El transporte español de mercancías es cosa de autónomos

A fecha 1 de enero los datos del Registro de Empresas de Transporte reflejaban que en el transporte pesado de mercancías de nuestro país hay un 56,7% de autónomos, frente a un 42,1% de sociedades mercantiles, mientras que en el sector del transporte ligero los porcentajes son del 75 y 24,6%, respectivamente. El significa un crecimiento del 3% para los autónomos y un retroceso del 4% para las sociedades mercantiles.

El transporte español de mercancía es cosa de autónomos

Según podemos comprobar en el Registro de Empresas de Transporte, la pandemia ha provocado en nuestro país un incremento del número de transportistas autónomos (+3%), frente a un retroceso (-4%) en el número de sociedades mercantiles y de cooperativas (-1%).

Esta tendencia, muy mayoritaria en transporte ligero, va en contra de los objetivos del Ministerio de Transportes y del Comité Nacional (CNTMC), que llevan años trabajando en la estrategia de reducir el número de autónomos con el fin de fortalecer el tejido empresarial del transporte de mercancías por carretera.

Para los sectores críticos esta situación se explica por la desaparición de dos requisitos de acceso a la profesión de transportista, como eran la dimensión de flota (obligatoriedad de comenzar en la actividad con un mínimo de tres vehículos) y el de antigüedad mínima para los vehículos.

En este sentido hay que recordar que el primero de estos requisitos fue eliminado por el Tribunal Europeo de Justicia en 2018, lo que provocó un nuevo retraso en el ROTT, mientras que el segundo fue eliminado por el Tribunal Supremo en 2020, al considerar que se trataba de un requisito sin justificación legal.

De este modo a fecha 1 de enero de 2022 el 56,7% de los transportistas de transporte pesado eran autónomos, frente a un 42,1% de sociedades mercantiles y un 0,8% de cooperativas. Por otro lado, en transporte ligero casi el 75% de los titulares de autorizaciones MDL pueden considerarse empresarios autónomos, frente al 24,6% de sociedades y un 0,5% de cooperativas.

Los críticos con esta situación consideran que los autónomos con un sólo vehículo y un límite de facturación de 125.000 euros anuales se benefician de una tributación (módulos) con cargas administrativas muy implicadas y favorables, lo que en su opinión se traduce en una distorsión del escenario de competencia.

Por otra parte, las organizaciones que representan a los transportistas autónomos exigen que el Gobierno acelere la aprobación de la Ley de la Cadena de Transporte, una normativa que servirá para regular la subcontratación limitando el número de intermediarios que pueden intervenir en una operación de transporte.

Además, esta futura ley debería permitir que los transportistas pueden ejercer su actividad en una condiciones de rentabilidad que impida trabajar por debajo de costes.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.