¿Perro envenenado? 5 causas de intoxicación y cómo actuar

Te contamos cuáles son los 5 tipos de intoxicación o envenenamiento que más a menudo se encuentran los veterinarios y que causan más problemas a nuestros perros. Además, aquí tienes algunos consejos si cree que tu perro se ha envenenado.

causas intoxicación perros

Si tienes la suerte de tener un perro en tu vida ya te habrás dado cuenta de que no son los animales más cautos en ocasiones, sobre todo si se trata de lo que se llevan a la boca. Y es que esta es precisamente una de sus principales vías para explorar y conocer el mundo más allá de su olfato.

Y de ahí que las intoxicaciones sean uno de los principales problemas que amenazan la salud de nuestras mascotas.

Muchos perros tienen problemas por ingerir alimentos que son tóxicos para ellos; o incluso para ingerir sustancias que no son comida y que también son extremadamente peligrosas y venenosas para su organismo.

El portal británico de adopción de animales Pets4Homes ha recopilado en una lista los 5 más habituales según los propios veterinarios.

Así que hemos decidido explicaros aquí esta lista, por si alguna vez os habíais preguntado cuáles son las causas más comunes de intoxicación en perros y por las que, si crees que han afectado a tu mascota, deberías acudir de urgencia a la consulta de tu veterinario.

Alimentos tóxicos

Muchos alimentos que son buenos o incluso recomendables para nuestra salud pueden causar grandes problemas a nuestro perro.

De ahí que la causa más habitual de intoxicación en perros sea la ingesta de alimentos humanos que, sin nosotros saberlo, resultan tóxicos para nuestra mascota.

La principal razón es una combinación de dos factores: nuestro desconocimiento de que algunos de los alimentos que nosotros comemos son peligrosos para el perro.

Y el hecho de que se trate de productos de consumo habitual, por lo que están siempre presentes en la despensa de nuestra casa.

Y de ahí que las posibilidades de que nuestro amigo de cuatro patas lo acabe ingiriendo por un descuido nuestro se multipliquen.

causas intoxicación perros

Entre los alimentos humanos y peligrosos para perros que más intoxicaciones producen están el chocolate, los productos con edulcorante xilitol (tan habitual en los chicles), y frutas como las uvas o las pasas. Tal y como os explicamos en este otro artículo.

Los insecticidas

Puede resultar sorprendente, pero los insecticidas son la segunda causa más común de intoxicación en perros.

 Los organofosforados (compuesto orgánico degradable que contiene enlaces fósforo-carbono, utilizados principalmente en el control de plagas ) son un componente que suele estar presente en los productos fungicidas y en los insecticidas. Sobre todo en los de control de plagas y cuidado de plantas.

Y esa es la causa de que sean muchísimos los perros que se intoxican cada año por la ingesta de este tipo de productos químicos, tan habituales en los jardines de nuestras casas.

Raticidas

Los rodenticidas o raticidas son venenos diseñados específicamente para acabar con las ratas, ratones y otros roedores, y confieren la tercera causa más común de incidentes de envenenamiento en perros. Siendo además una de las que deriva en cuadros de intoxicación más graves.

raticidas son veneno para perros

El envenenamiento se produce de dos maneras: O bien por ingesta directa del animal en el lugar donde habían sido aplicados para que fuesen ingeridos por los roedores, o bien por un almacenamiento deficiente que les permite acceder a ellos e ingerirlos.

Y es que este tipo de productos están elaborados para resultar atractivos a los roedores. Pero, en consecuencia, también pueden parecerles especialmente suculentos a nuestro perro.

Del mismo modo, el instinto cazador del perro también puede jugarle una mala pasada.

Un ratón que haya ingerido el veneno se vuelve más lento debido a la intoxicación por raticida. Lo que a su vez hace mucho más fácil que el perro lo cace y se lo coma, con el consiguiente envenenamiento derivado por raticida.

Nuestros medicamentos habituales

La cuarta causa más común de intoxicación en perros es la ingestión de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Estos incluyen medicamentos tan habituales en nuestro hogar como el ibuprofeno, pues se trata de fármacos principalmente antiinflamatorios, ​analgésicos y antipiréticos para tratar la inflamación, el dolor o la fiebre.

Es cierto que este tipo de fármacos también se utilizan en perros. Pero hemos de entender que los componentes y las dosis que los componen son muy diferentes de los que se usan en humanos.

Por lo que darle uno de tus ibuprofenos a tu perro puede ser una pésima idea, a no ser que lo quieras envenenar. Ya que son muy peligrosos para los perros.

Los canes pueden ingerir dichos medicamentos por accidente. Pero también hay muchos de estos casos en que, por error, los dueños se los administran pensando que les va a ayudar a combatir un dolor o problema y tienen que acabar acudiendo a urgencias.

Los productos de limpieza

Por último, hay muchos productos de limpieza de uso doméstico que tienen un alto nivel de alcaloides u otras sustancias extremadamente tóxicas para los perros.

Productos como el cloro, el amoniaco, el alcohol isopropílico, el fenol o el formaldehído, entre otros, son peligrosos para nuestras mascotas.

causas intoxicación perros

No suelen ser productos que, por su olor, puedan resultar atrayentes para el animal. Pero sí se dan muchas intoxicaciones porque el perro bebe de algún cubo o recipiente en el que hay alguno de estos productos.

Además de las bolas de naftalina, que también son habitual del hogar y de las intoxicaciones de perros. Produciendo con ello desde irritaciones y quemaduras en el tracto digestivo hasta hemorragias o vómitos.

¿Qué hacer si creo que mi perro ha sido envenenado o se ha intoxicado?

Los perros son conocidos por su curiosidad innata y su capacidad para encontrar y ingerir cosas que no deberían. Esto puede llevar a situaciones preocupantes en las que sospechemos que nuestro fiel amigo ha sido envenenado o se ha intoxicado de alguna manera. Es crucial saber cómo actuar en estos momentos de emergencia para garantizar la seguridad y el bienestar de nuestro peludo compañero. En este artículo, como experto veterinario, te guiaré a través de los pasos esenciales a seguir si crees que tu perro ha sido envenenado o se ha intoxicado.

Identifica los signos de intoxicación

Lo primero que debes hacer es estar atento a los signos de intoxicación en tu perro. Estos pueden variar según la sustancia ingerida y la gravedad de la intoxicación, pero algunos signos comunes incluyen:

1. Vómitos:

Si tu perro está vomitando de manera incontrolable o con sangre, es una señal de alerta. El vómito es el cuerpo tratando de expulsar la sustancia tóxica.

2. Diarrea:

La diarrea persistente y con sangre también puede indicar intoxicación. La presencia de sangre en las heces es un indicador grave de que algo anda mal.

3. Salivación excesiva:

Si notas que tu perro babea de manera inusual, podría ser un signo de intoxicación. Esto podría deberse a irritación en la boca o garganta.

4. Letargia:

Si tu perro está muy débil, letárgico o desorientado, podría indicar un problema grave. La debilidad extrema es una señal de que su cuerpo está luchando contra una sustancia dañina.

5. Convulsiones:

Las convulsiones son un signo de intoxicación grave y requieren atención inmediata. Si tu perro comienza a tener convulsiones, busca ayuda de inmediato.

6. Dificultad para respirar:

Si tu perro tiene dificultades para respirar, podría ser un signo de intoxicación grave o un problema en el sistema respiratorio. La asfixia es una emergencia que debe ser tratada de inmediato.

Actúa con rapidez

Si observas alguno de estos signos o tienes razones para sospechar que tu perro ha ingerido algo tóxico, es esencial actuar con rapidez. Cada minuto cuenta en estas situaciones críticas. Sigue estos pasos:

1. Llama a tu veterinario:

En primer lugar, contacta a tu veterinario de confianza o a una clínica veterinaria de emergencia. Proporciona detalles precisos sobre lo que crees que tu perro ha ingerido y los síntomas que presenta. Siguiendo sus instrucciones, podrás tomar medidas inmediatas.

2. No induzcas el vómito:

Nunca intentes inducir el vómito a menos que tu veterinario lo recomiende específicamente, ya que puede empeorar la situación en caso de que tu perro haya ingerido una sustancia corrosiva. Algunas sustancias, como productos de limpieza, pueden causar más daño si se devuelven.

3. Mantén la calma:

Es fundamental mantener la calma para ayudar a tu perro a mantener la calma. Los animales pueden detectar el estrés humano, lo que podría empeorar su estado. Habla con voz suave y tranquilizadora.

4. Aíslalo:

Si es seguro hacerlo, mantén a tu perro aislado en un lugar tranquilo y cómodo para evitar que se lastime o cause daño a otros. Esto también ayuda a reducir el estrés en el animal.

5. Guarda la muestra:

Si tienes acceso a la sustancia ingerida, guarda una muestra para que tu veterinario pueda identificarla y determinar el mejor tratamiento. Esto puede ser fundamental para un diagnóstico preciso.

6. Transporte seguro:

Si tu veterinario te indica que debes llevar a tu perro a la clínica, asegúrate de transportarlo de manera segura y cómoda en un coche o vehículo adecuado. Evita bruscas aceleraciones y frenazos para evitar que el movimiento empeore su malestar.

La prevención es la clave

La prevención es siempre la mejor estrategia cuando se trata de intoxicaciones en perros. Mantén fuera del alcance de tu mascota cualquier sustancia tóxica, como productos químicos domésticos, alimentos peligrosos para los perros, plantas venenosas y medicamentos. La supervisión constante y la educación sobre los peligros potenciales pueden ayudar a evitar tragedias.

En conclusión, la sospecha de que tu perro ha sido envenenado o se ha intoxicado es una situación aterradora para cualquier dueño de mascotas. La acción rápida y la comunicación con un profesional veterinario son esenciales para aumentar las posibilidades de recuperación de tu perro. Además, recuerda siempre mantener un ambiente seguro para tu mascota y estar alerta ante cualquier señal de peligro. La salud y la seguridad de tu fiel amigo son una responsabilidad compartida, y estar preparado para actuar en caso de emergencia puede hacer toda la diferencia en su vida. No escatimes en precauciones cuando se trata del bienestar de tu querido perro.

seguro veterinario para perro
Perfil del autor
Jorge Monroy
 | Web

Marketing Digital, Publicidad y Comunicación Corporativa en TERRÁNEA

Jorge Monroy Criado

Marketing Digital, Publicidad y Comunicación Corporativa en TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *