Cane Corso: Mastín Italiano, una raza de perro grandiosa

Guía sobre esta poderosa raza de origen italiano: El cane corso o mastín italiano es una poderosa raza, entre las más fuertes del mundo. Y además es especialmente apreciado por su carácter tranquilo y apacible, perfecto para familias con niños.

Te contamos todo sobre esta maravillosa raza de perro de origen italiano. De dónde viene, qué necesidades tiene y cómo podemos adiestrarla para que sea el compañero ideal si adoptamos un cane corso en nuestra familia. Alimentación, necesidades de ejercicio, historia, problemas habituales de salud,… todo lo que necesitas saber de esta raza de perro.

Historia y Origen del Cane Corso

Los estudiosos de las razas vinculan directamente al cane corso con el Canis pugnax (perro de combate) o moloso romano, una raza de perro muy extendida y apreciada en la Antigua Roma. De hecho, el Canis pugnax era incluso utilizado por los legionarios en la primera línea de batalla, debido a su imponente físico y su valentía. Considerando así al cane corso como su descendiente directo y heredero de gran parte de sus características.

Hablándose también de la utilización de este antecesor del cane corso en el Coliseo, donde habrían luchado contra leones y osos para el disfrute de la plebe romana.

Canis Pugnax

Si al cane corso actual nos referimos, se guardan las primeras referencias en el siglo XVI, cuando eran utilizados tanto como perros guardianes (granjas) como para la caza mayor (teniendo especial fama también por su utilidad en la caza del jabalí). Momento en que estos perros empezaron a sufrir el corte de orejas y rabo (para que no estuviesen expuestos a la mordida y al desgarro por parte de las presas).

También se usaba al mastín italiano como conductor del ganado bovino y como escolta de comerciantes, aprovechando su fuerza, su carácter protector y su imponente físico.

De hecho, se atribuye el propio nombre de esta raza a la imponencia de su físico. Sea como fuere, el cane corso es un perro de origen italiano muy apreciado hoy día, pero que estuvo a punto de desaparecer. No sería hasta pasado mediados del siglo XX cuando ser haría una labor de recuperación de esta raza, muy vinculada a la clase obrera y el campesinado, y con especial proliferación en la zona de Calabria.

Sería en los años setenta cuando estudiosos de la raza como el doctor Paolo Breber, documentan las especificidades de esta raza italiana que había perdurado durante siglos, pero estaba a punto de desaparecer. Su trabajo permite que apasionados como Estefano Gandolfi, Giancarlo y Luciano Malabasi, y a posteriori Vito Indivieri, se aventuren a tratar de recuperar la raza en su máxima expresión. Viajando por todo el país para ello y logrando, con unas pocas camadas, hacer un extraordinario trabajo de recuperación. ¿El resultado? Unos años después, en 1985, el cane corso es reconocido como raza oficial.

cane corso

Desde entonces su popularidad no ha dejado de crecer. Y hoy es un excelente perro familiar que cada vez más personas quieren adoptar. No sólo por sus dotes de guardián, sino por un carácter tranquilo y cariñoso con los niños, así como por ser un can extremadamente fiel. Pero ojo, no siendo un perro apto para cualquier tipo de dueño.

Características físicas del Cane Corso

Como apuntábamos en el apartado anterior, el mastín italiano cuenta con un físico imponente. Está clasificado en la Federación Cinológica Internacional como GRUPO 2 – Perros tipo y schnauzer, molosoides, y perros tipo montaña y boyeros suizos – Sección 2 Molosoides. Si bien no es un perro gigante. Sí que hablamos de un perro potente, con un tamaño medio grande, que oscila entre los 65 y los 70 cm de altura. Y con un peso que puede alcanzar fácilmente, en el caso de los machos, los 50 kilos de peso. Mientras que las hembras suelen pesar de 40 a 45 kg, y medir de 60 a 64 centímetros.

Otras de sus características distintivas es poseer un cráneo ancho, como es propio en los perros de raza molosoide. Además de poseer un hocico corto y orejas triangulares colgantes. Aunque desgraciadamente es habitual ver ejemplares de esta raza con las orejas cortadas, pese a las prohibiciones. Del mismo modo que sucede con el rabo, que tradicionalmente era amputado en los estándares de esta preciosa raza, a la altura de la cuarta vértebra. Y que suele ser de grosor respetable e inserción alta. Mientras que su mandíbula es también muy grande, ancha y curva.

El cane corso cuenta con un pelaje corto pero muy denso, con otra capa interna más de pelo más fino. Esta conjunción le permite permanecer en el exterior en estaciones frías y mantenerse bien protegido. Pues no olvidemos que era un perro de trabajo, habituado al exterior y a condiciones duras. El color suele variar en diferentes tonos (mirar más abajo), pero que suelen encontrarse entre el negro y el gris.

De patas fuertes, como el resto del conjunto, boca con forma de u invertida y ojos separados, algo sobresalientes y de forma ovoidal.

Tipos y Colores de Mastín Italiano / Cane Corso

Existen diferentes tipos de mastín italiano en función del color de su pelaje. Si bien no es una raza con una paleta cromática muy variada. Los principales colores del cane corso son:

tipos de cane corso
  • Negro
  • Negro atigrado
  • Atigrado
  • Pardo (fawn) claro
  • Pardo oscuro
  • Pardo ciervo
  • Gris plomo
  • Gris pizarra
  • Gris claro

¿Qué carácter tiene el cane corso?

La extrema inteligencia del cane corso es determinante en el carácter de esta raza. El cane corso es el perfecto guardián, protector con su familia y su espacio. Pero combina esta característica con un temperamento afable y dócil hacia sus dueños. Siendo extremadamente cuidadoso y consciente de su fuerza. De manera que el mastín italiano es un perro ideal con niños, siendo no sólo su protector. Sino también un compañero de juegos ideal, cariñoso, paciente y delicado.

Aun siendo un perro de cuerpo fuerte que necesita cierto nivel de ejercicio, suele destacar también por un carácter tranquilo. Si bien estará mucho más equilibrado si su familia le da la actividad que necesita y le permite explotar todo ese poderío físico.

Hablamos de un perro tenaz, al que hay que saber educar y adiestrar. Ya que muestra seguridad en sí mismo y en lo que quiere. Por lo que se recomienda sólo a personas con experiencia en el adiestramiento. De lo contrario, su carácter dominante puede ponernos en algún aprieto. Sobre todo, ante la presencia inesperada de desconocidos o de otros animales.

Como buen perro guardián, se muestra territorial. De manera que la invasión de lo que considera sus dominios por parte de desconocidos puede ponerle en alerta y hacer que muestre la fortaleza de su carácter y actitudes defensivas. Pese a todo, no es un perro que ladre por ladrar, al contrario que otras razas de perro guardián. Es un animal respetuoso y consciente de cuál es su lugar en el hogar, encarnando su papel en la familia como un auténtico profesional.

Son perros que suelen mostrar mucho apego y afecto a sus dueños. Siendo capaz de alcanzar una conexión muy estrecha con quien le educa debidamente. Y haciendo que se sienta siempre querido y protegido. Sin duda socializarlo en edad temprana será determinante para que se relacione bien con otros perros.

¿Cómo son los cachorros?

Cachorro de cane corso

Los cachorros de mastín italiano suelen ser bastante activos. Además de cariñosos, cercanos y juguetones. Por lo que requieren bastante atención de parte de sus dueños. No es un animal que podamos dejar solo mucho tiempo a edades tempranas. Además, será fundamental comenzar su socialización cuanto antes. Para así facilitar que aprenda a convivir con otros perros o mascotas desde pequeño.

En esta etapa debemos ser cuidadosos con su alimentación, que debe ser de calidad y aportarle toda la energía que necesita. También habrá que cuidar su piel, para que no desarrolle ningún tipo de patología. Si bien el cane corso no es una raza que requiera cuidados más allá de lo común cuando son cachorros. Cariño, atención, juego y buena comida son las claves a seguir. Y tendremos un perro de diez cuando llegue a la edad adulta.

cachorro de cane corso

La verdad es que los cachorros de cane corso son adorables, tanto por su carácter como por su aspecto. Pero habrá que ser consecuentes y entrenarlos y educarlos desde cachorros. Para que reconozcan su entorno y se relacionen con él de forma positiva. Además, será importante cuidar su alimentación, con cuidado de que tengan toda la energía que necesitan, pero sin excederse en las cantidades, para así no incurrir en problemas de sobrepeso en el futuro. Y también será clave socializarlos tanto con otras mascotas de nuestro hogar como con otros perros y personas del exterior. Para así evitar problemas de conducta hacia otros en el futuro. Todo eso y el ejercicio suficiente le convertirán en un perro sumamente equilibrado.

¿Es peligroso el Cane Corso?

No. El cane corso no es un perro potencialmente peligroso (PPP). Ni es considerado así en España ni suele entrar en los listados que añaden los municipios a los ejemplares habituales. Pero sí puede serlo en tu municipio de residencia. Lo mejor es que te informes antes de hacerte con uno. Porque si está catalogado como PPP, eso entraña una serie de responsabilidades obligatorias (como el seguro de responsabilidad civil y la licencia PPP).

Si bien es cierto que hablamos de un perro potente, con fuerza y musculatura, además de una potentísima mordida, es probablemente su carácter tranquilo y equilibrado, además de la práctica ausencia de siniestros por mordeduras de estos canes lo que ha librado al mastín italiano de ser señalado en uno de estos listados de perros peligrosos.

Sí es necesario advertir que no es un perro apto para cualquiera y que necesita un buen adiestramiento y educación para ser un perro verdaderamente equilibrado. Debe ser socializado desde temprana edad y será el perro más dócil del mundo. Como os hemos recalcado en muchas ocasiones lo que hace peligrosos a los perros no es su raza, ni sus características físicas, sino sus dueños. El cane corso es un perro con temperamento y con mucha potencia física. Por eso, aunque no es peligroso, puede llegar a serlo en malas manos.

Alimentación del cane corso

Sin lugar a dudas la correcta alimentación será una de las claves a cumplir si optamos por criar un cane corso. Es primordial para que nuestro perro esté sano y no desarrolle problemas de salud. Un perro de este tamaño necesita el suficiente aporte de energía. Pues hablamos además de una raza activa, que requiere ejercicio y espacio para moverse. Por lo que dotarlo de los nutrientes adecuados hará que nuestro mastín italiano esté en las mejores condiciones.

De esta manera, la carne es uno de los elementos que siempre deben estar presentes en su dieta. Ya optemos por pienso de calidad, por comida húmeda o por BARF. Siendo esta última la opción que generalmente recomiendan más criadores de esta raza. Hablamos en este caso tanto de carnes rojas como blancas, sin dejar de darles también pescados azules, verduras, yogur natural… Todos los alimentos necesarios para que el perro tenga las suficientes vitaminas y nutrientes de calidad en su organismo.

Sí debemos tener cuidado con darles demasiada comida o variada para evitarles digestiones pesadas. Ya que el cane corso puede sufrir de torsión gástrica.

Otro punto a evitar (más allá de productos tóxicos como el chocolate, los embutidos,etc…) son los excesos de golosinas. Es una raza que por su tamaño puede caer fácilmente en el sobrepeso. De ahí que debamos asegurarnos siempre de que su dieta se ajuste perfectamente a su tamaño y al nivel de actividad diaria que tenga el animal.

Lo normal es darles tres tomas en su etapa de cachorros. Y pasar a sólo dos (de mayor cantidad) en su etapa adulta, a partir de los 8 meses.

Si el criador o anterior dueño animal le daba una alimentación concreta que no cuadre con nuestras preferencias no podremos hacer un cambio radical en su dieta. Deberemos cambiarla poco a poco. Mezclando el nuevo alimento con el habitual. Hasta que se acostumbre. En este caso, y para no incurrir tampoco en errores en lo que a cantidades se refiere, se recomienda hacerlo siempre con la supervisión y el consejo de un profesional veterinario. Nadie mejor que tu veterinario de confianza te podrá dar unas pautas adecuadas para alimentar a tu cane corso de forma adecuada.

Si optas por un pienso asegúrate de darle uno que sea de calidad premium, con todos los ingredientes necesarios para aportarle los nutrientes y la energía que necesita. Hay que tener especial cuidado en el caso de los cachorros, porque un crecimiento demasiado rápido puede provocar problemas futuros de articulaciones. Al alimentar a nuestro cachorro de mastín italiano estaremos sentando las bases de un futuro perro sano, feliz y equilibrado. Una mala alimentación en edades tempranas puede tener muy malas consecuencias.

Una de las señales más claras de que nuestro perro goza de buena salud y que el pienso o la comida que le estamos dando es la adecuada nos la revelará su pelo. Si su pelaje brilla y se muestra fuerte y sano será una señal clara de salud. Por el contrario, un pelaje apagado o débil nos estará “cantando” que el animal está falto de vitaminas o algún nutriente necesario para él y su organismo.

¿Cuántos años vive un Mastín Italiano?

Como siempre, el estado de salud del animal será lo que, en última instancia, determinará si vive más o menos años. Pero un cane corso sano, que tenga una correcta alimentación y nivel de ejercicio, vivirá de media de 10 a 12 años. Pudiendo incluso llegar hasta los 14. Un buen promedio para un perro de su tamaño.

¿Es fácil adiestrar a un Cane Corso?

El mastín italiano es un perro muy interactivo y al que es un auténtico placer adiestrar por su inteligencia y capacidad. Eso sí, deberemos hacerlo desde su edad más temprana, con sólo unas semanas de vida, para lograr los mejores resultados. Su socialización y entrenamiento serán claves para tener un perro feliz, calmado, equilibrado y sano.

Además, se recomienda mantener los entrenamientos y el adiestramiento constante para reforzar su conducta. Sin renunciar a premiar a nuestro perro. Y es que su carácter cariñoso y apegado a su amo lo hacen un perro extremadamente agradecido. El adiestramiento en positivo puede hacer del cane corso un perro absolutamente perfecto.

Un cane corso que no sea entrenado o adiestrado de forma correcta puede desembocar en un animal rebelde e incluso agresivo y desconfiado. De ahí que se insista mucho en que es conveniente que quien eduque a un mastín italiano ya tenga experiencia con perros. Porque, si bien suelen ser perros obedientes, son también muy seguros de sí mismos y bastante tenaces. Por lo que hay que saber leer sus necesidades y tener la autoridad suficiente para erigirnos como su líder. Enseñándoles desde un primer momento cuáles son las normas, que éstas no se infringen por nada, y que su buen comportamiento siempre tendrá un refuerzo positivo en consecuencia. Se recomienda encarecidamente que estos perros acudan a una escuela canina. Sobre todo, si no tenemos experiencia. Requieren tacto, además de firmeza y claridad en los comandos. De ahí que contar con un profesional siempre sea buena idea.

La gran inteligencia del cane corso le convierte en un perro ideal para el adiestramiento, siendo más que capaz de aprender con facilidad los comandos básicos e incluso enseñanzas mucho más avanzadas. Razón por la que también son utilizados para la seguridad.

Cómo cuidar a un Cane Corso

El mastín italiano no es una raza de perro que requiera cuidados especiales. Son perros robustos y poderosos. Pero, obviamente, sí necesitan cuidados. Su pelo agradece un cepillado semanal (siempre utilizando para ellos cepillos de púas cortas y suaves que no dañen su dermis). Además, los baños no deben faltar. Mínimo cada tres meses. Aunque si son activos y están bastante en exterior (que es lo deseable) es ideal bañarlos mensualmente. Siempre con cuidado y con champús de calidad que no dañen la protección natural de su piel.

Por otra parte, el cane corso necesita quemar energía. Agradecerá largos paseos para mantenerse en buena forma. Es un perro ideal si somo deportistas y activos. Tres paseos de media hora serán suficientes para el cane corso. Si además lo combinamos con juegos o desafíos olfativos, tendremos un perro feliz.

Requieren espacio para moverse, por lo que si tenemos una finca rural donde correr y desahogarse será la ideal de las situaciones. Aunque no debemos confundirnos. No es un perro que deba vivir en el exterior. Su pelaje, aunque denso, no está hecho para la vida fuera. Y dejarlo en el exterior con condiciones climatológicas adversas tendrá consecuencias, especialmente para su piel.

¿Cuánto ejercicio necesita un Mastín Italiano?

Como explicamos en los apartados anteriores, únicamente un cane corso ejercitado y que pueda moverse por su territorio es un cane corso feliz, sano y equilibrado. Como buen perro de trabajo, necesita su dosis de ejercicio. Pese a su buen tamaño es un buen deportista, con una musculatura respetable que debe ejercitar. Si te gusta salir a correr será un acompañante perfecto.

mastín italiano corriendo

Solo un cane corso que haga ejercicio será un perro sereno y equilibrado. Al fin y al cabo, hablamos de una raza de perro de trabajo. Un perro deportista que te acompañará al fin del mundo si eres una persona activa. Y que, de hecho, puede correr a tu lado mientras montas en bicicleta o a caballo, si está bien adiestrado. También se considera que el mastín italiano es un gran perro sanitario, además de ideal para la obediencia y el rastreo. Aunque no se recomienda fomentar su marcado instinto protector. Por último, y debido a su talla y peso, no es una raza dotada para el agility.

¿Cuál es la potencia de mordida de un Cane Corso?

Con 700 PSI (del inglés Pounds per Square Inch o libras de fuerza o presión por pulgada cuadrada), la fuerza de mordida del Cane Corso es una de las más fuertes del mundo. Sólo es superado por el Perro Bandog (730 PSI) y por el considerado como perro más fuerte del mundo, el kangal turco (743 PSI).

¿Es el cane corso un perro adecuado para mí?

Antes de que tomes la decisión final de adoptar un mastín italiano e incorporarlo a tu familia debes tener muy claro si es un perro para ti. Es un perro maravilloso, sí. Pero una cosa clara: El cane corso no es un perro para todo el mundo. Tener perro es una gran responsabilidad. Y no se trata de si te gusta o no. Se trata de si puedes darle la vida que necesita para ser un perro feliz, equilibrado y sano.

¿Vives en la ciudad en un pisito pequeño? Definitivamente no es la mejor combinación. Hablamos de un perro territorial y con energía, que necesita espacio para moverse y un territorio que proteger y vigilar.

¿Pasas mucho tiempo fuera de casa? Tampoco es tu raza. Necesitan atención y paseos largos. No puedes dejar solo todo el día a un cane corso. Necesita moverse y necesita interacción. Te necesita a ti. No es un perro al que puedas dejar tumbado en el felpudo de la entrada de tu piso y esperar que sea feliz esperándote durante 10 o 12 horas.

¿Eres activo?¿Tienes una familia con niños? Es un buen perro para ti. Disfrutan con la actividad y son maravillosos con los niños. Proteger a tu familia y participar en vuestras actividades llenará sus días de alegría y satisfacción.

¿Tienes otras mascotas o planeas tenerlas? Entonces deberás tener en cuenta si lo vas a criar desde cachorro. En cuyo caso podrás socializarlo desde bien pequeño. Si ya es adulto, debes informarte de si el cane corso que vas a adoptar está correctamente socializado. Si no es así, puede resultar un problema la presencia de otros animales en su territorio (ya sean perros, gatos o cualquier otra mascota). Es un animal paciente y pacífico con otros animales si está bien socializado.

¿Estás dispuesto a incluirlo en tus planes durante la próxima década? Porque no hay vacaciones de perro. Recuerda que él siempre te va a necesitar y a acaparar gran parte de tu tiempo. Si quieres salir de viaje sin perro, o no restringir tus planes a lugares “pet friendly” tendrás que asumir el coste económico y de tiempo que lleva encontrar una buena residencia canina. Donde tampoco deberías dejarle demasiado tiempo.

¿Puedes asumir el coste de un perro de su tamaño? Infórmate bien de todo lo que requiere un perro. De los costes que tienen los tratamientos veterinarios que puede llegar a requerir. De cuánto cuesta alimentar a un perro de talla media grande como el cane corso. Lejos quedan los tiempos en que se alimentaba a los perros con sobras. El mastín italiano necesita una alimentación de calidad. Y eso tiene un coste que tú tendrás que poder asumir. También tendrás que hacerle un seguro de responsabilidad civil.

¿Sería tu primer perro? No te vamos a decir que te olvides. Pero definitivamente, si no tienes ninguna experiencia con perros, no es una raza de entrada recomendable. Son perros con carácter y algo reservados. Si va a ser tu primer perro es más que recomendable que cuentes con la ayuda de profesionales para su adiestramiento.

¿Buscas un perro muy enérgico? ¿uno muy tranquilo? Tampoco es el caso. El cane corso necesita actividad e interacción. Pero no esperes una explosión de energía constante. No es un perro que siempre esté al mil por cien. Tiene carácter y personalidad. Es extremadamente inteligente. Pero ni es un perro de agility ni un compañero de sofá para quemar Netflix. Tenlo en cuenta.

Problemas de Salud del Mastín Italiano

Hablamos de perros muy robustos y, generalmente, de una salud envidiable. Obviamente pueden tener problemas de salud. Como cualquier perro. Y con la edad tendrá sus “achaques”. Pero nada que, en general, no pueda controlarse con un debido mantenimiento. Estando perfecto de salud deberás ir como mínimo una vez al año al veterinario.

Lo bueno del cane corso es que no es una raza que tenga ninguna enfermedad asociada o propia de la raza. Como si ocurre con otras razas de perro grande en las que es muy habitual tener ciertos problemas o que gran parte de las camadas sufran de algún trastorno.

Los problemas de salud que suelen sufrir son los comunes a los de cualquier perro moloso o de su tamaño. Como la torsión gástrica o las displasias de cadera o codo. También la hiperplasia vaginal en el caso de las hembras. Pero como decimos, nada que a priori deba preocuparnos por el hecho de optar por la raza cane corso.

Otros problemas de salud que pueden tener los mastines italianos suelen ser:

  • Ojo de cereza.
  • Entropión.
  • Ectropión.
  • Hipertrofia glandular.
  • Problemas respiratorios.
  • Golpe de calor.
  • Brotes de sarna demodex al nacer.

Si llevas a tu perro periódicamente al veterinario no deberías tener mayores problemas para que el cane corso supere la década sin grandes problemas. Como es lógico, y al igual que sucede con los humanos, te puede “tocar la china”. Pero, en general, el mastín italiano es una raza de salud envidiable.

Adoptar o Comprar un Cane Corso: ¿Cuánto cuesta un Mastín Italiano?

Hablamos de una raza de perro relativamente poco común en España. Si bien, desde hace unos años, empieza a ser más habitual encontrar ejemplares de esta maravillosa raza en nuestras tierras. De ahí que los precios sean más contenidos respecto a otras razas que aún resultan más exóticas. De hecho, habría que destacar que algunos de los mejores criadores del mundo de la raza cane corso se encuentran en España. No te costará dar con ellos en una brevísima búsqueda por la red.

Como siempre en este apartado hemos de hacer una llamada a la responsabilidad. Por supuesto que no está mal comprar un perro. Más si tienes absolutamente claro que es el perro ideal para tu familia y que podrás darle el hogar, el cariño y los cuidados que necesitará para ser feliz. Pero, como es habitual en nosotros, te recomendamos que optes por la adopción antes que por la compra. Te sorprendería la cantidad de animales que son abandonados cada año. Entre ellos multitud de perros de pura raza. Si tienes claro al 100% que el cane corso es el perro ideal para ti, asegúrate antes de que no hay un mastín italiano esperando una familia que lo adopte en uno de los miles de refugios y protectoras de nuestro país (no habría tantos si no hubiese tantos irresponsables caprichosos que los abandonan).

Si no es el caso y tienes que comprar un cane corso, porque es el perro ideal para ti, te preguntarás cuánto cuesta. Pues bien, no es un perro barato. Pero tampoco debes asustarte. Porque no es uno de los perros más caros. Puedes encontrar un cachorro de cane corso a partir de 1.500 euros. Un precio que oscila fácilmente hasta los 2.000 ó 3.000 euros. Dependiendo, obviamente, de la calidad del cuidado y la crianza del animal. Los cachorros de los mejores criadores parten de los 9.000 euros. De ahí el precio puede subir hasta decenas de miles de euros para ejemplares “especiales”. Pues en España puedes adquirir auténticos campeones o hijos de campeones mundiales de la raza. Si es un mundo que te interesa – el de la competición-, sabrás lo caro que es y por qué se piden estos precios.

Hablamos obviamente de criadores profesionales, que cuentan con todos los permisos. Que pagan impuestos, hacen facturas, dan garantías de salud y cuidado de los animales que comercializan, y que han criado en las mejores condiciones, en núcleos zoológicos autorizados.

De nuevo aquí hacemos una parada para advertirte: ¿Estos precios te han parecido altos porque has visto cachorros de mastín italiano anunciados por 300 euros en milanuncios o páginas similares? No sabes a lo que te expones. Hablamos en el 99,9% de los casos de, o bien particulares irresponsables que quieren deshacerse de una camada indeseada, o bien -la gran mayoría- de vendedores “pirata” de perros que se lucran de los animales con malas (malísimas) prácticas. Que no sólo no dan ninguna garantía. Sino que, en la mayoría de casos, usan a las hembras para criar cachorros, camada tras camada, con el único fin de ganar dinero. Teniendo en muchas ocasiones a los animales en las peores condiciones imaginables. Y si les compras un cachorro no sólo te expones a hacerte con un animal probablemente enfermo y sin socializar ni educar. Es que además estás dando apoyo con tu dinero a la explotación de estos animales sin las más mínimas garantías de bienestar. Comprar a esta serie de personas da pábulo a una economía sumergida de criadores sin escrúpulos. Así que, por favor, piénsatelo antes.

¿No sabes cómo distinguir a un buen criador de uno que “se hace pasar por”? Lo primero, huye de las gangas: Son garantía de que te están engañando. Y, en segundo lugar, recurre a las asociaciones. Ellos te guiarán y te darán referencias de criadores acreditados. Hoy día, gracias a internet, quien busca… encuentra.

Seguro para Cane Corso

Si tienes un mastín italiano eres un afortunado. Eso está más que claro después de leer este artículo. Cuentas con un perro espectacular. Pero, como sabrás, tener un perro es una gran responsabilidad. Tanto hacia él como hacia los demás. Cualquier perro, independientemente de su raza, puede causar “estropicios”. Por eso siempre es recomendable tener las espaldas cubiertas con un seguro de responsabilidad civil. Así, si por ejemplo se escapa y al salir corriendo para cruzar la calle provoca un accidente, estarás completamente cubierto. O si tienes algún incidente con cualquier otro perro o, por lo que sea, causa daños personales o a los bienes de un tercero, también puedes estar cubierto con un seguro de este tipo. Algunos creen que su seguro de hogar les cubre. Pero mucho cuidado, porque en la mayoría de ocasiones no es así. Consulta si tienes contratado uno. Lo más seguro es que no lo cubra. Y si lo hace, deberás declarar a tu aseguradora que tienes mascota antes de que ocurra nada. Afortunadamente tienes disponibles seguros de responsabilidad civil que parten desde sólo 18 euros al año.

Además, tienes una gran responsabilidad, por supuesto, con tu perro. Por eso te recomendamos también los seguros que combinan la RC con la asistencia veterinaria, de manera que siempre tengas cubierta la salud de tu mascota. Son productos similares a los seguros de salud privados para humanos. Y que incluyen servicios gratuitos y grandes descuentos en intervenciones baremadas. Hay multitud de opciones con más o menos coberturas. Te animamos a que hagas clic en el banner de más abajo y lo descubras por ti mismo.

seguro veterinario para perro
Perfil del autor

Comunicación corporativa y Marketing digital en TERRÁNEA

Jorge Monroy Criado

Comunicación corporativa y Marketing digital en TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.