Así cambió la vida de este perro por intentar robar 5 veces un unicornio

La vida del perro Sisu ha dado un vuelco tras protagonizar hasta cinco intentos de robo de un juguete de unicornio en una tienda multiproducto de Carolina del Norte. Su obsesión por dicho objeto ha servido como punto de partida a un nuevo comienzo en una nueva familia.

Sisu y su juguete unicornio

La pequeña localidad de Kenansville, con sólo 1.000 habitantes en el estado norteamericano de Carolina del Norte, es el lugar en el que se ubica el comercio de la franquicia Dollar General. Una tienda multiproducto que ha sido frecuentemente visitada por el perro Sisu, que hasta en cinco ocasiones intentó sin éxito robar un peluche con forma de unicornio con el que claramente se había obsesionado.

Ante tantas insistencias del perro, aparentemente sin dueño, por llevarse el ansiado ‘trofeo’, el encargado de la tienda decidió ponerse en contacto con el servicio de animales del condado de Duplin para que lo recogieran y se hicieran cargo de él. Con tal decisión, lo que ni mucho menos esperaba el propietario del negocio es que iba a propiciar un cambio en la vida de la mascota.

Y es que el agente que fue enviado a llevar a Sisu de vuelta a una perrera, sintió tanta pena por el can ‘ladrón’ que decidió comprar el peluche de unicornio y regalárselo para que pudiera tenerlo en el refugio al que le tocaría volver.

Ese mismo día, el servicio de animales publicó en su página de Facebook las fotos de Sisu junto a su nuevo juguete incluyendo su historia y anunciando la posibilidad de que fuera adoptado. Él éxito en redes sociales no se hizo esperar y en apenas tres días Sisu ya contaba con una nueva familia con la que podrá pasar el resto de sus días.

Mary Shannon Johnstone fue la fotógrafa elegida por los responsables del refugio para que llevara a cabo la galería que sería publicada en redes. Mucho antes de lo esperado, apareció una familia dispuesta a hacerse cargo del animal, al que, como no podía ser de otra forma, le acompañaría su unicornio tan preciado.

El refugio insistió en que Sisu es un animal sociable, cariñoso y obediente, y merecía contar con un hogar en el que vivir desde mucho antes. Ahora, por fin, contará con una segunda oportunidad gracias, quién lo diría, a su obsesión por su juguete favorito.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *