Dermatitis estival, el temido mal de los caballos

Con el calor los mosquitos encuentran un hábitat ideal para reproducirse y por ello es en verano cuando más actúan sobre los caballos. Es en ese momento cuando los animales alérgicos a las picaduras desarrollan la llamada “dermatitis estival”, lesiones de la piel que es mejor prevenir y que no resultan fáciles de curar.

CABALLO CON DERMATITIS

¿Qué es la dermatitis en los caballos?

Quizá nos pueda parecer mentira pero la piel es uno de los órganos más importantes para los caballos. La principal misión de la epidermis es la de actuar como coraza protectora a la hora de preservar la salud interna del animal frente a todo tipo de agresiones externas.

La piel protege a nuestro caballo de traumatismos y de la acción de agentes ambientales que pueden resultar nocivos, a la vez que evita la acción de los rayos solares, ayuda a regular la temperatura del organismo y el sistema inmunológico, produce vitamina D, almacena nutrientes esenciales y elimina productos de deshecho a través de las secreciones.

En este sentido cuando llegan las altas temperaturas veraniegas uno de los problemas más frecuentes en los equinos a nivel dermatológico es la conocida como “dermatitis estival”, una afección que viene causada por la acción de los temibles mosquitos, cuya población aumenta exponencialmente con el calor, y que puede afectar al 30% de los caballos.

¿Qué es la urticaria equina?

Desde un punto de vista general esta “dermatitis estival” suele aparecer por primera vez a partir de los dos años y se trata de una patología que empeora con la edad del animal, porque cuando un caballo es alérgico a la acción de los insectos sobre la piel ya lo es para toda la vida.

Los veterinarios y expertos equinos coinciden en que no existe una especial predisposición relacionada con el color de la capa de pelo o con el sexo del animal en cuestión, y todas las razas son susceptibles de padecerla, aunque sí que existe cierta predisposición genética. El desarrollo de la alergia depende, sobre todo, del manejo de los animales y de cómo se haya desarrollado su sistema inmunológico en sus primeros años de vida.

CABALLO CON DERMATITIS

La “dermatitis estival”, como sucede con el resto de afecciones de este tipo es una inflamación de la piel (prurito) que viene producida por una reacción alérgica a la picadura de los mosquitos, en especial a las proteínas que contiene la saliva de los insectos, cuya presencia se incrementa con las altas temperaturas y la humedad. En este punto hay que señalar que tan sólo las hembras de los mosquitos son hematófagas, es decir, se alimentan de sangre.

¿Cómo quitar el picor a los caballos?

Cuando la hembra del mosquito pica la piel se provoca un picor intenso que hace que el caballo se rasque la zona afectada dañando la piel, causándose heridas y dejando con frecuencia “zonas calvas” donde ha desaparecido el pelo, circunstancias que facilitan la posterior acción de las temidas bacterias. Las zonas que con más frecuencia resultan afectadas son la base de la cola, el nacimiento de la crin, el cuello, la línea ventral o la cara.

reacción de un caballo con dermatitis

Además, el ataque de los insectos afecta al bienestar general de nuestro caballo puesto que el animal reacciona con nerviosismo desarrollando un pateo continuo que afecta negativamente a sus músculos, llegando a derivar en lesiones; produce una agitación de la piel constante que provoca que el animal muestre un carácter irritable, lo que se traduce en dificultades a la hora de la monta, y afecta de forma general al correcto descanso y alimentación del caballo, dado que los insectos actúan a cualquier hora del día, principalmente al amanecer y al atardecer.

¿Cómo curar y prevenir la dermatitis estival equina?

Durante el verano es frecuente que los caballos puedan sufrir algún problema cutáneo provocado, principalmente, por la acción del sol y los insectos. El principal de estos trastornos de la piel es la dermatitis estival, que viene producida por una reacción alérgica a la picadura del mosquito culicoides y que desarrolla síntomas derivados de una sobreactuación del sistema inmune.

Por esta razón los ejemplares que presenten casos de “dermatitis estival” deben estar en sus cuadras en las horas de mayor riesgo.

dermatitis en un caballo

Conviene proteger las instalaciones con mosquiteras, también en lo posible a los animales, evitar los depósitos de agua cercanos a los caballos e instalar ventiladores que ahuyenten a los mosquitos. De forma simultánea los veterinarios pueden establecer una alimentación adecuada a las circunstancias y soluciones de tratamiento y desparasitación para cada uno de los animales afectados.

Otra solución son los repelentes naturales de origen vegetal que se aplican sobre la piel del animal, dado que el sudor de los caballos es un “elemento aromático” de gran atracción para los mosquitos, lo que nos hace pensar en que la limpieza frecuente de animales e instalaciones es cuestión indiscutible cuando llega el verano. En este sentido los expertos desaconsejan los repelentes químicos por los efectos negativos que tienen sobre la piel de los caballos.

A estas alturas nadie discute que la piel es el órgano más grande del cuerpo de un caballo y por esta razón debemos prestarle la importancia y cuidados que merece este órgano que, entre otras cosas, tiene la responsabilidad de proteger de agresiones externas los músculos y los órganos vitales.

Entre otros factores desencadenantes el cambio climático también está afectando a la piel de los caballos y por esta razón los veterinarios alertan de una mayor presencia de problemas cutáneos durante el verano.

Habitualmente, la existencia de dermatitis desarrolla unos síntomas muy claros en la piel de los caballos, que al rozarse para aplacar la sensación de picor se producen rozaduras, calvas e incluso lesiones de mayor importancia que en determinados casos pueden dejar cicatrices.

Por otro lado, en estos casos el uso de corticoides no esta aconsejado por los muchos efectos secundarios que este tipo de tratamiento puede llegar a tener, entre otros la aparición de laminitis.

Tipos de dermatitis

Desde un punto de vista veterinario las dermatitis equinas pueden diferenciarse en varios tipos:

  • De contacto. Se produce cuando la piel entra en contacto con sustancias irritantes a través de plantas, productos de limpieza, etc.
  • Alérgicas. Suelen producirse cuando el caballo muestra sensibilidad a algún componente que forma parte de su alimentación. Este tipo de dermatitis produce picores, urticaria y también trastornos gastrointestinales con aparición de diarrea y pérdida de peso. Para identificar los alérgenos es necesario contar con el asesoramiento de un veterinario y poner en marcha una dieta de restricción y descarte.
  • Fotosensibilidad. Viene provocada por un exceso de exposición solar o por la ingestión de determinadas plantas cuyos ingredientes la favorecen.
  • Atópica. Los caballos árabes y purasangre son los más propensos a sufrir dermatitis atópica, aunque este trastorno cutáneo puede afectar a todo tipo de razas equinas. La dermatitis atópica no tiene carácter estacional y sí tiene un importante componente genético.
  • Estival. Se produce en aquellos caballos que muestran una hipersensibilidad a las picaduras de insectos, principalmente del mosquito culicoides. En estos casos la reacción alérgica viene provocada por un rechazo a las toxinas presentes en la saliva del mosquito.
roncha de un caballo por dermatitis estival

Cómo tratar la dermatitis en caballos

Todos los caballos presentan anticuerpos frente a las toxinas que se liberan durante picadura, pero en el caso de algunos ejemplares su sistema inmune tiene una sobreactuación liberando en el torrente sanguíneo histamina y otras sustancias que provocan la sintomatología alérgica a tratar.

Una de las razones de realizar un diagnóstico temprano de la dermatitis estival es que este trastorno alérgico tiene tratamiento pero no cura, de forma que los caballos mostrarán síntomas a lo largo de toda su vida, siendo necesario tratar el trastorno con el objetivo de que no empeore con el paso del tiempo.

Este tipo de alergia tiene carácter estacional (de abril a octubre) coincidiendo siempre con los periodos de mayor calor y dándose con preferencia en ambientes húmedos y cálidos donde los mosquitos encuentran un biotopo perfecto. El problema del cambio climático es que cada vez estos periodos de altas temperaturas son más largos.

tratar dermatitis equina

Es importante que cuidemos y potenciemos el sistema inmunológico de los caballos, con el fin de que pueda hacer frente de forma óptima a las toxinas inoculadas por los mosquitos a través de las picaduras y al mismo tiempo trabajaremos otros factores ambientales y alimenticios que son fundamentales en el debilitamiento de este sistema inmune.

Por esta razón debemos conseguir que nuestro caballo tenga una situación que evite todo tipo de estrés, seguir una dieta equilibrada y saludable que tenga en cuenta la estación y el nivel de actividad del animal y con la llegada de la primavera aplicar de forma preventiva aquellos productos que puedan contribuir a aminorar los síntomas alérgicos.

Por otro lado, la suciedad y el sudor de los caballos es un imán para los mosquitos de ahí que la labor de limpieza sea fundamental para evitar su proliferación. Como protección podemos ayudarnos de repelentes que sirvan para ahuyentar a los insectos de la piel de caballos.

seguro para caballos
Perfil del autor
Logo terranea

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *