a necesitar una prenda de abrigo con la que combatir mejor las bajas temperaturas. A diferencia del Husky o el San Bernardo, a los ejemplares de pelaje más corto les sirve de gran ayuda para combatir el frío que se les coloque un jersey, debido a su escasa densidad de pelo.

El enderezamiento de los pelos, el encogimiento de los vasos sanguíneos de ciertas partes del cuerpo o los temblores o la acción de tiritar son las reacciones que puede sufrir un perro cuando tiene frío.

Perro abrigado juega en la nieve.

Las razas de pelo corto o con una capa de subpelo escasa, como los galgos, los dóbermans y los podencos, y las de pequeño tamaño, como el caniche, Bichón Maltés o Chihuahua, son las más susceptibles a padecer el descenso de temperaturas y las que más sufren con la llegada del frío. Algo que puede paliarse con abrigos para perros o prendas que puedan aportar a nuestro can un extra de calor necesario. Son además, mascotas que se encuentran condicionadas por sus características a la hora de combatir el frío invernal, por lo que el empleo de abrigos para perros se convierte en un remedio de lo más interesante.

Cabe destacar además que estas razas no se sentirán incómodas si le ponemos un abrigo acorde a su tamaño y proporciones, algo que sí que puede ocurrir con los perros con abundancia de pelaje. Aún así conviene prestar atención cuando se lo coloquemos, por si el animal muestra síntomas de incomodidad. Debes entender que si se trata de algo que le conviene, se debe acostumbrar poco a poco.

¿Cómo son los mejores abrigos para perros?

Una vez que tenemos claro cuáles son las razas más propensas a necesitar abrigos para perros, el paso final es el de conocer las características que distinguen a la prenda.

El mercado es bastante amplio y en él podemos encontrar tanto jerséis, como impermeables o chubasqueros entre los que decidir cuál es el abrigo para perro que más nos convenga para nuestro mejor amigo peludo.

Lo ideal, desde luego, es que la prenda proteja a nuestra mascota y le aporte ese extra que necesita para combatir, tanto el frío que nos invade en los meses invernales, como la lluvia o incluso la nieve. Los abrigos pueden ser o no reversibles, o de diferentes tejidos o materiales, aunque también podemos encontrar prendas de poliéster que aportan a los canes mayor protección incluso.

Debes tener en cuenta también los lugares que vas a frecuentar con tu perro, puesto que no es lo mismo que vayáis de paseo en plena ciudad a que juegue con la nieve en plena sierra. Este ejemplo sirve para explicar que no resultará igual de factible un jersey que un abrigo térmico, más resistente a las bajas temperaturas. Lo mismo sucederá cuando en lugar de la nieve, sea la lluvia de la que habrá que protegerse. Un momento en el que será idónea una prenda impermeable que impida que el agua cale en la piel del animal. En ciudades en las que el frío llega en menor medida, podemos optar por abrigos de lana o algodón que nos pueden servir perfectamente.

Cómo son deben ser los abrigos para perros

Los abrigos para perros pueden servir además como protección ante diferentes insectos, además de heridas de algún tipo o incluso ataques por mordedura. Esto no quita que debamos prestar atención a otras cuestiones relacionadas, como el posible exceso de calor que aporte al animal o que lo limite a la hora de realizar sus movimientos si lo hemos ajustado demasiado, algo que también le puede provocar estrés o una conducta agresiva. Conviene mantener una higiene adecuada del can para evitar problemas o afecciones que afecten a su salud.

Que duda cabe que siempre conviene consultar con un veterinario para terminar de despejar dudas, ya que como especialista te podrá determinar cuál es el abrigo más recomendable para tu mascota, o si realmente lo necesita.

Podemos concluir por tanto que los abrigos para perros suponen un progreso y una mejora de su calidad de vida para aquellas razas que, eso sí, verdaderamente los pueden necesitar. Por lo que no tiene por qué considerarse ni moda pasajera ni intento de mejorar la estética del animal por parte del propietario, en el caso de los canes caracterizados por un pelaje poco denso o con un tamaño reducido. Pero como recalcamos, siempre dependerá de cada raza y de lo que necesite cada perro, además de las circunstancias que nos rodean. Por último, será importante no obligar a la mascota a llevar puesto el abrigo constantemente, y sólo cuando lo requiera expresamente. Y si por sus condiciones no lo necesita, no debemos preocuparnos de que puedan pasar mucho frío. Con ello le ofreceremos un mayor bienestar, que al fin y al cabo es lo que más importa.

Si te ha interesado este artículo, te animamos a consultar cómo proteger a un caballo del frío en invierno con 5 consejos

seguro para perro

Abrigos para perros: ¿Moda o necesidad para que no pasen frío?
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *