Verano Negro en las carreteras españolas: los fallecidos aumentan un 15%

Durante julio y agosto han fallecido 259 personas en las carreteras españolas. 34 víctimas mortales más que el año pasado. Produciéndose la mayorías de accidentes en carreteras convencionales. El Gobierno ya amenaza con reducir la velocidad a 80 km/h en estas vías. 

DGT presenta datos fallecidos en carreteras verano 2018

Con 127 muertos en julio de 2018 -6 más que en 2017- y 132 personas fallecidas en accidente de tráfico en agosto -28 más que el año pasado-, España cierra un verano negro en sus carreteras, con un repunte claro de la mortalidad.

Desde 2001 -primer registro de víctimas-, que tuvo 845 muertos en carretera, las cifras han ido en tendencia decreciente. Con un mínimo de 220 en el año 2014.  La cifra de este año es la más alta del último lustro (la más alta desde 2012, que alcanzó los 260 fallecimientos).

Las regiones donde más crecen los fallecidos son Comunitat Valenciana (+13), Galicia (+11), Aragón y Castilla y León (+7). Mientras que Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y La Rioja han registrado menor mortalidad en carretera que el pasado 2017.

gráfico fallecidos en carreteras españolas 2001 a 2018

En el acumulado de 2018 los accidentes de carretera han sesgado la vida de 799 personas a 31 de agosto.  Si bien los días 1 y 2 de septiembre, incluidos por la DGT en la operación retorno, se han producido 12 accidentes mortales.

De los fallecidos durante este verano 29 personas no utilizaban el cinturón de seguridad. Es decir, el 23% de los muertos en accidente de coche no llevaban cinturón. Mientras que, si hablamos del casco, 1 conductor de ciclomotor y otros 2 de motocicleta no lo llevaban puesto cuando murieron.

Las catastróficas cifras de mortalidad registradas este verano no pueden achacarse en esta ocasión al aumento de los desplazamientos. Al contrario que las muertes, que han aumentado un 15%, el número de coches desplazados sólo ha aumentado un 1% de media diaria. 

Parece que las campañas de concienciación y vigilancia de la DGT no han sido suficientes para reducir esta desdichada estadística de mortalidad en carretera. El Director General de Tráfico, Pere Navarro, ha señalado que los datos invitan a concentrar los esfuerzos en las carreteras convencionales, donde ya se plantea unirse a países como Francia, que hace tiempo establecieron el límite de velocidad en los 80km/h.

Además Navarro ha destacado “el esfuerzo y dedicación» de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, personal de los Centros de Gestión de Tráfico y de las patrullas de helicópteros, así como a todo el personal de los servicios de mantenimiento de carreteras y servicios de emergencia. Además de agradecer a la mayoría de los conductores «la prudencia y responsabilidad con la que se ponen al volante”.

seguro turismo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *