Cómo preparar tu casa para la llegada de un cachorro en 5 PASOS

Hacemos un breve repaso de todo lo que tienes que preparar en tu casa si vas a adoptar un cachorro. Una guía con todo lo que necesitarás para que tu nueva mascota se sienta acogida, segura y a salvo en su nuevo hogar.

cachorro en su camita con su mordedor

¡Qué emoción! Un nuevo miembro se va a incorporar a la familia. ¡Nada menos que un cachorro! Sin duda es un momento de alegría. Pero debes recordar que un cachorro es como un niño pequeño… ¡pueden revolucionarlo todo! Así que tendrás que adaptar tu casa y sus espacios para que el perro no se haga daño. Y bueno, para mantener a salvo tus cosas. Al menos esas a las que tienes aprecio.

Aquí te damos unas directrices básicas con todo aquello que vas a necesitar para preparar tu casa para la llegada del cachorro:

Paso 1: Delimita un espacio como “zona de cachorros”

Parece una obviedad, pero es un paso muy importante. Este espacio debe ser lo suficientemente grande como para albergar una camita, algunos juguetes, mantas y todo lo que pienses que le consolará o ayudará a encontrarse a gusto, sobre todo en sus primeras noches alejado de lo que antes considerase su hogar.

Lo mejor es que sea una zona de la casa alejada de objetos frágiles o que el cachorro pueda romper. Lo ideal es que el rincón esté ubicado, si es posible, en la estancia de casa donde hagáis más vida familiar. Ya sea el salón o la cocina (o tu cuarto). Pero eso permite pasar más tiempo con el cachorro (al principio necesitan mayor supervisión) y que el animal se sienta en el centro de un hogar, con la familia alrededor habitualmente.

Paso 2: ¡Vete de compras!

¿A quién no le gusta ir de compras? Conduce hasta la tienda de mascotas más cercana y prepara la cartera, porque es momento de comprar artículos esenciales (y otros no tanto) para el cachorro.  

Entre los más esenciales están el collar, la correa, los cuencos de agua y comida (apuesta por el acero inoxidable para evitar bacterias y que se vuelque con facilidad), bolsas para sus deposiciones y, si quieres, una camita. Que sea lo más cómoda posible y que esté preparada para su futuro tamaño. Así no tendrás que comprarle otra cuando crezca y además le tendrá mucho más apego.

Tampoco te olvides de comprarle algún juguete o accesorio para morder. A los cachorros les encanta morder y tener este tipo de juguetes servirá de ayuda para que esto no derive en daños a otros objetos de la casa.

Para todo lo relacionado con su higiene vas a necesitar champú/jabón específico para perros (mucho cuidado con usar jabones agresivos que pueden dañar su piel), cepillos (para el pelo sobrante y para limpiar sus dientes), gasas,… y no viene mal tener alicates para cortar sus uñas de cuando en cuando.

Por otra parte, en un inicio, muchos optan por cercados para tener a los cachorros en casa. Los hay de diferentes tamaños, y con ellos evitamos que el animal se escape o pueda hacerse daño. Algunos sólo los utilizan cuando el cachorro se queda solo en casa. Y otros optan por jaulas (sólo recomendables si son de gran tamaño y durante muy pocas horas).

Por último, pero no por ello menos importante, debes tener un transportín para los viajes en coche. Ten en cuenta que aunque sólo sea para ir a un veterinario de urgencia, el transportín será necesario para desplazarlo hasta allí.

Paso 3: Configura tu casa

Ahora que todo está comprado y colocado en la zona designada para cachorros, crea un ambiente cómodo y acogedor para tu nuevo amigo. Deja una camiseta con tu olor, unas mantas, su juguete favorito…

Y por otra parte haz un esfuerzo para no dejar a su alcance por la casa aquello que no quieras que muerda o destruya. Es un pequeño con ganas de divertirse, así que si le pones a tiro tus zapatos o un cojín con borlas de aspecto delicioso luego no te eches las manos a la cabeza.

cachorro mordiendo

Espera siempre lo inesperado. Cuidado con que muerda cables o cosas que puedan quebrarse en su boca o estómago y causarle daños internos. Si es navidad, por ejemplo, protege el árbol o al menos no pongas adornos a la altura a la que el perro puede alcanzarlos.

Paso 4: Veterinario y Adiestramiento

Hay quien, como un servidor, disfruta planificando e investigando antes de tomar una decisión. Y si en este caso hablamos de la llegada de un perro a tu vida, no estaría de más que tengas claras algunas cosas:

La primera de ellas es cuánto cuesta mantener un perro, ya que tendrás que cubrir muchas necesidades del animal, más allá del pienso y los juguetes y accesorios de los que hablábamos más arriba.

cachorro en su camita

Dicho esto, averigua datos como cuál es la mejor alimentación para el perro que vas a adoptar, cuál es el calendario de vacunaciones de un cachorro, y qué veterinario cercano a tu domicilio es el que mejores referencias tiene. No olvides que el seguro de mascotas es obligatorio para algunas razas. Y que existen seguros que no sólo cubren responsabilidad civil, sino también seguro veterinario.

Por otra parte, si eres novato en esto de tener perro, podría venirte bien acudir con tu perro a clases de adiestramiento. Y hoy en día es mucho más fácil dar con profesionales formados y centros en los que aprender las directrices básicas de obediencia. Investiga cuál tienes cerca y plantéate si te vendría bien apoyar la educación de tu cachorro con estas clases.

Paso 5: Establece horarios

Cachorro de samoyedo

Ahora es el momento de establecer un horario para cuidar a tu cachorro. Ya sea que vivas solo o no, asegúrate de que haya alguien para atender sus necesidades. Esto incluye estar en casa para alimentarlos, sacarlos de paseo para hacer sus necesidades, tiempo de entrenamiento y juego en casa, y todo lo que sea necesario para que estén cómodos en su nuevo hogar.

Ya os explicamos en este artículo la gran importancia que tienen los horarios y las rutinas en la vida de los perros. Así que si en tu caso llevas una vida muy desordenada, plantéate si estás realmente preparado para asumir la responsabilidad que conlleva hacerte cargo de una vida animal. Y si necesitas cambiar cosas o rutinas en tu vida para adaptarlas a sus necesidades.

Para terminar sólo te queda una cosa: ¡Disfruta de la alegría de tener un cachorro! Pocas cosas en el mundo aportan tanto como cuidar de una vida que con el tiempo se convertirá en tu mejor amigo y en parte insustituible de tu familia. Juega, disfruta y aprende. El tiempo pasa volando y será un cachorro durante muy poco tiempo.

seguro veterinario para perro

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.