El “Capricho Español” de Pedro Serra sobre un Aston Martin DB2

capricho español de Pedro  Serra

Si Pedro Serra hubiera sido norteamericano, alemán o italiano, a estas alturas de la historia habría cátedras de ingeniería con su nombre y su efigie seguramente presidiría plazas en ciudades como Turín, Stuttgart o Detroit.

Pero como era español la figura de Pedro Serra poco nos dice a los ciudadanos de este país, aunque este prodigioso diseñador y carrocero catalán fue el autor de los legendarios deportivos de ENASA -los maravillosos Z-102 y Z-103-, además de algunos otros modelos, como es el caso del Seat 1400 Cabriolet, el Seat 600 Roadster o el Dodge Boulevard.

A nivel internacional uno de estos clásicos de colección es el Aston Martin DB2 de 1951 con matrícula LLV 999 y que diez años después -en 1961- Pedro Serra convirtió en un descapotable deportivo (roadster) único en el mundo. Tras su paso por la manos de este catalán inmortal y universal, este Aston Martin ha pasado a la historia con el nombre de “Capricho Español”.

Aston Martin fue fundada en 1913 por los empresarios Robert Bamford y Lionel Martin y el primero de sus vehículos combinaba un chasis Isotta Fraschini y un motor Coventry Simplex. En 1947, tras la Segunda Guerra Mundial, Aston Martin pasó a ser propiedad del empresario David Brown, que ya era propietario de Lagonda, fusionando ambas marcas y comenzando con la producción de la exitosa saga de modelos DB, unas siglas que hacen referencia a su nombre y apellidos.

A partir de 1964 esta gama se convirtió en leyenda cinematográfica gracias al personaje de James Bond. Ese año el famoso agente 007 salvaba al mundo a los mandos de un Aston Martin DB5 en “Goldfinger”.

En la novela de Ian Fleming el agente 007 conducía un Aston Martin DB3, pero en el momento de rodar la película el modelo DB5 era la gran novedad de Aston Martin, así que simplemente el superagente cambió de coche por necesidades del guión.

El éxito cinematográfico de las novelas de Ian Fleming hizo que James Bond y Aston Martin fueran inseparables y de esa forma todos vimos en la gran pantalla como el agente británico conducía un DBS en “Casino Royale”, “Quantum of Solace” y “Skyfall”, para continuar con un DB10 en “Spectre”.

Presentada oficialmente en el Salón de Nueva York de 1950 la gama DB 2 estuvo en producción entre mayo de 1950 y abril de 1953 y el primer propietario del DB2 transformado por Pedro Serra fue el empresario inglés Jim Wears, que a finales de los cincuenta decidió instalar en Barcelona una representación de la firma Venderwell.

Este veterano piloto de la RAF durante la Segunda Guerra Mundial era un enamorado de Aston Martin, que ya era una firma con un importante historial deportivo, y fue en la Ciudad Condal donde entró en contacto con el diseñador catalán.

Según cuentan las crónicas el motor de 2,6 litros y 125 CV del DB2, que hizo su presentación en las 24 Horas de Le Mans de 1949, se encontraba a pleno rendimiento, pero por el contrario la carrocería ya mostraba algunos deterioros y a Jim Wears no se le ocurrió otra cosa que encargarle a Serra su conversión en un “Roadster”.

Por otro lado, algunos historiadores cuentan que lo cierto es que el Aston Martin y su conductor tuvieron un serio incidente en una de las curvas de la Collada de Tossas, lo que motivó que el DB2 tuviera dos opciones. Una era ir al desguace para ser vendido por piezas y otra que Pedro Serra hiciera uno de sus milagros convirtiéndolo en el “Capricho Español”.

Sea como fuera, lo cierto es que Pedro Serra tuvo “total libertad” para conseguir que el Aston Martin DB2 de 1951 se convirtiera en un deportivo de los sesenta, manteniendo en sus inicios el tradicional verde “british”, un color que con el paso del tiempo y de los sucesivos propietarios sería sustituido por los colores azul y marfil.

Para no perder el hilo de unión con los distintos modelos de Aston Martin, Serra diseñó una parrilla que mantenía la estética de la firma británica y utilizó las mismas llantas de radios que el fabricante inglés montaba en los DB4.

Por otra parte, el interior del vehículo mantenía el buen trabajo, la exclusividad y la calidad en todos los detalles y materiales empleados, una seña de identidad de Aston Martin. En su realización Pedro Serra ocupó un total de diez meses de trabajo, después de los cuáles Jim Wears pudo por fin disfrutar de esta joya única en el mundo.

seguro coche antiguo
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *