GUÍA BÁSICA: ¿Qué hacer con tu perro durante las vacaciones?

Si estás planeando unas vacaciones activas con tu perro hay varias opciones, como el senderismo, el ciclismo o la natación. Estos son los consejos a seguir si vas a hacer turismo activo con tu mascota:

vacaciones con perro

Nadie conoce mejor que tú mismo a tu perro. Así que a la hora de planificar tus próximas vacaciones está más que claro que sólo tú sabes cuál es el mejor plantel de actividades para divertiros juntos. Paseos, rutas, juegos, agua, deporte,…

Hay un sinfín de opciones. Ya os hemos hablado de muchas de ellas, dependiendo de vuestros gustos y del lugar donde acudáis de vacaciones (más abajo en este artículo puedes ver varias de esas opciones). Sin embargo, en esta guía nos vamos a centrar en facilitarte algunos consejos básicos que deberías seguir para tres de los planes más habituales y populares entre los dueños de una mascota: paseos en bici, rutas de senderismo y excursiones a la playa…

EXCURSIONES EN BICICLETA 

Para empezar con este apartado, dedicado a los amantes de la bicicleta, hemos de aclarar que si tu perro ya no está tan en forma como antes o si tienes la intención de hacer largas excursiones en bicicleta, existen remolques disponibles para poder transportarle. Incluso si se trata de un perro de gran tamaño. Es una excelente opción que te garantiza que ambos disfrutaréis del paseo. Dicho lo cual, estos son los consejos a seguir para salir con tu bicicleta y tu perro estas vacaciones: 

vacaciones en bici con perro
  • No lleves a tu perro a excursiones en bicicleta en los días más calurosos del verano ni en las horas de sol, ya que esto puede provocarle un golpe de calor. Además sigue estos consejos para proteger a tu perro del calor.
  • Antes de emprender un largo recorrido en bicicleta, prueba algunos paseos con tu perro y practica con bastante anticipación. 
  • Cuando planifiques un recorrido en bicicleta debes asegurarte de que la ruta no incluya carreteras muy transitadas. Si puedes, quédate en los caminos rurales y en caminos donde el tráfico es ligero (y sus patas y almohadillas sufren menos).
  • Como siempre, no olvides llevar lo esencial como agua, un tazón, una toalla y un poco de comida. 
  • El horario o planificación de la ruta debe incluir muchos descansos. ¡Acuérdate de que él va corriendo con sus propias patas! Así que intenta llevar un ritmo de paseo, más lento al habitual, para no agotarle.
  • En el caso de los perros más pequeños, es mejor llevarlos en una canasta o cesta, bien sujetos, delante del manillar de la bicicleta. Al menos durante grandes periodos de la ruta.
  • Vigila muy de cerca los signos de fatiga o cansancio en tu mascota, haciendo tantas paradas como sean necesarias (su salud es lo primero). 
  • Tu perro siempre debe estar cerca, no dejes que se aleje. Podría perderse o ser atropellado.

Para más información, no te pierdas los consejos del siguiente artículo…

SENDERISMO CON PERROS

Los paseos y las caminatas suaves son algo natural para un perro. Y son, de hecho, la actividad ideal para las vacaciones con tu mascota.

senderismo con perro
  • No olvides llevar un tazón, agua potable y posiblemente comida. También es una buena idea tener una toalla para secar a tu perro después de nadar en lugares donde exista esa opción.
  • Como en el caso de la bicicleta, al planificar caminatas más largas, el horario planificado debe incluir tiempo para descansos. 
  • Lo ideal es que dejes a tu perro correr libremente, pero sólo en espacios seguros, donde no haya peligro, para que disfrute al máximo del campo. Pero cuidado en zonas con desnivel o donde podamos cruzarnos a otras personas o animales. Es una buena opción contar con una correa extensible en estos casos.
  • ¡Ten siempre en cuenta la salud y el estado general de tu perro! Como propietario, sólo tú puedes determinar en qué estado de forma se encuentra y cuál es el nivel de senderismo y rutas que podrás hacer junto a él. Si no estás seguro no dudes en consultar a tu veterinario habitual.

VACACIONES CON PERRO EN LA COSTA

A muchos perros les encanta nadar en el mar y divertirse en una playa de arena. Y, si se planifica adecuadamente, unas vacaciones junto al mar pueden ser muy divertidas tanto para ti como para tu mascota.

Asegúrate, eso sí, de tener en cuenta todas las necesidades del perro cuando viajes al litoral. Ten en cuenta las condiciones climáticas (de nuevo cuidado con los golpes de calor) ya que hay perros que ni con el calor más insoportable se meten al agua. Y es algo que debes prever y tener la forma de compensar el exceso de calor.

Además deberás tener en cuenta que no todas las playas admiten perros. Pero en ese sentido te lo pusimos muy fácil con el siguiente artículo:

Nunca fuerces a tu perro a echarse al agua, sobre todo si tiene miedo. En lugar de ello busca maneras de incentivarlo (lanza su juguete favorito para que nade hasta él). Y si ni con esas lo logras, ten a tu perro a la sombra y que no le falte agua fresca para beber en todo momento.

Los perros pueden deshidratarse extremadamente rápido. También puedes usar un paño mojado para tratar de bajar su temperatura corporal o directamente ponerle una camiseta mojada.

EQUIPO DE PLAYA  PARA TU PERRO:

  • Agua potable, un poco de comida, bebedero y comedero.
  • Toalla
  • Sombrilla

IMPORTANTE PARA VIAJES DE PLAYA CON PERROS

  • Playas para perros : Nunca olvides que los perros están prohibidos en algunas playas. Consúltalo antes de reservar tus vacaciones. No querrás que tu perro pase todas las vacaciones encerrado en una habitación de hotel o apartamento.
  • Otros bañistas: Debes ​​considerado con el resto de bañistas. Y además tener especial cuidado con los niños, ya que les encanta salir a correr por la playa, lo que puede desencadenar el «instinto de caza» de algunos perros. Causando situaciones incómodas e, incluso, peligrosas.
  • Calor de mediodía: El riesgo de sufrir quemaduras en las almohadillas de sus patas o un golpe de calor en las horas de mayor exposición al sol hacen que sea mejor evitar la playa al mediodía.
  • Sombra: Imprescindible que tu perro siempre tenga la opción de cobijarse del sol. Tú puedes hacer lo que quieras con tu piel, pero que a él no le falte la sombra.
  • Hidratación: Asegúrate de que tu perro tenga suficiente agua potable disponible en la playa. Y (muy importante) evita a toda costa que ingiera agua salada. Podría provocarle serios problemas intestinales.
  • Ducha: Después de nadar en el mar dale a tu mascota una buena ducha para retirar la sal del agua marina de su pelaje.
  • Secado: Si estás en una zona de clima frío es fundamental que seques al perro para evitar resfriados o infecciones de oídos.
  • Atención: Hay zonas de costa con muchos guijarros y cristales rotos. Ten el mismo cuidado con sus patas que tienes con tus pies. Si le ves cojear examina de inmediato la planta de sus almohadillas en busca del algún objeto clavado en ellas.

seguro veterinario para perro

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *