Cómo encontrar una furgoneta de segunda mano para camperizar

La búsqueda de una furgoneta de segunda mano para camperizar, es el primer paso de un largo proyecto en el que convertiremos un vehículo que, en su origen estaba destinado al reparto de mercancía, en una casa sobre ruedas. La elección de ésta es uno de los procesos más largos y dependerá de la oferta y demanda que haya en el mercado en cada momento. Un tiempo en el que la paciencia es clave para que no nos lancemos a comprar la primera opción que aparezca y de la que podamos arrepentirnos más tarde.

El primero paso es tener claro qué tipo de furgoneta va a satisfacer nuestras necesidades, dónde debemos buscar y cuáles son los requisitos que el vehículo o el vendedor deben cumplir para que se lleve a cabo la operación.

Si quieres más información respecto a los distintos tipos de modelos que puedan ajustarse a tus gustos y exigencias, te ofrecemos un artículo dónde tratamos cuál sería la camper ideal para cada persona.

Durante toda esta serie de artículos sobre la reforma de furgonetas hemos recurrido al consejo de Guillermo Manrique, un joven estudiante de arquitectura que ha creado su propia camper desde cero.

Aprenderemos paso a paso a cómo transformar un vehículo de transporte de mercancías de segunda mano, en una casa sobre ruedas.

Comenzamos con la compra de nuestro vehículo. Como ya hemos comentado, lo primero que tenemos que hacer es la búsqueda de la furgoneta para camperizar. Debemos ver cuáles son las mejores plataformas de compra y venta, los filtros por los que guiarnos, los requisitos que exigirle al vendedor y los mejores consejos, para que realicemos la mejor adquisición posible de nuestra futura camper.

¿Cuáles son las opciones más recomendables para la búsqueda de una furgoneta de segunda mano para camperizar?

La forma más sencilla en la actualidad para la compra o venta de furgonetas es recurrir a plataformas online, donde podemos tener acceso a una búsqueda rápida y sencilla de lo que deseamos.

Los métodos tradicionales como carteles o el boca a boca, ya no son tan efectivos y fiables como solían serlo. Incluso ahora mismo, es casi más factible intentarlo vía redes sociales, donde nos pondríamos en contacto con gente de nuestro círculo de confianza.

La experiencia de anteriores compradores también suele ser una buena herramienta para evitar errores que ni se nos podían haber pasado por la cabeza.

En este tipo de mercado encontramos dos tipos de páginas: las generales, que venden todo tipo de productos, como es el caso de Mil Anuncios y las específicas centradas en el mercado de automóviles, como es el caso de Coches.com.

Cada una tiene sus propias ventajas e inconvenientes, pero el tipo de filtros de búsqueda cada vez es más homogéneo, y podemos guiarnos por otros parámetros como número de usuarios, visitas, realizadas, etc.

  • Generales: los filtros en las páginas como Milanuncios o Wallapop , aunque cada vez son más amplios, continúan dejando un poco que desear, y muchas veces, al mezclar más variedad de productos, se complica nuestra búsqueda haciéndola más ardua. Al ser más general, es muy posible que entre los anuncios de furgonetas también aparezcan ofertas de servicios como reparaciones o alquiler y la venta de piezas individuales.
Búsqueda de furgonetas de segunda mano para camperizar
Filtros de búsqueda de mil anuncios
  • Especializadas: las ofertas disponibles en plataformas como Coches.com o Coches.net son mucho más amplías, además de centrarse únicamente en la compraventa de furgonetas, eliminando los anuncios relacionados con servicios o venta de piezas. Son webs especializadas en el mercado nacional, y los filtros de búsqueda son muy amplios y se van actualizando al momento. Lo que centra fácilmente nuestro objetivo de búsqueda.
Búsqueda de furgonetas de segunda mano para camperizar
Filtros de búsqueda Coches.com

Después de bastante tiempo esperando, encontré la que quería y la que más se adaptaba a mis necesidades. Mi furgoneta la compré a través de la plataforma coches.com. Es una Mercedes Sprinter 211cdi del año 2000.

Búsqueda de furgoneta de segunda mano para camperizar: Filtros de búsqueda

¿Cuáles son los filtros que recomiendas en la búsqueda de furgoneta de segunda mano para camperizar?

Precio: el presupuesto del que disponemos cuando deseamos comprar un automóvil suele ser la variable fundamental a la hora de decidirnos por un determinado modelo.

Una vez delimitado el rango de precios en el que nos queremos mover, podemos empezar a centrar las otras características que buscamos en nuestra elección. Cuando hablamos de precio, no solo debemos considerar el coste de compra del vehículo, sino que debemos tener en cuenta también, el dinero que más adelante gastaremos en reformarla.

Un pequeño consejo: el precio al que compremos el vehículo debe ir más o menos acorde con el dinero que invirtamos en su posterior camperizacion.

No tiene sentido gastarnos mucho dinero en reformarla, si al motor le quedan pocos años de vida útil o si las visitas al taller se van a volver constantes, son cifras que deben ir más o menos a la par.

Cuando buscas furgoneta de segunda mano para camperizar, tienes que saber más o menos cuánto estás dispuesto a dejarte más adelante en la camperización.

En mi caso, el precio de compra fue de 5.500€. La gran mayoría que encontréis serán más caras, pero mi recomendación es que no supere bajo ningún concepto los 8.500€, sin importar los parámetros del resto de filtros.

kilometros furgoneta camperizada

Kilometraje: el número de kilómetros recorridos por el vehículo, medida reflejada en el cuentakilómetros u odómetro.

Sus componentes son la toma de movimiento, la transmisión y el tambor totalizador, los hay de dos tipos: mecánicos y digitales. Este dato nos ayuda a ver cuánto uso se le ha dado al vehículo y el posible estado del motor o de la batería.

Consejo: No podemos olvidar que la manipulación del cuentakilómetros es uno de los «trucos» más usados a la hora de vender un coche.

Se reduce la cifra y se vende como si no estuviera tan usado o más nuevo. En este caso los digitales son más fáciles de cambiar, ya que solo es necesaria una aplicación informática para modificarla. Se le añade la cifra deseada y luego la mecánica se encarga del resto.

Una forma de comprobar si el cuentakilómetros está manipulado es acudir a los talleres oficiales, donde cada uno cuenta con sus propias herramientas, para descubrir posibles manipulaciones. Las marcas emplean distintos métodos, algunas lo hacen según un estudio de las cifras que aparecen en las últimas revisiones de la ITV. Otras, directamente cuentan con una llave de apertura donde también aparece el total de kilómetros recorridos y el acceso para modificarlo no es tan sencillo.

En el caso de la mía tenía 160.000 kilómetros, una cifra que puede encontrarse fácilmente si se busca correctamente y con paciencia, pero en el caso de que no sea posible, mi recomendación es que no sobrepasen nunca los 250.000 kilómetros.

Hay que tener en cuenta que el kilometraje de la gran mayoría de furgonetas de segunda mano para camperizar se ha generado por el transporte de mercancías. No es la misma medida que usamos cuando compramos un turismo ya que el degaste del vehículo en estos casos es muy superior.

Año de Producción: medida que refleja la antigüedad del coche. No debemos confundirla con la fecha de matriculación ya que, aunque en la gran mayoría de ocasiones la diferencia de tiempo es de solo un mes, en ocasiones ésta puede ser mucho mayor. En el caso de ser muy superior a esta cifra, indica que el automóvil ha permanecido en un concesionario más tiempo del debido hasta ser vendido y puede que en unas condiciones no adecuadas que hayan afectado a su estado.

La fecha de producción tiene suma importancia sobre todo en la compra de furgonetas de segunda mano; nos ayuda a detectar posibles accidentes que haya sufrido el automóvil y que hayan obligado a tener reparaciones en las piezas originales. Sobre todo, si se dan en temas de seguridad, como es en el caso de cinturones o airbags.

En el caso de la mía, su fecha de producción es del año 2000, el único de los filtros donde no ha salido tan bien como deseaba, ya que al final mi furgoneta tiene más de 20 años de antigüedad. La fecha límite, para mí sería 1998, año en que empezó a instalarse la dirección asistida en todos los automóviles.

revisar motor furgoneta camper

Consejos para la comprar la mejor furgoneta de segunda mano para camperizar

¿Qué tipo de furgoneta recomendarías comprar?

La elección del tipo de furgoneta es una de las decisiones más personales del proceso de camperización y dependerá fundamentalmente, de los viajes que cada uno quiera realizar una vez esté reformada.

Lo primero que se nos viene a la cabeza es el tamaño, porque, por un lado, limitará el número de personas que podrán convivir dentro de la furgoneta y, por otra parte, marcará también la cantidad de mobiliario o electrodomésticos que podremos incluir. Cuánto más equipada la quieras y más personas quieras que vivan en ella, obviamente más grande tendrá que ser.

Pero también debemos tener en cuenta que puede afectar negativamente a la movilidad o la usabilidad de ésta. El que sea más grande no implica que todo vaya a ser mejor. Lo ideal es encontrar un término medio entre estos parámetros.

En mi caso, yo me decanté por una furgoneta con un tamaño superior al formato mediano. Las medidas de la mía son H2L2. En este espacio pueden convivir dos o tres personas perfectamente y también contar con todo el mobiliario necesario para viajar de una forma cómoda e independiente. Con el diseño de la mía he alcanzado un equilibrio perfecto entre confort, tamaño y movilidad.

¿Qué consejos darías para la búsqueda de una camper?

  • Revisiones a poder ser de la casa oficial: que todas las revisiones y reparaciones grandes hayan sido realizadas en un concesionario de la marca. En el caso de ser una furgoneta Mercedes que haya sido revisada siempre en un concesionario de la empresa alemana y no por un taller ajeno que no está especializado en dicha marca.
  • Revisar que el vehículo esté libre de cargas: en muchas ocasiones un motivo que incentiva la venta de un coche de segunda mano es el exceso de cargas económicas por pagar a cuenta del vehículo o del titular de éste. Esto puede ser en el caso de multas, impuestos de circulación e ITV o incluso en la peor de las situaciones, que esté directamente embargado. Para evitar cualquier susto es mejor pedir un certificado que acredite que está libre de cargas.
  • Revisar las reparaciones del motor: estudiar una por una todas las reparaciones que hayan podido afectar al funcionamiento del vehículo y si serán necesarios nuevos arreglos a corto plazo.
  • Comprobar si se ha dado un mantenimiento adecuado: aunque en ocasiones el particular no ha llevado un registro de las reparaciones y revisiones esto no quiere decir que el cuidado no haya sido el correcto. El documento que más nos ayudaría en este caso es el informe Carfax, que nos ofrece todos los datos de servicios y mantenimientos registrados durante la vida del vehículo. Se muestra en un formato claro y fácil de entender para cualquier usuario, sin importar el nivel de conocimientos sobre mecánica que tenga.

¿Qué requisitos le pedirías al vendedor de una furgoneta de segunda mano?

  • Certificado de garantía de un mecánico: con una validez de al menos 6 meses por si acaso es necesario realizar cualquier tipo de reparación grande en esa franja de tiempo. En el caso de tratarse de una avería que no se arregló en el momento oportuno, el coste de ésta no correrá a cargo del comprador sino del vendedor. Este documento nos garantiza que, según un experto, el automóvil está en las condiciones adecuadas y estipuladas en el contrato de compraventa.
  • Libro de mantenimiento del coche: historial mecánico del coche, un documento en el que constan los resultados de todas las revisiones y los cuidados que el mecánico considera que debería tener. Un aspecto fundamental en el caso que hayan sido varios expertos los que hayan manipulado el coche. En él se deben incluir como hemos mencionado:
    • Las instrucciones exactas con los cuidados que necesita el coche.
    • Certificados con las revisiones realizadas al vehículo, que deben ser selladas por el taller que lo revisa.
    • Un apartado con todas las visitas del coche al taller.
  • Revisión personal al momento: debemos comprobar que todo se encuentra en las condiciones estipuladas por el vendedor en el contrato y que no haya intentado pasar por alto averías o desperfectos que más tarde requieran una reparación a cargo del comprador. Obviamente, todo lo relacionado con el deterioro de la chapa, situación de neumáticos, son fáciles de ver. Pero no podemos decir lo mismo a la hora de examinar el motor u otros componentes como amortiguadores o frenos, para lo que seguramente necesitemos el consejo de alguna persona de confianza que sea experta en la materia. En el caso de que no tengamos conocimientos de mecánica es mejor pedir ayuda, de cara a una mejor inspección del vehículo.
  • Informe de la ITV sobre las últimas revisiones del vehículo: un certificado que demuestre que la furgoneta ha pasado las últimas revisiones de la ITV sin ningún tipo de problema mecánico o de seguridad. Al menos exigirle la de los dos últimos años.
revisar caja furgoneta camperizada

¿Qué aspectos son los más importantes cuando compras una furgoneta de segunda mano?

  • Tamaño:  cuando compramos una furgoneta debemos saber si va a satisfacer las necesidades de nuestros viajes en camper. Si nuestras rutas van a centrarse en la pernoctación en campings, la necesidad de una gran instalación en aspectos como el saneamiento (ducha o retrete) no será tan relevante. Podremos permitirnos una furgoneta más pequeña. En cambio, si buscamos más libertad, deberá ir más equipada y por lo tanto el espacio deberá ser mayor.
  • Estado de la caja de transporte o chasis: es la parte del vehículo que soporta el peso del habitáculo. Esta zona se localiza en la parte exterior, si se encuentra oxidada o en malas condiciones, no tiene sentido reformar la furgoneta. Si añadamos varios muebles a una estructura dañada, se derrumbará por completo. Más aún si tenemos en cuenta que la idea de una furgoneta de segunda mano para camperizar es que esté mucho tiempo en movimiento. Con el más mínimo bache podría partirse en dos.

Si la caja de transporte no está en perfectas condiciones, mi recomendación es no comprar el vehículo bajo ningún concepto.

  • Estado del vehículo: cuando un vehículo se pone a la venta, el vendedor debe realizar un estudio en profundidad de todo el funcionamiento del coche y de las reparaciones que ha tenido. Del análisis se obtiene un veredicto que debe comunicarse al posible comprador y marcarse en el contrato de compraventa. Es necesario obtener un certificado del estudio que valide dicha conclusión, a poder ser por un mecánico titulado.

Después de tomar en cuenta todas estas consideraciones, nos podemos encontrar un producto final que podríamos calificar y ordenar.

Lo ideal sería encontrarnos con un resultado excelente: el vehículo parece nuevo y el estado de la mecánica es óptimo.

Desgraciadamente, no suele ser lo más normal. Las furgoneta de segunda mano para camperizar que pueden calificarse de esta forma son las que menos encontramos en el mercado. No debemos olvidar que en su gran mayoría presentarán mucho kilometraje y un uso intensivo durante su vida útil, que en muchos casos se reflejará en un gran desgaste.

– Podemos seguir poniendo medidas en nuestra clasificación. Un resultado muy bueno: el vehículo muestra ciertos defectos estéticos en los que ha sido necesarios ciertos retoques, pero su funcionamiento es perfecto.

– Luego un punto más abajo, que el estado sea bueno: presenta problemas externos como de chapa y pintura que necesitan reparación urgente, aparte de precisar cierto mantenimiento extra.

– El último de los rangos sería aceptable: el vehículo presenta desperfectos estéticos que necesitan ser sustituidos, aparte de precisar ciertas reparaciones mecánicas.

¿Continuamos camperizando nuestra furgoneta de segunda mano?

¡Ahora llega lo mejor!. Es el momento de comenzar a reformar nuestra furgoneta de segunda mano para camperizar. Sigue nuestros consejos:

Búsqueda de furgonetas de segunda mano para camperizar

Jaime López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *