Fallecen Willow y Whisper, los últimos perros corgi de la reina Isabel II

La reina Isabel II ha sufrido el duro golpe de perder a los últimos de sus perros de raza corgi. Primero fue Willow, que padecía un cáncer, y unos meses más tarde Whisper. Durante toda su vida, la reina no se ha separado de estos canes desde que conoció siendo una niña a Dookie, un regalo de su padre, el rey Jorge VI.

Bond, la reina Isabel II y el perro corgi Willow, en el anuncio de los JJOO de Londres 2012.

Los perros y los caballos son dos pasiones que la reina Isabel II ha reconocido tener durante toda su vida. A punto de cumplir 92 años, ya siendo una niña pudo disfrutar de su primer perro, un corgi llamado Dookie que le entregó su padre el rey Jorge VI, y que terminó convirtiéndose en una mascota muy querida por la princesa Isabel.

En su dieciocho cumpleaños, su primera perra corgi llegó a su vida. A partir de Susan, Isabel y la Casa Real británica no ha dejado de convivir con perros de esta raza, descendientes de la hembra canina y en los 60 años posteriores ha tenido más de 30 corgis (desde 1945) con los que ha mantenido un amor y un vínculo afectivo enorme.

El cáncer se ha llevado a Willow, el último descendiente (pertenecía a la decimocuarta generación nada menos), que ha dejado a la reina al fallecer tras 15 años de vida. Una pérdida muy dolorosa para la monarca, la más sentida según Daily Mail, al tratarse del «último vínculo» que le quedaba tanto con sus padres como con su infancia. El medio británico también informó que Isabel se vio obligada además a tomar la dura decisión de sedar al animal en el castillo de Windsor, debido a su crítico estado de salud.

El can, que ya descansa en los jardines de palacio al lado de una placa conmemorativa en la que reza el emotivo mensaje «un fiel compañero de la Reina», contaba con bastante popularidad en Reino Unido, e incluso participó en uno de los anuncios televisivos promocionales de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en el que además compartió escenas con James Bond (Daniel Craig), y en el que también participó la propia monarca. Un sketch en el que 007 recibe una misión por parte de la Reina a su llegada al palacio de Buckingham.

Pero la tragedia para la monarca no termina ahí. También se ha confirmado el fallecimiento del último perro de raza corgi en la Casa Real, Whisper. El animal, de 12 años de edad, fue adoptado por la monarca en 2016.

Whisper ha sido el último corgi de Isabel II, ya que hace unos años la monarca tomó la decisión de no continuar teniendo más perros de esta raza, debido a que se caracterizan por ser inquietos, lo que le podía ocasionar una caída. La Reina cuenta todavía con la compañía de de dos dorgis, que nacen del cruce de razas entre un corgi y un teckel.

Tanto Willow como Whisper han sido despedidos por la reina con una profunda tristeza y pesar, al cerrar el ciclo abierto hace 70 años, con los últimos perros del linaje de esta raza que comenzó con Susan, y que siguió a Dookie, el primer corgi que llegó a la familia real de la mano del rey Jorge VI.

Si te ha interesado esta noticia, te animamos a que consultes los siguientes artículos:

seguro para perro

Fallecen Willow y Whisper, los últimos perros corgi de la reina Isabel II
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *