¿Por qué ladran los Perros?

Representa la forma natural en la que se expresan estos animales, es una característica innata a ellos. Por asemejarlo al comportamiento humano, es la voz del can, su manera de comunicarse con el entorno y por ello ladran los perros.

A pesar de que los perros tienen una tendencia innata a producir  ese sonido, es cierto que estos animales de cuatro patas, mediante el adiestramiento, pueden aprender a ladrar, siempre y cuando, después de emitir el sonido reciban una pequeña recompensa en forma de golosina. Por ejemplo: hay perros que ladran junto a la puerta cuando desean entrar en casa o salir al jardín.

ladrido de perro

Entender cómo se comunican nuestras mascotas es muy importante para adiestrarles correctamente

Nuestras mascotas se expresan, es decir, ladran y lo hacen de manera diferente en función de aquello que quieren transmitirnos: Alerta, se acerca un extraño, ven a jugar conmigo, tengo hambre, llévame de paseo…

Para poder comprender por qué ladran los perros, debemos estar atentos a dos aspectos  importantes: el tono del ladrido y la postura corporal del animal.

seguro de perro

Si nuestra mascota emite un sonido ronco y grave y a la vez recula, está avisándonos de un peligro o tiene miedo. Sin embargo, si ladra repetitivamente en un tono más agudo y, además, se inclina sobre sus patas delanteras, nos está invitando a jugar.

ladrido agresivo de un pastor alemán

Cada perro se expresa de la mejor manera que puede para transmitirnos sus sentimientos.

¿Por qué ladran nuestros perros? Factores principales

  • Situaciones de estrés: este epígrafe engloba diversos factores que desencadenan el ladrido de un perro como consecuencia de situaciones estresantes para él, tales como: el estado de alerta, la falta de socialización, la soledad, la frustración o el aburrimiento.

Uno de los motivos principales por los que un perro ladra es para alertar, avisar de que algo nuevo, o tal vez un extraño, aparece en nuestro entorno. Normalmente, en perros guardianes se fomenta esta actitud, pero si no queremos que se convierta en una molestia debemos hacerlo callar en cuanto nos cercioremos de que el peligro ha pasado.

La falta de socialización en los canes, es decir, la falta de familiaridad con el ambiente que los rodea implica que desarrollen determinados miedos, los cuales se traducen en el acto reflejo de emitir continuos y molestos ladridos, por ejemplo: se asustan al oír el ruido de una moto y ladran sin parar.

Por naturaleza, los perros son animales sociales que disfrutan al estar acompañados, si pasan muchas horas solos, sienten tristeza, se aburren y puede aparecer en ellos cierta frustración, entonces es posible que ladren sin cesar convirtiéndose el ladrido en la única solución para aliviar las tensiones generadas por tal situación.

  • Comportamientos territoriales: determinadas razas caninas tienen muy desarrollado el instinto territorial, y tanto machos como hembras emitirán fuertes y graves ladridos para defender aquello que consideran propio.
  • Genética: pese a que la genética predispone, una buena educación del cachorro es indispensable para evitar que los ladridos de nuestra querida mascota se conviertan en un molesto problema tanto para nosotros como para el resto de vecinos de la comunidad. Cierto es que existen una serie de razas que son mucho más ladradoras que otras y, por tanto, esto será un factor a tener muy en cuenta a la hora de elegir a nuestro futuro compañero. Entre las razas de perros más ladradores destacan: Yorkshire Terrier, West Highland White Terrier, Beagle, Chihuahua y el Pekinés.
Un perro quejándose de algo

Algunas razas son más propensas a ladran.

  • Salud: en ocasiones, los canes que presentan algún problema de salud relacionado con la merma de sus sentidos, generalmente, la vista o el oído manifiestan una tendencia a ladrar más como mecanismo de defensa en respuesta al déficit visual o auditivo.
  • Adiestramiento: como ya comentábamos al principio de este artículo, los perros pueden aprender a ladrar, al igual que aprenden trucos mediante el sistema de recompensas. Sin embargo y casi sin darnos cuenta, se produce el llamado adiestramiento inconsciente que inculca en nuestro fiel amigo conductas no deseadas, sin ser conscientes enseñamos al can a ladrar. Algunos ejemplos de este comportamiento están íntimamente ligados al reclamo de atención por parte de nuestro amigo: un perro que vive en el jardín pero al que ocasionalmente se le permite entrar en casa, si le abrimos la puerta cuando sus ladridos son fuertes y frecuentes, el animal entenderá que esto es lo que debe hacer cuando quiere acceder a nuestro hogar y repetirá esta conducta aprendida. En cambio, si no le permitimos la entrada mientas los ladridos continúan, con el tiempo cesará en su actitud.

Puedes ver nuestro artículo sobre cómo adiestrar cachorros.

ladrar perro

Todos los perros ladran, es su manera de comunicarse. Hay que tratar de comprender qué nos quiere decir.

Pero…además de ladrar, nuestros leales amigos también emiten otros sonidos que les permiten relacionarse tanto con otros miembros de su familia, ya sea ésta humana o canina, como con el medio ambiente que los rodea:

  • Gruñen: el gruñido es la forma a través de la cual los perros definen sus límites, en cierto modo, podría decirse que gruñir es sinónimo de amenaza y suele ir acompañado del conocido gesto de “enseñar los dientes”, te avisan de que van a morder.
  • Gimen: a través de este sonido expresan sensaciones de dolor, miedo, llamadas de atención y, en ocasiones, también de alegría.
  • Aúllan: normalmente ladran los perros por tristeza y/o soledad: esto sucede, por ejemplo, cuando dejamos solo en casa al cachorro las primeras veces. También emiten aullidos por imitación, un claro ejemplo de ello, es cuando al escucharse alguna sirena (de policía, ambulancia, etc.) el animal aúlla.

Como conclusión final, partiremos de la premisa: en mayor o menor medida, todos los perros ladran, es su manera de comunicarse y en definitiva, un hábito bastante complicado de modificar.  Si tu fiel amigo causa problemas con su ladrido, trata de comprenderle, identifica si es un comportamiento innato, o si es aprendido y puedes descubrir los factores que lo desencadenan. Dada esta situación, lo ideal es acudir a un educador canino que os ayude a entender por qué ladran los perros y dar dar con la solución idónea para que continuéis siendo compañeros inseparables de mil y una aventuras.

 

seguro para perro

 

¿Por qué ladran los Perros?
4.9 (97.04%) 27 vote[s]

Un comentario

  1. Hay un error: el Pekines no es una de las razas más ladradoras, justo al contrario. Que el perro no moleste es siempre responsabilidad del dueño, que tendrá que hacer todo lo necesario para evitarlo. Ejercitar más al perro, educarlo, controlarlo, etc. y si eso no es suficiente, collar antiladridos, que no les causan ningún daño y son muy eficaces, a un precio competitivo; por unos 60 euros hay collares antiladridos de gran calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *