Camiones y autobuses centran la nueva campaña de vigilancia de la DGT

La campaña, que se realiza de forma simultánea en el resto de países europeos, recuerda que los camiones y autobuses estuvieron implicados en el 11% y 1% de los accidentes con víctimas en carreteras interurbanas. La vigilancia se llevará a cabo en toda clase de vías y a cualquier hora del día.

vigilancia de camiones y autobuses

La Dirección General de Tráfico (DGT), a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se ha unido a la campaña de control de vehículos destinados al transporte de mercancías y personas (Operación Truck and Bus) que la organización europea de Policías de Tráfico (ROADPOL) puso en marcha el lunes 12 de octubre y que se desarrollará hasta el domingo 18 del mismo mes.

El objetivo de la campaña no es otro que controlar que estos vehículos de transporte profesional circulan en condiciones óptimas de seguridad, al igual que sus conductores, puesto que en caso de accidente de tráfico la severidad es mayor por las masas y dimensiones de los mismos. Según la DGT, durante el 2018 los camiones y autobuses estuvieron implicados en el 11% y 1% de los accidentes con víctimas en vías interurbanas.

Durante esta semana de campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incidirán en la vigilancia y control de aspectos tales como los siguientes:

  • Velocidad a la que circulan
  • Horas de conducción y descanso
  • Tacógrafo
  • Exceso de peso
  • Posibles defectos técnicos del vehículo o la seguridad de la carga transportada

También se comprobará que la documentación del vehículo y del conductor sea la correcta, que la conducción no se realiza bajo los efectos de alcohol u otras drogas o que todos los ocupantes del vehículo hacen uso del cinturón de seguridad.

La vigilancia se realizará en toda clase de vías y a cualquier hora del día, especialmente en aquellas carreteras en las que la intensidad de la circulación de este tipo de vehículos es mayor.

La situación en España

Según los últimos datos, en 2018 los camiones de más de 3.500kg estuvieron implicados en 4.302 accidentes con víctimas en las que fallecieron 283 personas. Respecto a los autobuses, éstos se vieron implicados en 2.269 accidentes con víctimas, en los que fallecieron 56 personas. En estos accidentes, la mayor parte de los fallecidos son ocupantes de los otros vehículos implicados en el incidente viario, según reflejan las tablas que adjunta la DGT.

Y en Europa

Por su parte, los datos del Observatorio Europeo de Seguridad Vial (ERSO) 2018, vehículos pesados y autobuses, el número anual de fallecidos en accidentes de tráfico en la UE, en el que están implicados vehículos pesados y autobuses o autocares ha disminuido casi un 50% entre 2007 y 2016.

Aproximadamente 4.000 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico en los que estaba involucrado algún vehículo de mercancías de más de 3,5 toneladas, mientras que un total de 594 fallecieron en accidentes de tráfico en los que estaban implicados autobuses o autocares en 2016.

La tasa de mortalidad media en la UE en accidentes relacionados con vehículos pesados es de 8,1 por millón de habitantes, registrando España 6,1. Para los accidentes con autobuses o autocares, la tasa de mortalidad media en la UE es de 1,2 por millón de habitantes, con 1,4 en España.

Casi la mitad de las personas fallecidas en 2016 en accidentes de tráfico con vehículos pesados involucrados eran personas que viajaban en turismo. Asimismo, el 31% de los fallecidos en accidente de tráfico en los que estaban involucrados autobuses o autocares eran peatones.

Medidas para reducir la accidentalidad

• La DGT comunica a la Dirección General de Transporte Terrestre las sanciones cometidas por conductores profesionales reincidentes. De esta forma solicita que se lleven a cabo las investigaciones pertinentes sobre las empresas para la que trabajan y estudiar la posibilidad de que estas que incurran en las faltas más graves pierdan la capacidad para operar en el mercado.

• Los radares discriminan por tipo de vehículo que ha cometido la infracción, para así sancionar en función de la limitación específica aplicable a cada uno.

• Desde enero de 2019, la velocidad en las carreteras convencionales es de 90 km/h, aunque para camiones y autobuses, entre otros vehículos, tienen otros límites: Señal V-23 de dispositivo reflectante para vehículos de transporte de marcado de contorno y que permite una mejor visualización de estos vehículos. Su instalación es obligatoria para vehículos con peso máximo superior a 7,5 Tm y de más de 6 metros de largo y 2,1 metros de ancho, así como remolques y semirremolques de peso máximo superior a 3,5Tm, matriculados desde el 10 de julio de 2011. Las características técnicas y de colocación se recogen en el anexo XI del Reglamento General de Vehículos.

• Se recuerda que cuando el resto de conductores de vehículos vayan a realizar el adelantamiento a un camión o a un bus, lo hagan de modo correcto sin obligarles a modificar su trayectoria o velocidad.

seguro para mercancias

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *